lunes, 11 de junio de 2018

Diarreas estivales


Había llegado al fin. Semanas de advertencias, llamadas telefónicas, wasap de última hora avisando de su llegada inminente. Mi vecina venía  a pasar las vacaciones en su casa, tras pasar los inviernos en las  Canarias, como cada año.

Le abrí la puerta, por supuesto. Se puso a explicarme cosas de las islas, de su familia de allí, de un perro que ahora hacía compañía a su prima, de su misma edad, "nacimos con quince días de diferencia, ya ves", me dijo. Su verborrea alocada con los aspavientos de manos y movimientos de cabeza me estaba mareando. Desesperada, le ofrecí amablemente un zumo de frutas fresquito, y aceptó. Fui a la cocina a prepararlo. Se lo bebió con ansia, como había supuesto, y se marchó al rato con una torpe excusa. Escuché sus prisas en abrir su puerta. Espero que no se me fuera mucho la mano con el laxante

31 comentarios:

  1. Jajajaja, ingenioso relato Patricia, me causó mucha gracia...
    Besos al alma y feliz semana. Muak.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias paula. Me he divertido escribiendo, y eso no me lo quita nadie. Me alegro te hiciera gracia

      Besos y una semana linda

      Eliminar
  2. Me he reído y he pensado en las veces que me hubiera gustado tener ese "zumo de frutas fresquito". Sigo riéndome. ¿como se llama ese laxante?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, seguro que a veces uno echa de menos un buen laxante Dulcorax gotas o similar :-). Hay quienes merecen que no nos falte en la cocina algo para hacer callar a los verborréicos, pero por supuesto, el cuento es ficción.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Muy bueno y ¡ese final...!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Jajaja a cagarse como los chotos y que se joda, porque hay gente insoportable de lo plastas y cansinos que son.

    Besos Albada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo he hecho nunca, pero a veces tentada he estado, la verdad. Esa verborrea, casi siempre femenina, me saca de quicio :-)

      Besos

      Eliminar
  5. En el fondo da pena, pero se lo merecía.
    Ja,ja,ja. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pena pena, lo que se dice pena no sé, porque la pobre vecina que tiene que aguantarla todo el verano, igual acaba con ansiedad

      Besos

      Eliminar
  6. Con lo bien que se está en Canarias, también en vacaciones, qué necesidad tendría de volver.
    ¡Muy bueno!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso digo yo, para qué vuelve a su casa, con lo a gusto que se vive en Canarias.

      Un abrazo

      Eliminar
  7. A grandes males, grandes remedios... la pesada ya no volverá.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí volverá, con cualquier excusa, seguro, pero tal vez n acepte zumos fresquitos :-)

      Un beso

      Eliminar
    2. Volverá a por papel higiénico.

      Eliminar
  8. Seguro que si vuelve no se para en tu casa a dar la lata.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, sea quien sea la vecina pesada, yo creo que se lo pensará un poco antes de volver a ponerse tan inaguantable :-)

      Besos

      Eliminar
  9. Por si acaso... no digo ni "mu".
    Solo que me gustó, me reí y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, mas vale prevenir que curar, dice el refrán, y también que en boca cerrada no entran moscas. :-)

      Besos

      Eliminar
  10. Y pasó de la verborrea a la diarrea en un pispás jajaja
    Muy bueno, querida amiga. Gracias por las risas 😂

    (Te dejo los enlaces donde he publicado tu participación de la propuesta de “variétés”)

    https://ginepg.wixsite.com/autores/albada-dos

    https://paraisodeletras-blogueros.blogspot.com/2018/06/tentacion-es.html

    Gracias, nuevamente, querida amiga.

    Bsoss enormes, y feliz tarde! 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ginebra , ahora iré a mirar. Eres un encanto.

      Besos grandes

      Eliminar
  11. Respuestas
    1. Igual se lo buscó por ser tan pesada. Es broma. Y ficción, claro

      Un abrazo

      Eliminar
  12. Jaja, muy bueno!
    Qué necesidad de venir con cuentos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay quien esparce datos personales que a nadie importa, y hay quien se niega a escuchar lo que no Le interesa.

      Un beso

      Eliminar
  13. Que bueno. Al leer el título pensaba que ibas a contarnos alguna anécdota pero tu relato ha sidp mucho más interesante y divertido.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este rincón lo mismo escribo con mensajes sesudos como ideas con comicidad sin más Me alegro que te gustará.

      Un abrazo

      Eliminar
  14. Si pudieras nombrar los ingredientes con que preparaste el laxante o el medicamento que usaste, te lo agradecería jaja
    Te dejo un abrazo, Albada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja. De efectos tan inmediatos no sé yo si existe :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  15. Será consciente de que se la han jugado, o ¿Volverá como si nada a por otra ración?
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, igual lo achaca al cambio de aguas, o las ostras que ofrecen de manera gratuita en los vuelos de Iberia de canarias a la península :-)

      Un beso

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.