miércoles, 12 de diciembre de 2012

Dar cuerda al reloj.





                                   

Se acercan fechas en que uno recuerda cartas a Reyes, sabores de Navidad y se hace  recuento, volviendo un poco a los balances por orquestar.

Los villancicos, las zambombas y panderetas depositados y dormidos en los anaqueles de las librerías, retoman un aire a novedad cargada de anhelos por abrir.

Mi balance de este rincón es simple. Daros las gracias por vuestra lectura de unas líneas sin más afán que dejar ir la pluma y la imaginación, por dar un respiro a la cotidiana y a veces dura realidad.

Dicen que hay que empezar el año tirando lo viejo, para que quepa lo nuevo por llegar. Mirar atrás para seguir avanzando hacia adelante. Esa es mi propuesta.

He querido poner un tema musical del color que me acompaña, con la letra de un rapsoda de la vida. Deseando que ella traiga la sensación de ser feliz a todos los transeúntes, espectadores y actores de este blog.

GRACIAS. Felices fiestas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.