lunes, 27 de noviembre de 2017

Nubes con mar


Imagen de Aguirrefoto

Salió al fin el sol,
Entre nubes rojizas sobre el mar.
A trompicones,
Invitándome a soñar.

Con las hilachas del sueño de la noche.
Con los algodones rosas de rocío.
Con los destellos de sol a contramano.
Con la mirada de tu piel por todo abrigo.

El reloj persiguió al desayuno,
Los avatares del día fueron pasando,
Las gaviotas marinas se durmieron,
La tarde, entró de refilón entre mis manos.

Nuevas nubes tiñeron los tejados,
De sombras dibujando nuevas formas.
De palmeras, de peces, de serpientes,
De sirenas, de imposibles caracolas.

La noche apuntaba a la tormenta.
Las nubes tapiaron los reflejos
De las estrellas dibujando nuevas formas
Que pudiera recrear en mis espejos

14 comentarios:

  1. Las nubes siempre dibujando formas, y adornando el cielo.

    Preciosos versos, así como la imagen haciendo juego.

    Besos enormes y feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu lectura. Las nubes nos ofrecen espectáculos inimaginables. Nos evocan miles de cosas, y de emociones.

      Un beso, dulce María, y feliz semana

      Eliminar
  2. Sol y nubes... eso es un tesoros para los corazones soñadores.

    Bonito poema.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un tesoro que nos ofrecen algunos despertares. Ciertamente invita a soñar, imágenes y sensaciones, en esa amalgama de sentidos implicados.

      Un beso

      Eliminar
  3. Un parte meteorológico ensoñador, cada nube tiene una forma personal para cada mirada, cada tono rojizo represente la un sentimiento diferente. Me ha parecido bello y merecedor de un aplauso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente los agricultores miran las nubes de otra manera, pues como dices, es la mirada quien elige lo que ve.

      Gracias. Un abrazo

      Eliminar
  4. Bonito texto. Últimamente ando especialmente sensible a mirar el cielo.

    Saludos salados, Albada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mirar al cielo, si no hay riesgo de tropezar con el suelo, creo que es un ejercicio no sólo visual, sino anímico.

      Un abrazo

      Eliminar
  5. La naturaleza siempre nos ofrece bellos espectáculos, despertando nuestra imaginación y la creación de hermosos versos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda. Puede quedarse uno quieto mirando un edificio, pero siempre, en la naturaleza, encontramos espectáculos de igual o mayor belleza

      Un beso

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Gracias Macondo. Con lo que llega a la vista, uno se queda a veces tan impactado, que los versos fluyen, en una cadencia marina.

      Un abrazo

      Eliminar
  7. Un hermoso tapiz de sensaciones visuales que alimentan el alma… Así como tus versos, son esa bella melodía vistiendo cielo, mar y alma…

    Un placer, amiga…

    Bsoss, y feliz día 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu lectura, tan amable. Es fácil dejarse llevar cuando ante los ojos, la ventana del mar se abre al día de tal forma.

      Un beso y feliz martes para ti

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.