viernes, 29 de diciembre de 2017

Burbujas

Imagen de Lu Wenpeng

Te vi. Hoy al fin te vi. Me hallaba sentada, como siempre, en mi burbuja. Donde me refugio de las lluvias de los adultos, de los truenos del colegio donde me riñen porque en mates soy tan mala, de las reprimendas de mi madre cuando me ensucio al jugar a fútbol en el patio.

Te vi en otra burbuja, primero trastabillando en tus intentos por huir, hasta que al final has echado a correr. Te he envidiado, porque yo misma intenté en otras tormentas huir corriendo, como tú, y no lo conseguí.  Lo que logré fueron dos hematomas en las rodillas y un chichón.

Te miro, intentando averiguar qué movimientos he de hacer para conseguir mantener el equilibrio. Ese que me permita mantenerme de pie aquí dentro, para luego echar a andar y dejar atrás las torrenciales lluvias de mi desesperación.


Lo que ahora pienso, entre la envidia teñida en rabia que me alimenta, es hacia dónde irás, y si en ese lugar podrás romper la burbuja. Porque me pregunto si hay un lugar donde yo pueda hacer añicos la mía.

Siguiendo la iniciativa de https://elbicnaranja.wordpress.com/


14 comentarios:

  1. La burbuja tiene que ser transitoria, porque puede terminar resultando agobiante. El problema es encontrar un lugar que merezca la confianza suficiente como para poder deshacerse de ella. Me temo que no dará resultado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas burbujas no sirven. Sólo engañan el dolor de la incomprensión, pero la niña crecerá y entenderá que tras el cristal no hay vida real, sino fuera

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Vamos por la vida dentro de nuestras burbujas.
    Cada vez más solos, cada vez más aislados.
    Y eso me temo que no tiene remedio.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La tecnología nos abrió la puerta de la soledad, por más que Internet es para abrirse y comunicarse.

      Un beso

      Eliminar
  3. Hasta que los niños no maduren ni se sobrepongan a sus miedos, esas burbujas van a seguir siendo sus nuevos úteros. Aunque ojo, de vez en cuando no viene mal meterse en una burbuja como quien se abisma hacia sí mismo para encontrarse.
    Saludos fiesteros, Albada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo. A veces hay que ensimismarse en burbujas, para tener tiempo para hacer el chapuzón en el interior sin ruidos.

      Un abrazo y feliz año

      Eliminar
  4. Todo depende de si estar en una burbuja es un acto voluntario o no.
    ¡Feliz Año Nuevo!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda. Querer guarecerse o que venga impuesta. Esta imagen me sugería la impuesta a una niña, y escribir desde su mirada.

      Feliz año nuevo, querido Alfred. Un beso

      Eliminar
  5. ¿Sabes? alguna vez he llegado a pensar que me gustaría estar dentro de una burbuja dada mi sensibilidad, para que algunas cosas no me hicieran daño.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa tentación siempre está ahí, pero a la larga sería perjudicial. Las burbujas impuestas son odiosas, pero esas que a veces aísla y repara, son fundamentales

      Un beso, dulce María

      Eliminar
  6. En este momento estan pasando en netflix la cuarta temporada de Black Mirror. Hay un capitulo que trata de esto... una madre quiere que su hija viva eternamente en esa burbuja, tiene una table donde controla todos los pasos de su hija, hasta le pone un control parental para que no vea lo feo que hay en el mundo. Un día la hija lo descubre y estalla el desenlace muy bien logrado. Las burbujas no sirven de nada aunquenos empeñemos en vivir cada uno en nuestras burbujas...
    un abrazo
    Carlos Alberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha visto ese capítulo. Bueno, he visto todos ellos, y ese en especial me generó inquietud, como a todos los televidentes, imagino. Me preocupaba esa burbuja donde la madre metía a la niña, por su seguridad. También me planteé el derecho a la intimidad en general. Nadie experimenta en cabeza ajena, y una burbuja, protectora o no, no sirve para vivir

      Un abrazo

      Eliminar
  7. Muy bien relato. Las burbujas son odiosas si nos las imponen. Son queridas si las buscamos.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si las necesitamos, y ocurre, son bienvenidas. Lo malo es la imposición, como dices.

      Un abrazo

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.