miércoles, 8 de diciembre de 2010

Haciendo tiempo

Tomado de Google

La saeta horaria miraba socarrona al cristal de la esfera de su reloj de bolsillo.
La minutera, siempre alegre, le iba silbando al oído.
La blanca esfera quería teñirse de nácar con el reflejo solar.
- ¿Qué haces?
- Hago tiempo hasta que llegue la hora de partir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.