martes, 18 de julio de 2017

Tart, la pequeña gran perra


Ella, la cachorrita abandonada en un contenedor de basura y que fue llevada a la perrera, ha partido. A un cielo perruno, imagino,  donde los olores de la comida llenarán la trufa de su nariz, de sensaciones cálidas y amables.Todos los olores de la cocina, y del comedor eran su inspiración perpetua.

Mi hijo, de  diez años entonces,  se enamoró de su mirada hambrienta de mimos y pasó a formar parte de mi familia. Ya sé que cada uno siente que su perra es la mejor, o su gato, lo sé, pero sobrevivir a tres niños no es fácil, y ella lo hizo. Les hacía de portero o de jugador de fútbol, con el peligro de una pelota mayor que ella. Les quería salvar del mar y casi se ahogaba por querer que salieran del agua. Fue confidente de adolescentes y hasta ha conocido a las nuevas adquisiones de la familia, porque los niños crecen y se hacen hombres. Y buscan parejas que acepten a la mascota.

Y ha tenido una vida que no hubiera podido imaginar atada a la barra de un contenedor. Y nos ha dado una compañía inmejorable. Y hoy, tras un par de días de sufrimiento, y luchando por su vida, ha partido.

http://albada2.blogspot.com.es/2013/11/poema-plasta-para-nuestra-mascota.html

Hasta siempre Tart.

13 comentarios:

  1. Le distéis una vida mejor de la que en apariencia le habían destinado y creo que os lo supo agradecer con creces. Por todo lo que has puesto más las cosas que contabas de ella, se notaba que era un elemento importante dentro de la familia. Descanse en paz Tart, en el cielo de los amables seres perrunos, olfateando siempre con toda fidelidad, para encontrar una buena pieza para compartir con sus amos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien sabes que en efecto, era uno más de la familia. Nunca entendió por qué no comía en la mesa, por ejemplo, y comía sus crispis, de su bol, siempre mirando no ser observada en ese momento, como avergonzada de comer en el suelo de la cocina.

      Sí, fue una buena y larga vida. Un beso

      Eliminar
  2. Me da pena esta entrada, mi querida Albada, me resulta muy triste ver partir a alguien, y cuando ha sido un animalito que al final llega a ser de la familia, se le coge tanto cariño, como yo lo se desde que tengo a mi gata, solo de pensar en su muerte, me duele y me llega al alma.

    D.E.P. Tart.

    Me alegra volver a leerte.

    Besos enormes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabemos que es ley de vida, pero duele, claro. En este caso nos queda mucha conformidad, mucha, porque desde una intervención hace dos meses, nos dio la satisfacción de recuperarse muy bien, al extremo de correr y saltar.


      Ha tenido la luna de miel de sentirse ágil y feliz como una jovencita, así que, avisados de que podía haber este bajón sin retorno, hemos gozado del espejismo. No podía tener una vida más plena, ni nosotros una mascota más fiel.

      Un beso, dulce María, y nos seguimos leyendo

      Eliminar
    2. Gracias por dejarme la nueva dirección de tu blog, ya la dejo enlazada.

      Más besos.

      Eliminar
  3. Quienes adoptamos estas encantadoras criaturas cuatro patas, sabemos del dolor de perder a estos miembros de la familia. Nos han llenado el hogar cuando Alguien se fue, hace exactamente ONCE años. La Vida continúa siempre Bella y fiel a si misma. Felicidades Albada2. Te hemos extrañado mucho, porque no hallábamos tu blog.Cordiales saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adoptar es dar una segunda oportunidad. Me alegra que ya haga once años que os acompaña, porque son un regalo, para niños y para ancianos en particular y para la soledad cobra la dimensión de compañía.

      Gracias. El blog era un dominio web, que no me enteré que vencía y ya no pude recuperar, pero pude rescatar como blogspot. He setado en dique seco, pero pasará. Un abrazo

      Eliminar
  4. Es una lástima venir a visitarte en un momento de tristeza, mi querida, pero son cosas de la vida y un amigo apoya en las buenas y en las malas, sin embargo percibo una nota de felicidad profunda por lo que Tart le dio a todos.
    Te dejo un beso enorme y me alegra esta vuelta, mucho eh.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido un macro-regalo tenerla. Mejor vigilante de niños, compañera de juegos, luego confidente para ellos y con mi rodilla compañía y paseo. Ha sido feliz y nos ha regalado felicidad, fidelidad, escucha, paseos diarios, dulzura, recibimientos sin medida...lo que es un perro, poco más, pero es mucho

      Seguiré en este blog. Desde 2010 he crecido con él y no puedo pensar en abandonarlo.

      Un beso grande.

      Eliminar
  5. Jo...
    Lo siento mucho.
    Uffffffffffff, cuánto dolor...

    Un abrazo Albada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo creas. Es un dolor dulce en todo caso. Porque tuvo una gran y larga vida.

      La veterinaria nos ayudó a que partiera sin dolor alguno. Yo de mayor quiero irme como Tart rodeada de caras amorosas y sin sufrir.

      Un beso

      Eliminar
  6. La vida que le esperaba y la que he tenido en tu familia. Aunque triste, puedes estar satisfecha.
    Y a tus seguidores, que te échabamos en falta, nos ha hecho el póstumo favor de traerte aquí para despedirla.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese último favor. Ella, siempre dando. Es un simple texto para quien, con su simplicidad nos ayudó en esta complicada travesía

      Un abrazo

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.