domingo, 6 de enero de 2019

Muchacha triste

Tomo el relevo a Alfred
Imagen tomada de la red
Este dibujo lo están cerrando en Facebook, y se ha de reproducir tanto como se pueda, para denunciarlo, y es un dibujo

Miedo en la cara. Llanto en los ojos. Impotencia en la mirada. No importa cómo llamemos a las muertas a manos de su pareja o ex-pareja. El promedio es de una por semana. Muchas de ellas sin haber puesto demandas previas de maltrato. Lo llamen como lo llamen ya hay una víctima de violencia doméstica ¿?, por celos, y era una mujer, qué casualidad.  Ayer comentábamos en mi casa, en la sobremesa, el por qué las mujeres no denuncian el maltrato, o lo hacen poco, visto lo visto. Bueno, imagino que porque han de volver a su casa, al lado del tipo, lo que no haría más que enfadar al susodicho. 

En la calle seguimos en la misma historia de siempre, mujer sola y de noche, algo  estará buscando. Sí, tal vez tomar el aire, o ir a trabajar, por poner un ejemplo. La ley no está hecha por mujeres, y se nota. Mis deseos de que en un futuro cercano no tengamos que educar a las niñas para que se protejan, porque la mentalidad de los hombres haya cambiado. No se puede generalizar, por supuesto, porque hay hombres, cada día más, que  abogan por la igualdad de trato y sobre todo, de respetar la igualdad de derechos, pero a día de hoy seguimos sufriendo ese mundo machista y esa justicia patriarcal. Basta ya 

26 comentarios:

  1. El cambio social debe ser de fondo, no de formas y allí creo se equivoca la sociedad, se debe aplicar la justicia sin permisividad en primer termino y entender que un hombre que golpea, viola y mata a una mujer es un enfermo mental, que no por ser hombre todos somos iguales y representamos un peligro. Todo está mal enfocado a mi parecer, cuando lo único importante es proteger a esas mujeres que sufren de violencia hoy, no cuando ya no necesiten esa protección.

    Un beso dulce y dulce semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La evolución desde dentro.Lo dice bien. El machismo seguramente lo estamos perpetuando las madres, que tal diferencian entre hijos varones o hembras. Desde las escuelas se ha de insistir en no diferenciar o eyiquetar por razón de sexo. Las nuevas generaciones parecen ancladas en el pasado, a tenor de los datos de mujeres maltratadas. Un problema que no se acaba con leyes proteccionistas, seguro.

      Un abrazo y feliz lunes

      Eliminar
  2. CCon esta imagen expresas una horrible realidad muy actual de nuestra sociedad. Se degenera y degrada por falta de verdadera justicia al daño producido. Los gobiernos son los que hacen las leyes, siempre que tengan voluntad y estabilidad...

    Me uno a tu estupenda entrada..

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo triste es que los gobiernos tengan que promulgar leyes anti violencia machista. Ahora hablan de la violación de un aliña en Algeciras, presuntamente a manos de su novio. Muy triste, la verdad


      Un abrazo y por un lunew bonito y plácido

      Eliminar
  3. Esa imagen es brutal.
    Yo ya no tengo palabras para tanto horror.
    Sólo se me ocurren barbaridades para tanto macho repugnante.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay hembras repugnantes también. Las madres que usan a los hijos como arietes son deleznables, y las hay. Pero esa brutalidad que algunos hombres, en porcentaje tal vez no sean tantos, es que repugna.

      Un Beso Toro, y por un lune sin noticias parecidas

      Eliminar
  4. Lamentablemente aquí el promedio de femicidios es mucho mayor.
    Parece que los "machos" no soportan que van perdiendo su poder y salen con más crueldad.
    No tengo Facebook, no sabía de la prohibición de la foto. Solo nos queda desear que tanto hombres como mujeres tomen conciencia de sus acciones. Los hombres, respetando, las mujeres con denuncias. Y la Justicia haciendo lo que le corresponde.
    Besos y buen año, Albada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son siglos de influencia, son los prejuicios hacia de la mujer de las religiones monoteístas, son magistrados, será tan fácil de explicar o no, pero las siguen matando. Una lacra

      Un abrazo grande, Mirella y por un año con más respeto a la mujer.

      Eliminar
  5. Si callamos, somos cómplices.
    Gracias!!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas mujeres tenemos otras vidas, la suerte de buenos compañeros, pero hay que decir que ya basta.

      Un beso, Alfred y feliz martes, sin censuras.

      Eliminar
  6. Mientras la educación, la iglesia, la familia y la sociedad, que parecen convivir con esta criminal realidad, no cambien, seguirá habiendo machos repugnantes y mujeres asesinadas, por mucho que las leyes cambien.
    Usaré la imagen de tu entrada en el lateral de mi blog.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curioso, pero católicos, islamistas y judíos dan a la mujer una posición de inferioridad. Debe dar mucho miedo la imagen de un amujer con poder.

      Muchas gracias, Juan L. Un abrazo y feliz martes

      Eliminar
  7. Es terrible Albada Dos, parece que en lugar de avanzar retrocedemos. Textos e imágenes valientes como la tuya es lo que se necesitan a ver si se acaba esta lacra.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo pensaba que las chicas jóvenes tenían la educación y la autoestima para no aceptar maltrato de pareja, por ejemplo. Pero resulta que las denuncias, que muchas no denuncian, son mujeres menores de veinticinco años. ESto se ha de acabar. También los miembros de manadas son jóvenes, es que no entiendo nada, quién les está educando, me pregunto.

      Un abrazo y porque acabe la violencia machista de la calle, pero también que se acabe en las promociones profesionales, en los rectorados, de los tribunales etc.

      Eliminar

  8. El problema es profundo y su solución, creo, para por la educación: no educar a las niñas para que se protejan y eviten el peligro, sino a los niños para que respeten a las mujeres, y eso pasa por cambiar muchos juicios y actitudes que como sociedad recreamos una y otra vez. Me temo que la solución, si llega, es a largo plazo. Y mientras llega, desde luego la justicia no ayuda.
    Y sí, no es fácil denunciar a quien te maltrata si lo tienes en casa, o cerca.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si los niños se organizan incluso en manadas para atacar a chiccas solas, ya podemos poner vigilancia en las calles, que no conseguiremos nada. Esa educación se ha de dar en las casa y en los colegios e institutos. La prensa, los anuncios, los cargos directivos etc han de dar ejemplo también.

      Un problema poliédrico. Un abrazo, Alis

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. LLevamos años en España, diciendo que basta ya. Ojalá se acabe pronto, pero ojo, el pensamiento ultraderechista, ese machista y xenófobo se está incrementando en Europa., así que ya veremos.

      Un abrazo desde este lado del mar

      Eliminar
  10. El dibujo es impresionante y precisamente por eso debería ser divulgado. Algo muy mal debemos estar haciendo cuando el comportamiento de muchos jóvenes resulta desoladoramente machista.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Lo estamos haciendo mal. No ha bastado la ley de protección a la mujer, ni que sea delito y no falta el maltrato. Esos jóvene, de ambos sexos, me preocupan, la verdad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. A mis 68 años sigo preguntándome qué hacemos mal, por qué siguen produciéndose, en pleno siglo XXI, estas atrocidades. ¿Quién es el culpable o los culpables? ¿Un sistema educativo deficiente, la propia familia en cuyo seno se vive el maltrato como algo normal? Y ¿por qué, tras tanta visualización de ese horror en los medios se siguen produciendo tantas violaciones y muertes de mujeres? ¿El endurecimiento de la ley acabará con ello? Parece que no, algo falta.
    Por una parte tenemos el machismo retrógrado que conduce a un maltrato psicológico e incluso fisico de la pareja, algo increíble y deleznable en una sociedad culta y moderna, y por otra las agresiones sexuales por parte de violadores que, solos o en manada, están al acecho, cual depredador, de la presa fácil, lo que me resulta todavía más vomitivo y que se me antoja más propio de mentes enfermas.
    Y acabamos de estrenar el año con varias víctimas. Creo que la solución a este problema tan grave requiere un enfoque y tratamiento desde muchos frentes. Esperemos que este 2019 represente un punto de inflexión en este aspecto y esos comportamientos vayan en descenso hasta su total (o casi total) desaparición.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus reflexiones son exactas y sabias. Sin una mirada poliédrica no avanzaremos. Que censuren ese dibujo estçá en la linea de pérdida de libertad de expresión., pero el efecto manada me hace pensar en esos jóvenes que se excitan viendo violar a un amigo a una muchacha aterrorizada, llorando. No sé qué perversión voyeur será, pero me preocupa, mi verdad, y más me preocupen los jueces que siguen sin comprender que si un hombre ale en bañador por la calle, lo hace sin miedo, y en cambio una mujer lo hace muerta de miedo. Algo estamos haciendo mal, no me cabe duda.

      Un abrazo Josep Mº y brindo porque este año disminuyan pero de verdad, el número de mujeres agredidas y lastimadas, por ser mujer, simplemente.

      Eliminar
  13. Creo que esto a pasado toda la vida y seguirá pasando mientras las mujeres lo permitan, es triste pero si cada una de nosotras no aprendemos a valorarnos menos lo harán los hombres. Un triste y repetido relato. Un abrazo amiga muchas gracias por tus bellas palabras en mi espacio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha pasado y seguirá pasando. Esa autoestima tan baja de muchas de nosotras ha propiciado que no se cambie de mentalidad. Pero es que falta mucho camino por recorrer. Lo veo como un cambio global hacia la mujer, a largo plazo.

      Es una pena, y una lacra. Un gusto comentar tu blog, Gladys. Un abrazo y feliz jueves

      Eliminar
  14. No es todo tan sencillo... Una mujer maltratada se valora, aunque cueste creerlo. Una vez ha caído en la espiral de un animal de esa estirpe, es difícil salir. Y más hoy, cuando las mismas mujeres piensan como ellos, y tenemos el enemigo en casa...
    Cuando vemos cómo y de qué manera actúa la justicia, tarde mal y casi nunca... tampoco les ayuda a denunciar.
    Las frases como " es porque les gusta" "no las entiendo" "yo ya me hubiese ido" manifiestan que jamás se vieron en tal situación... y casi mejor que callasen.
    En fin.
    Es un tema candente, doloroso, y que espero que no siga ocurriendo como por el pasado.
    Por suerte hoy hay más voces que antaño para gritar que no es una normalidad...

    Saludos, Albada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un problema de múltiples caras. Ahora hablan de la manada de Benidorm. No me imagino a cinco mujeres asediando a un hombre. Sin embargo parece que hay jóvenes, enfermos seguramente, que se organizan para salir de caza. Es un tema que se ha de mirar de manera global, no me cabe duda.

      La mujer que entra en la espiral del maltrato puede necesitar décadas para entender que está en esa espiral, y mucha fuerza para salir, porque la justicia ano ayuda. Un abrazo y por un jueves tranquilo

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.