miércoles, 8 de diciembre de 2010

Puñalada de mujer

Tomado de blog AlmaDeGaviota


Fue una puñalada certera y limpia. Mortal de necesidad. 
Para qué hablar de atenuantes. De locura transitoria nada Su Señoría.


Le mató porque sintió que ya no podía hacer otra cosa. Ni quería.

Yo delego la defensa de esta mujer a otro abogado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.