jueves, 28 de noviembre de 2019

Amor a contracorriente en jueves

Imagen tomada de Moli del canyer

Siguiendo una propuesta de Molí del canyer, sobre imágenes de actualidad, mi aportación es esta.

La plaza Habima estaba en calma. Ibrahim, nacido y crecido en la franja de Gaza tenía veinte años y mucha rabia acumulada en sus ojos. Estaba en la capital por unos permisos que necesitaba para poder visitar Florencia. David, natural de Tel Aviv, y con la misma edad,  dejaba la secretaría de la universidad para obtener el permiso de realización del servicio militar obligatorio.

Ambos entraron en el bar del Crovne Plaza y se sentaron a los extremos de la barra. Las miradas se cruzaron.  La conversación somera les confirmó que no tenían nada en común. El palestino había de tomar un bus hasta su aldea en un par de horas y el judío había tardado menos de lo esperado en los trámites, así que acabaron por sentarse ante una mesa, donde ni la comida parecía de similar contenido. Ninguno era demasiado ortodoxo ni especialmente religioso, por lo que pudieron hablar libremente de temas ajenos a la guerra sin fin entre sus pueblos.

Cuando salieron del bar, antes de despedirse, sus miradas eran de fuego y de luz. De promesas a flor de piel. No podían despedirse, no querían. No quisieron romper el hechizo del arco iris en el horizonte. En algún lugar llovía, pero no en sus corazones.

La foto la tomó un turista. Ese beso, que acabó por ser la imagen viral de un sueño imposible, les volvió a unir unos meses después. Ahora viven en Florencia, ambos huidos y con dificultades para poner en regla sus papeles, pero se sienten felices y libres,  sin kipá ni hufiya  que se interpongan en su maravillosa y loca historia de amor a contracorriente.  

89 comentarios:

  1. Un amor contra viento y marea, contra todos los prejuicios y contra la sociedad entera.
    El amor no entiende de política ni de guerras. Seguramente esta unión sea más incomprendida por extremistas palestinos y judíos que por los homófobos.
    Un gran relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es su iguales ya lo dices bien. Serán extranjeros hasta entre sus compatriotas, pero a veces, cuando el corazón impone, no hay desapego ni rejas que valgan.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Buenos días!! pues si que hemos madrugado Josep Mª y yo jeje. Hola Albada, te tengo en mi lista de blogs y siempre me digo tengo que pasar a leerla. Y mira por donde me encuentro con una imagen que es una esperanza. Rompedora de cadenas, saqueadora de armas de guerra para meterlas en prisiones bajo tierra. Tu historia da para mucho que hablar porque lleva a la reflexión y al compromiso con la libertad de palabra. El radicalismo religioso y la homofobia, como apunta el compañero, provocarían un debate intenso. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha gustado mucho tu post con rulos y cianuro. Será un placer leerte, por supuesto. Bienvenida a este rincón blanco. Las muertes, reales y anímicas por las imposiciones religiosas han hecho más víctimas que todas las guerras convencionales. Entre indígenas americanos y la inquisición, sin hablar de la Yihad musulmana, ni te cuento.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Sencillamente precioso ..que buena historia has reconstruido a partir de la imagen ..eres genial , un aplauso para ti porque me encanto así de simple ..
    Besazos y un precioso día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la imagen era de una simplicidad que silbaba al oído un feliz, a pesar de los pesares :-)

      Un abrazo y feliz día, Campirela

      Eliminar
  4. Un aspecto de la sociedad de hoy con algo que debería ser "normal" y que trasladan fielmente tus letras.
    Un abrazo y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo normal, hay quien no puede verlo como natural. No pueden, por imposiciones religiosas, o ideológicas. Hablo de ser palestino y judío y a la vez ser homosexual. Por desgracia siguen habiendo tabúes en algunas culturas o religiones. Habría que pensar por qué, ya que el incesto obedece al miedo a tener descendencia con problemas, y lo entiendo, entiendo que la religión se opusiera a ese tabú, pero la homosexualidad no tiene ninguna razón, ni una sola.

      Un abrazo y feliz tarde

      Eliminar
  5. Todo es aceptable, si no daña, y el Amor no debería hacer daño, bien recibido y respetado el amor.
    Buen relato Albada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no hacen daño a nadie, no entiendo la cerrazón de quienes se oponen a las parejas homosexuales, la verdad, pero son siglos y siglos de poder de las religiones Abrahámicas.

      Un abrazo y tarde bonita

      Eliminar
  6. la amistad y el amor no entienden de etnias, ni de religiones, ni de política. alguien con ideas opuestas a las tuyas puede caerte genial. la compatibilidad o incompatibilidad puede venir dada por rasgos más bien de tipo psicológico... y quizá ni siquiera eso, porque hay caracteres muy diferentes que encajan muy bien.
    abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, en la heterosexualidad hay parejas muy longevas y felices siendo radicalmente diferentes. No veo la oposición a las parejas homosexuales, ni a que se unan miembros de distintas religiones. El segundo caso lo veo como enriquecedor, claro, si la familia no es muy "borde", en cuyo caso será un problemón.

      Un abrazo y linda tarde

      Eliminar
  7. Una bella suposición de lo que debería ser una historia real.
    Un Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podría ser, por qué no. Me temo que es un aimagen muy puntual, que veo como alegato a una paz imposible ya.

      Un beso, Alfred

      Eliminar
  8. Muy hermoso, Albada:

    A veces el amor convierte en pareja a dos personas que supuestamente deberían ser enemigos.

    Interesantísimo texto
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor y quién sabe qué química no sabe de etnias, ni de fronteras. Nos empeñamos en dividir en vez de sumar, de tal manera que en vez de química acabamos generando matemáticas, problemas inexistentes. Por elucubrar sobre lo que nos separa.

      Un abrazo y feliz tarde. Gracias.

      Eliminar
  9. Una muy bonita historia, que demuestra, que las diferencias no son impedimento cuando hay amor, tolerancia y respeto por los demás.

    Un beso dulce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siendo ficción, lo veo posible, y sobre todo, deseable. Que la homosexualidad no fuera tan tabú en el islam y judaísmo. Que no hubiera para los judíos de Israel el servicio militar obligatorio. Que hubiera libertad de moverse y de amarse. De momento, es ficción, lamentablemente, o el empeño de dos persona que nadan, y nadarán, a contracorriente.

      Un abrazo, Dulce

      Eliminar
  10. Mensaje: una bonita historia de amor (a ver lo que dura) a costa del precio del desarraigo (no sé si sus religiones respectivas verán con buenos ojos el Eros homófilo) Ah, según leía pensaba en qué momento una ráfaga del Tavor de calibre 5,56 disparada por un celoso soldado israelí (celoso de las órdenes superiores o de vaya usted a saber) ponía fin al amor ajeno. Pero no. Hubo final incruento y relativamente dichoso. Bondadosa que has sido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estuve tentada de insertar es final de bala y odio, pero quise creer que la ficción nos redime de la realidad, machacona y enconada, sobre todo en esa zona. El desarraigo por partida doble. Ese es el precio que imaginé para esos hombres valientes, o locos temerarios, que aún no lo sé.

      Con tanta lucha para vivir la pasión, tal vez tengan, cada uno, más de la mitad de un gran amor, de un gran romance, como decía Serrat. Un abrazo

      Eliminar
  11. El amor no tiene precio
    No necesita credenciales
    No se viste de hipocresía
    No pide opiniones
    Es el motor de vida
    Ole y óle por tu post!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor no tiene patria
      El amor no paga moneda.
      No se viste de gala ni apariencias.
      No se disfraza de corrección.
      El amor se vive simplemente.
      El amor no sabe de idiomas.
      No entiende de razones,
      se guía tan solo por los corazones.

      Gracias. Un abrazo

      Eliminar
  12. El amor no entiende de sexos, idealismos o religión... El amor es libre y esa imagen lo demuestra.
    Me ha encantado tu relato.

    Mil besitos y feliz día ❤️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor, si existe y te rompe por dentro, no quiere saber de fronteras, ni de precios, ni de colores o patrias. Pero no es necio sino sabio.

      Un abrazo y feliz noche

      Eliminar
  13. Como mensaje es magnífico.
    Aunque me temo que la realidad es muy diferente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ficción, por supuesto. Pero qué bonito pensar que Florencia albergue a la pareja de locos, locos de amor, la única locura que vale la pena de la alegría.

      Un beso

      Eliminar
  14. Bien por ellos que hicieron triunfar el amor por sobre la guerra! Bonita historia, Albada, Un abrazo.
    P.d espero tu foto para la tarjeta navideña? hay tiempo hasta el 30.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, pues ahora me pongo a buscar :-)

      Un abrazo y gracias, Neo. feliz noche

      Eliminar
  15. Una historia de amor contracorriente, de esas que te ponen los pelos de punta...
    Una preciosura! Me ha encantado! Y el lugar elegido para vivirla no puede ser más bello!
    Gracias Albada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente a contracorriente, máxime en religiones tan homófobas. Si bien es ficción, no descarto que alguna pareja en realidad haya optado por vivir su amor por encima de cualquier norma o tradición. O dejando de lado las prohibiciones o sanciones a sus tendencias naturales.

      Un abrazo

      Eliminar
  16. ¡Qué bonito! Me gusta la foto y me gusta la historia, que además tiene un final feliz, aunque ambos hayan tenido que renunciar a sus creencias. Un relato muy acertado. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En un mundo ideal, nunca habría fronteras para el amor, pero es evidente que las hay. Aquí, la imagen sugería la historia, que para mí, podía tener un final feliz, sí.

      Un abrazo y feliz viernes

      Eliminar
  17. Es triste que se tengan que ver esos amores como medio aceptados en los países más tolerantes, como sueños en otros y como utopías en bastantes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como prohibiciones en algunos. Arabia Saudí, Irán, Sudan, Yemen y Mauritania penan con la muerte la homosexualidad. Son 71 los países donde está discriminado el amor homosexual. Pero sería lo más normal del mundo, pues es un tema privado.

      Un abrazo

      Eliminar
  18. Una historia muy bonita, el amor por encima de todo. Y la ciudad escogida, me encanta :))
    Beso grande, Albada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tel Aviv es una ciudad preciosa, y he querido ubicar allí la foto. También elegí un status social en lso integrantes, lo que podía far visos de buen final, pero la realidad es mucho más tétrica, oculta, vergonzante.

      Un abrazo, Carmela

      Eliminar
  19. Un amor que parece tenerlo todo en contra pero que sobrevive y crece. Precioso relato. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede tener a su favor la opción de emigrar y perder raíces y religión, pero sin duda sería una decisión valiente y minoritaria.

      Gracias. Un abrazo

      Eliminar
  20. Lamentablemente solo en la ficción pueden irse juntos a vivir el amor en Florencia (eligieron bien el lugar!). Hay mucho más que prejuicios homosexuales entre israelíes y palestinos.
    ¡Muy bien narrada la historia, Albada!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El escenario posible quería que fuera una ciudad de luz y arte, de libertad y derechos humanos. Claro, es que si no, la historia acaba fatal te pongas como te pongas. :-).

      Gracias. Un abrazo

      Eliminar
  21. Buen relato con una trama interesantísima!
    EL amor ,cuando fluye ,hay que dejarlo libre,sin prejuicios ni fobias ni oposiciones.Aunque yo no creo que sea cosa sólo de religiones.De radicalismos,sí,y todas las religiones no son radicales,como todas las religiones no son todas pureza
    Besucos y buen Viernes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El año pasado se despenalizaba en la India, si bien tenía la figura del "hijra" o tercer sexo desde la antigüedad y eran y son respetados. En los temas privados soy partidaria de que haya libertad. Me preocupa de la deriva de la ultraderecha que empiecen con la infravaloración de la violencia de´género y acaben por decir, en voz lata también, su pensamiento machista y homófobo. ha costado mucho salir de los armarios y normalizar algunas cosas como para tirar atrás décadas.

      Un abrazo y feliz día, Go

      Eliminar
    2. Es una pena que con lo bonita que es la palabra VOZ,la hayan usado personas tan radicales como para echar por tierra todo lo que se ha conseguido.No lo conseguirán!!!
      Besucos

      Eliminar
  22. El relato me parece muy bello. La fotografía una maravilla, muy bien recreada por la historia que tejiste y símbolo de que no hay imposibles. Sólo hay que querer, pero de verdad.

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ha de tener valentía y fe. La fe en el amor se produce, La valentía es cuestión de factores internos pero también, y muchos, externos, así que me puse en el mejor de los casos.

      Un abrazo y feliz viernes, Alis

      Eliminar
  23. Cuando el amor llega no importa nada que no sea realizar ese amor. Una historia magnifica mi linda amiga. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Transitar por el amor, cuando la sociedad está tan claramente en contra de algunos tipos de amor no es fácil, no creas. Pero es verdad que querer es poder, siempre que ambos remen en la misma dirección, por supuesto.

      Un abrazo y por un finde bonito, Sandra

      Eliminar
  24. Cuando el amor es auténtico y verdadero, nada ni nadie puede interponerse.
    Llego con retraso, pero me alegro de llegar.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llegas más que tiempo. En esto, como en el amor, no hay prisas ni agobios, si no es así, mal vamos. :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  25. La foto es asombrosa, y tu relato muy bello y esperanzador.
    Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperanzador y esperanzado, pero no es fácil imaginar un romance en esas latitudes.

      Un abrazo y feliz noche

      Eliminar
  26. Me gustó mucho el ritmo que imprimiste al relato. Es así, el amor suoera - si se arriesga- todas las barreras.

    Besos, Albada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El riesgo puede ser imbatible, pero hay que saltar con la intención de superar la barrera.

      La fe, que siempre vale igual que la intención. Un abrazo

      Eliminar
  27. Esto es prueba de que las guerras y enemistades históricas, son solo herencias culturales, las que muchas veces se vuelven todavía más irracionales entre más se extienden en el tiempo. Nadie nace obligado para odiar ni tampoco amar a tal o cual persona. Es solo la educación que recibimos la que forma nuestro juicio. Apartándonos de eso, uno es libre. Como esos dos en la foto. Creo que tu texto le hace justicia.
    Te dejo un abrazo, Albada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La educación, tradiciones, sociedades...un cúmulo de cosas que hacen que nuestra libertad se vaya comprometiendo con standars que tal vez no nos sirven.

      Quise ser optimista, pero reconozco que es muy difícil vivir el amor en esas circunstancias adversas. Un abrazo, Julio David

      Eliminar
  28. Una historia preciosa,sobre todo la referencia a la lluvia. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece una tontería, pero cuando llueve, hay quien puede ver un arco iris desde lejos. Quise que ese instante de amor tuviera ese marco.

      Un abrazo y gracias

      Eliminar
  29. Como me ha gustado este relato, el amor (como tal) no entiende ni de religión, ni de política, ni de sexo, ni de prejuicios, ni de....
    Se vive y punto.
    La meta debería ser esa, ser felices con lo que nos da y no dar guerra.
    Besos y más besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En los territorios que dieron y luego en los que tomaron los judíos, la guerra ha sido una constante. Un marco imposible de olvidar. La imagen valía la pena para demostrar que los seres humanos tiene siempre mucho más en común que cosas que les separen.

      Un abrazo y finde genial.

      Eliminar
  30. Un relato lleno de esperanza y que pone de manifiesto que para el amor no existen las barreras que se encarga de poner la religión, la política y la sociedad.
    Me ha encantado, como siempre, leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos empeñamos en tener presente las barreras y marcos mentales, y poco en hallar lo que que nos es común. Es un error.

      Gracias, Tracy. Un abrazo

      Eliminar
  31. Me encanta la foto y sobretodo la historia, a los seres humanos nadie tendría que ponerle ninguna clase de trabas a su vida sentimental.

    Besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la historia es la que imaginé, me alegraría mucho, de verdad. Querer poner rejas al amor, es como querer ponerlas al viento. Sobrevive, si hay suficiente valentía y fe.

      Un abrazo y finde sensacional

      Eliminar
  32. Cuando el amor llega, no tiene fecha ni calendario, dice una canción de este lado del mundo.
    ¿Qué más se puede decir?

    Saludos por allá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando el amor llega, no conoce edad ni condiciones, es verdad.

      Un abrazo para allá, Guillermo.

      Eliminar
  33. La fotografía es genial y la historia que has creado, un regalo para el amor en estos tiempos convulsos en los que el odio predomina sobre todo, que sean muy bienvenidas estas historias yestos momentos de amor. Bien por el amor.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las historias de amor al final son las que nos consuelan de estos tiempos convulsos y de egoísmo, y odios. Claro que la historia que imaginé es difícil, pero posible.

      Un abrazo y gracias.

      Eliminar


  34. Miraba los algodoncillos volar aquella tarde de verano. Hacía calor a las horas de la siesta y las dos amigas estaban en la piscina. Julia encontró la pluma de una paloma torcaz con la que jugaba y Ana soñaba con irse lejos como los algodoncillos a ninguna parte, a ningún lugar...

    Eran inseparebles cuando llegaba el verano y ansiado encuentro en las demás estaciones por vivir las dos en tierras lejanas. Ana soñaba con su amiga que era su mejor tesoro y Julia, la chica hermosa que traía novedades y modas de la ciudad. Después de un chapuzón, se sentaron al borde de la piscina en silencio; en armónico silencio a la sombra de un almendro.

    Ana santió un esremecimiento y unas cosquillas que subían desde la columna vertebral hasta su nuca cuando Julia jugaba con la pluma. La rozaba con delicadeza en los hombros y bajaba por la espalda con olas de placer y rubor. Se paseaba por el antebrazo y Ana se reía cuando la rozaba con la pluma las axilas...se paseaba casi rozando por el cuello y acariciaba el lóbulo de la oreja haciendo eses delicadas. Ana tenía el vello de punta y los ojos cerrados. Julia acercaba su aliento al cuello y su oido llamándola al deseo con la respiración ardiente; esa magia estremecía a Ana que cerraba los ojos ante lo que nunca jamás había sentido...La pluma rozaba sus labios y bajaba por el cuello hasta sus pechos pero subía otra vez para rondar por las mejillasy bajaba por los brazos casi inertes. Julia le pregunta: ¿Quieres que siga? y ella respondía: sí por favor...

    La pluma bajaba hasta su vientre y daba la vuelta a su cintura con extrema delicadeza. La respiración de las dos chicas era prufunda miestras el filo de la pluma rozaba los pechos de Ana donde los pezones estaban de punta detrás del bikini. Julia ardía de pasión. Ana deseaba que aquello no acabara pero se mantenía quieta, muy quieta. Julia se paseaba por las ingles de las piernas abiertas casi rozando su secreto con la pluma y Ana se desesperaba en deseos...¿Sigo? le preguntaba con delicadeza Julia y Ana, ya no hablaba con sus labios abiertos de par en par y el bikini mojado. La pluma volvió a subir a los pechos y de la pluma se pasó a las manos maestras de Julia. Las areolas negras abultaban cuando las manos de Julia apretaron los pechos de Ana hasta sacar de ella un gemido...

    Aquella fué la primera vez para Ana y el mundo de los sentidos. Sintió la lengua de su amiga dentro de su boca y era agradable el sabor de la saliva. ¿Sigo? le preguntaba Julia con sus pechos rosas al descubierto y de Ana brotaba la miel de las vida como panal de aveja cuando se abrazó a Julia aquella tarde de verano...Suplicando le decía al oido: No me dejes más, sueño contigo todo el año...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El despertar de la piel entre mujeres, cad día es más común. Tal vez no lo sepan con certeza, pero sus cuerpos pueden buscar la suavidad en los abrazos, en los preliminares, en los sentidos.

      Muy bonita tus historia del despertar, Buscador. Gracias y un abrazo

      Eliminar
  35. Una historia esperanzadora. Que difícil escribir sobre esta imagen sorprendente imagen.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí la imagen me pareció mu clara, de difícil consecución y de más difícil futuro, pero creo que el amor de verdad todo lo puede.

      Gracias y un abrazo, Karin

      Eliminar
  36. Encontré tu blog y qué bonito escribes, esta historia de amor es bonita auqjue posiblemente difícil en la vida real . Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien que llegaras a este rincón, Edith, me alegro te gustara la historia, ficticia pero esperanzada.

      Gracias, y un abrazo

      Eliminar
  37. Respuestas
    1. Cierto, es el mejor motor, el más nos hace crecer. De hecho saca lo mejor de nosotros mismos, aunque cuando acaba, puede sacar lo peor.

      Un abrazo, Isaac

      Eliminar
  38. Todo podría haber estado en su contra y sin embargo nada importó para el amor.

    Hermosa historia que concilia tantas cosas... ¡Bravo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Historia que conciliaría realidades diferentes, harto difçícl, eso sí.

      Un abrazo

      Eliminar
  39. me gusta la imagen
    la libertad de ahora
    Me gusta vivirla a mi antojo conmigo y la luna
    un bravo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bonito vivir en libertad, con y bajo la luna, cómo mejor.

      Un abrazo

      Eliminar
  40. Hola, Albada:
    Tu relato me ha encantado, pero la foto me parece una maravilla, preciosa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra te gustara. Sé que es ficción, pero es que creo tanto en el ser humano, que estoy segura de que acabaremos por entender que hay muchas más cosas que nos acercan que las que nos separan.

      Un abrazo y feliz tarde.

      Eliminar
  41. Vaya, de alto tan simple como real como un beso, uno se imagina qué hay tras esa simpleza. Le dota de historia y complejidad.
    Fuerte crítica, me encantó. Viva el amor y los besos.

    ¡FELIZ AÑO NUEVO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro que te haya gustado lo qu imaginé para una imagen, que es verdad que es muy inspiradora.

      Gracias. Y por supuesto, feliz año nuevo, pero a mí me quedan muchas cosa por hacer en este :-). Un abrazo

      Eliminar
  42. Hola Alba , un tema que en su día , levanto mucha polvareda , y más en esos dos países
    me a gustado mucho tu relato , te deseo una feliz noche besos de flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es y sigue siendo un problema mundial. Israel y Palestina son zonas con un conflicto de tierras muy antiguo. Pero qué bonito sería que pudieran ser como hermanos.

      Un abrazo

      Eliminar
  43. Gracias mi linda amiga, por estar siempre presente, por ser como eres, por estar ahí cerca aun estando lejos.......aqui te dejo con mis letras, un abrazo, mi cariño y mis saludos sinceros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta leerte. Es un gustazo sentir tus versos abiertos cual rosas de abril.

      Un abrazo grande desde aquí, Sandra

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.