Translate

miércoles, 13 de julio de 2022

No nací en el Mediterráneo

 


Para adquirirlo, aquí

Yo no nací en el Mediterráneo. Lo conocí a los nueve años en Benidorm, una ciudad horrible llenita ahora de rascacielos pero que no recuerdo tan fea. Tal vez no lo era tanto o mis recuerdos me despistan. Me impresionó el mar, porque el río de mi ciudad era mi escenario de cada verano, nadando y jugando. Es un río muy bonito y ancho, y a ratos profundo, porque se habían ahogado algunos chavales en o que llamaban “pozas”. Claro, el mar fue para mi vista como ese río multiplicado por mil. Me pareció tan inmenso y adorable, con el sonido de las olitas y los juegos para esquivar las olas, o torearlas, que ya condicionó mi apego al mar nuestro, al mío. Luego desarrollé esa querencia por el motivo más tonto. Me trajeron a Ripollet a mis doce años y desde mis trece veraneaba en Comarruga, en un apartamento muy pequeño, pero cerca del mar.

Estaba tan cerca que íbamos con el bañador y una toalla al hombro. Pluralizo porque iba con mi hermana, o hermanas mayores. Luego ya llevábamos a mis hermanos pequeños. Mi primer amorcete fue en esas playas, donde años después plantaron unos “oasis” de palmeras, cada cien metros más o menos y ya tuvimos sombra gratis. Hasta entonces había unos toldos que se pagaban por toda la temporada. 

Hay un oasis que es el mío, y lo considero mío porque creció conmigo. Y yo ante el mar. Por eso, la canción del Mediterráneo es mi canción bandera. No reniego de otros mares, y sé que lo de las mareas tiene mucho encanto, pero mi mar es este nuestro. Porque el Mediterráneo es quien me acogió y acoge, quien me calma, quien me arropa, quien me estimula e inspira mil versos y alegorías.

Porque este mar, sin niñez sino adolescencia en sus playas, me ha hecho ser lo que soy, una mujer con vistas al mar.


48 comentarios:

  1. Un emotivo texto donde hemos aprendido algo más de ti, comparto el amor por los ríos, crecí hasta los cinco años rodeada de él y siempre me atrajo la tranquilidad que transmite. La playa la descubrí tal vez los doce años no recuerdo bien , pero el río ha sido y es mi insignia.
    Y que decir de la canción creo que es un himno de una generación en la cual nos criamos, con letras que decían muchas cosas.
    Un feliz día que el mar te siga inspirando bellos poema como nos tienes acostumbrados. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto. El río es un lugar increíble, que me encanta, pero el mar es otra liga. Por el mar, siempre.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Bonito texto, Alba. Me ha llegado muy hondo la referencia a Comarruga, lugar del que guardo un recuerdo imborrable de mi juventud. Pasé en él junto a mi mujer -muy jóvenes los dos entonces- unos días maravillosos.
    Con el paso del tiempo el mar y el verano en el mar se me ha hecho insufrible, quizás por las aglomeraciones. Sin embargo este verano quiero volver a él. Son distintos momentos vitales, distintas etapas. Ahora quiero volver para jugar en la arena con mi nieto de año y medio que es un sol. Con el he vuelto a mi niñez y quiero disfrutarla de nuevo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vuelve con los nietos. Es la playa de toda mi vida, y por supuesto, es la mía. Disfruta, como hago muy a menudo.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Un poquito de ti para sentirte más cerca, MariPau.
    Un beso enorme y que la venta vaya genial.
    Cuídate mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa playa forma parte de mi vida, y mis hijos también la han disfrutado. Muchas gracias, Mag

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Bonito escrito. Un abrazo y feliz verano.

    ResponderEliminar
  5. Algo tiene el mar de especial...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Texto que muito gostei de ler.
    Saudações poéticas

    ResponderEliminar
  7. Esa canción siempre me emociona.
    Yo tampoco nací en el mediterráneo pero ya formo parte de él.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Una mujer con vistas al mar y con Rumores de Pleamar, que me lo imagino lleno de poesía.
    Has ido dejando, como deshojando, nombres de lugares que ya solo el leerlos me suenan musicales.
    Yo también he flirteado con el Mediterráneo pero el que de verdad me seduce es el Cantábrico.
    Me gusta leerte.
    Feliz verano y muchos éxitos con tu libro.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Cantábrico me sorprendió muy gratamente. Pero sí, el mar me ha dado miles de alegorías y el sonido de la poesía.

      Un abrazo y muchas gracias

      Eliminar
  9. Bonitos recuerdos en bellos lugares que con las vivencias nos hacemos parte de ellos y ellos nuestros.

    Un beso dulce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son muy míos, pero aquí se entiende mi relación con este mar chico, y nuestro.

      Un abrazo

      Eliminar
  10. Boa tarde Alba. Parabéns pelo seu excelente texto. Grande abraço carioca.

    ResponderEliminar
  11. Ohh algunas pinceladas de este estupendo texto,me recuerdan "mi primera vez" al ver el mar! Me ha encantado Maripau!
    Un beso grande,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue así, en Benidorm y toreando olas, que yo, asombrada, no me cansaba de torear. Fue mi bautizo de mar.

      Un abrazo enorme

      Eliminar
  12. alrededor del mediterráneo nacieron algunas de las primeras civilizaciones. salvo horteradas como benidorm, las ciudades y pueblos de la costa mediterránea española son bien bonitos.
    abrazos y suerte!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los pueblos marineros lo son, son encantadores, en verdad lo son, y nos abducen.

      Un abrazo, Chema

      Eliminar
  13. El poema es un sentimiento. Una querencia por esa mar entrañable de las canciones de Serrat, Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será por eso que no puedo esquivar ni torear a las musas ante el mar :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  14. El Mediterráneo es lo que tiene, se mete en tus entretelas y te abre hacia él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entretelas, sí señora, y no se acaba nunca la querencia por él.

      Un abrazo

      Eliminar
  15. Tiene magia tu entrada, hay amor hacia ese mar increíble de bello.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, es de hecho lo que explica mi amor al mar y sus metáforas.

      Un abrazo

      Eliminar
  16. Yo tampoco nací en el Mediterráneo, pero fue el primer mar que conocí, también en Comarruga, a los doce o trece años. Es impresionante la primera vez y te deja hechizado para siempre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es magia pura. Yo estuve asombrada una y otra vez en ese primer enuentro. Luego ya, cuando era mi mar, ya era mi amigo y el asombro mudó a querencia íntima.

      Un abrazo, Macondo, y feliz día

      Eliminar
  17. Mi infancia y adolescencia transcurrieron a orillas del Mediterráneo. Qué le voy a hacer si yo nací en el Mediterráneo, je,je.
    De paso, te informo que acabo de adquirir tu libro. Seguro que lo disfrutaré.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucahs gracias por comprra el poemario. Espero que colme tus expectativas. El mar, el mío, forma parte de mi

      Un abrazo

      Eliminar
  18. Que bonito Alba y nos traes todo ese sentimiento, en tu escrito y con esa portada
    todo lo vivido. Mis mejores deseos.. a veces no me salen las actualizaciones
    así que vendré directa.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Traigo lo que llevo, aquí mi unión con el mar. Y no te prepcupes, el blogger va cada día peor. :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  19. Buenos días Maripau, hoy de tus letras estoy un poco en desacuerdo. Como alicantino que soy y más o menos puede que seamos de la misma quinta, conocí Benidorm en sus momentos de gloria. Fue un pueblo encantador de pescadores de pequeñas casas y calles estrechas, con una auténtica maravilla de playas y alguna que otra calita. Hoy día, sí que es una ciudad insoportable, buena para el turismo y el bullicio, pero ya no es ni mucho menos aquella encantadora ciudad (pueblecito de limpias aguas y claras arenas), hoy, se ha convertido en un amasijo de edificaciones que hieren a la vista. Te lo digo con conocimiento de causa después de haber trabajado mis últimos diez años en Benidorm. Para visitar y pasar unas vacaciones está muy bien, pero para vivir es horroroso bajo mi humilde opinión.
    El mediterráneo es maravilloso. Como dice Joan Manuel Serrat "yo nací en el Mediterráneo"
    Un fuerte abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso hablo de que en mis recuerdos, Benidorm no era feo. Pero mi mente era infantil, eso también. Creo que lo usan como ejemplo de qué NO hacer en una costa, pero fue un tiempo d epelotazo y ladrillo. Lomalo es que seguimso ocn sol y ladrillo, y poquito más.

      Un abrazo, y sí, por el mar, siempre

      Eliminar
  20. Pues es que es una gran canción y una gran voz la de Joan Manuel, por supuesto, y no hace falta ser de orillas del Mare nostrum para aceptarlo. Ay, me has traído recuerdos al citar Ripollet. Y Cerdanyola y Mollet y Montornés...aquellos principio de los 70, rebosantes de inconformismo. Cómo nos la jugábamos entonces por la sobredosis de Utopía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te imaginas, porque en Cerdanyola, el cura progre nos dejaba su igelsia para asambleas comunistas. No te digo más. Yo era muy jovencita, y realmente creía en las utopías. Ahora ya me bajé de ese tren, a trompazos, eso sí, en la parada llamada Realidad.

      Un abrazo

      Eliminar
  21. Hola guapa , que belleza de poema
    Tu no sabes lo que yo echo de menos mi querido y amado Benidorm , ya que el me acogió con 11 años o inviernos y vuelvo a mi lugar de origen mi pueblo y tengo la playa a 7 kilómetros de mi casa , allí en Benidorm la tenía a 100 metros cosas de la vida ,besos de flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era un lugar bonito, como dice Juan, hasta qeu el modernismo de un turismo desbocado lo engulló.

      Un abrazo, Flor, y feliz fin de semana

      Eliminar
  22. Bom final de semana com muita paz e saúde minha querida amiga Alba.

    ResponderEliminar
  23. Qué bonito texto el que nos has regalado. El mar es algo increíble. Siempre fuerte y salvaje o mando y tranquilo.

    Yo pasé unas vacaciones de un mes en Benidorm a los 10 años. Lo pasé genial. Allí aprendí a nadar.

    Espero que te vaya muy bien con tu libro.

    Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un mar pequeño, sí, pero no hay que fiarse, tiene intantes de un salvaje subido que a mí me apasiona también.

      Un abrazo

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad. Gracias por leer.