miércoles, 8 de diciembre de 2010

Nuevas sendas

Tomado de Google

Siempre creíste que solo tú podías tocar el instrumento afinado por expertos.
Creías ser un experto afinador. Eso es la parte de la otra parte sin duda.
Tus manos abrieron sendas que no acabaste de despejar con tus ronquidos posteriores, ni descubrir al fondo de la maleza los tesoros que albergaba.
Me esperan nuevas veredas por recorrer, pero tomada de otra mano.
Entretanto dejo persona dejo aparcado el paraguas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.