martes, 13 de abril de 2021

Animales de compañía



Hablando todo el día con el loro del vecino. Así le encontraba cada tarde al llegar de mi trabajo. Me quedaba escuchando las conversaciones con la sensación de ser un extraño. Boby no me hacía ningún caso hasta que la vecina guardaba en su piso la jaula. Luego dejaba que el perro me convenciera para salir de paseo, aunque cada vez me sentía menos acompañado. El día que se perdió no corrí a buscarle. 

Ahora vivo solo. El loro de la vecina, en su monologo, nombra a Boby a menudo, y yo le imagino charlando con cualquier animal de compañía

Más relatos para la Ser



62 comentarios:

  1. Así todos contentos, je,je.
    Por cierto, yo hablo con mi perro, pero aunque sé que me entiende, no me contesta.
    Un abrazo.
    P.D.- Ya leí tus besos usados en hilera y los relatos me gustaron mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, hablar con perro, gato, o ave es muy normal y terapéutico. No te contesta, pero a su manera sí :-)

      Gracias, Josep Mª. Un abrazo grande

      Eliminar
  2. A veces es necesario charlar con quien sea.

    Da para reflexionar.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta con las plantas, estoy segura, por algo somos animales sociables básicamente.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Muy bueno. El vivir solo es un poco fastidiado y la necesidad de comunicación es muy grande.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy segura que hablar, comunicarse, es parte del ser humano, dando igual con quién, o con qué :-)

      Un abrazo, y feliz día

      Eliminar
  4. Aunque, afortunadamente, tengo con quién hablar, a veces me encuentro hablando solo, a un cuadro, a una maceta.
    Y siempre la conversación, versa sobre recuerdos y vivencias juveniles y de la niñez.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es bueno, lo de hablar, que sea como sea, incluso escribiendo. Somos seres sociables por definición. Bueno, se puede hablar de otras coas...

      Un abrazo, Juan L. Feliz día

      Eliminar
  5. Los animales se comunican entre ellos y algunos con los humanos, solo hay que tener un mínimo de sensibilidad para hablar con ellos. Suerte y al loro ajja. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, se comunican, y los loros, de qué manera :-). De alguna forma la naturaleza nos dice que nadie es por sí mismo gran cosa.

      Un abrazo, y a por este día

      Eliminar
  6. Está bien hablar con los animales, yo lo hago con mi gato y mi perro, y los dos me entienden. Se conoce que hablamos el mismo idioma jajaja.

    Muy bien te ha quedado el micro, por mí has ganado en el concurso.

    Besos enormes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay el lenguaje universal de la mirada, si te fijas, la actitud también, y eso los animales lo entienden, perfectamente.

      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  7. Sonrío mientras pienso en la escena...
    Un abrazo y gracias.

    ResponderEliminar
  8. Lo importante es hablar aunque sea con uno mismo.

    ResponderEliminar
  9. Hola Albada, yo hablo con mis perritos, y ellos me entienden, te lo aseguro, son listísimos.
    Y escuchar a un loro es muy gracioso, al año pasado en la playa pasaba todas las tardes por un chalet para andar, y un loro siempre me saludaba, me decía con un tono muy humano ¡hola! y después me piropeaba con un silbido, jajajaj, me robó el corazón.
    Me ha encantado el micro.

    Un abrazo Albada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese lorito estaba ahí para animar el día, y eso no tiene precio. Habrá que enseñar a silbar piropos a los loritos :-)

      Un abrazo y gracias. Por un bonito día

      Eliminar
  10. Tal vez no se perdió, simplemente estaba harto del lorito de repetición. ¿No nos pasa a los perrunos y loritos de dos patas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, hasta nosotros nos cansamos de los loritos, :-) Pueden ser muy pesados

      Un abrazo

      Eliminar
  11. Oi Alba, acho lindo e maravilhoso falarmos com os animais.

    ResponderEliminar
  12. Ay, qué ocurrente... Me ha hecho reír... Nunca imaginé un perro que prefiera un loro a su propio amo... pero en las afinidades del alma el misterio es la norma.
    Muy chulo!
    Un beso, ¡y por la alegría!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual es amo era muy antipático, y el lorito muy amable, quién sabe :-)

      Un abrazo y a por este día

      Eliminar
  13. Todos hablamos con nuestras mascotas, aunque a saber lo que ellos piensen cuando lo hacemos :)

    Un beso dulce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual piensan...qué pesado, venga a explicarme cosas que no entiendo :-)

      Un abrazo, Dulce

      Eliminar
  14. Yo hablo con mi perro como si fuera mi bebé y el me mira con una carita que me lo como a besos.

    Abrazos Alba y muy feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, y ponen carita de entender. Son las mascotas más amables. El de mi cuento que prefería a un loro sería una excentricidad.

      Un abrazo

      Eliminar
  15. Hola Albada. Claro.. lo importante es hablar con alguien, si a más no puedes discutir, pues miel sobre hojuelas..
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo ideal. Nunca te contradicen, ni se revelan...en general.

      Un abrazo, Llorenç

      Eliminar
  16. Se de personas que hablan con las plantas, con los perros, con ellos mismos, pero me ha sorprendido que un perro y un loro se entiendan, claro que tengo que pensar que estoy en tu blog donde todo puede ocurrir si entro en uno de tus relatos. Te aplaudo te mando abrazos y sonrisas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este rincón todo es posible. Hablar o comunicarse es tan innato, que hay quien habla con todo, y me parece bien.

      Un abrazo, Ester

      Eliminar
  17. Me encanta! No creo que nadie que tenga una mascota no le hable! Yo le hablaba hasta a los pececitos! a mi canario... en fin, y todos de alguna manera te dan una respuesta.
    Me encanta el micro!
    Un abrazo-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que todos lo seres vivos de alguna manera escuchan y se expresan. Los pececillos un poco menos, y las tortugas depende del día :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  18. Cuando hay comunicación, lo que menos importa es el idioma (siempre y cuando se diga con cariño) y eso Albada con las mascotas lo hacemos todos, te lo aseguro.
    Excelente micro, amiga !!
    Abrazos gigantes y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, ellos nos enseñan que el idioma del afecto, y de las miradas, es importante y universal. Tener una mascota y no hablarle nunca me parecería hasta raro.

      Un abrazo, y a por este día

      Eliminar
  19. Las palmeras tienen ideas de lo más interesante, por más que a algunos les parezcan peregrinas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las margaritas anidan ahí charlando que sí que no, pero se expresan todo el rato

      Un beso

      Eliminar
  20. ¡Hola, Albada!
    A quienes nos guste estar en comunicación permanente, hablamos hasta con las plantas. Eso las pone hermosas.
    Ha sido un gusto visitarte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que somos eres sociable por antonomasia. Por hablar, con loros, peces, palmeras y tomates, por qué no.

      Un abrazo

      Eliminar
  21. A pesar de tener con quien hablar, muchas veces, hablo con las plantas e incluso llego a pensar que algo me entienden y con mis perros ya ni te cuento, me entienden ellos mejor que yo a ellos.
    Muy bueno tu microrrelato.
    Un fuerte abrazo Alba y buenas noches.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que tener humanos cerca no implica no hablar con las mascotas, se complementan, por supuesto. Le entendemos menos que ellos a nosotros, eso es cierto.

      Un abrazo, y por un bonito día

      Eliminar
  22. Curioso relato. Te quedas con la cosa de saber que se decían y entrar en su mundo secreto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se explicaban cosas, seguramente del barrio que veían desde el balcón. La de cosas que sabrían, por cierto

      Un abrazo

      Eliminar
  23. Por algo dicen los entendidos en etología, que a los perros sólo les falta hablar. Saludos.
    Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Les falta pero se expresan, no me cabe duda.

      Un abrazo Calos. Feliz miércoles

      Eliminar
  24. Muchas gracias por tu paso por el blog y dejar tu huella en el te lo agradezco mucho
    cuidate mucho
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Magnífico relato:

    Los animales conversan con nosotros a su manera, no lo dudes.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay alguno que prefiere a un loro :-), porque como animales de compañía, nosotros a veces estamos lejos de cumplir las expectativas :-)

      Un abrazo, Ana, y feliz tarde

      Eliminar
  26. Desde siempre he hablado con mis mascotas y hemos tenedo varias a la vez, forman parte de mi vida, mi casa, los quiero y los entiendo. Cuando mueren...lo siento profundamente. No soy de estas personas charlatanas, pero hablo...especialmente con los perros.

    Buen encabezamiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son de la familia, sobre todo perros y gatos, y creo que nos entienden, y nos dicen, pero hay que saber "escuchar"

      Un abrazo, y porque no nos falte un interlocutor, aunque sea una maceta.

      Eliminar
  27. Los animales que aprender a hablar, después pueden tener mascota o quitarnos a la nuestra.
    Interesante.
    Un placer leerte
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa era la idea, si bien ese perro no parece querer hablar con su humano. :-)

      Un abrazo, y feliz día

      Eliminar
  28. Espero que ese perrito en la calle se haya vuelto amigo de algún mendigo.

    Va un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente su conversación es más interesante que la de su amo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  29. Parece que ni perro ni dueño estaban en sintonía. Es triste, inquietante.

    Muy buen microrrelato 👏🏼👏🏼👏🏼

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha complicidad no tenían. Así la amistad se vuelve sin sentido.

      Un abrazo. Gracias.

      Eliminar
  30. Por la singular indiferencia del "dueño", me parece que es la verdadera mascota habitando en un lugar equivocado.
    Espero te haya ido bien en este nuevo reto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las mascotas también tiene su corazoncito :-). Pues no, pero en mí ya es lo normal :-)

      Un abrazo, amigo

      Eliminar
  31. En mi calle hay un loro, se pasa todo el día silbando a las muchachas (fiu fiu) no deja pasar ni una... es simpático.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si piropea, pues no me parece mal, animará a las mujeres :-)

      Un abrazo

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad. Gracias por leer.