viernes, 4 de diciembre de 2020

Reunidos o revueltos, en jueves

 


Siguiendo la iniciativa de Dorotea, en su blog Lazos y Raíces, sobre reuniones, mi participación es la que sigue

La reunión no había sido convocada. Era fruto del cese de un viento del noreste de intensidad, más que variable, intensa, y que había formado un remolino policromado en la placeta. El remolino recorrió la plaza levantando bolsas vacías, y papeles arrugados, (uno de ellos una chuleta de estudiante, y un poema de un amor rechazado, al juzgar por la rabia de las arrugas). Levantó hojas caídas de árboles del paseo y dos calcetines, amén de cáscaras de cacahuetes, alguna colilla y una arenilla de dudosa procedencia.

Cuando el viento se fue desvaneciendo, la esquina de la plaza era un batiburrillo, o reunión, que me quedé a presenciar, por mera curiosidad. El diálogo entre los calcetines, uno de deporte, blanco sobado, y bajito, y el otro a rombos azules y rojos, fue un momento mágico.

Estábamos las bolsas y las cáscaras, los papeles y demás, atentos y expectantes porque el viento les había dejado pisando el de rombos la punta del blanco, y temíamos una lucha encarnizada por poseer un trozo de suelo de uso individual.

El blanco decía qué que pocos modos, que en su punta era muy sensible.

El de rombos le contestaba que perdonase pero que el viento y no él, era el responsable de tal ataque, porque a él, ese blanco simple, y la medida bajita del otro le tenían encandilado.

El blanco se estremeció, porque se había sentido soso, maltratado y olvidado en cajones, y su sueño era ser un calcetín alto, con rombos o lunares, o cuanto menos, de un color alegre, como el naranja o el verde explicó emocionado.

El de rombos hizo un esfuerzo y se aposentó un poquito más sobre el blanco, por abrazarle.

Nos quedamos con los ojos como platos, porque en el suelo, compartido, se abrazaban, así, sin mayores artificios, ni citas sentimentales.   

Cuando la barrendera, con esa escoba de fibras largas se acercaba al rincón, tuve la tentación de impedir que les molestara, pero luego pensé qué haría yo con un calcetín blanco casado con uno de rombos. Y me alejé. 

Desde entonces, cuando mi lavadora sigue con la broma de comerse un calcetín, le dejo desparejado en un cajón, y cuando vuelve a salir otro desparejado les juntos y guardo limpios y los uso así, como amantes cercanos.

Palabras 379, un pelín largo

Más relatos jueveros


86 comentarios:

  1. A mí no se me ha hecho largo, todo lo contrario, je,je.
    Cuando mencionaste una reunión, no se me ocurrió que puediera ser de esa índole, y de esa original reunión te ha salido un relato la mar de original y simpático.
    A partir de ahora no me enfadaré tanto cuando vea en mi cajón de los calcetines un par desparejado, ja,ja,ja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la idea, dejar que los calcetines vuelen, y si aterrizan, que sean amigos de otros :-) Si llegan a la estratosfera, eso ya..no sabría decirte, serían amigos de los globos d helio :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Simpático cuento, que me hizo sonreír.

    Besos.

    Gracias.
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor es conseguir la sonrisa cómplice, seguro

      Un abrazo, Amapola

      Eliminar
  3. Un pelin largo, lo dices tu y un montón genial me lo parece a mí, tu imaginación y creatividad no conocen límites. me has hecho reir. Saltibrincos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues reír ya es una matrícula de honor, Ester :-)

      Muchas gracias. Un abrazo, y feliz noche

      Eliminar
  4. Hola Albada, este cuento me ha sacado una sonrisa, tu imaginación no tiene límites, gracias. he colocado en mi última publicación un gesto sonriente para ti en especial, ya que me los has sugerido, que sepas que lo he hecho con todo mi carió, gracias por sugerírmelo.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que tu qué me pongo, si un traje u otro, me hizo pensar en que lo que mejor sienta, es una sonrisa. Muchas gracias, por tu guiño cómplice.

      Un abrazo, y a por una noche excelente, con un añito más

      Eliminar
  5. ¡¡¡Está muy bueno!!!

    Que original y buena historia, me encanto. felicitaciones por tu ingenio.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, genial, si te gustó ya es mucho ;.)

      Un abrazo, y por una noche amable

      Eliminar
  6. ¡Qué bonita historia, y qué original!¡Me ha encantado!
    Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las cáscaras de cacahuetes hablaban también, y los papeles arrugados, pero ya era mucho lío para el relato. Me encanta que te gustara.

      Un abrazo, y por un finde estupendo

      Eliminar
  7. Un relato muy sentimental y emotivo, Albada. Me ha gustado cómo has plasmado esas emociones a través de artículos inertes. El mundo paralelo de los calcetines desparejados.

    Mil besitos de viernes y muy feliz finde ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Seguro que los calcetines no sienten?...quién sabe, lo que contarían ellos, y los sombreros, por ejemplo :-)

      Un abrazo y gracias

      Eliminar
  8. Muy bueno Acabo de leer al de Tracy
    felicitaciones
    a vos
    y
    a
    todos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Lo de reuniones me sonaba muy serio y formal :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  9. que simpatico, y si, yo tambien guardo los calcetines porque al cabo de algunas semanas, aparecen como si se hubieran ido de vacaciones, jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A las semanas aparecen, o no, porque hay lavadoras que literalmente se comen los calcetines :-). No sé si les alimenta, eso lo dudo.

      Un abrazo, y por los calcetines desparejados.

      Eliminar
  10. Esos calcetines que desaparecen son calcetines aventureros... algunos vuelven y otros siguen aventurados en mundos desconocidos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la estratosfera se hacen amigos de los globos escapados o soltados. Seguro que hacen juegos malabares que nos dejarían a cuadros, o a rombos :-)

      Un beso

      Eliminar
  11. Y ya te has inventado una historia... y con calcetines. Tu imaginación no tiene límites... jajaja
    Una ilustración, que me has recordado al leerte.
    Besos.

    http://guerreroagustina.blogspot.com/2012/10/diario-de-una-volatil-misterioso.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, y qué verdad, es que un un misterio casi filosófico, dónde irán los calcetines que se quedan perdidos...¿al país de nunca jamás, como los niños perdidos? :-)

      Un abrazo, y feliz noche

      Eliminar
  12. Pero qué gracioso y entretenido es tu relato. Casi se les oye hablar a los calcetines desparejados. Ahora mismo voy a la caza en mi armario que debe haber más de uno y los juntaré a que críen calcinitos multicolor. Gracias por un rato de relax. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no los tiraste, tendrás más de dos, seguro :-), haz la prueba. Si se reproducen, mira, sería el primer calcetincito fruto del amor. Salvo los tejidos por las abuelas y madres.

      Un abrazo y por un finde fresco, para calcetines gruesos :-)

      Eliminar
  13. Los calcetines deberían poder hablar,al menos cuando uno de ellos desaparece.
    Te salió un relato divertido y muy original.
    Besos con cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pero igual hablan, pero no les oímos, quién sabe :-)

      Muchas gracias. Un abrazo

      Eliminar
  14. Original relato de calcetines desparejados pero que también puede tener un significado para la vida.

    Un beso dulce y dulce fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay más filosofía de la que en una primera lectura se saca, eso seguro. Sin intención, al releerlo lo vi claramente.

      Un abrazo, y muchas gracias

      Eliminar
  15. Que historia. A partir de hoy, no mirare los calcetines de la misma forma.
    Desde luego, nunca se sabe y los desparejados no deben perder la ilusión.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay un antes y un después. Porque si sienten y hablan...igual hay que escucharles y rescatarles cuando la lavadora les secuestra :-)

      Un abrazo, Ángel

      Eliminar
  16. Pensaba que los ibas a dejar volar hasta la plaza y luego ya ellos se apañan.

    Un beso Albada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya habían volado, con el viento, pero aterrizaron así, uno pisando al otro, sin querer. Pero quiñen sabe, igual la barrendera los cogió con mimo y ahora son una pareja feliz :-)

      Un beso, Alfred. Buen finde

      Eliminar
  17. Maravillosamente original y pleno de ternura. Creo que, a partir de ahora, cuando vea un calcetín desparejado, me acordaré de tu relato… 🙂

    Me ha encantado, querida amiga. Una simpática visión para esta convocatoria. Felicidades!

    Abrazo grande, y muy feliz finde 💙

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, es que ha de haber un punto de inflexión para llegar a sospechar que la lavadora tiene planes ocultos, y que los calcetines hablan :-). Igual hablan sólo cuando se sienten desparejados y olvidados de una cuerda de tender la ropa. Quién sabe.

      Un abrazo, y estupendo finde

      Eliminar
  18. Es una reunión muy frecuente y en la que pocas veces nos detenemos y menos a "espiar" y a "escuchar" sus murmullos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No nos paramos a escuchar qué cosas pueda que sientan :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  19. No te lo creerás pero hace un rato me peleaba con la montañas de ropa lavada y con el montón de desparejados que tengo, cuatro hijos dan para una verdadera montaña, pero jajajaj la próxima vez, me acordaré de tu historia y la sonrisa me impedirá maldecirlos jajaja.
    Muy bueno.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me lo creo, por supuesto. En casa era un rollo, y cada hijo acabó con calcetines de un color. Eso sí, se perdían en la lavadora igualmente, los calcetines, los niños no.

      Un abrazo

      Eliminar
  20. Ese pelin largo bien ha merecido la pena. Una reunión de lo más curiosa pero es cierto que haberlas las hay ajaja.Ingenio a más no poder. Enhorabuena amiga.
    Un besazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado, porque hay reuniones, o manifestaciones por viento que son muy curiosas.

      Un abrazo y feliz finde

      Eliminar
  21. Igual tienes razón así que estaré pendiente de sus reuniones. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te sorprenderá lo que arrastra el viento, eso seguro.

      Un abrazo

      Eliminar
  22. En más una colada sucede esto. Pero bienvenida la historia porque es genuina y haces que en nuestra mente perdure que cuando nos perdamos un calcetín, nos acorderemos de tu relato. Extraordinario, Al bada.

    Abrazos con cariño y buenas noches.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es genuina total. En mi ciudad el viento parece que viene directo de Zaragoza, donde dicen que se fabrica :-)

      Un abrazo, Joaquín

      Eliminar
  23. pues es buena idea. hoy día ves a alguien con los calcetines desemparejados, y piensas que los venden así, de diferentes colores, como hacen cosas tan modernas... y para yoga por ejemplo, como hay que quitárselos y quedarse con los pies descalzos, pues da igual. ^_^
    abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es guay ponerlos desparejados, pero puede ser por mi manera de entender el misterio de los calcetones, quién sabe.

      Un abrazo, Chema

      Eliminar
  24. Boa noite Alba. Obrigado por essa linda e especial história. Bom final de semana.

    ResponderEliminar
  25. Muy original y muy tierno, si te sirve de algo yo también hubiera optado por no interrumpir la escena de los dos calcetines desparejados.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Daba pena, eso seguro :-). En serio, quien sabe qué comunican algunas cosas ¿no?

      Un abrazo, Tracy

      Eliminar
  26. jajajajjajaaajaj maravilloso

    paz

    Isaac

    ResponderEliminar
  27. Te montas un tierno relato hasta con dos calcetines desparejadoa. Eres genial.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Muy agradable relato, una extraña reunión , me gusto, un abrazo amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado, disfruté escribiendo, eso sí.

      Un abrazo

      Eliminar
  29. Que original amiga y que lindo te a quedado este relato. Imagino esa escena de los dos calcetines y no puedo evitar sonreír, me encanto. Saludos y abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era la intención, porque hay historias posibles en cualquier rincón :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  30. Respuestas
    1. Lo hice así, con calcetines, pero no dejé de imaginar a las hojas seca charlando, pero no quise hacerlo más largo.

      Un abrazo, y gracias

      Eliminar
  31. Una delicia de relato! Así en la plaza como en la vida... Qué misterio ese el de los calcetines desparejos que nadie podrá resolver, pero al que tú le has dado la mejor y sabia solución!!! Gracias por el encanto en que me queda el alma. Abrazo bien juevero!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Yo me lo pasé en grande imaginando, que es lo que sirve :-).

      Un abrazo, Cas, y vamos a por un domingo

      Eliminar
  32. No importa el largo sino la calidad.
    Excelente y magistral relato, Albada,
    por donde lo mires. Muy original esta personificación
    de objetos pos-reunión humana.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Era muy tentador imaginar que lo que el viento acabó uniendo, tenían que interactuar. Como en la vida :-)

      Un abrazo grande, Myriam

      Eliminar
  33. Eres increíble. Tu talento para imaginar,inagotable!
    Sacas historias preciosas de lo más cotidiano y trivial y lo conviertes en magia.
    Realmente admirable!
    Un gran abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres muy amable, tal vez que me lees con muy buenos ojos :-)

      Un abrazo grande, y te comento, así en mesa camilla, que publicaré a primeros de año un libros con relatos largos que no cabían en este formato, pero con el mismo estilo, el mío :-). Por un bonito día

      Eliminar
  34. Pero que imaginación más prodigiosa!! Me encanta el cuento por su originalidad. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Disfruté un ratio largo. Por un bonito domingo

      Eliminar
  35. Respuestas
    1. Es que hay que vivir en sociedad, como descubrieron las hojas caídas :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  36. Hay mi amiga eres grandiosa escribiendo,
    todo lo que nos regalas, bravo chica linda.

    Besitos dulces

    Siby

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. A ver qué tal le irá a un libro de relatos que esta ya en horno. Ojalá guste.

      Un abrazo

      Eliminar
  37. Una reunión inanimada,,,,,brutal, gran imaginación. Mola mucho
    Un saludo

    ResponderEliminar
  38. ¡Qué bonito y qué imaginativo!

    Feliz domingo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me alegra que te haya gustado.

      Un abrazo, y feliz tarde

      Eliminar
  39. Un poético y bello relato que bien merece compartirse con los más chicos!
    =D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la realidad no es tan compartimentada, el calcetín, uno liso y uno con rombos...qué problema hay. Así, en la vida, se ha dé saber escuchar al otro, por ejemplo :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  40. Nada de largo Albada, has hilvanado una preciosa conversación entre dos calcetines que a mi me ha encantado.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te gustase, y es que disfruto imaginando cositas así, tontorronas :-).
      Un abrazo, Conchi, y feliz semana

      Eliminar
  41. Un pelin largo que me sabe a poco cuando enciendes el universo de mis sueños...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué maravilla, eso de encender sueños, muchas gracias.

      Un abrazo, amigo

      Eliminar
  42. Qué bueno! Está bien eso de rehacer nuevas parejas de calcetines. Además de resultar creativo... son parejas que sin ser iguales se aceptan tal y como son. Vaya! Menuda lección encierra tu escrito.

    Bravo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parejas posibles, que quién sabe si no puedan funcionar :-)

      Un abrazo

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad. Gracias por leer.