lunes, 6 de junio de 2011

El papiro enmarcado

El papiro enmarcado quedó muy bien. A conjunto con el color caoba del mueble.

El dibujo le gustó tanto.... Más que las pirámides con sus aglomeraciones. Le gustó su tacto. Lo transportó delicadamente. Buscó el marco con esmero. Vidrio mate. Lo mira. No lo puede tocar.

Desarmada y triste, despega la cinta y lo libera, para poder pasar sus manos sobre el tacto que le atrajo con más fuerza que el dibujo, con sus signos que componen el pequeño jeroglífico. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.