domingo, 12 de septiembre de 2021

Los sueños, que sueños son

 

Imagen de Bic naranja

Eva Cercedilla se dejó caer por el tobogán de los sueños anegados una noche, en la que cambió como calcetín dado la vuelta. Había conquistado la esquina de los sueños de Raúl, quien, a veces, desde la marquesina de un paseo marítimo de Cadaqués, le enviaba besos en Arial o en Calibrí.

Eran besos viajeros, dejados caer como hojas de otoño, sin mayor intención que seguir el curso de lo natural de cada estación.  Los otros besos, los de verdad, los robados, o conquistados, los que le dejaban colgado de unos labios en flor, eran para Gisela Masip Villalegre, la chica que desde el instituto abrió la veda a las hormonas desmandadas de Raúl, y de algún muchacho más.

A mil quilómetros de distancia de ese pueblo con mar cuajado de veleros y chiribitas de luz de luna, ella escribía versos de un amor desaforado, sin más afán que dejar salir de su corazón de golosina los latidos enamorados en su taquicardia al galope cuando recibía algún mensaje del otro lado de la península. Raúl calculó mal el impacto, el peso, la puntería certera en el corazón de ella. Siguió esquivando comunicaciones con vídeo, posponiendo encuentros en un futuro que se elongaba como un chicle de fresa infantil. En un comienzo de la relación, el futuro se llamaba “cuando apruebe primero”, y hace poco, “tras la graduación y la entrega de tesina”.

Eva había rechazado a los moscones que atraía su cabezo rubio como un trigo por cosechar, y esos ojos que sabían ver más allá de la piel del otro. En su playa de A Coruña hacia planes de tomar un tren, y por años, quedaron en planes, pero hace días, sin avisar ni a su familia, se plantó en la estación, dispuesta a ver a Raúl, sí o sí.

Se durmió pronto con el traqueteo propio del ferrocarril, y soñó en comida, de hecho eran vagones de comida,  y que al despertar tomó como presagio de que le esperaba el hombre que la llenaría.

Llegó a Cadaqués a las trece horas, y contactó enseguida con él, imaginando su sorpresa y dicha. La realidad es que estaba en Barcelona, con Gisela, en el piso que compartían durante el curso escolar. Y así se lo dijo, aseverando que nunca había soñado con poder estar por ella. Que había sido una estupenda conversadora, pero que nada más.

Eva tomó una habitación en el hotel costero y pasó toda la noche en vela, entre llantinas inconsolables y desaprendiendo ese amor que ella había inventado sin base sustentadora. Por la mañana, tras un desayuno con pescado, reconoció haber pasado de un amor desprendido (sin esperar nada), a un amor desaprendido. Y así, sin más dolor que un tiempo invertido en nada, coqueteó con un turista ante la escultura de Dalí, más provocadora de lo que nunca pensó ser.

64 comentarios:

  1. El titulo le va como anillo al dedo. Tal vez Eva vio destellos de amor donde solo habla amistad y ya se sabe a cierta edad confundirlas suele pasar. Pero me alegro que después de una pataleta volviera a tener esperanza en el amor tal como ocurrir con ese turista despistado ...Muy buen relato con una fantasía e imaginación barbara. Un feliz domingo.
    besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, se aprende tras vivir, y los jóvenes pueden confundir los sentimientos, los propios, y los ajenos :-)

      Por una semana excelente. Un abrazo grande

      Eliminar
  2. A veces es muy fácil confundir las emociones y los sentimientos.
    Me ha encantado la imaginación, la creatividad, Albada.
    Un beso muy grande y feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, y casi que eso no tiene edad. Me alegra que te gustara la narrativa.

      Un abrazo, y vamos a por una semana bonita

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Son sueños, y así se llega a aprender a distinguir de la realidad.

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Y yo que siempre he pensado que amor y comilona son antitéticos...Incluso en los sueños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, recuerdo a Isabel Allende, y ese resurgir tras un luto inmenso, soñando en arroz con leche como preludio de alivio de luto :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  5. Es más fácil construir mentalmente un amor que mantenerlo vivo en el día a día. Entrañable y original manera de narrar tu historia. Me encanta la imagen, además (y el sushi). Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es demasiado fácil, habiendo distancia por medio, seguro.

      Gracias, mi manera de narrar creo que no puedo cambiarla :-). Un abrazo con sushi

      Eliminar
  6. Así es, los sueños sueños son y las ilusiones se evapora, más en el amor cuando nos e es correspondido, al menos Eva no pierde el tiempo.

    Un beso dulce y dulce semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ha de dejar que se evaporen, que no lastren. Ella en eso fue lista :-)

      Un abrazo, Dulce

      Eliminar
  7. Boa tarde Alba. Matéria que nos faz refletir sobre sonhos e realidades. Bom início de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sueño y relidad no deben confurdirse nunca, en el amor menos :-). Un abrazo

      Eliminar
  8. Que hermosos son los amores imaginados, ahora la realidad es otra cosa.
    Un relato a la altura de la imagen, todo fantasía.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate en las carpetas de los adolescentes, con esos amores ficticios hacia sus personajes idolatrados. Es muy fácil construir un amor.

      Muchas gracias. Un abrazo, Ángel

      Eliminar
  9. Muchas gracias por tu visita y dejar tu huella en el blog
    te lo agradezco mucho

    Entrañable y original manera de narrar tu historia.
    Me encanta la imagen
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La imagen era muy tentadora, en más de un sentido :-)

      Gracias, Anna. Un abrazo

      Eliminar
  10. Suele pasar que una cosa son los sueños y otras las ilusiones. Pero tampoco es nada sencillo a determinadas edades (y aunque no lo sean) nos pasan factura. Más lo bueno es que esa Eva aprendió a diferenciar las ilusiones de los sueños en un abrir y cerrar de ojos. Muy buen relato, Albada.
    Gracias por compartir. Abrazos y buenas noches en domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue lista y práctica, porque tras cuatro años de amor invenatdo, reinventa un adiós muy lógico. No siempre se es tan listo, por desgracia para quien confunde los términos.

      Un abrazo, y gracias, Joaquín

      Eliminar
  11. Cosas así pasan en la vida. Amar es bello, no i8mporta lo demás..... Muy buen texto amiga. Saludos y abrazo a la distancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amar es bello, porque saca lo mejor de nosotros. Tal vez no importe si es correspondido, o si es ficción. Si late...

      Un abrazo, Sandra, y feliz semana

      Eliminar
  12. Esas cosa pasan a veces y tú la cuentas muy bien. Un título muy acertado para una historia muy bien desarrollada. Feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasan, con internet, creo que mucho más, y hay el riesgo de malinterpretar los mensajes.

      Gracais. Un abrazo, y feliz semana, Chelo.

      Eliminar
  13. Muy buena decisión: donde esten los amores tangibles y proximos, que "le den" a los imaginados.
    La mayoría de las veces, los sueños son para roncar.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, muy lúcido y prosáico. Pues sí :-), a los sueños imposibles, despertares tempranos :-)

      Un abrazo, y por una tarde estupenda

      Eliminar
  14. Mira por donde puede que el turista sea muy afortunado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Por desgracia suele ocurrir y hoy día más a través de internet. Hizo bien Eva en no perder el tiempo, aprendió rápido.
    Un bello relato muy bien contado así como desarrollado.
    Un abrazo Albada y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ocurrir bastante a menudo, porque uno enseña, muestra, lo mejor de uno mismo, dejando fuera de los mensajes los defectos, manías etc.

      Me alegra que te gustara cómo lo urdí. Un abrazo

      Eliminar
  16. Nos cuentas un relato que está a la orden del día, muy bien redactado como siempre.
    Abrazos, doña pluma de oro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, gracias. Un relato nada especial de historia, me temo.

      Un abrazo grande

      Eliminar
  17. Me encanta ese lenguaje figurado para describir un beso apasionado y otro desaforado. Situaciones como estas suelen suceder. Es decir, de encanto de y desencanto; de encuentro y desencuentro. Magnífico relato. Lo desafortunado es el turista, que afortunadamente no soy yo. Mi saludo y abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo afortunado es para ese turista, me temo, porque ella va a pecho abierto. No sé si de vestuario, a tanto no llegué a imaginar:-)

      Muchas gracias. Un abrazo, amigo

      Eliminar
  18. Qué bonito texto de los sueños y la imagen mola mucho
    bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una imagen muy bonita, y original, que me motivó, claro está.

      Un abrazo, y gracias

      Eliminar
  19. Los sueños son importantes, igual que la esperanza.

    Muy bien escogido el titulo.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son importantes, y perseguirlos, tal vez, es imprescindible.

      Un abrazo, y muchas gracias.

      Eliminar
  20. Gostei da imagem e do texto, meus parabéns.

    Arthur Claro
    http://www.arthur-claro.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Ya te sigo, y leo. Y comento lo que entiendo.

      Un abrazo

      Eliminar
  21. a veces son sueños tan reales... la foto que original

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces son vóívidos, impactantes, es verdad.

      Un abrazo y gracias por tu lectura

      Eliminar
  22. Desde el título, a la imagen y sobre todo el relato, me parecen geniales!!
    Brillante texto.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegrq que te gustara. Es una historia común, sin nada especial, pero me alegra que la narrativa te gustara.

      Un abrazo

      Eliminar
  23. Bic naranja escribe fino al igual que tú, siempre hilas muy pero que muy finos tus relatos. Me ha encantado.

    Abracines utópicos.-

    ResponderEliminar
  24. Una historia muy bien narrada y que suele pasar cuando creemos que nuestros sueños son recíprocos, compartidos y nos lanzamos a la aventura de un desencuentro.
    Me ha gustado mucho y la imagen que elegiste no podía ser mas idónea.
    Feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que somos temerarios, no miramos si hay agua antes de tirarnos aala piscina :-)

      Un abrazo, y muchas gracias.

      Eliminar
  25. Y la vida necesariamente siguió, sin tantos daños...

    Excelente (como siempre) tu historia

    Paz

    Isaac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es que la vida sigue, hasta tras los trompazos, es así.

      Un abrazo, Isaac

      Eliminar
  26. Los suenos siempre serán solo eso,
    la realidad es otra cosa, ahora que
    se te realice algún sueno, no es muy
    común, pero puede suceder, gracias
    amiga Albada.

    Besitos dulces

    Siby

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede darse, de hecho hay sueños, que se entienden como relaciones unilaterales, que se convierten en reales. Poco frecuente, eso sí.

      Un abrazo

      Eliminar
  27. Hola Alba,ya de vuelta por aquí jajaja..es más fácil enamorarse de un sueño imposible que la propia realidad (aunque a veces hay sueños que se cumplen)...eso sí, el desayuno con pescado me ha encantado.

    Abrazos Alba

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es fácil confundir a veces. Pero ella fue lista.

      Un abrazo

      Eliminar
  28. Fabuloso relato. Ella fantaseaba. Él vivía el amor. Qué pena que a veces las palabras de un correo, de un whatsapp, de una carta de malinterpreten.

    Interesante tema...

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que puede confundirse. Y así, nosotros no entendemos del todo.

      Un abrazo, y gracias.

      Eliminar
  29. Magnífico relato! Y dentro de la desilusión con la que se topa la protagonista, ese final creo la devuelve a la realidad, esta vez, con ella a los mandos.

    Me ha encantado 👏🏼👏🏼

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiero pensar que nos puede pasar a todos. Ella, eso sí, se espabila para despertar.

      Un abrazo

      Eliminar
  30. Ay, qué triste enamorarse sol@. Al menos Eva se lanzó. Podía haberle salido bien.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue valiente. En el amor ser cobarde es siempre mala inversión.

      Un abrazo.

      Eliminar
  31. Un relato lleno de fantasia encantador co no o esos amores de ilusión. Muy bueno !! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que cuando la relación es en lejanía, puede haber malentendidos.

      Por la comunicación. Un abrazo

      Eliminar
  32. Ahora con las redes sociales, los foros, los chats, los buscadores de parejas, los whatsapp, los e-mails, los SMS puede haber más malentendidos que nunca.

    Brindo por la comunicación sin engaños...

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las tecnologías nos ayudan mucho, de hecho no concibo la vida ahora sin internet, pero sin la mirada, sin lo que rodea al habla, qué de malentedidos puede haber.

      Un abrazo, Ana

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad. Gracias por leer.