viernes, 15 de diciembre de 2017

La fría decisión

Imagen de Oimiakón, la ciudad más fría ( Siberia)


La espera había desafiado a la razón. El invierno había congelado los cables que conectaban el corazón a los sentimientos, y Natalia había decidido salir de la casa donde se refugiara a esperarle.

Dejaría atrás la nieve acumulada de las dudas sobre su pasado, las oscuras sensaciones de ser engañada, la amarga espera de que al fin le dijera quién era en realidad.

Ese hombre que llegó con el frío, había desafiado a su mente analítica y desabrochado su alma, dejándola en jirones de anhelos. Los encuentros habían desatado promesas de primaveras que, mirando desde la ventana, sabía que no llegarían jamás.

El semáforo en verde le permitía cruzar la línea entre deseo y realidad. 


Siguiendo una iniciativa de https://elbicnaranja.wordpress.com/2017/12/15/viernes-creativo-escribe-una-historia-217/#comments

16 comentarios:

  1. Cuántos corazones helados esperando el milagro de una primavera amable que los libere del engaño...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperan un milagro que no se producirá. Seguramente porque no existen, ni se les puede esperar

      Un beso

      Eliminar
  2. Si el semáforo está en verde, el paso está permitido y el abandono de la vía sin salida, es lo más adecuado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda la mujer despertó de la invernacion de los ensueños.

      Un beso

      Eliminar
  3. A veces nos enfrentamos a esos desafíos internos, en los que debemos de obrar fríamente, pues solo así somos capaces de diferenciar entre lo que deseamos, y lo que obtenemos en realidad…

    Un placer, amiga…

    Bsoss, y feliz finde 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada toma de decisiones es un desafío interno. La manera de actuar de manera razonada y razonable, a menudo se opone al corazón, pero casi siempre, da mejor resultado.

      La realidad nunca es dura, lo que no tiene es remedio, Serrat dixit. Un beso y feliz finde

      Eliminar
  4. Cada helado invierno viene perseguido por una florida primavera si nos vamos de metáforas, yo me quedo en en este invierno que ya viene tomando un chocolate caliente y sin esperar nada. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada frío invierno engendra una nueva primavera, sin duda. A veces, sin embargo, hay relaciones donde muchas mujeres quedan sin florecer, porque dejan de esperar algo que creyeron que existía tras unos gestos de pretendido amor.

      En la ficción, la mujer de hielo despertaba, y ese era el mejor destino a seguir. Un abrazo y feliz finde

      Eliminar
  5. En el momento en que los pies han hecho masa con el suelo, la luz verde se ha encendido para que se puede pasar a un nuevo capítulo de la vida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es exactamente eso Macondo. Cuando los pies pisan el suelo, es cuando se enciende la luz verde a los nuevos capítulos de la vida.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Es un texto que se pasea entre lo literal y lo metafórico.
    Saludos salados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está muy apegado a la metáfora, pero es que la imagen, con ese humano caminante de una luz verde encendido me resultó muy tentador

      Un abrazo

      Eliminar
  7. Cuanto escribiste es un derroche de imágenes y de alusiones de un lugar donde nada se espera tanto como la tenue brillantez del sol, así sea para tenga que huir del frío extremo reinante, una vez el semáforo se pone en verde.
    Me gustó. Hiciste honor a un viernes creativo y pachanguero por estos lados.
    Un abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La imagen propuesta era tan alegórica de un frío intenso, que las palabras fluyeron, como siempre, y a vuela pluma tomó forma el sentir de una mujer que se atreve a volar. Cuando está preparada, cuando ve la salida, cuando se descubre las alas.

      Muchas gracias por esa lectura tan aguda y cómplice. Un abrazo y un año nuevo lleno de momentos inolvidables y bellos, en la vida y en las letras

      Eliminar
  8. No solo nos puede congelar el frío invierno, también la incertidumbre, es como sentir que los pies y las ideas se nos congelan para tomar decisiones.

    Un placer estar en tu blog, mi querida Albada.

    Más besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese frío que nos paraliza acaba por cobrar factura. Gracias por leer.

      Un beso y feliz finde

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.