lunes, 24 de enero de 2011

Ser gafe

Su autoestima mejoró cuando le explicaron el tipo de trampas que le tendían para que su complejo de patoso fuera in crescendo como tenían pensado. Lo que se les averiaba lo guardaban y cuando él les visitaba se lo ofrecían como de funcionamiento normal.Así llegó a creer ser gafe.Hoy felizmente casado le hace bromas a su hijo mayor con la cadena de la bici

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.