miércoles, 6 de noviembre de 2019

Actividad insólita en jueves

Imagen de nadar con tiburones en Barcelona

Siguiendo la iniciativa de Dorotea, esta es mi aportación.

Desde que mi amigo trabaja en el Aquarium de Barcelona puedo ir con descuento, así que acudo con frecuencia. Para mi cumple había reservado una actividad a mi medida, me dijo.

Ilusionada con mi sueño, nadar con delfines, me vine arriba. Decidida y feliz entré en las bambalinas del delfinario, que me encantó. Los cubos con sardinas para premiar a los acróbatas pesan, pero se vacían rápidamente. Un gustazo de sueño cumplido. Abrazaba agradecida a Javier, cuando me soltó que eso no era mi regalo.  Cuando me vi haciendo un cursillo acelerado de buceo, todos mis miedos se me subieron a la cabeza. Y lo que es peor, a mis manos.  

Lo de dar de comer a los tiburones puede parecer muy glamuroso y exótico. Pero, a pesar de ir acompañada, fue un regalo envenenado, porque anduve medio mareada toda la tarde, respirando fatal mientras buceaba y mirando a todos lados. Ahora no dejo de soñar con que alguno de los escualos se desorienta o se marea,  y confunde mis manos con su merienda. Una insólita experiencia que intento olvidar.

cortito:177 palabras, y es ficción, aclaro :-)

71 comentarios:

  1. Con lo bien que hubiera quedado con lo de los delfines, también son ganas de complicarse la vida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo. Es ficción, pero mi sueño es nadar con delfines. Ni en broma con escualos :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  2. No me meto yo ahí ni harta de vino jajaja ;) besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuesta 15o euros. Poca broma, para los apasionados del peligro, eso sí.

      Un abrazo y feliz noche

      Eliminar
  3. Me encantan los tiburones, pero claro, desde lejos… Aunque he de reconocer que debe ser apasionante llevar a cabo esa actividad, a pesar del respeto que produce que, a su vez, es parte de la experiencia.

    Un placer leerte, querida amiga.

    Abrazos enormes, y feliz noche 💙

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miro documentales muy a menudo, diría que a diario. Me fascinan los escualos.Sus imágenes aerodinámicas son de fábula. Pero no.

      Un abrazo y feliz noche, Ginebra

      Eliminar
  4. Yo no entro ahí ni a tiros...

    Qué miedo!!!

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La imagen es real. Es una jaula. Pero no. La experiencia era dar de comer. Por supuesto yo no lo haría.

      Un beso y sueña rico.

      Eliminar
  5. Ay,espero que solo sea un micro de fantasía...o es verdad? Valiente! Yo como dicen por aquí,"ni jarta de vino!".
    Besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo aviso, es ficción, pero el precio es porque sí, se vende como una experiencia más que posible.

      Un abrazo y noche con sueños suaves

      Eliminar
  6. UFFF!!
    Prefiero una caja de bombones a este regalo...
    No lo quiero ni pensar.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues también lo prefiero yo. La verdad.

      Un abrazo y feliz jueves

      Eliminar
  7. ¡Menudo regalo!No quiero regalos de esos ni en pintura, y mira qe me gustan los animales...pero los que son peligrosos, solo de lejos y con las suficientes medidas de seguridad, je, je. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los animales peligrosos se han de manejar con preparación y experiencia. Creo que los tiburones pueden ser impredecibles, y con tantas filas de dientes, la verdad, no me inspiran confianza.

      Un abrazo y por un jueves sin experiencias extrañas

      Eliminar
  8. Un regalo y una experiencia muy comprometida que no va a olvidar jamás. Hace falta echarle mucho valor para meterse ahí jeje

    Muy bueno!
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La imagen, que es real, parece segura por la jaula metálica, pero a pesar de todo, yo no entraría.

      Un abrazo y buen día

      Eliminar
  9. los tiburones no tienen muy buena reputación. son peces, a diferencia de los delfines, que son mamíferos. no sé si tendrán cuerdas vocales, porque se me hace raro imaginar a un bicho enorme que pegue esos bocados de manera totalmente silenciosa.
    abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy ruidosos no parecen. Veo muchos documentales y entre ellos los hay de tiburones que parecen pacíficos, pero no me fío ni un pelo.

      Un abrazo

      Eliminar
  10. Respuestas
    1. Pues tal vez uno que no conociera mucho ala protagonista :-)

      Un beso.

      Eliminar
  11. Muy lindo y podría ser verdad ..desde luego tiene que ser una experiencia divina , ya que poder compartir territorio con ellos es lo más ..Al menos lo delfines aunque lo tiburones no sé no creo que sean tan malos seguro que si tiene comida hasta pueden resultar simpáticos ajjaja. Un buen relato amiga ..Un besazo gordo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si bonitos sí que son. Aerodinámicos como ninguno, pero por bonitos que se ven, sólo pensar en sus dientes, como que prescindiría de la experiencia.

      Un abrazo y feliz jueves, Campirela

      Eliminar
  12. De lo primero que me acordé al ver el título fue de "El Jueves, la revista que sale los miércoles", jajaja

    ¿En serio se puede bucear con tiburones en el Aquarium de Barcelona? ¡Otra razón para ir a Barcelona! No necesariamente para meterme yo (me lo pensaría si es dentro de una jaula), pero tengo una prima que lo está deseando hace años.

    Buen amigo el de la protagonista.

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo pensé lo mismo. Jueves o miércoles no es lo mismo :-). Pues sí, 150 euros y en total son como cinco horas de actividad. Si es el sueño de alguien conocido, no lo pienses.

      Un abrazo y por un jueves con experiencias amables

      Eliminar
  13. Respuestas
    1. No me apuntaría. Pero todo son gustos.

      Un abrazo

      Eliminar
    2. Por favorrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr que ese HAGO es CON H.
      Mil disculpas.

      Eliminar
    3. Tranquila. Yo con el teclado hago auténticas masacres :-)

      Eliminar
  14. Que pena que sea ficción, a mi me encantaria nadar entre ellos, y ya me estaba dando envidia jeje. En fin el relato genial como siempre. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo no lo he hecho, pero puestos a elegir algo exótico preferiría un viaje en helicóptero, la verdad.

      Un abrazo y día lindo para ti

      Eliminar
  15. Se estremece uno al acabar la lectura.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podría producir alguna pesadilla, estoy segura.

      Un abrazo

      Eliminar
  16. Toda una aventura ciertamente, tener a un tiburón cerca no debe ser nada agradable.

    Un beso dulce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que tocar su piel es muy curioso y grato. Yo no lo haría, pero no deja de ser una iniciativa apta para quien lo desee.

      Un abrazo, Dulce

      Eliminar
  17. Buen relato. Yo prefiero delfines.....Los tiburones hasta nombrarlos me da terror....saludos amiga. Gracias por estar siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo pensado coger un velero, programado, para avistar delfines. Sin negar lo estilizados y bellos que son los escualos, creo que no haría nada para verles de cerca.

      Un abrazo, Sandra

      Eliminar
  18. Jugar con la muerte gusta a algunos. A las personas más normalitas nos da pánico.

    Muy buen relato, Albada.

    Gracias por compartirlo
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la carga de adrenalina lo que gusta, y a veces, engancha. De ahí la cota de mido que buscan con más y más intensidad. La montaña rusa y sus derivados, cada vez más tremendas, son clara muestra de lo que digo. El dragón Kan de Portaventura sigue provocando colas inmensas, y es para para pensárselo, por muy seguro que sea.

      Un abrazo y por los pasatiempos más tranquilos

      Eliminar
  19. Si un amigo me hiciera un regalo como ese, no le dirigiría nunca más la palabra, ja,ja,ja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual como para quitarle el estatus de amigo, pudiera ser :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  20. Con los bonitos que se ven en la tele, no entiendo como aceptaste el regalo.
    Hubiese sido mejor unas cañas con boquerones, (en vinagre), invitada por tu amigo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, con lo que me gustan los boquerones...ya eran ganas. :-)

      Un abrazo y feliz jueves

      Eliminar
  21. Ah! Eso si que jamás haria! Por dos razones, no sé nadar y los tiburones son lo que más temo! Pánico a las aguas profundas y a los escualos! No imagino como se debe sentir quien disfruta algo asi jeje. Buen relato :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son actividades de riesgo controlado. Y hay quien contrata este servicio, no te quepa duda.

      Un abrazo y feliz viernes

      Eliminar
  22. Para nada me gusta jugar con esa señora, aunque sin ser conscientes, creo que jugamos diariamente, además de los muchos que se exponen al peligro, hay que atreverse sí, pero con cabeza y pies. Adoro los animales, pero ese regalo lo rechazaría.
    Feliz jueves Albada. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El riesgo está siempre a nuestro lado. No hay más que ver las estadísticas de accidentes de coche, por ejemplo, pero de eso a buscarlo hay un trecho.

      Un abrazo y feliz finde

      Eliminar
  23. Y es que la gente sigue insistiendo en regalar lo que les gusta a ellos mismos. A mi siempre me traen chocolatinas y dulces sabiendo que soy diabética... Cuando se case tu amigo, regálale la despedida de soltero en una jaula de leopardos. Jeje! Gracias por participar y un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaj, pues oye, estaría bien pensado. Creo que regalamos, como dices, según nuestros gustos, y por eso nos equivocamos tanto :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  24. Ni siquiera entre los delfines nadaría y eso que me gustan un montón.
    Me alegro que sea solo ficción.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso de los delfines a mí me encantaría. No ha sido posible hasta ahora, pero sí me gustaría. Ficción, por supuesto.

      Un abrazo

      Eliminar
  25. Desde luego no es la idea de pasarlo bien con los animales, tengo dos gatos y han llegado a morderme accidentalmente mientras los alimentaba con la mano, de ser tiburones hubiese escapado peor. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino que no se podrían llamar animales de compañía. Las peceras tienen mucho encanto, sin embargo, si bien no sé qué tanta compañía hacen los peces :-), ni si nos recuerdan

      Por los gatos. Un abrazo

      Eliminar
  26. Estupendo relato. Lo escualos para verlos en los acuarios y me encantaría nadar pero con delfines.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Si, son muy bellos los escualos, desde el otro lado del cristal, pero más cerca no me gustan :-)

      Un abrazo y feliz finde

      Eliminar
  27. Vamos ni regalado (nunca mejor dicho) no soporto el traje de buzo, pero lo de los tiburones ya es demasie...muy buen relato, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo cuando veo ponerse los trajes de neopreno me entran sensaciones claustrofóbicas, así que lo tengo mal :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  28. ¡¡Ufff¡¡
    ¡¡Yo no entraría a dar de comer a tiburones¡¡

    ¡¡Besos¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor dar de comer a las palomas, ya lo creo. O los patos :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  29. Una aventura soñada, que luego se quiso olvidar. Es que hay una diferencia entre delfines y tiburones.
    Bien contado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, las diferencias son notables,

      Gracias. Un abrazo y feliz sábado

      Eliminar
  30. Y seguro que la vida te tiene preparadas actividades y sueños que ni imaginas... Buen texto


    Paz

    Isaac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy segura. ESto es ficción, pero espero avistar delfines en libertad muy pronto.

      Un abrazo Isaac

      Eliminar
  31. Gracias por tu visita y aportacion al blog te lo agradezco mucho
    ciudate
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti por pasar por este rincón.

      Un abrazo, Anna

      Eliminar
    2. ANNA: A todos nos escribís lo mismo. Detenete a pensar que sería más bonto crear

      Eliminar
  32. me gustan tus escritos son memorables en mi mente de lectora Disfruto tus letras abrazos siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho. porque si si bien es cierto que disfruto escribiendo, al final lo que me gusta es que me lea y disfruten :-)

      Un abrazo grande

      Eliminar
  33. Clamo porque nos libremos de ser esa bestia que está allá abajo en las tinieblas del mar.
    Un gran abrazo alentado por el cariño que te tengo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mayor tiburón para el hombre es otro hombre, así que entiendo perfectamente,

      Un abrazo grande desde el mismo cariño profesado, Guillermo

      Eliminar
  34. Ya que estamos con esa clase de regalos, yo también le hubiera hecho un regalo a Javier: un viaje para que pase unas hermosísimas vacaciones en Corea del Norte jaja
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puestos regalar actividades de riesgo, no estaría mal :-)

      Un abrazo y feliz día. Julio David

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.