miércoles, 25 de noviembre de 2020

Monólogo, en jueves

 




Siguiendo la propuesta de Juan Carlos, en su blog ¿Y qué te cuento?, sobre realizar un monólogo, mi aportación es la siguiente

Si ya me lo dijo mi madre, vaya ganas de hacer taxista si ni tienes taxi ni tienes carnet, ni te gusta la gente. A ver, que carnet tengo, el de conducir normal, y tengo coche, un Peugeot pequeño, y eso de que no me gusta la gente lo dice ella. Lo dice ella porque la esquivo lo que puedo. Su verborrea me aburre, pero es una madre estupenda, todo sea dicho

El tema vino de que no podemos salir del perímetro de la ciudad los fines de semana. Yo no tengo culpa de querer salir por ver la playa, en un municipio colindante. Como no puedo, me subo al coche y doy vueltas por mi ciudad. Eso desde hace tres findes. El domingo último me pegué con esparadrapo un cartón, en el que había dibujado “Taxi”, era claramente una broma. No pensé que nadie me hiciera el gesto de parar. Pero así fue. Una mujerc on maleta de cabina me paró. Hombre, que por qué me paré, no sabría decirlo, me recordó a una amiga que murió hace unos años, y me entró una pena que me obligó a ayudarla. Encantadora, de buena conversación, la llevé donde me dijo. Paradas ya ante un portal, me dejó su teléfono, y yo el mío, pero quería pagarme y yo no quería cobrarle, qué sentido tenía, ¿verdad?, pues erre que erre, que claro que me pagada la carrera. Pero qué carrera, si yo estaba paseando, le dije.

Ahora somos amigas. Me ha llamado mi madre, como cada día, y me ha preguntado si me atreví a poner el cartón del taxi en mi coche. Claro, le he dicho, y he conocido a una mujer estupenda, ¿ves como no soy asocial, como tú dices?, le deje claro. Lo que no le he dicho es que me paró la policía municipal, y que tengo una denuncia por intrusismo, otra por documentación ausente, otra por robo por engaño, y que me han retirado el carnet por tres años. Pero he hecho de taxista, aunque no viera el mar

ES FICCIÓN

Palabras 343

Más relatos juevero

98 comentarios:

  1. Eso es tener ganas de cumplir los sueños, y tener ingenio. Lo malo son las consecuencias, pero anda y que les den. Hay momentos que mecen perder el carnet ajjaja. Un besazo y feliz miércoles muakk.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería un sueño muy posible, pero para mi protagonista, una oportunidad eso de lograrlo, aunque fuera en plan chapuza :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  2. !Di que sí. Los sueños posibles, a cumplirlos aunque sean de cartón! Has perdido los puntos, pero has ganado una amiga con la que pasear.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De cartón sujetado con esparadrapo, di que sí, qué mejor que cumplir los sueños, sea como sea -)

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Ha echo una amiga, eso vale mucho, y después del paseo lo a gusto que se quedo. Que le quiten lo "bailaó".
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se quedó a gusto e hizo una amiga, no sé, el balance es positivo, ya tendrá la ocurrencia de conducir sin carnet :-)

      Un abrazo, Ángel

      Eliminar
  4. Qué bonita historia, Albada. Perseguir un sueño, lograrlo y tener una bonita recompensa, aunque esté acompañada de tanto fatalismo. Me ha encantado cómo lo has plasmado.

    Mil besitos y muy feliz día ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El fatalismo estaba cantado, porque imaginé el coche pequeño con un cartón, y hombre, para multarla no, pero es evidente que así, lo de hacer de taxista...mejor no hacerlo :-)

      Un abrazo, y feliz tarde

      Eliminar
  5. Jajajaja bueno pero al menos tuviste la experiencia del taxi. Jajajaja. Mi papá en su juventud tenia un taxi, era su segundo trabajo, lo imagino con 4 hijos apenas y podía con los gastos. Aun tiene uno, dice que es una inversión y negocio, solo que no ha encontrado al chófer adecuado. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobre, ya trabajaba, ya. Bueno, que no deje sin renovar la licencia, capaz que encuentre al conductor adecuado cuando esté apunto de rendirse...o se ponga a conducir de nuevo :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  6. jajá, al menos tuvo la experiencia y contento a su madre... eso me recuerda al que no tiene carnet, pero lo intentó, jajaja... Gracias por hacerme reír Albada, me ha gustado.
    Feliz jueves
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin carnet de taxista, a pelo, pero claro, los sueños, sueños son :-)

      Un abrazo, Carmen

      Eliminar
  7. Qué poco comprensiva es la policía.
    Luego dicen que no hay emprendedores...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí voy a parar...pues claro que no hay, si les amputan las alas :-)

      Un beso

      Eliminar
  8. Seguro que la chica se llamaba Mar, al final valió la pena. Abrazo.

    ResponderEliminar
  9. La pandemia ha obligado a muchos a cambiar de rubro y más de alguno se ha dedicado a taxista, claro, a los de ahora, de aplicación de móvil. Pero terminar de esa manera como en tu historia ya es mucha mala suerte. Por suerte es ficción :)

    Un beso dulce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que reinventarse, dicen, y quien puede, lo intenta, aunque si la burocracia les ahoga...ya es mala pata.

      Un abrazo, Dulce

      Eliminar
  10. Oye, pues cumplió su sueño aunque haya tenido sus consecuencias...

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cumplir los sueños puede salir caro, por desgracia, aunque ser cobarde no sé si vale la pena

      Un abrazo, y feliz jueves

      Eliminar
  11. Jajaja, qué bueno. Qué sería de la vida sin estas “aventuras”… Está claro que, a veces, las consecuencias no son muy buenas, pero, al final, siempre compensa por otro lado. En este caso, hizo una bonita y curiosa amistad.

    Me ha encantado, querida amiga. Lo he disfrutado mucho.

    Abrazos, y muy feliz tarde 💙

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería una amistad de lo más curiosa, porque aquí le azar tuvo todo el papel :-)

      Muchas gracias, yo disfruté escribiendo :-) Un abrazo

      Eliminar
  12. Jajaja qué mala pata que le paró la poli, pero bueno al fin y al cabo, cumplió su sueño.

    Muy bueno tu relato.

    Besos enormes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que importa, que pudo de hacer de taxista, puestos a dar vueltas por la ciudad, inventó una especie de motivo para hacerlo :-)

      Un abrazo, y vamos a por este jueves

      Eliminar
  13. Ha hecho una amiga, demostrando a la madre que no es antisocial. Todo un logro.
    Y cumplió su sueño.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que lo de antisocial igual era un decir de la madre :-) Disfrutó, pues oye, ya valió la pena

      Un abrazo

      Eliminar
  14. Que rabia que la poli te parara, con lo bien que lo estabas pasando, y la de cosas que apuntan en la multa, habrán necesitado un tríptico, creo que el próximo fin de seman hay que ir a la playa, ya puesto a desobedecer ... Un abrazo y unas sonrisas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puestos a...que se vaya ala playa, hombreporDios :-)

      Un abrazo, Ester

      Eliminar
  15. Bien pensado, lo "del taxi", no me parece mal...
    Un abrazo y una sonrisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puestos a dar vueltas por la ciudad, sin poder salir.. pues mira, sería un uso más normal para su coche:-)

      Un abrazo, Rafael

      Eliminar
  16. Hola Albada.. Muy buena idea para hacer amistades, además eso de convertirse en Taxi está bien ahora que no quieren coches circulando en las ciudades, así que te haces taxista, o te compras una bici o un patinete.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor patineta, eléctrico, porque lo del taxi implica tal cantidad de burocracia, que mejor se compre un patinete, y le ponga le cartón encima, para hacer de taxista también :-)

      Un abrazo, y por las sonrisas

      Eliminar
  17. No hay mal que por bien no venga !!!
    Realmente es una historia extraordinaria con un final que no esperas y eso mata, Albada. Felicidades por esta magnífica exposición de letras !!!

    Abrazos y buenas noches.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo, si ganó una amiga, la antisocial según su madre, pues ya valió la pena :-)

      Un abrazo, Joaquín, y gracias

      Eliminar
  18. Oh qué bonito! Me ha encantado tu relato,este monólogo tan bien escrito,tan extraordinario, con ese final...
    Felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias, es un monólogo que siendo cortito, tiene sentido, que es a lo que iba :-)

      Un abrazo, Luna, y gracias

      Eliminar
  19. Jajajaj, me he divertido leyéndote.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Y encima sin llegarse hasta el mar. ¡Ya te digo!

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ná de ná, que no se puede salir del municipio ...ya ves :-)

      Un beso

      Eliminar
  21. Es bueno el monólogo y lo mejor de todo lo de que "es ficción". En ningún momento había pensado que te hubieras metido a taxista intrusista. :)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, es que como uso la primera persona, aquí imprescindible, me dije...tú acota que es ficción :-) jaja

      Porque no haya intrusismo, en nada . Un abrazo

      Eliminar
  22. pues sí, si haces de taxista extraoficial puedes tener un problema con la policía, o lo que es peor, con los propios taxistas, que no llevan muy bien la competencia. ^_^
    pero si viera uno de esos taxis espontáneos y el conductor/a tuviera aspecto de buena persona, me subiría. además, seguro que no llevaría puesto cierto programa de radio de tertulia política, que a los taxistas parece que les pagan por ponerlo. 3:)
    abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, pues igual tomo tu idea. Es broma. Eso de hacer de taxista ha de ser duro, porque vaya usted a saber qué cliente te para. O te paga, o te pone pegas :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  23. Boa noite Alba. Parabéns pela excelente matéria. Os taxista têm um papel importante em nossos dias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo, son muy importantes, aquí era como de broma, sin embargo

      Un abrazo, Luiz

      Eliminar
  24. Es ficción... jajajaja gracias por la aclaración!!!
    Me hiciste reír.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era el final de verdad, declarar que el monólogo era ficción. Me alegro que lo entendieras así

      Un abrazo, Laura

      Eliminar
  25. Todo puede suceder si nos atrevemos a hacer aquello que deseamos.... Lindo monologo amiga, yo de taxista nomas no. Saludos y abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no me veo, de taxista me daría un poco de apuro, porque conducir por ciudad es duro, y la gente, asocial que es una, me cansa :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  26. menos mal que solo es ficcion mi amiga,
    pero te quedo muy bueno.

    Besitos dulces

    Siby

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estuve tentada, tenía el cartel en cartón, y le esparadrapo apunto, pero me eché para atrás. Es broma.

      Un abrazo

      Eliminar
  27. jajajaja me arrancaste una gran sonrisa, gracias.

    Disculpa mi ausencia, que poco a poco iré corrigiendo, pero en casa de mi madre se me hace muy difícil conectarme. Un beso muy grande, Albada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has de estar con tu madre, todo lo que te necesite, la necesites o puedas, porque un día, van, y se van.

      Me alegro te hiciera sonreír. Un abrazo, Carmela

      Eliminar
  28. Muy buena esa aclaración final, ja,ja,ja.
    Un relato la mar de ameno que demuestra hasta qué punto puede llegar la imaginación de quien quiere moverse en plena restricción de la movilidad. Ese atrevimiento le sirvió a la falsa taxista para hacer una amistad, aunque le costara algunas sanciones. Habrá que ver si, después de eso, cree que mereció la pena la aventura, je,je.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que las restricciones, y las respeto, son un rollo. Mira, si ganó una amiga, pues ya valió la pena, lo de las denuncias siempre es negociable en los balances :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  29. jajajaja genial y divertidísimo. ¡Qué ocurrencia la tuya jajajaja! y tu personaje aunque le cayera la parda, cumplió su sueño.

    Besos, Albada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si al final es lo que importa, cumplir los sueños..¿no?

      Un abrazo

      Eliminar
  30. Jaja divertido tu monólogo, bien anclado a la época de encierro en que transitando. Me ha divertido también la aclaración de final "es ficción " 😁😉 un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tras aquel confinamiento de de más de tres meses, esto debería ser fácil, pero ya ves, lo de municipios cerrados los findes es un problema :-).

      Gracias. Un abrazo y feliz viernes

      Eliminar
  31. Imaginaté que se cumple el sueño jajaajja Que buen rato he pasado. Tendremos que tener cuidado con lo que deseamos, por si acaso.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, capaz que hay que dosificar los sueños, no sea que se cumplan :_)

      Un abrazo

      Eliminar
  32. Te quedaste sin el mar pero conduciste un taxi, lo demás son menudencias...muy bueno, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, `pues mira, mirado así es un sueño cumplido, con un precio, eso sí

      Un abrazo

      Eliminar
  33. Qué gracioso y encantador... me dura la sonrisa. Si ella quería provarlo, ¿por qué no? aunque le saliera caro...
    Muy ágil esa mente que cuenta.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, era la sensación de conducir un taxi, y ella se lo monta :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  34. Sonreí al ver la aclaración de que es ficción, aunque relatado como si fuera real. Tiene el humor necesario para formar parte de un club de la comedia.
    ;)

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues gracias, ese final era la guinda, pero no creo que así sirviera para el club de la comedia ¿eh?

      Un abrazo, Alis

      Eliminar
  35. Cumplió un sueño, ganó una amistad y se probó a sí misma que es capaz. Viendo el vaso medio lleno, tiene para dormir en paz consigo misma por lo menos una noche.

    Va un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues así es, si ella cumplió su sueño, aunque tuviera un precio. Sí ganó una amiga, qué más pedir ¿no?

      Un abrazo

      Eliminar
  36. No se puede segar de esta manera una vocación sin ánimo de lucro com o la tuya. Tendremos que organizar una manifestación de coches por la calle mayor de tu ciudad hasta el ayuntamiento, todos con el cartel de taxis pegado,como tú para que tus derechos no seas pisados
    Jocosa historia que me ha divertido. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaj, sería una manifestación de lo más curioso e hilarante, ya te digo :-).

      Gracias por la solidaridad con la taxista vocacional :-). Un abrazo

      Eliminar
  37. Me has sacado una gran sonrisa,
    jajajaja.

    Besos.

    ResponderEliminar
  38. Está muy bien esa aventura, ja, ja, já. De esas historias para eludir el confinamiento, me ha recordado al señor que sacó a pasear a su pez, con pecera y todo.
    Muy buena la anécdota con la pasajera y genial como cuentas la relcaión de la protagonista y su madre.
    Gracias por venir, muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, eso sí que es moral, sacar de paseo al pez con su pecera...muy bueno. Es que las madres estudiamos todas en el mismo sitio y los mismos temas, me temo :-)

      Un abrazo, y feliz finde

      Eliminar
  39. Jajajja,,,,,,,,,,,,,,,,que ingenio, está bestial.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  40. ¡Hola, Albada!
    Siempre quedo encantada con tus relatos. Cuando era adolescente siempre decía que mi madre no tenía razón en muchas cosas, sin embargo hoy como madre digo que no es verdad. Jijiji.
    Mi esposo fue oficial de policía y puedo decir... De los buenos, con plena convicción.
    Lindo post.
    Un fuerte abrazo. 🌷😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que tanto odiábamos ahora lo hacemos nosotras, es así la vida :-) Los policías están para hacer cumplir los reglamentos, pero mi protagonista se los saltaba, olímpicamente :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  41. Qué ingenio el de tu prota (o sea, el tuyo), y qué bien le salió. Bueno, por un lado le salió bien, pero por otro no tanto. Aunque me da la impresión de que le compensa...

    Saludos y feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por un lado le salía caro, pero es que hay gustos que merecen la pena. No sé si yo optaría por eso de hacer de taxista ¿eh?

      Un abrazo

      Eliminar
  42. Mejor quedarse en lo positivo jajaja, ella cumplió su sueño y pagó, no siempre se puede tener todo.
    Se lee con una sonrisa y eso se agradece siempre.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no puede tener todo en la vida, está claro :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  43. buen humor y buen relato . Yo también estoy harta de estar confinada en pueblo desde hace ya tres semanas
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es pesado, porque yo en concreto no salgo de noche, ni los findes a hacer cosas de mucha gente, pero he de adaptarme igual :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  44. Una historia buenísima, Albada:

    Qué hermoso cómo lo cuentas...

    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  45. Muy buena historia! Yo creo que a pesar del accidentado final sacó más que perdió.

    Me ha encantado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que sería deseable quedarse siempre con lo que nos queda, de todo. Aquí el precio era relativamente alto, pero ella disfrutó, así que ya estaba bien.

      Un abrazo

      Eliminar
  46. Un placer leerte en este estupendo relato con su moraleja incluida, nada mejor que el sentido del humor para afrontar estos tiempos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No nos queda de otra, paciencia, y a no poder ser, humor :-)

      Un abrazo, y feliz noche

      Eliminar
  47. Una muy buena combinación de humor y relato en tiempos amarillistas.
    Un abrazo dejo para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, lo dices por el amarillo. Muy bueno.

      Un abrazo, amigo

      Eliminar
  48. Gracias amiga por estar siempre. Te mando un abrazo y mis saludos.

    ResponderEliminar

Ponen un gramo de humanidad. Gracias por leer.