Feliz Navidad 2021

Feliz Navidad 2021

viernes, 29 de septiembre de 2017

Sonrisas de post-realidad

Imagen de Daniel Rueda

Le ofrecieron la luna y ella puso en su falda una sonrisa. Buscó escenarios, paseando por la ciudad de las consignas y se detuvo ante dos ventanas ciegas de un blanco edificio, de la calle Siesta, cercana a la Plaza de las mentiras por desentrañar.


Estuvo ahí posando hasta que un tipo le preguntó el porqué de su sonrisa. En ese momento ella dejó sus manos libres y la falda se puso a ondear ante un viento de dudas, pero el fotógrafo había captado e inmortalizado a la mujer sonriente, la de la post-realidad

Siguiendo una iniciativa de 
https://elbicnaranja.wordpress.com/2017/09/29/viernes-creativo-escribe-una-historia-206/

Antes del 1-O


Hace años que en Cataluña se ha convertido en un mantra eso de "España ens roba".  Estoy cansada de que la tele me haga ver de manera mono-temática, desayuno, comida y cena, el tema del "referéndum" en esta autonomía. Pero es que es muy grave. 

Lo es porque promueve bandos, los buenos y los malos catalanes, siendo los últimos los no independentistas. Quedan fuera los federalistas, los que desean referéndum con garantías y los que de hecho se puedan sentir a gusto en una Monarquía, pero sobre todo, deja fuera del binomio, a quienes pensamos que con un marco fiscal a la vasca, con un sistema más justo de hacienda, no habría problema. 

Una independencia no se la plantea ni el pueblo vasco, pero es que tendría repercusiones graves, como salir de la Eurozona y del euro. Grave, sí, pero a un nivelr macroeconómico y de importación-exportación. Pero hay aspectos cotidianos preocupantes como quedarse sin cobrar pensionistas, jubilados y parados hasta que  la nueva república pudiera hacer sus finanzas y las cuotas de la Seguridad Social y del Inem , en manos del Estado ahora, pudieran ser transferidas al nuevo Estado.

Hoy se plantea desde la CUP., el 8% de los votos, clave para nombrar president, y quienes no aceptaron para el cargo al Sr Mas por su cercanía con gente inmersa en los 3%,  está en la línea de defender que si el referéndum es opaco, por la imposibilidad de llevarlo a cabo con garantías, se dé por ganado en base a la gente que deseaba votar. Es decir, que la consigna al pueblo desde ayer,  es que se acuda a las 7 de la mañana, dos horas antes de la apertura de los posibles lugares de votación,  porque se puedan fotografiar colas inmensas para votar y esa imagen poderla usar como lectura de que el referéndum, vinculante, la ha ganado el a la República catalana.

Reviso la historia y acaba cuadrando. 

En 1983, ERC –que en la negociación del Estatut no defendió con CDC el modelo del concierto– fue la primera en proponer la primera reforma del Estatut que incluiría la reivindicación de un modelo de financiación similar al vasco. El entonces presidente de la Generalitat, Jordi Pujol rechazó esta propuesta

Lo cierto es que a lo largo de la década siguiente Convergència, el partido hegemónico en Catalunya, se centró en perfeccionar los beneficios del sistema autonómico al que se había acomodado. En 1993 lograría incrementar el volumen de los impuestos cedidos, parte del IVA y del IRPF y tres años más tarde volvería a aumentar la cuota del IRPF en el pacto del Majéstic a cambio de garantizar la estabilidad del gobierno de José Maria Aznar en minoría
Lo cierto es que tres años más tarde, en 1999 –aún bajo presidencia de Jordi Pujol– y luego en el 2002 –en los albores de la constitución del tripartito catalán– el Parlament de Catalunya tuvo la oportunidad de plantear un cambio en el sistema de financiación y reclamar, aún a sabiendas de que Madrid no estaría por la labor, un sistema de financiación similar la vasco y en las dos ocasiones se concluyó que esa propuesta no era viable en el marco constitucional todavía vigente.
Algo similar ocurriría después con el nuevo Estatut del año 2006. La propuesta normativa del renovado texto marco catalán se mantiene en el régimen general que ya estableció el primer Estatut aunque abre la puerta a que la nueva Agència Tributària de Catalunya pueda acabar cobrando y gestionando la totalidad de los impuestos siempre que así se acuerde con el Estado. Es decir, el mecanismo seguió basándose en una cesión del gobierno central, no en la definición de una soberanía sobre los recursos fiscales que genera Catalunya. El Estatut quería cambiar el sistema desde dentro el propio sistema. Y no funcionó. La sentencia del Tribunal Constitucional del 2010 certificó el error de cálculo.
En el 2012, Artur Mas, tras asumir la presidencia de una Generalitat en quiebra financiera, recuperó esta vez sí, la propuesta de una reorientación del sistema de financiación. De la multilateralidad regional a la bilateralidad vasca. Y eso mismo es lo que le fue a proponer al presidente del gobierno en una reunión celebrada el 20 de setiembre en la Moncloa en la que el presidente del gobierno le respondió con la Constitución en la mano: el pacto fiscal es inviable. La negativa fue acogida por Mas con una advertencia: “o aceptas el pacto a te atienes a las consecuencias”.
Rajoy optó por lo segundo. Y así acabó y empezó todo.
http://www.lavanguardia.com/politica/20170507/422339102883/financiacion-comunidades.html

Una lástima que haya tan poca talla política. Unos por no dar importancia a un disconfort y otros por tirar por los caminos de enmedio para contentar a un grupo del que es rehén 

sábado, 23 de septiembre de 2017

Otra trampa de los tiempos

Otra opción para escribefino
Pepe se casó con María Constanza, quien olía a primavera cargada de fruta. Quiso subir por el ascensor de sus afectos, pero ella le cerraba su corazón de amianto, porque esperaba a un jinete delicado que nadie enseñó  a ser a Pepe. El hombre había de ser bravo en el amor y la mujer sumisa en la alcoba. Le hizo un hijo en la noche de bodas, que se murió bien chico, y otro más tarde, que se olvidó de ambos en la ciudad.

El silencio fue inundando las agujas con las que ella tejía unos jerseys para nadie, que luego destejía  y volvía a ovillar. El silencio era el aderezo de sus manos en la cocina. El silencio era la sábana que la tapaba en las noches bajo las manos callosas de Pepe. Esa boca de fresa que él soñara con sembrar de  caracolas y espigas era un muro ciego, un pozo sin fondo, una negra nube que no podía penetrar


Pasaron los años y él  fue huyendo de su boca callada, y de sus brazos cruzados, y de sus miradas hacia el horizonte. La taberna se convirtió en el hogar donde él podía ser. Y escuchar, y comentar, y tal vez imaginar que su hijo volverá a verles, por rescatarles de tanto silencio. De tanta duplicada soledad

Tras la reja de los tiempos

Imagen de Cristina García Rodero
Siguiendo una iniciativa de https://elbicnaranja.wordpress.com/2017/09/22/viernes-creativo-escribe-una-historia-205/

María Constanza quiso bajar su escalera. De uno en uno los peldaños. De sus silencios en la casa. Y de sus comentarios jocosos en la taberna. Dejarse seducir por sus laderas, para llegar hasta la sima de su alma, y para quedarse dormida en la enredadera de sus caderas.

Pasaron los años, y cual libélula en la orilla de su paisaje lunar de canela, fue picoteando sonrisas, pocas para ella. Fue señalando con el dedo, lo que deseaba y lo que tenía. Lo que anhelaba y lo que perdía. Con cada calendario caducado repasaba lo que la vida le iba quitando

Hoy, María de la Constanza, ahíta de soñares rotos y de blancas canas, espectadora del alba, sigue mirando a la calle, donde su hombre añorado, sentado en una silla de enea, disfruta de una vida que ella no supo darse.  Aunque sea contemplando la vida pasar.


viernes, 22 de septiembre de 2017

Adiós verano, adiós


Paula ha iniciado su segundo curso de Primaria hace unos días, y anda feliz por volver a juntarse con sus amigas. Está conociendo a su nueva profesora, y a sus nuevos deberes. Y a sus nuevos libros, y a sus nuevos dientes.

La hemos traído a la casa de la playa y se ha dispuesto a guardar sus aperos veraniegos. Cuando ha llenado el baúl con sus artilugios playeros me ha pedido una caja. Ante una de zapatos y otra de galletas, metálica y con dibujos, se ha aferrado a la segunda, y, parapetada tras ella, se ha encerrado en su cuarto.

A la noche, cuando le he preguntado qué había guardado en ella me ha respondido que era un secreto. Cuando el abuelo se ha puesto los auriculares de escuchar la radio, la nena se me ha acercado; y poniendo su boca en mi oído me ha explicado los tesoros que no quiere perder de este verano.

Ha ido recitando, con su mano haciendo pantalla para proteger sus palabras, una retahíla de frases entre las que tomaba aire, con cara de concentración. Creo que han sido estas: "Las muecas que he hecho con el niño holandés, las cosquillas de una ola en mi barriga, el frío de una gota de helado en mi pie, tus buenas noches con beso, el abrocharme las sandalias del abuelo, las arrugas de mis dedos tras los baños, la emoción de los castillos de arena perfectísimos, la luna escondida tras las nubes, el olor a mar con viento, el mirar del gato de tres colores que no se deja tocar, las carreras con el perro de los franceses y el sabor de la horchata del bar Gloria".

Seguro que he olvidado algún recuerdo suyo a atesorar, pero aunque así fuera, la caja de galletas, su gran secreto, sus sensaciones a recordar, dormirán hasta el próximo verano, en la estantería de su cuarto, que mira al mar. 



viernes, 1 de septiembre de 2017

Bajo la tormenta

Imagen de Kristina Makeeva


Yo iba en mi Citroën muy despacio, entre otras cosas porque el aguacero dejaba a mi limpiaparabrisas casi inútil. Había bastantes coches detenidos, esperando, imagino, que la lluvia torrencial nos diera una tregua, pero si yo me paraba del todo, interrumpiría el tráfico aún más.

Cuando el semáforo, que todavía funcionaba, se puso en rojo, la mancha clara de una mujer con paraguas se hizo reconocible. Lola, me dije. Mi amor por olvidar. La mujer que se me escapa entre los dedos como arena de una playa, y que no supe retener.

Estaba apostada bajo una farola del Paseo de Gracia, con el paraguas negro por fuera y con nubes blancas entre un azul cielo por dentro. Su melena rubia, siempre cuidada, ahora se aplastaba, húmeda y lacia rodeando su cara pálida y sus labios rosados. Sus zapatos de tacón dejaban ver el empeine inmerso en un charco, aunque parecía que no le importaba. Ni pareció importarle que el coche al que yo seguía dejase ir un súbito chubasco lateral hacia su gabardina beige y su bolso en bandolera. La vi chorreando agua, y lágrimas, y desazón. 

No dudé en abrir mi ventanilla y llamarla. Le costó escucharme. De hecho, me pareció que estaba en alguno de los universos lejanos donde solía acudir ante acontecimientos que .no acababa de entender, pero acabó por verme y su mirada adquirió vida.

Torció aún más su cabeza, dejándola por completo descubierta y se acercó. No pude convencerla de que subiera al coche. Mis ojos no podían desprenderse de la imagen de desamparo que desprendía. Arranqué cuando los pitidos de los conductores se oían intensos por encima de los truenos.


Por el retrovisor la vi de nuevo, inmóvil bajo la tormenta. Bajo la misma farola. Con su figura empapada, y con el lindo paraguas que le regalé hace un año,  apoyado sobre el suelo.

 Siguiendo la iniciativa de https://elbicnaranja.wordpress.com/2017/09/01/viernes-creativo-escribe-una-historia-202/comment-page-1/#comment-6375