miércoles, 8 de diciembre de 2010

Al alba

Gran via. Antonio López

Este momento mágico es cuando mi intimidad se acicala entre el silencio de la casa y de la calle.
Cuando aún todos duermen y las calles vacías se visten de espacio y luz tenue para mí. 
Amanece en mi ciudad y escribo. 

Quito el envoltorio de este nuevo regalo:otro gran día por vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.