jueves, 23 de septiembre de 2021

Mentiras para un jueves

 


Siguiendola la iniciativa de Mag, en su Trastienda del pecado, mi aportación es la que sigue

Virtudes había ideado un plan de comunicación con Quique. El más primitivo y analógico. Tendía su colada en el tendedero de su fachada, como el resto de vecinos. Él acababa el trabajo a las cinco, y para llegar a su casa había de pasar por delante del bloque de pisos de ella. Veía su ropa tendida y leía lo que ella decía: Camiseta, tejano y bragas quería decir que podía visitarla.

La relación empezó de la manera más tonta, como suelen suceder estas cosas. Ella vendía su coche, y él buscaba un chollo con ruedas. Al contactar se percataron de que vivían cerca, lo que favoreció que se vieran más de una vez. Al tercer encuentro les sorprendió un chaparrón, y por la cercanía a la casa de él, y esas miradas de días previos, subieron. Un aroma a café recién hecho, y el cuerpo mojado de ella dibujando sus formas esculturales pusieron el ambiente. También influyó ese pelo de Quique, indisciplinado, que le daba un aire bohemio y soñador. Pasó lo que podía pasar. Ni ella dijo estar casada con un policía municipal, ni él reveló que, a semanas alternas, se hacía cargo de una niña en edad escolar. Más tarde sí se comentaron   las verdades entre ellos, pero no al marido ni a la hija.

La hermana de Virtudes llegó de visita, con su vehemencia y continuo ajetreo. Con su risa de primavera y su desenfado perpetuo. Lavó unas cosillas en el lavabo y tendió la ropa. Quique leyó bien el mensaje, así que se plantó ante la puerta con su sonrisa de domingo. Cristóbal, el policía, le abrió la puerta. Quique improvisó una mentira como excusa, pero tan mal trabada, que fueron precisas muchas explicaciones y carantoñas por parte de Virtudes para convencerle de que nada ocurría entre el tipo de rizos negros y ella.

Nunca entendí esa la mentira, aunque les perdí la pista. Puede que la historia se haya acabado, o quién sabe, igual ella pidió le divorcio y recibe clases de hacer de madre impostada.

114 comentarios:

  1. Es bueno dejar la resolución de la historia a la imaginación de cada uno, una historia amena que nos hace cómplices. Haces fácil la lectura. Abrazucos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así cada quien que piense cómo puede acabar esta relación de infidelidad de Virtudes :-)

      Un abrazo, y por este día.

      Eliminar
  2. Nunca se sabe lo que podría haber pasado. Igual había que tender la ropa de él en vez de la de ella. Así seguro que había "ropa tendida".
    Muchísimas gracias, Albada, por esta historia tan bien traída y por sumarte, una vez más, a estos jueves de letras.
    Un beso enorme y cuidate mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, aquí la expresión se usa cuando hay niños, y no se quiere que ellos escuchen ciertas cosas, pero ahora que lo pones escrito, para el tendedero, me parece genial :-)

      Un placer sumarme, siempre que puedo. Un abrazo enorme

      Eliminar
  3. Una buena historia. Tal vez terminara con final feliz para ambos.
    Un abrazo Albada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de mentir aquí creo que era obviable, pero tal vez ha de pasar un mínimo de tiempo para saber si la historia ne paralelo cuaja :-) Imagino que acaba bien, hasta para el policía.

      Un abrazo, y gracias.

      Eliminar
  4. ajajjaaj, también es mala pata que la hermana tendiera la colada.Bueno pero salio del paso aunque costará . Un fuerte abrazo y ahora si se puede decir eso, de hay ropa tendida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La hermana podía haber lavado una falda, por ejemplo :-), pero claro, así no había entuerto que deshacer :-)

      Un abrazo, y feliz jueves

      Eliminar
  5. Ante la sorpresa en la puerta, no tuvo más remedio que confesar toda la verdad, cuando compró el coche no había hecho el cambio de nombre y ahora esos papeles ya estaban caducados y se tenían que hacer otros nuevos.
    Todo sea por salvaguardar la paz familiar. ;)

    Un beso Albada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaj, qué bueno, tu final es realmente mejor que el mío. Gracias por seguir el hilo conductor, Alfred.

      Un beso

      Eliminar
  6. Debió tender puentes, son menos peligrosos que las bragas.
    Buena historia con final abierto.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué ingenio, ya lo creo, puentes y no bragas :-) si hay que tender algo, que sea a lo grande, ( no sé si grande)

      Un abrazo, Juan L.

      Eliminar
  7. Albada, que bueno me ha encantado el sistema cifrado de las citas, con sus defectos y todo. Ahora buscare mensajes ocultos en los tendederos, ¿Quién sabe si le están esperando a uno? Jajaja.
    Un abrazo y que tengas un buen día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te quep duda, seguro que era un sistema muy usado cuando no había wasap y estas modernuras actuales. Pero puestos a imaginar, yo haría frases completas en los tendederos, como un sitemas morse primitivo.

      Un abrazo, y a por este jeuves, ahora soleado aquí

      Eliminar
  8. Uy que mensajería más efectiva hasta que...

    Besines utópicos.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era simple, y dificil que fallase, porque no usa pilas ni internet ni nada :-)

      Un abrazo, y a por un día estupendo

      Eliminar
  9. Qué buen relato! Tiene un buen hilo argumental, con sentido del humor y muy imaginativo, la clave para encontrarse es tremenda.Y el final de 10.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que ella parecía tener claro que era un sistema infalible, pero claro...la hermana no sabía de códigos cifrados.

      Un abrazo, y gracias

      Eliminar
  10. El argumento del "micro" es perfecto. Tienes una gran facilidad para ello, te felicito.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era una idea nacida de ver un tendedero de azules y verdes, precioso, y de ahí salió.

      Gracias. Un abrazo

      Eliminar
  11. La mentira tiene patas cortas, dicen y ésta tuvo como causa de final, un lavado de ropas ajeno, jaja. Divertida anécdota. Un abrazo Albada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De patas cortas...o no tanto, porque esa hermana fastidió la mentira. Claro que es que la infidelidda hoy en día la veo absurda. No hablo de enamorarte de otra persona, sino de no ser sincero.

      Muchas gracias. Un abrazo y por la verdad siempre...que se pueda

      Eliminar
  12. Buenísima tu historia. Muy imprudentes al verse en la casa de ella. Para esas cosas de va a un hotel, pensión, hostal o mueblé.

    Te ha quedado genial. Con un final abierto, como debe ser.

    Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, si hay hoteles, ya eran ganas de tener sexo con riesgo ;-) pero quién sabe, igual ese morbo era un acicate, hay gente para todo :-)

      Un abrazo, y feliz tarde

      Eliminar
  13. Cuando mire la colada del vecino veré si tiene algún mensaje sin descifrar...esas cosas suceden más de lo que podamos llegar a imaginar!

    Un abrazo Alba

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si ahora tendría mucho sentido, pero igual sí, porque eso de que nos vean los mensajes del móvil, parece que imposible no es.

      Un abrazo, y a imaginar

      Eliminar
  14. Qué bueno.
    Me ha gustado mucho.
    Y aún acabó medio bien la cosa...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien, Toro, podría hasta haber sido real :-)

      Un beso

      Eliminar
  15. Buena historia y como tú dices, que cada uno se invente el final . Un abrazo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que a veces, lo que uno imagina, lo imagina con múltiples opciones, y me dije, pues oye...

      Un abrazo grande

      Eliminar
  16. Me ha gustado mucho. Una mentira para el resto del mundo, una verdad para los amantes. Muy bueno, Albada. Te felicito.

    Mil besitos para ti y feliz tarde ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te gustara. Lo imaginé tras ver un tendedero muy curioso.

      Un abrazo, y gracias

      Eliminar
  17. Una mentira trae a otra mentira y la bola de nieve crece, en relaciones de amor, siempre es mejor la verdad.

    Un beso dulce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la bola cerce no hay quien la pare. Por eso, las mentiras, si se epuede, lejos.

      Un abrazo, Dulce

      Eliminar
  18. Una historia excelente con un morbo muy pasional. Cada cual puede pensar lo que quiera... Más cada en esos momentos hace de su capa su sayo. Dado que ninguno de nosotros puede aportar una solución adecuada ya que en esto del amor todos estamos en Braga y sin vía de ferrocarril.

    Felicidades por este maravilloso relato, Albada.
    Abrazos y buenas tardes en jueves.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, sí, al final cada quien se organiza como puede, o como quiere. Muchas gracias, Joaquín.

      Un abrazo grande

      Eliminar
  19. El sentido del humor que no falta. A ti, desde luego, no.
    Me ha encantado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin él la vida es menos vida, me parece :-). Un abrazo, Macondo

      Eliminar
  20. Me encanta el final abierto! A gusto y placer del lector.
    Muy bien llevado,con el ritmo que tienen tus relatos que siempre nos dejan tan buen sabor.
    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracais. El ritmo es que se va cogiendo al escribir, casi siempre. Aquí quité unas palabras, porque me gustan cortos.

      Un abrazo, y a por este finde, que sea estupendo

      Eliminar
  21. jajaja, desde el mensaje del tendedero hasta el final me has tendido sonriendo, es que esta mentira que nos cuentas,tiene mérito, porque digo yo que mentir a un policía no debe de ser tarea fácil;-) Me encanta tu humor. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me imaginé un policía normal, pero igual sabía ver en los móviles ejenos, pero eso de la ropa tendida...igual le pilló muy despistado.

      Un abrazo, y gracais

      Eliminar
  22. vaya, la hermana de virtudes, ajena a todo el juego, colgó sin querer la ropa de manera que formaba el mensaje de invitar a quique a entrar. ^_^
    las infidelidades siempre llevan consigo alguna mentira. no me gustaría verme en una situación así...
    abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la infidelidad no la veo con mucho sentido. No me veo siendo infel, porque para mentir hay que tener mucha memoria, y yo ya cada día menos.

      Un abrazo, Chema, buen finde

      Eliminar
  23. Cuánto en ese final ambiguo. Me gusta esta historia con personajes tan de carne y hueso. Si hubo mentira, pero cuando el amor toca a la puerta, cómo cerrársela. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si el amor se nos instala en el corazón, me temo que todo nos vale. Eso si, las mentiras me parecen de muy mal llevar. En el amor, aún menos.

      Un abrazo, y a por un día genial

      Eliminar
  24. jajajajjajaja, que maravilla, siempre tus historias tan bien escritas

    Paz

    Isaac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Isaac, disfruto escribiendo, y se nota ;-)

      Un abrazo

      Eliminar
  25. Jaja Quique tuvo suerte de que el policía no le plantara un tiro entre ceja y ceja por eso "en momento de ira súbita por grave e injusta provocación”.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En un arrebato...pues no lo pensé, ya ves. Aquí de hecho llevan pistola pero creo que no se usan casi nunca.

      Un abrazo, y a por este finde, con ganitas

      Eliminar
  26. Las mentiras nunca son buenas, aveces como en este caso nos meten en problemas. Saludos amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la mentira como tal, premeditada, me parece mala compañía.

      Por la verdad, siempre. Salvo algunas veces, claro :-). Un abrazo

      Eliminar
  27. Está bien dejar la imaginación al lector.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que en esta historia había muchas opciones, y seguro que quien lee imagina una.

      Un abrazo

      Eliminar
  28. Jajaja, no tiene nada que ver pero me has recordado cuando yo ponía un pañuelo atado al balcón, para que mis hijas al verlo desde la playa, supieran que tenían que subir a comer.
    Me he reído al imaginarme al marido abriendo la puerta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, pues es un sistema estupendo, pañuelo blanco...rendirse...y a comer :-)

      Un abrazo, y feliz día

      Eliminar
  29. El marido tena que ser gordo, bigoton y calvo, ocupaba toda la puerta.
    La direccion no la has puesto. SI me entero de lo que ha pasado, te lo digo
    besosss amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues igual era gordo, por el resto de la colada tendida :-). No te digo la zona exacta, no sea que tú seas el poli.

      Un abrazo, amigo

      Eliminar
  30. A veces no queremos arriesgar nada y lo queremos tener todo por distintos motivos.
    ¿No decir toda la verdad es mentir?
    Un placer leerte
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No decir toda la verdad no sé si es mentir, porque hay mentiras a medias también
      y media verdades:-)

      Un abrazo, y gracias

      Eliminar
  31. Pues ya encontraron una buena forma de comunicarse, lástima de la hermana...muy divertido y muy bueno. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa hermana, tan inocente..ya verás cuando se entere, pero vaya, es ficción.

      Un abrazo, y por un bonito día

      Eliminar
  32. Me encanta ese nuevo idioma. Donde vivo no es habitual ver ropa tendida en las fachadas delanteras, pero vamos, ideal para comunicarse de lado a lado del patio. Tomo nota. :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un sistema infalible. En Barcelona aún se ve ropa tendida entre las fachadas, en el barrio gótico, y es un poema visual.

      Un abrazo

      Eliminar
  33. Jajaja...el verdadero relato empieza cuando el marido abre la puerta. Me ha encantado ese lenguaje de ropa tendida y mensajes al viento...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, el relato empieza en ese momento, en la puerta, ante un tipo con rizos y perfumado :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  34. Genial me guato el cifrado para las citas, los mensajes, las mentiras que los metieron en problemas... pero tu historia divertida y muy ingeniosa. Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cifrado era infalible, sin esa hermana, claro. Pero también debía acabar algún día.

      Muchas gracias. Un abrazo, Hanna

      Eliminar
  35. Eso pasa por dejar hacer la colada a la hermana...
    ¡Jo, el tendedero...!!
    Qué ingenio.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los tendederos hablan, lo que pasa es que nos fijamos poco en ellos :-). Antes, en los lavaderos públicos, con la colada no había Facebook enmascarado :-)

      Un abrazo, y feliz día

      Eliminar
  36. Un final abierto a libre interpretación, a veces los mensajes llevan mano negra :)

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces los mensajes no hay quien los borre, por cierto.

      Un abrazo

      Eliminar
  37. Son esas cosas del destino que propician historias como estas. Podía dar lugar a un film romántico de actualidad, pues son hechos reales de nuestro día a día.
    Tampoco imagino cómo acabaría pero podría ser como tu, tan bien, te lo imaginas.
    Me gustan tus micro!
    Un abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que siendo ficción, sólo vi una cromática verde y azul en un tendedero, es posible, y no dudo que lo fuera cuando no había wasap.

      Un abrazo, y muchas gracias

      Eliminar
  38. hay escritos que rebelan contenidos secretos para quien sabe leerlos, detalles que para otros carecen de importancia son llaves que abren puertas acorazadas. Nos has traído una historia posible te diría que casi casi cierta con un final decepcionante para el lector de claves. Gracias por tu relato que ha provocado una sonrisa en mi. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchas posibilidades de hacer mensajes complejos con prendas de ropa tendidas. Incluso por colores, lo que puede ser un enretenimiento. Yo intento descifrar posibles mensajes, no creas :-)

      Un abrazo, y a por un buen finde.

      Eliminar
  39. Vete tu a saber. Vamos a ser bien pensados(pero menos).

    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hayq ue ser bien pensado, porque si hay amor, que imaginé, serán sinceros y la hostoria será muy bonita.

      Un abrazo, Erik

      Eliminar
  40. Mensajes secretos en la ropa... un matrimonio lleno de mentiras... un amor verdadero...
    ¡Vaya palo cuando se presentó Quique en la casa y le abrió el marido de Virtudes! Por cierto, resulta paradójico su nombre ;)
    Un besazo, Albada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era María de las Virtudes, lo acorté :-). Bueno, es un divertimento, sin mucha sustancia.

      Un abrazo, Dafne

      Eliminar
  41. Imaginaremos el final de tu relato, muy bien narrado.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo imagino bonito, con verdades y mira, con una hija ya crecida :-)

      Un abrazo grande María

      Eliminar
  42. Muy bueno.
    La pobre Virtudes, la lió. Como comenta Dafne yo también me reí al leer el nombre Virtudes. Muy oportuno por tu parte.

    Lo del lenguaje de la ropa tendida , me ha hecho recordar una tradición holandesa:
    Una bandera con una mochila colgada en una casa quiere decirnos que en dicha casa vive un niño/a que acaba de terminar el instituto.

    Albada un relato encantador y con moraleja. "Las palabras no siempre significan/dicen lo que uno está pensando"

    Un abrazo y buenas noches.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era el nombre perfecto. Esa costumbre holandesa es muy chula. Aquí, hace décadas, existía la costumbre de poner un lazo negro en la puerta de la casa donde se estaba de luto, por ejemplo.

      Un abrazo, y feliz día

      Eliminar
  43. yo creo que ella sigue colgando camiseta, tejano y bragas.... Virtudes, que buen nombre. Sobretodo cuando el tema es la mentira.
    Casi una contradicción acertada. Albada, que relatos livianos y simples pones sobre las hojas. y siempre con un interesante continuara. Parecen relatos que quedan dando vueltas en el aire con la opción de seguir.
    Quizá sea tiempo de escapar de este lugar. busco un horizonte perdido, me ayudas a salir de aquí.?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son relatos livianos como pompas de jabón, que se deshacen en un suspeiro. Pero que pudieran tener un futuro, y existieron en mi mente.

      Vamos a salir de los recodos, buscaremos un horizonte, ya lo creo. Un abrazo, Gustab

      Eliminar
  44. El amor no obedece a nadie y sólo traiciona a quienes intentan descifrar su lenguaje sin palabras.
    Mi saludo dejo entre sílabas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese lenguaje sin palabras, qué bien defines las coordenadas del amor. Sobran casi todas, la verdad.

      Un abrazo, amigo

      Eliminar
  45. Atracción natural o atracción fatal, he ahí la cuestión. Me ha gustado mucho el relato.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero la atracción mejor sin mentiras. Seguro. Me alegra que te gustara

      Un abrazo, Daniel

      Eliminar
  46. Una historia con final abierto a la imaginación de cada cual, me encanta, me ha encantado tu relato.

    Un abrazo grande para ti🌹

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegra mucho que te gustara. Es un ejericico muy planito, sin pretensiones.

      Un abrazo, y feliz tarde.

      Eliminar
  47. Te aseguro que todo parecido con la realidad no es mera coincidencia. Muy divertido tu cuento. Uno tiembla al pensar en los equívocos de esa clase.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues seguro que se usaba, tal vez ahora tendría poco sentido, pero comnicarse...como sea.

      Un abrazo y por una bonita tarde

      Eliminar
  48. Me lo he pasado bomba con tu relato y especialmente que el final lo podemos poner nosotros ¡Olé tú!
    Me gusta no, lo siguiente.

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias. Disfruté escribiendo.

      Un abrazo grande

      Eliminar
  49. Tienes el don de la canstancia y lo creativo. Nada es indiferente cuando lo original me mantiene la atencion de cada relato. Al ser breve, es como tomar un dulce con un cafe mientras te escucho...

    Besos amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres muy amable. Qué bonito que sea como un acompañamiento de un café matinal.

      Un abrazo, amigo

      Eliminar
  50. Muy buena historia! La clave del tendedero falló y destapó la infidelidad. Queda abierto a las distintas posibilidades, Quién sabe!

    Muy bien llevado, Alba. 👏🏼👏🏼

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que esa hermana no debió venir :-)

      Gracias... Un abrazo, y por un bonito día

      Eliminar
  51. Los engaños amorosos siempre acaban descrubiéndose. Ya lo dice el refrán: se pilla antes a un mentiroso que a un cojo, je,je.
    De todos modos, esta historia me ha parecido muy romámtica. Yo creo que habrían sido felices de haber querido formalizar la relación sin tapujos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mentira nunca es buena, pero quiero imaginar que ellos supieron seguir su historia de amor. Si lo era, si era de verdad amor acabarán juntos.

      Un abrazo

      Eliminar
  52. Hola Albada.. Vuelvo a estar aquí tras una larga ausencia, siempre es un placer encontrarte, leerte y gozar de tus publicaciones.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienhallado, qué bien que estuvieras fuera, eso de las vacaciones son como una pócima de renovación.

      Muchas gracias. Un abrazo y feliz día

      Eliminar
  53. Una historia genial. Tanto de forma como de contenido. Me ha encantado pensar en la trama y en como se moverían los personajes. Sabes hacer sonreir y eso es difícil en los tiempos que corren. Felicidades
    Mil besos, amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Es muy bonito pensar que pudes hacer sonreir.

      Un abrazo grande, amiga

      Eliminar
  54. ha sido interesante y es que las mentiras siempre salen a la luz, aunque tarden

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suelen acabar por salir a la luz, afortunadamente :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  55. Fue bueno mientras duró me imagino.


    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que si quieren... siguen :-)

      Sin mentiras. Un abrazo grande

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad. Gracias por leer.