jueves, 18 de marzo de 2021

Tras la puerta, en jueves

 


Siguiendo la propuesta de  Mag, cuentos de Poe, y huyendo de los cuatro propuestos, mi aportación es la que sigue

Me detuve ante una casa extraña. Cuando llevaba dos horas, fisgando por los rincones, lúgubres, y con aroma a humedad, he pensado en el cuento de Poe “La caída de la casa Usher”.

Recordaba el texto, todo él perturbador. El ambiente de la casa que yo miraba era igual. En la última habitación que vi me pareció que había dos hermanos, con una mujer enferma o encamada, y un hombre que me miraba, invitándome a que le acompañara, para no estar solo ante la muerte de ella, inminente. Las telarañas de los rincones, el suelo cubierto por polvo y huellas de botas, y la tenebrosa luz, me provocaba ansiedad, pero más curiosidad, así que acepté. Por la noche dije que me iba, pero él, temiendo un final inminente desde hacía horas, me convenció para seguir allí, sentada en una silla de enea. Por la expresión, el caminar arrastrando los pies, y esa faz blanca por falta de sol, me hizo pensar que enfermos, de hecho, lo estaban los dos. Él temía enterrarla viva. Ya le había pasado dos veces, declaró,  y ahora su pánico le tenía paralizado. 

Madelina, tan pálida y desvanecida, me parecía una actriz estupenda. Su catalepsia, ese planeo de muerte en vida, me afectó hasta a mí cuando sucedió, porque le buscaba el pulso, acercaba mi cara a su boca, y era evidente que estaba muerta, y bien muerta. Miré los títulos de libros de una estantería, imaginando la lectura como entretenimiento para ambos. Ni una sola novela  con esperanza.  Me ofrecí para los trámites de la muerte, pero me pidió dos días más, aunque creyera que lo adecuado eran quince para afirmar que estaba muerta. Esa coincidencia me hizo pensar que me había metido en el cuento.

No, quince días yo no podía estar allí. Y ella volvió, al segundo día, de entre los muertos, tal y como el hermano me había dicho, y que ya había sucedido dos veces antes.

Me puse a reír, no podía parar. Dos días triste, pendiente del loco, de la hermana, de mi vida, que parecía irse difuminando con el paso de las horas me tenían alterada. Me quedé sin batería en el móvil, en un compás de espera absurdo y con un tipo atándole cascabeles en tobillos y cada dedo de las manos y los pies.  Le dije que me iba, creo que al tercer día de haber entrado. Llegué al pasillo, dejando atrás el aseo, único lugar que conocí durante mi estancia en esa casa de locos. Se me tiró encima, me pegaba puñetazos, quería retenerme a toda costa. Suerte tuve de acertar a coger una barra de cortina que se apoyaba en el marco de una puerta. Le golpeé, con una fuerza que no supe de dónde saqué. Su sangre brotaba lenta desde la cabeza, produciendo un charco rojo creciente. Tomé su pulso, dudando si llamar al policía o a una ambulancia.

Un sonido de cascabeles, leve pero incuestionable, me sacó del ensimismamiento. Madelina,- me dije. Entré armada con la barra y fui contando. Cuatro, cinco, seis…

Mi abogado dice que alegar locura transitoria será atenuante. No sé cómo pretende que sea yo quien pase por loca.

Palabras 575, casi el doble de lo que quería

100 comentarios:

  1. Seguro que Poe te felicitaría. Has conseguido meternos en la narración y en esta mañana lluviosa y fría, dudo si tiemblo por la frigidez gris de la mañana o por tu relato.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es mejor leyendo un texto oscuro, que estar en un día oscuro.

      Un abrazo grande

      Eliminar
  2. Si no las hubieras contado nosotros tampoco, se lee con interés la narración fluye interesante, inquietante y se llega al final lamentado que se haya terminado. Un abrazuco con solecito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Convertirse en asesina cuesta poco, depende en qué ambientes :-)

      Un abrazo, y gracias, Ester

      Eliminar
  3. Nos has metido la intriga y el temblor en el cuerpo, esas risas dan miedo escucharlas no paran se incrustarse dentro de la cabeza. Vamos que el relato se vive conforme lo vas leyendo.
    Un fuerte abrazo y te deseo un jueves menos intrigante ajjaj.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi jueves es soleado de momento, pero esta mañana me puse a escribir, tempranito, y salía a borbotones :-)

      Un abrazo, amiga

      Eliminar
  4. Hola guapa , buenos días un relato muy intenso y que se lee rápido
    me a gustado mucho , pero yo creo que esa vuela pluma tuya , tendría que volar mas lenta no crees? jajajajajaja (espero que no te haya molestado esto que te digo)
    *era evidente que estaba muera (muerta), y bien muerta.
    *sentada en una asilla de enea(sobra la a).
    Te deseo una feliz y lluviosa mañana , besos de v...flor
    pd , Tú sabrías decirme por que los de bloger tardan tanto en publicar una entrada
    ya que lo colgué sobre las 22 horas y cuando me fui a dormir eran 1.30 de la mañana y no estaba colgado aún , en fin, tendré que resignarme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acababa de rectificar tres, y sin contar los que apuntas, que justo ahorro he arreglado. Sí, es un fallo enorme, porque es que leo según lo pensaba al escribir, y se me escapan. Cuando los leo en el móvil entonces me percato, y no siempre :-) Un abrazo, Flor

      Eliminar
    2. Jajajajaj pues ya somos dos , por que a mi me pasa igual , menos mal que yo tengo a mi padre que de vez en cuando me lee alguno y me lo dice , jajajaja eres un amor de amiga sabes y por eso no te cambio por nada , besos en este día lluvioso
      besos de v...flor.

      Eliminar
    3. A veces me dice alguien fis días después, y me da rabia, pero parece que no aprendo. :-). Besos

      Eliminar
  5. Estoy oyendo aplausos lejanos, creo que son de Poe...
    Pero aun tiemblo.
    Buena aportación.
    Un abrazo Albada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pobre, esperando ser causada de asesinato, vaya, lo que menos se esperaba.;-)

      Un abrazo, Carmen, y gracias.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Bien. Leer en silencio es la mejor manera, creo 😉

      Un abrazo

      Eliminar
  7. Te has metido en materia a base de bien.
    Gran relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salió a borbotones, como me pasa a veces. Luego, amputar me resultaba muy difícil;-)

      Un abrazo, Macondo

      Eliminar
  8. Jaja una situación así saca de quicio a cualquiera, fácil es atravesar el umbral de la locura con personajes tan atrapados por un destino de terror! Muy bueno Albada. Un Fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te vuelven loca. Cuando se juntan hermanos así, tu mente se atiborra hasta enloquecer :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  9. Mi admiración, Albada. Poe, te envidiaría por este relato tan oscuro y escabroso.

    Mil besitos para tu día ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es muy simplón, no me permití hurgar demasiado, por no alargar la historia, pero muchas gracias

      Un abrazo enorme

      Eliminar
  10. ¡Impresionante! No importa que te hayas pasado de palabras, está perfecto y se lee con avidez. Un estupendo relato.
    Besos, Albada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Rita. Me encantaba penar en ese espectador, acabando loco

      Un abrazo, y a por una tarde bonita

      Eliminar
  11. Esto es como "ir a por lana y salir tranquilado", pero con efecto un tanto diferente. Madre mía, aquello es cierto, es una casa de locos. ¿Atenuantes? Todos. Igual lo de alevosía y premeditación no cabe, así que por ahí se libra la cosa.
    Muchísimas gracias por participar con este texto. ¿largo? No siempre es fácil abreviar y te lo digo yo, que soy de alargarme y no saber por dónde cortar.
    Te felicito. Es una historia en espiral y eso me gusta.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es fácil quedarse con el núcleo duro, sin más, porque sin antecedentes, el relato cojea luego. Pero sí, a veces les dejo que salgan así, a,su bola -)

      Muchas gracias, anfitriona. Un abrazo inmenso

      Eliminar
  12. Buenísimo e inquietante. Muy visual y con imágenes envolventes. No se me hizo nada largo, al contrario; lo he disfrutado mucho, querida amiga.

    Un placer tu participación.
    Abrazo grande, y muy feliz día 💙

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Visual pretendía, pero no sé si supe producir la sensación de una decrepitud que imaginé

      Un abrazo, y muchas gracias.

      Eliminar
  13. haces también un guiño al relato 'entierro prematuro' de poe, que por el título está claro de qué trata.
    la frontera entre la cordura y la locura es muy difusa...
    abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay ese guiño, pero dudé si poner un gato negro, al que no me animé a invitar ;.)

      Un abrazo, Chema. Por una bonita tarde

      Eliminar
  14. Te ha quedado bordado, la historia cuando uno se siente protagonista es buena, sin dudas.
    Lo inquietante te favorece.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. En primera persona llega más, si bien al escribir hay que imaginar sensaciones, en este caso la ira final, que al principio no contemplé.

      Un abrazo, y a por una tarde gozosa.

      Eliminar
  15. la verdad es que me dejas consternado con tu historia, creo que he llegado a comprender en mi mismo la vivencia de tu personaje, ¿cómo se puede digerir una situación así? Es terrorífico tener que convivir con un enfermo que pasa de la vida a la muerte en dos direcciones, comprendo la locura del hermano.
    Gracias una vez más Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha de ser agotador. Para el hermano y para cualquiera. La locura ronda en esa casa, por cada rincón.

      Un abrazo, y feliz viernes.

      Eliminar
  16. ¡Cómo para no volverse loco en esa casa! Me gusta como presentas uns recreacion bien diferente de la mia. Es imposible hacerlo más corto.

    Besos, Albada



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si. Es una situación posible. Y que estremece.

      Un abrazo enorme, y bonito fin de semana

      Eliminar
  17. En un ambiente de locos mantenerse cuerdo no es cosa fácil. Me ha gustado tu relato, con un vuelco final que lo hace interesante e ingredientes Poenianos.

    Un beso dulce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podía salir huyendo, y que fuera un sueño, pero que acabase matando me pareció más interesante, ;-)

      Un abrazo grande, y bonito finde, Dulce

      Eliminar
  18. Esta vez parece que Poe te ha inspirado. Siempre interesante, siempre creativa, siempre estupenda.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Aquí el ambiente ya lo tenía, por la lectura. Eso facilita imaginar.

      Un abrazo grande, y vamos a por este día

      Eliminar
  19. ¿Cuánto hay que creerle a la protagonista, que cuenta la historia? Sobre todo, siendo asesorada por un abogado. Tal vez le miente también a los lectores. Tal vez tenía algo contra Madeleine.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que miente. Ni entró por casualidad. Desde el instante cero quería matar a Madeleine, era su rival para un cargo importante.😃

      Un abraz, Demi

      Eliminar
  20. hola de nuevo amiga , sabes me a gustado tú arreglo , pero déjame decirte
    que si yo fuese la protagonista de la historia , preferiría pasar por loca que dar con mi cuello en la horca , jajajajajaja el otro es que era demasiado truculento.
    Besos de v...flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa espectadora enloquece tanto, que igual contempla haber matado con justicia:-)

      Un abrazo, Flor.

      Eliminar

  21. La una sin el otro no tenía mucho sentido, el final fue lógico para una locura transitoria.
    Un placer leerte
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ese hermano, sin esa peculiaridad de ella, pintaba poco en la historia, es verdad.

      Un abrazo y feliz día

      Eliminar
  22. Es que no te quedaba otra, sino no sales de allí. Fantástico relato. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O buenas piernas para correr, o sobrevivir como fuera :-)

      Gracias. Un abrazo enorme

      Eliminar
  23. Todavía estoy temblando con la viveza que lo has escrito.
    Fascinante y al mismo tiempo muy ameno, Albada.

    Abrazos con cariño y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podía ser más tenebroso, pero ahí quedó.

      Muchas gracias. Un abrazo grande, Joaquín

      Eliminar
  24. Se nota que has leído a Poe... Felicidades.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunos cuentos. Y me gustaron todos.

      Un abrazo, Rafael. Feliz día

      Eliminar
  25. Uhh tremendo relatazo!
    Reto más que conseguido... Se nota la lectura a este autor.
    Me ha encantado.
    Beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Luna. Ha sido un gustazo imaginar.

      Un abrazo gigante. Feliz finde

      Eliminar
  26. Hola Albada. Creo que era el propio Poe que decía algo así: La ciencia nos ha enseñado que la locura es lo más sublime de la inteligencia.
    Buen fin de semana, este finde sí que me voy al Penedès, a respirar aire de viñas..
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es más interesante, eso sin lugar a dudas. Los dos días de la espectadora, de hora en hora, daría para hacer una tesis , seguro.

      Un abrazo y disfruta del Penedés.

      Eliminar
  27. Qué buen texto has creado... Tiene mucho, mucho horror, igualito que el de Poe. El horror de la decadencia de esa casa, el de la locura, el de morir en vida... Me ha encantado; Poe estaría feliz de leerte.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin componentes tan buenos, que sólo puede salir un texto interesante.

      Muchas gracias. Un abrazo grande, y por un finde de lujo

      Eliminar
  28. pues me ha encantado este texto, gracias por compartirlo, y la imagen muy chula

    ResponderEliminar
  29. Wowwww mi amiga Albada, como me encantan
    tus relatos, llevan esa magia del terror,
    y nos mantiene al hilo de lo que sigue,
    buenísimo mi amiga.

    Besitos dulces

    Siby

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te gusten. Disfruto escribiéndo. Eso sí 😃

      Un abrazo, Siby. Bonito fin de semana.

      Eliminar
  30. Un texto de locura pero muy bueno amiga, el final era mejor así, si no no saldría nunca de ahí y terminaría mas loca de lo que ya estaba. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O era una atleta buen preparada o no salía, seguro :-)

      Un abrazo, Sandra. Por un bonito finde

      Eliminar
  31. Atizar con una barra a los muertos vivientes tendría que estar despenalizado.
    Muy bueno.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  32. Un relato tan sorprendente como genial. Esos personajes infunden temor y aversión. Parece realmente un cuento sacado de la pluma de Poe.
    Me ha encantado, de principio a fin.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, temor y cierta angustia.

      Muchas gracias, Josep M. Y feliz día de santo

      Eliminar
  33. HOLA ALBADA: Tienes el don de los buenos escritores. Haces Muy facil y entendedor, aquello que es mas difícil de explicalr y de entender. He alucinado. UN fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Imagino. Y Jake, escribo, no es otra cosa.

      Un abrazo grande, y feliz finde

      Eliminar
  34. Un monumento en la plaza del pueblo, era lo que tenían que hacerla. Pero me da que terminara internada y empastillada.
    Te ha quedado un gran relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En una cárcel. Con lo buen que estaría una estatua homenaje, ya te digo.

      Un abrazo, Ángel. Bonito finde te deseo

      Eliminar
  35. Impresionante relato Alba, aún me tiemblan las piernas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  36. La primera intención es la que cuenta, como nos dejemos llevar por otras intenciones, la segunda , la tercera etc. entonces ya hemos quedado atrapados en las intenciones de los otros .
    Menos mal que la protagonista se topó con la barra de cortinas, de otro modo no hubiera podido , ni tan siquiera alegar, locura.

    Albada un relato de terror, que confieso haber leído con una mezcla entre terror y diversión.

    Enhorabuena y feliz fin de semana.💚

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin barra de cortina, mal final se presagiaba.

      Muchas gracias. Un abrazo grande, y por un finde estupendo

      Eliminar
  37. Bom dia Alba, parabéns pelo conto e nos trazer uma maravilhosa narração.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Luiz. Bonito fin de semana te deseo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  38. Da un poco de repelús lo que cuentas, esa loca con la barra de la ducha atizando a un muerto viviente se las trae.
    Muy bueno te felicito.
    Un abrazo Albada
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La loca espectadora, sí. La imaginé sucumbiendo a la cordura en ese ambiente enfermizo y tenebroso.

      Un abrazo y por una tarde bonita para ti

      Eliminar
  39. Sin batería en el móvil es para volverse loco...

    ResponderEliminar
  40. Qué bien relato, Albada.

    Sin darse cuenta de convierte en asesina. Curiosa locura.

    Felicidades
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que fue curiosidad, pasa a ser pesadilla. Hasta enloquecer, y asesinar :-)

      Un abrazo, y feliz día. Muchas gracias

      Eliminar
  41. Una historia cuerda de atar.
    Saludos en temporada de lluvias mil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y loca de dejar libre, me temo :-)

      Un abrazo, y feliz día, amigo

      Eliminar
  42. jaja. te has pasado 575. es broma..
    vaya trama te has montado. eran necesarias esas y mas. No se scomo no sali corriendo nada mas abrir la puerta. y lo de que uaya habia despertado dos veces genialmente absurdo. pero la tercera, ya es para...
    tendrias que haber especificado cuantos dias esperaron a que madelina —con la cabeza abierta— despertara. Magnifica la elipsis del asesinato —del segundo—. Y el final tambien magnifico, sini enajenada, por lo memnos asesibato justificado (que no creo que exisTA)
    BESOSS y abrazos amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No había dos sin tres, así que la mujer no hace más que molestar hasta para morirse, pobre hermano ¿eh?, qué destino cruel :-)

      No, no hay asesinato justificable, pero comprensibles hay más de uno. Un abrazo grande, amigo

      Eliminar
  43. Hola querida, me encanta como se van las letras tejiendo entre tus manos y como siempre logras desenmarañar madejas que parecen imposibles. Muy lindo como siempre. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madejas con cabos sueltos, que acaban por dar la redondez al ovillo, si se me permite la metáfora :-)

      Muchas gracias. Un abrazo enorme

      Eliminar
  44. Uf, la locura... Qué difícil escapar de ella, cuando según los psicólogos todos estamos en un nivel menor o mayor de locura.
    Genial aportación, Albada.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí escapar de locura era muy improbable.

      Muchas gracias Dafne. Un abrazo grande

      Eliminar
  45. Gracias por tu visita
    te lo agradezco mucho
    Besos cuidate mucho

    ResponderEliminar
  46. En ocasiones solo queda sucumbir a la locura para poder salir adelante, estar cuerda, en semajante posición es muy complicado...Un relato inquietante y atrevido que me ha encantado leer.
    Disculpa mi ausencia querida Albada, motivos personales me han tenido alejada de la red.
    Feliz día de la poesia preciosa.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no importa si estuviste medio afuera, ahora estás. Muchas gracias. La locura es casi lo más contagioso, así que, en depende en qué ambientes, la cordura sería lo anómalo :-).

      Un abrazo, Lucía, y por la primavera, la interior por lo menos :-)

      Eliminar
  47. Uf!!! Locura transitoria.
    Muy buen relato que nos tiene mantenidos en la intriga hasta el final.
    Buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sería, sin paliativos, porque la pobre está destrozada de los nervios ya.

      Un abrazo, y gracias. Vamos a por una semana estupenda, con sol, si se deja.

      Eliminar
  48. Respuestas
    1. Con Poe, era difícil que no lo fuera. Por supuesto, me alegra que así lo sintieras.

      Un abrazo, Amapola

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad. Gracias por leer.