lunes, 24 de enero de 2011

Paidofilia en Navidad

Se arremanga el hábito.Reparte juguetes de esos niños que jugaron a abrir los envoltorios atrayentes que Papá Noel les trajo y que casi sin estrenar dejaron desterrados de su habitación hace un año. No puede abarcar el regalo que le ofrecen ellos: La montaña de ternura que desemboca en erección

1 comentario:

  1. Pufff. Qué bien mezclas sensibilidad y dureza sin pasos intermedios. Me ha dejado casi sin aliento. Impresionante, de veras. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.