Translate

viernes, 5 de agosto de 2022

Las sillas sobre las rosas

 

                                              Imagen de Rosa Pita


El descampado,

de las afueras de mi ciudad

acabó cobijando trastos.

Muebles viejos, y varios rotos

Sillas usadas, y algunas desfondadas.

Restos de alicatados, obsoletos.

Pequeños aparatos, muertos.

Maderas y cajones, despintados,

y hasta un sofá como mil pelos negros

de algún perrillo, consentido.

 

Una noche, bajo la luna

unas sillas de desperezaron,

se engalanaron de colores,

charlaron de sus cosas,

y acabaron por unirse, prietas,

formando una colina, multicolor.

El día las pilló así, como escultura

a lo viejo de la vida,

que no debemos arrumabar al olvido,

como un homenaje a la memoria, viva.


Unas semillas de rosas arraigaron

en las antiguas arenas,

pastosas y deslucidas del solar.

La luvia fue destiñendo los colores,

pero ante ese estallido de vida,

las rosas se aprestaron, decididas

a ser el color de la vida, entre la muerte,

a demostrar que nada pasa del todo.

Que lo que una vez hubo, y fue bello,

a veces merece quedar…para siempre


24 comentarios:

  1. Ohhh...que buena mezcla de naturaleza muerta (madera) y naturaleza viva,( las rosas). En breve las flores se entrecolaran por entre las sillas.
    Besosss smiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que alguna trepará, indómita, hacia la cima se esa loma de sillas.

      Un abrazo, amigo

      Eliminar
  2. Es indudable que vida y muerte están estrechamente ligadas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es así, no hay una sin la otra, pero aquí era un poquito decir que de un deshecho, puede brotar vida

      Un abrazo, Macondo, y buen finde

      Eliminar
  3. Mal que mal, la madera tiene un origen similar al de las rosas. Pero todo tiene su tiempo y hay que apreciarlo antes de que se esfume.

    Un beso dulce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo lleva su tiempo, y hay uno, el último, que también puede dar enormes satisfacciones.

      Un abrazo, Dulce

      Eliminar
  4. Es la vida. Todo nace de lo aparentemente muerto. Muy buen poema y la imagen genial.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Esa imagen era un poema en sí misma

      Un abrazo

      Eliminar
  5. La naturaleza muerta revive...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No siempre, pero aquí era una tentación la lectura que dices.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Qué evolución tan hermosa.
    Me ha gustado mucho el poema.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces hay que imaginar cosas bonitas, partiendo de lo feo, Toro. Un beso

      Eliminar
  7. Ese descampado que poetizas y cuya acumulación de objetos te permite reflexionar. En ese orden de cosas tales descampados se llaman basureros o muladares, que aún muchos generan desaprensiva e incívicamente. Pero me quedo, lo prefiero, con tu mirada generosa de los objetos, las plantas crecientes, las esculturas espontáneas...Un estercolero también merece un poema, siquiera por el pasado que tiene lo que allí hay. Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un estercolero también tiene su vida y posible redeción. Fíjate en los escarabajos :-). Hay muchos vertederos ilegales, proliferan, y luego van creciendo, y me producen mucha pena por el incivismo. Ayer vi una nevera, así, tirada, con los gases. No entiendo a la gente.

      Por los reciclajes correctos, por el civismo, y ya puestos, por la magia de que nazca belleza tras la fealdad. Un abrazo

      Eliminar
  8. Ese descampado que poetizas y cuya acumulación de objetos te permite reflexionar. En ese orden de cosas tales descampados se llaman basureros o muladares, que aún muchos generan desaprensiva e incívicamente. Pero me quedo, lo prefiero, con tu mirada generosa de los objetos, las plantas crecientes, las esculturas espontáneas...Un estercolero también merece un poema, siquiera por el pasado que tiene lo que allí hay. Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada trasto tuvo su momento, su vida útil. Y me resulta muy fácil imaginar quién lo usó, poe qué lo tiró. Pero el incivismo es una plaga del primer mundo. Donde usamos y tiramos...porque podemos. Mal apaño para el planeta, y por ende, para la especie.

      Un abrazo

      Eliminar
  9. Bom dia e um sábado com muita paz e saúde, minha querida amiga Alba.

    ResponderEliminar
  10. Linda poesia, meus parabéns pela criatividade.

    Arthur Claro
    http://www.arthur-claro.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. Gracias por tu visita y aportación me alegro que pases a visitarme
    Cuídate mucho
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Lo siento como la unión del todo,donde cada cosa es necesaria para la vida...
    Qué bonito!
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, es que la imagen lo dice así de claro.

      Un abrazo enorme

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad. Gracias por leer.