Translate

jueves, 8 de febrero de 2024

CARTA DE AMOR, EN JUEVES


Siguiendo la propuesta de Cecy  RECUPERO un poema que es una carta de amor. 

A veces no recuerdo que te olvidé,
que te creí muerto, y que sobreviví,
huérfanos mis abrazos de tu ceñir.
Es que supuse incluso que te soñé.
A veces dudo si en verdad viajé
de tu brazo por un mundo por abrir.
Si esas fotos simplemente las urdí
en un intento por amarte que inventé.
Sea verdad o no que te curaste,
olvidar tu teléfono fue duro.
como lo fue creer que me olvidaste.
Sentí que te perdí, eso seguro.
Mido para qué tanto afán en olvidarte,
sI de tarde en tarde aún te escribo.

45 comentarios:

  1. Pero qué artista de los sonetos eres. Compensa el desamor, el olvido o simplemente el desdén. Avanti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. El olvido y el desdén se parecen mucho en ocasiones. Hay, sin embargo, ese recoveco de la mente que sigue guardando cosas, obsoletas ya.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Un bonito soneto. Entre querer olvidar y no dejar de recordar. Felicidades y un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ester, ese espacio entre dos aguas, entre el olvido y el recuerdo. Tan líquido que no acaba de acomodarse en orilla alguna.

      Un abrazo, y feliz viernes.

      Eliminar
  3. Me ha encantado. Felicidades.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Macondo. Me alegra que te gustara.

      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  4. Buen soneto, para un amor que no acaba de extinguirse.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. O un olvido que no encuentra su acomodo, quién sabe :-)

      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  5. Qué bonito te ha quedado.
    En este caso, aunque la protagonista crea haberle olvidado, se ve que no del todo.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, quien narra no ha olvidado, y de eso se lamenta en la estrofa última.

      Muchas gracias, Campirela. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  6. Hay recuerdos que tienen raíces profundas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y hay olvidos que se olvidan, y así regresan los recuerdos. Es un espacio mental difícil de perimetrar.

      Gracias, Rafael.

      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  7. Si más no, te quedaste y nos ofreciste un bello soneto, para no olvidar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, pues ahí quedó algún olvido que se olvidó, Alfred.

      Un beso

      Eliminar
  8. Una prosa preciosa para un amor no olvidado. Me encantó. Te aplaudo. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me alegra que te gustara, Nuria.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Hay amores que aun queriendo, no se olvidan! Que bonito lo has escrito! Un abrazote amiga!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y olvidos que derrapan en las curvas, y ahí viene la confusión entre lo sentido y lo vivido, no creas :-)

      Un abrazo, y muchas gracias, amiga.

      Eliminar
  10. La forma más dura del amor, aquella que no encuentra correspondencia.

    Un beso dulce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no hay sensación de mayor desamparo y desgarro que el no ser correspondido. Por una madre, por un amor...Tal vez cada guerra perdida de ese estilo sea algo así como sentirse un niño que llora pidiendo amor y llora en vano.

      Muchas gracias, Dulce. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  11. Gracias por sumarte MariPau, con esta poesía tan sentida. En la decisión de olvidar, se va queriendo en cada tarde...
    Un abrazote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, no siempre es fácil olvidar, seguramente es lo más difícil, porque a memorizar nos enseñan, y desde niños, pero a olvidar cuesta mucho más eso de aprender.

      Un abrazo, anfitriona, y gracias por tu gentil lectura.

      Eliminar
  12. Felicidades por tu soneto. Del desamor hay mucho que escribir y que olvidar, ya que es terapéutico el hecho de escribir, para soltar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo, siempre hay que ir dejando ir. Si no la mochila es imposible de llevar a hombros. Se necesita mucha voluntad para desaprender.

      Un fuerte abrazo, Elena, y muchas gracias por tu lectura.

      Eliminar
  13. Está claro que no olvidaste.
    Te felicito por el soneto.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quien escribe no olvidó, a pesar de intentarlo, y es que, como sabes, olvidar no suele ser fácil nunca.

      Un beso

      Eliminar
  14. Cuando no se olvida, se escribe así de lindo, te quedó hermoso ese recuerdo.
    Besos y feliz noche!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si va pasando el tiempo va llegando el olvido, siempre y cuando uno esté dispuesto a soltar, a dejar ir. Hay quien se aferra con uñas y dientes, y es un error.

      Gracias. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  15. Vaya que los grande amores nunca se olvidan y de algunos que dejan una huella imborrable a pesar del tiempo, me has recordado todos aquellos poemas escritos a mi amor, el cual en este jueves de relato de cartas de amor, también le he escrito una pequeña carta con todo mi amor, mi alma y mi corazón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabina dice que Amores que matan nunca mueren, y así es, pasan los años y hay cierta memoria selectiva que se empeña en recordar lo que fue, o no fue, o desapareció.

      Muchas gracias. Un abrazo fuerte

      Eliminar
  16. Es curioso, pero pareciera que la nostalgia necesita ser actualizada: por eso insistimos en volver a ella para extraer cosas nuevas, nuevos razonamientos, nuevas sensaciones, etc. No le basta con ser lo que fue. Quiere seguir siendo. Ha de ser un engranaje activo en el corazón.
    Va un abrazo, Albada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy segura. No en vano volvemos a la infancia, a los recuerdos gratos que iliminaron un espacio, aquel río, alguien como un abuelo, o lo que sea.

      La mente sigue siendo indescifrable. Es un universo de conexiones infinito y que se remoldea constantemente. Un fuerte abrazo, Julio David, y gracias.

      Eliminar
  17. Hermoso poema, querer olvidar pero aún así seguir recordando. Tiene un bello ritmo de nostalgia, me gusta mucho.
    Un abrazo.
    PATRICIA F.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, los sonetos son siempre muy musicales, por fuerza, claro. Me encanta que te gustase.

      Un abrazo grande, Patricia.

      Eliminar
  18. Me alegro que hayas reeditado esta poesía-carta, porque me ha dado la oportunidad de saborearla.
    Me gustó mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me pareció muy adecuada. Es una carta, está en segunda persona, de hecho.

      Muchas gracias, Tracy. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  19. Qué bueno que lo hayas guardado. Es un soneto que toca el amor desde su pérdida. El cierre genial. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, lo recité en Madrid hace unos meses, y tal vez hoy lo haga de nuevo en el Café de la Ópera de Barcelona.

      Un fuerte abrazo, Carlos.

      Eliminar
  20. Estupendos versos, muy poeticos Albada. Un placer leerlos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Mónica. Me alegra que te haya gustado.

      Un fuerte abrazo, y bonito viernes.

      Eliminar
  21. ¡Hola, Maripau! Jo, no se puede plasmar mejor ese conflicto eterno del desamor. ¿Olvidar, recordar, seguir adelante, odiar, esperanzarse...? Son muchas las emociones que transmiten tus versos. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es que uno nunca sabe qué hacer con los pedazos de un corazón roto. Ahí está la clave, David.

      Muchas gracias por leer y comentar. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  22. Un amor que no se olvida, que permanece atado con fuerza al corazón. Me gusta especialmente:
    "A veces dudo si en verdad viajé
    de tu brazo por un mundo por abrir.
    Si esas fotos simplemente las urdí
    en un intento por amarte que inventé".
    Me ha encantado. Felicidades por tan buena aportación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay recuerdos inventados, pero sentidos, y creo que en esos tema de amor abundan mucho. Cuando muere el hombre, la viuda recuerda lo feliz que la hizo, y no miente, pero llevaba años quejándose de él. Como vemos cada día, lo importante es sentir, no necesariamente lo basado en la realidad. Por eso esa estrofa.

      Muchas gracias, Marcos, me encanta que vieras esa estrofa como lo que es, un trampantojo. Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  23. a un amor asi le viene muy bien una poesia como la tuya Un abrazo

    ResponderEliminar

Ponen un gramo de humanidad. Gracias por leer.