sábado, 21 de octubre de 2017

Otoño en los poros

Imagen de Aguirrefoto

Siento el otoño en cada puesta de sol en este mes de Octubre. 
Con marejadas de sentimientos y banderas. 
Con un paréntesis hacia lo importante del día a día. 
Con aparente dejación de los problemas reales.
Miro el mar, tan cambiante y poliédrico como el hombre
y me reconcilio con la realidad de este otoño en mi voz.


domingo, 15 de octubre de 2017

Deseos para ser cumplidos

Imagen de Michael Pederson

Su abuela le había dicho que los dientes  de león podían concederle un deseo. Que cuando encontrara uno, podía pensar en eso que quería, y que lo imaginara. Que luego soplase con fuerza sobre la cabeza de la flor y dejase que cada corpúsculo, liviano y espigado, hiciera su danza ligera hasta llegar al suelo.

Ella siempre lo hacía. Había días en que encontraba por docenas y entonces se limitaba a hacer volar a tres como mucho. Le habían contado el cuento del genio de la lámpara de Aladino y consideraba que tres era el número máximo.

Ayer fue su cumpleaños, y, antes de apagar las velas,  pidió un deseo, pero en la noche, acelerada aún por el día de juguetes nuevos, de familia y de ruidos infantiles, se puso a pensar en que mejor que no se cumpliera lo que había deseado ante el pastel de Bob Esponja.

En realidad no quiere que su compañera de pupitre se muera, lo que quiere es que sus piernas necesiten aparatos, como los que ella ha de llevar. Ha deseado muchas veces no precisarlos, pero su madre y el pediatra le han explicado que quizás nunca pueda caminar normal.

Hoy anda buscando cómo desear que no se cumpla su deseo  de soplido de velas, pero la única planta que encuentra está acotada y su madre no la deja que se acerque. Sólo puede mirarla, pero no tocarla. Cuando  llega al cole se inquieta al no ver a Margarita, la estúpida que no para de burlarse de su manera de caminar. Cuando llega la hora del patio sigue sin aparecer por más que Marta mira hacia la puerta. Sus nervios han ido creciendo. No puede concentrarse ni disfrutar de nada. El malestar  está en  un manojo de arrepentimientos y de alivio, hasta llegar a dolerle la tripa.


La señorita Pepa, percatándose de su estado, la ha llevado  a un rincón para interesarse por lo que la inquieta. Cuando le dice que Margarita estará toda la semana sin ir al cole, porque está de vacaciones con sus padres, algo estalla dentro de Marta, quien se echa a llorar. 

Por iniciativa de https://elbicnaranja.wordpress.com/2017/10/13/viernes-creativo-escribe-una-historia-208/

sábado, 14 de octubre de 2017

Canto al otoño



Las hojas en un charco recién formado, me hablan de verdes que hacen su metamorfosis anual para poblar los bosques de infinitos ocres, y de la lluvia que empapa la tierra para ser otoño en mi mirada.

Me siento,  para sentír la llegada de la estación de las castañas. La que guarda dentro de ella, la futura primavera en flor.


lunes, 2 de octubre de 2017

Tras el 1-O

Tomado de Google
Pasó el domingo negro y me da igual lo que subyaciera debajo de un órdago independentista o tras la negativa al dialogo de un Estado.

Me dan igual los objetivos políticos de esos que dicen representar al pueblo. Haber llegado a un punto de no retorno, a ese choque de trenes anunciado, no justifica lo que, aún esperable, se produjo.
  
Como en este siglo los actores llevamos cámaras de vídeo y de fotos en nuestra mano, he visto imágenes que pensé no volver a ver. Me han producido náuseas, y lo que es peor, recuerdos que no deseo que las generaciones actuales puedan grabar en su retinas y en sus corazones.

Me da igual si este referéndum tenía o no garantías, pero cabía la opción de dejar que fuera como el 9N de 2014, cuando se pudo expresar pacíficamente el ideal de algunos, cada vez más, catalanes. Pero no. El partido del poder asumió la responsabilidad de usar la agresión ante la no violencia.


Mala, muy mala manera para tender puentes de diálogo. Pésima versión del poder, si es que no lo ilegitima.

No pienso poner vídeos. No creo que sea preciso.

viernes, 29 de septiembre de 2017

Sonrisas de post-realidad

Imagen de Daniel Rueda

Le ofrecieron la luna y ella puso en su falda una sonrisa. Buscó escenarios, paseando por la ciudad de las consignas y se detuvo ante dos ventanas ciegas de un blanco edificio, de la calle Siesta, cercana a la Plaza de las mentiras por desentrañar.


Estuvo ahí posando hasta que un tipo le preguntó el porqué de su sonrisa. En ese momento ella dejó sus manos libres y la falda se puso a ondear ante un viento de dudas, pero el fotógrafo había captado e inmortalizado a la mujer sonriente, la de la post-realidad

Siguiendo una iniciativa de 
https://elbicnaranja.wordpress.com/2017/09/29/viernes-creativo-escribe-una-historia-206/

Antes del 1-O


Hace años que en Cataluña se ha convertido en un mantra eso de "España ens roba".  Estoy cansada de que la tele me haga ver de manera mono-temática, desayuno, comida y cena, el tema del "referéndum" en esta autonomía. Pero es que es muy grave. 

Lo es porque promueve bandos, los buenos y los malos catalanes, siendo los últimos los no independentistas. Quedan fuera los federalistas, los que desean referéndum con garantías y los que de hecho se puedan sentir a gusto en una Monarquía, pero sobre todo, deja fuera del binomio, a quienes pensamos que con un marco fiscal a la vasca, con un sistema más justo de hacienda, no habría problema. 

Una independencia no se la plantea ni el pueblo vasco, pero es que tendría repercusiones graves, como salir de la Eurozona y del euro. Grave, sí, pero a un nivelr macroeconómico y de importación-exportación. Pero hay aspectos cotidianos preocupantes como quedarse sin cobrar pensionistas, jubilados y parados hasta que  la nueva república pudiera hacer sus finanzas y las cuotas de la Seguridad Social y del Inem , en manos del Estado ahora, pudieran ser transferidas al nuevo Estado.

Hoy se plantea desde la CUP., el 8% de los votos, clave para nombrar president, y quienes no aceptaron para el cargo al Sr Mas por su cercanía con gente inmersa en los 3%,  está en la línea de defender que si el referéndum es opaco, por la imposibilidad de llevarlo a cabo con garantías, se dé por ganado en base a la gente que deseaba votar. Es decir, que la consigna al pueblo desde ayer,  es que se acuda a las 7 de la mañana, dos horas antes de la apertura de los posibles lugares de votación,  porque se puedan fotografiar colas inmensas para votar y esa imagen poderla usar como lectura de que el referéndum, vinculante, la ha ganado el a la República catalana.

Reviso la historia y acaba cuadrando. 

En 1983, ERC –que en la negociación del Estatut no defendió con CDC el modelo del concierto– fue la primera en proponer la primera reforma del Estatut que incluiría la reivindicación de un modelo de financiación similar al vasco. El entonces presidente de la Generalitat, Jordi Pujol rechazó esta propuesta

Lo cierto es que a lo largo de la década siguiente Convergència, el partido hegemónico en Catalunya, se centró en perfeccionar los beneficios del sistema autonómico al que se había acomodado. En 1993 lograría incrementar el volumen de los impuestos cedidos, parte del IVA y del IRPF y tres años más tarde volvería a aumentar la cuota del IRPF en el pacto del Majéstic a cambio de garantizar la estabilidad del gobierno de José Maria Aznar en minoría
Lo cierto es que tres años más tarde, en 1999 –aún bajo presidencia de Jordi Pujol– y luego en el 2002 –en los albores de la constitución del tripartito catalán– el Parlament de Catalunya tuvo la oportunidad de plantear un cambio en el sistema de financiación y reclamar, aún a sabiendas de que Madrid no estaría por la labor, un sistema de financiación similar la vasco y en las dos ocasiones se concluyó que esa propuesta no era viable en el marco constitucional todavía vigente.
Algo similar ocurriría después con el nuevo Estatut del año 2006. La propuesta normativa del renovado texto marco catalán se mantiene en el régimen general que ya estableció el primer Estatut aunque abre la puerta a que la nueva Agència Tributària de Catalunya pueda acabar cobrando y gestionando la totalidad de los impuestos siempre que así se acuerde con el Estado. Es decir, el mecanismo seguió basándose en una cesión del gobierno central, no en la definición de una soberanía sobre los recursos fiscales que genera Catalunya. El Estatut quería cambiar el sistema desde dentro el propio sistema. Y no funcionó. La sentencia del Tribunal Constitucional del 2010 certificó el error de cálculo.
En el 2012, Artur Mas, tras asumir la presidencia de una Generalitat en quiebra financiera, recuperó esta vez sí, la propuesta de una reorientación del sistema de financiación. De la multilateralidad regional a la bilateralidad vasca. Y eso mismo es lo que le fue a proponer al presidente del gobierno en una reunión celebrada el 20 de setiembre en la Moncloa en la que el presidente del gobierno le respondió con la Constitución en la mano: el pacto fiscal es inviable. La negativa fue acogida por Mas con una advertencia: “o aceptas el pacto a te atienes a las consecuencias”.
Rajoy optó por lo segundo. Y así acabó y empezó todo.
http://www.lavanguardia.com/politica/20170507/422339102883/financiacion-comunidades.html

Una lástima que haya tan poca talla política. Unos por no dar importancia a un disconfort y otros por tirar por los caminos de enmedio para contentar a un grupo del que es rehén 

sábado, 23 de septiembre de 2017

Otra trampa de los tiempos

Otra opción para escribefino
Pepe se casó con María Constanza, quien olía a primavera cargada de fruta. Quiso subir por el ascensor de sus afectos, pero ella le cerraba su corazón de amianto, porque esperaba a un jinete delicado que nadie enseñó  a ser a Pepe. El hombre había de ser bravo en el amor y la mujer sumisa en la alcoba. Le hizo un hijo en la noche de bodas, que se murió bien chico, y otro más tarde, que se olvidó de ambos en la ciudad.

El silencio fue inundando las agujas con las que ella tejía unos jerseys para nadie, que luego destejía  y volvía a ovillar. El silencio era el aderezo de sus manos en la cocina. El silencio era la sábana que la tapaba en las noches bajo las manos callosas de Pepe. Esa boca de fresa que él soñara con sembrar de  caracolas y espigas era un muro ciego, un pozo sin fondo, una negra nube que no podía penetrar


Pasaron los años y él  fue huyendo de su boca callada, y de sus brazos cruzados, y de sus miradas hacia el horizonte. La taberna se convirtió en el hogar donde él podía ser. Y escuchar, y comentar, y tal vez imaginar que su hijo volverá a verles, por rescatarles de tanto silencio. De tanta duplicada soledad