miércoles, 18 de diciembre de 2019

Estatua imprecisa en jueves


Siguiendo una iniciativa de Juan Carlos, esta es mi aportación.


Te he imaginado, en rodajas, tantas como facetas tuyas. Metálico y brillante, en un lugar cerrado,  nublado y frío. La primera rodaja, tu cuello, escenificaba tu verbo libre, tu palabra exacta, tus versos perfectos. Tu barbilla me recordaba  la decisión de tu tozuda seguridad, el empecinamiento de tus  decisiones, una vez adoptadas, la tenacidad en la lucha por ser feliz. Una rodaja de las de tu nariz me hizo imaginar tu instinto innato, tu  sexto sentido y tu capacidad para recordar los aromas más lejanos. Tu boca era de pasión y entrega, de gozo ante un  pan moreno recién horneado, de tus sorbos de café a media tarde en la penumbra de tu estudio ante una buen novela. Tus ojos, canela en rama, eran ventanas abiertas,  coartada para los colores de las mañanas, laberintos de luz con terciopelo.  Tu frente limpia, qué riqueza de mundo en tu universo, qué universo de estrellas imposibles de contar, qué bellas imágenes traían, de tardes contigo, de risas sin motivo, de cantos de alegría, de anhelos en la piel por recordar. 


Tras verte componer y descomponer unas cuantas veces, me he entretenido en volver a leer Metamorfosis, en el hall del hotel, esperando que llegues a la cita con el pasado que urdí para ti.


Datos de la escultura. Hay otra dedicada a Kafka, en Praga, también, Un poco surrealista

58 comentarios:

  1. Sin duda la imagen llama la atención y como bien dices parece que esta compuesto en rodajas cada una de ellas sin duda con su historia e importancia ..Una estatua que da para pensar en muchas cosas y ponerle imaginación ..
    Un fuerte abrazo y muy feliz noche ..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son rodajas. Con un mecanismo que hace que vayan moviéndose hasta alinearse, para volver a desalinearse después. Es una escultura del 2014 que realmente me ha interesado, por el mecanismo que usa para la idea primitiva, que es brillante. En Kafka , quien tiene otra escultura en Praga, y cuya casa hacer recordar su universo secreto, todo es posible porque explora lo poliédricos que somos.

      Un abrazo, Campirela

      Eliminar
  2. Albada, qué bien escribes!
    me encanta leerte, este relato es precioso.
    Me ha encantado como has creado todo este clima hasta el desenlace.
    Muy bueno!
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. De hecho la escultura nos hace pensar en el ritmo en el que nos movemos, desde el pasado impreciso al futuro aún por devenir, y cómo encajan, sólo a veces, las realidades.

      Las rodajas o prismas, con su metálica profundidad te regresan, abajo, tu propia imagen especular. Por eso me ha fascinado. Un abrazo

      Eliminar
  3. Un escultura, que ha dado pie a desatar tu fructífera imaginación, de forma harto armoniosa.
    Un beso Albada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que daba mucho juego, del bueno, de ese que explora las caras del momento y la armonía de algún rato en que todas las caras encaja. Somos así de cambiantes, monstruos a veces, ángeles a ratitos.

      Un beso, Alfred

      Eliminar
  4. La imagen ya da para que la imaginación empiece a volar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Empieza a rotar. Vuela tras un Kafka que podemos ser todos, así de potente es.

      Un abrazo y feliz día

      Eliminar
  5. la estructura de esa estatua me recuerda a lo que se hace en matemáticas para calcular volúmenes de figuras: integrar 'rebanadas' de grosor infinitesimal.
    capturar la expresión de una persona en una escultura tridimensional, tiene mucho mérito.
    abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El ingeniero que la lleva a cabo ha de ser un genio, creo. Capturar ese volumen, teñirlo de espejo y dejar que los espectadores puedan ver e imaginar, me parece increíble. Te gustaría una de dos hombres orinando, con cuyos chorros pueden escribir a demanda del espectador.

      Un abrazo y a por un jueves fenomenal.

      Eliminar
  6. Me he entretenido con lo que describías al pensar en las rodajas de la escultura.
    Muy interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La escultura es ingeniosa, pero hace reflexionar en las oscuras aristas de cad uno-

      Un abrazo y feliz día, Tracy

      Eliminar
  7. Hola Albada, me gustó, me gustó todo. La escultura en la que te ha inspirado es una maravilla cinética, he visto el enlace que nos dejas. Si voy a Praga no me pierdo la cabeza de Kafka. Después, tu relato, esa descripción de cada rodaja ha sido muy tentadora, porque me has creado la curiosidad de saber donde está ese libro que leí en su momento y que me impactó. Me pareció muy bueno. Esa metamorfosis a escarabajo, uf, una pasada.Me da que has imaginado como era Kafka y lo has hecho desde la descripción poética con una cadencia suave y amable. Dicen de él que era demasiado sabio para vivir y demasiado débil para luchar. Qué angustiosa vida ¿no? Un beso compañera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El castillo, tal vez inspirado en uno de la ciudad, también es bueno de leer de vez en cuando. Una personalidad curiosa y estrafalaria la de Kafka. Me alegro que te haya gustado, y si vas a Praga, está muy céntrica, en una placita tras unos almacenes comerciales que es una parada de metro, así que no te la pierdas.

      Un abrazo

      Eliminar
    2. sÍ, me apunto las dos cosas: el libro y la plaza, gracias por animarme a viajar, lo hecho de menos jeje. Un abrazo

      Eliminar
    3. Me habían hablado de Praga, bien siempre claro, y de su puente Carlos IV, su ayuntamiento con reloj astronómico, su castillo fortificado y con catedral dentro etc, y sí, todo muy bonito. Nunca pensé que me gustaría tanto, que era tan caminable como Florencia y casi tan bella, pero lo que no esperaba era esta escultura, para mí, tan inspiradora, valiente y rompedora. Yo empiezo a mirar eso de volar, por el impacto de contaminación, pero esta ciudad amerita hacer un despilfarro :-). Pena que las grandes empresas contaminantes sean tan poco sensibles al tema, aunque claro, sus beneficios dependen de contaminar. Dicho sin acritud. No lo dudes, date le gustazo, porque no te arrepentirás y los precios son como aquí o un poco más bajos.:-) . Un abrazo, Emerencia

      Eliminar
  8. Muy buen relato.
    Alucino con la imaginación que tienes 😊
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, con esta escultura era fácil inspirarse, no creas.

      Un abrazo grande

      Eliminar
  9. Muy original la estatua, además de vanguardista (para mi parecer). Imagino que el autor de la obra la ideó para que fuese dinámica, cambiante, en un paralelismo con su más conocida obra "Metamorfosis"

    Y me gusta la disección que haces de Kafka a propósito de esta representación en "rodajas" :)

    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hizo un aparecida en N.Y, creo, pero que no gira, sino que es una fuente. Es, en efecto, un homenaje a su obra más conocida y rompedora. Habla a Kafka y a un cualquiera que formó parte de un pasado. Todos, con las múltiples faceta de nuestra personalidad, somos un poco un rompecabezas.

      Un abrazo y gracias. Mar, por tu comentario

      Eliminar
  10. ¡Qué buen relato, Albada!!
    Me encanta.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánto me alegra que te haya gustado, Maite. Disfruto escribiendo, y la escultura ameritaba una deriva surrealista.

      Un abrazo

      Eliminar
  11. La estatua se presta a relatos, a historias es curiosa por el tamaño y por el movimiento. Y tu has construido una historia magnífica, tiene una imaginación paralela a tu buen escribir. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Me sorprendió que se detuviera poca gente en la placita, si bien está un poco oculta. Es una escultura hermosa, reluciente y redonda, como las obras de ingeniería que valen la pena contemplar.

      Un abrazo, Ester, y feliz jueves

      Eliminar
  12. Más que una estatua una escultura muy moderna y casi de ingeniería, y tu relato no se queda atrás, logra captar la atención como si de una escultura se tratara.

    Un beso dulce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias. Hay otras esculturas curiosas, muy curiosas en Praga, pero esta la considero la mejor, por la estética, el volumen y la cinética.

      Un abrazo y feliz día, Dulce

      Eliminar
  13. Interesante y curiosa escultura y que buen texto le has dedicado, la describes tan bien que hasta la imagino moverse, saludos amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curioso, las rodajas van girando en sentido levógiro, lo que también llama la atención. Tan céntrica que ir a Praga y no echarla un vistazo sería desperdicio.

      Un barzo, Sandra, y por un día de sorpresas gratas

      Eliminar
  14. Imagino a Kafka aplaudiendo desde donde esté...

    Me ha fascinado.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Toro. Tal vez el escultor pensó como yo en esas rodajas de nuestra naturaleza poliédrica, que en Kafka eran como losas por su condición de funcionario en un alma tan histriónica.

      Un beso y tarde linda

      Eliminar
  15. Da gusto ser estatua a los ojos de una persona de tu sensibilidad. ¡Qué cantidad de matices!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las estatuas pueden hablar, lo hacen de hecho, y ésta gritaba un post como el mío. O mucho mejor, pero no quise excederme,

      Un abrazo y feliz día

      Eliminar
  16. Te felicito, Albada. Me he quedado con una sensación placentera y justa. He vuelto a leer el texto. Lo he paladeado (una escritura tiene que poner en acción todos los sentidos posibles) Ni me falta ni me sobra saborear. La fuerza de la precisión y lo breve. Qué letras tan bien cuidadas. Qué ideas tan sugerentes. Ya no digo más que me llamarás pelota. Salud y calma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. De hecho la escultura, con esa ingeniería mágica, era tentadora para mirarse y mirar en las aristas, las caras, las pencas de nuestra condición humana, llevada a puntos máximos en Kafka.

      Salud y por una tarde amable, leyendo cualquier buena historia real o inventada

      Eliminar
  17. Miro la escultura a la vez que te leo y es que imagino que ha sido así... Se ha creado tal cual ibas escribiendo. Tu inspiración dio pie a la creación.

    Te felicito, me ha cautivado tu relato.

    Mil besitos de magia y de Luz ✨🎄

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pués ojalá el escultor se inspirase en esas rodajas que a mí me hablaban de la armonía perfecta de nuestras vidas, cuando encajan las piezas de nuestro puzle particular.

      Muchas gracias. Un abrazo y por una tarde feliz y amable.

      Eliminar
  18. Mi más entusiasta enhorabuena, Albada. No conocía esta estatua y es de lo más espectácular que he visto. Un gran texto.

    Una obra muy original y creativa.

    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si vas a Praga, no dejes de verla, porque es tal cual está fotografiada. La magia está en el mecanismo, los espejos, la metálica y dura apariencia de un ser humano lleno de metamorfosis permanentes.

      Un abrazo y feliz día

      Eliminar
  19. Impecable presencia tuya, hoy en JUEVES. Muy poéticamente, nos "enganchas" lo suficiente para correr a saber más de esta obra y ni hablar, de visitarla. Kafka, Praga, en fin... todo muy especial para mi, que se me ha quedado en la piel para siempre. Cambio, metamorfosis, ir y devenir, la vida misma.

    un abrazo jueverísimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Hay esculturas, y pienso en La piedad, tras el cristal ahora, que nos dejan los ojos llenos de emoción y sensaciones. Las hay que no son conocidas y que sin embargo nos apabullan los sentidos, nos dejan parados ante ellas, con ojos de niño y curiosidad de gato. Esta es una de ellas.

      Me alegro que te haya gustado el post. Un abrazo juevero

      Eliminar
  20. Todos tus escritos son muy creativos y con un profundo toque poético.
    Muy bello, Albada, felicitaciones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La poesía, la cadencia de la emociones, tienen su propio ritmo, con el que me atrevo alguna vez, pero aquí fue saliendo, y es que la musa de Kafka vino a visitarme y a dictarse al oído. poco más :-)

      Un abrazo y de nuevo gracias, MIrella

      Eliminar
  21. Muy original la imagen, me ha encantado, como tu relato.

    Te deseo que la navidad esté llena de magia y amor para ti y pases unas Felices Navidades y Feliz año 2020.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me legro te haya gustado la imagen. Te deseo unas felices fiestas de Navidad, María.

      Un abrazo y que las ilusiones, tan a flor en estas fechas, renazcan en tu vida y en tu voz.

      Eliminar
  22. Imposible determinar las posibles lecturas de esa escultura en continua metamorfosis, para una visión poética y sugerente, de la misma.
    La tuya ha sido perfecta.
    Enhorabuena y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay tantas lecturas como momentos en los que miras, el ánimo de la mirada, el histórico de los libros leídos y sentido y sobre todo, si te pones a mirar los espejos o te recoges a sentir el engranaje de las realidades paralelas.

      Muchas gracias, Juan L. Feliz noche

      Eliminar
  23. Una interpretación profunda, certera y bella de esta escultura, Albada:

    Tus letras siempre me hacen pensar y disfrutar.

    Un fuerte abrazo
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La verdad es que era fácil inspirarse ante ella. Me alegra que nis textos te hagan pensar, porque a pesar de ser muy cortos, acaban conteniendo sensaciones o reflexiones muy universales.

      Un abrazo y feliz día

      Eliminar
  24. jeje muy bueno Albada, original y creativo. Jamás se me hubiera dado pensar en Kafka, pero al leer tu texto, veo que se ajusta muy bien a su imagen.
    =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mónica. Es un personaje realmente inspirador de hasta qué punto uno tiene mil facetas, que, a veces, sólo a veces conjugan la real personalidad de caad quien.

      Un abrazo y por un sábado prenavideño feliz y amable

      Eliminar
  25. Muy buen relato que va desgranando la propia imagen. El sentido intransferible de la parte sobre el todo. Al final las piezas encajan en su propia metamorfosis.

    Bravo, Alba!

    Feliz Navidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la idea que quería mostrar. Kafka es un magnífico exponente. Dalí también, por cierto. Somos rodajas, aristas, aspectos, que van avanzando, y que acaban conformando quienes somos.

      Un abrazo y por un día mágico y luminoso.

      Eliminar
  26. Muy bien aprovechada esa estatua para glosar a ese genio al que representa. Entoendo que lo tuvieras tan claro desde que publiqué la convocatoria.
    Muchas gracias por participar, besos y muy felices fiestas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que lo pusiste a huevo :-). En otro momento habría escogido la Piedad, de MIguel Ángel, casi con seguridad.

      Has sido un anfitrión estupendo. Un abrazo y felices fiestas navideñas.

      Eliminar
  27. Qué descripción tan original inspirándote en la escultura.
    Feliz año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado. Era tentadora, eso sí.

      Un abrazo

      Eliminar
  28. que genialidad esa estatua. La conocía pero no recordaba que se movía. Uno de mis favoritos el sr. metamorfosis. Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una preciosidad, en serio. El mecanismo produce esa sensación de irrealidad en rodajas, que se combinan para hacer, luego, cada equis tiempo, un todo.

      Un abrazo y feliz día

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.