jueves, 21 de marzo de 2019

Cambio climático, en jueves

Imagen del blog de Mar 

Siguiendo una iniciativa de Mar, mi texto es el siguiente
Imagen de lunes 17 Prensa de Ciudad Real

El cambio climático había llevado a sequías más intensas, huracanes más dañinos y ciclones de proporciones nunca vistas.

España, casi desértica en su conjunto, tenía problemas para alimentar a su ganado y por extensión, a sus habitantes. Los cultivos de heno, avena, cebada y trigo estaban afectados. Los conejos, a falta de pasto, se comían viñedos, y toda suerte de cultivos, salvo los frutales. Las águilas, y tras ellas, los buitres, daban cuenta de los roedores, pero no a la suficiente velocidad 

A Ana, nacida en 2020, su madre la había puesto al sol en el patio de su casa pareada, donde, con insistencia había mantenido un rectángulo de césped  que los conejos invadían con asiduidad.  El águila vio a la nena, y, calibrando la cantidad de comida que llevar a sus polluelos, la enganchó por una pierna, dejando tranquilo a un conejito gris. Luis, el pastor, dijo luego haber visto a un águila con algo en sus garras, y que ave y carga se despeñaban por el roquedal.  La batida con perros para encontrar a la bebé no tuvo el final feliz de los cuentos de miedo, en esta ocasión. Los polluelos deben andar en su nido, esperando, en vano, una comilona que no llegó.  

Como todos sabemos, eso del  cambio climático es algo abstracto y lejano, que no nos afecta.

exceso de conejos ya en 2016

57 comentarios:

  1. No quiero pensar que tú relato de ficción hoy, sea la cruel realidad de un futuro no lejano.
    La Madre Tierra nos está pidiendo a gritos que le echemos una mano, está tan desesperada que ya no sabe cómo llamar nuestra atención. La supremacía humana le está robando su razón de ser. Abrazos y fantástico relato que remueve las entrañas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es ficción, no cabe duda. La plaga de conejos en los cultivos no lo es. Los cambios son reales. Mozambique ha sido desolada por un tifón de tales dimensiones que no podemos imaginarlo.

      Ojalá podamos revertir el proceso. Un abrazo y gracias por tu comentario

      Eliminar
  2. El cambio climático ya nos afecta desde hace años pero va a peor, así tal cual relatas, como un cuento que se nos acerca. Puede que aún podamos hacer algo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que sí, que no sea tarde. Nos hemos engañado a creer que era algo tan a largo plazo. Ojalá se despierten las conciencias de quienes tienen en sus manos la contaminación global

      Un abrazo y feliz día primaveral

      Eliminar
  3. Solo de pensar que pueda estar cerca esa situación que nos relatas los pelos se ponen de punta ..pero ya estamos viendo como el cambio se esta efectuando ..lo peor es no abrir los ojos y hacer algo para evitar un desastre .
    Un fuerte abrazo y feliz primavera .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El desastre es que hemos cerrado los ojos. Claro, ahora vete a decir a los chinos que sigan usando la bici, que te dirán que nosotros hemos tirado de coche de gasolina durante décadas.

      En fin, que ojalá no sea tarde. Un abrazo y feliz día, primaveral por otro lado

      Eliminar
  4. UFFF!!! Albada, un relato que me da escalofríos, solo de pensar que pueda hacerse realidad algún día. Ojalá y a el hombre se le ocurra algo para evitar la catástrofe.
    Feliz jueves amiga.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El hombre ha ido a Marte con vehículos, la tecnología la tiene, pero los intereses de petroleras, el uso del plástico etc han primado sobre la razón y el sentido común.

      Un abrazo y feliz jueves, con sol, esa energía penalizada en España, que ya es el colmo.

      Eliminar
  5. También las primaveras van cambiando. ¿Cómo serán en el futuro? Al menos por este hemisferio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Van cambiando, y nos lo dice el armario, donde las prendas de entretiempo hoy no pueden concebirse. Nos hemos tomado en broma el tema, pero si bien los cambios climáticos se han dado en el planeta, sucesivamente, y pienso en la glaciación de los neardentales, ahora son cambios lentos producidos por nosotros.

      Brindo por volver a tener ropa de entretiempo :-) y que la use. Un abrazo

      Eliminar
  6. El relato, entre la ironía, el sarcasmo y el pesimismo. Todo puede ser que no sea tan ficticio, pero el relato me ha gustado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado, porque podría pasar algo similar. Incluso el águila, por avaricia, deja huérfanos a sus pollos. También ahí quise poner la parábola de la necedad.

      Un abrazo y feliz día de primavera

      Eliminar
  7. Caramba, me has dejado de hielo, o de piedra, no sabría cómo definirlo. Esto sí que es llevar el cambio climático hasta consecuencias extremas. Es la ley de la supervivencia.
    Si fuera un negacionista diría que todo son patrañas y fruto de tu imaginación anti-sistema, jeje. Pero una cosa es que las ardillas ya no puedan cruzar la península ibérica saltando de rama en rama, y otra que la fauna y la flora esté en tan clara recesión que tarde o temprano tendremos que echar mano de los vídeos para recordar como eran la abejas, los gorriones y un mar sin plástico.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay unos silos con semillas en el polo norte, en una base, por si acaso hay especies de consumo que llegan a desaparecer. Las abejas están en peligro y con ello la polinización natural, Ya sé que con las semillas de Monsanto plantas lo que sea, pero ojo, porque les has de volver a comprar ya que son estériles. Así es un poco la vida, usamos este planeta a tal punto, que no sé si vamos a tener que usar, como dices, la hemeroteca para saber lo que es un gorrión. El ser humano, con su necedad, beneficios para hoy y hambre para mañana.

      Por una primavera con mejores energías, reciclables en lo posible, y por un poco de conciencia hacia nuestro planeta. Un abrazo Josep Mª

      Eliminar
  8. Lacerante el relato, pero no por ello, exento de realidad, si no somos capaces de invertir el ciclo inconsciente en el que andamos metidos contra la naturaleza.
    Y por si fuera poco, la insensatez de esos políticos, que son capaces de negar lo visible, pensando en un puñado de votos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es preocupante, sin duda. Tendremos que usar energías renovables y cambiar el plástico por materiales más biodegradables, porque si no, esto es un basurero.

      Un abrazo y por una tarde amable

      Eliminar
  9. hay que tener cuidado con los ecosistemas, si tocas algo se trastoca todo. el clima afecta a la cadena alimentaria, lo cual puede tener resultados terribles. no será que los científicos no lleven años avisando...
    abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si ya avisan, es que no hacemos ni vaso. Una tristeza grande cuando ves que a través de la cadena alimentaria podemos estar comiendo metales pesados

      Por una tarde llena de promesas de mejores hábitos. Un abrazo

      Eliminar
  10. Como ficción no está mal el relato, pero ¿y si algún día esa ficción se convierte en realidad...?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sé, pero la realidad y la ficción pueden coincidir, pasado el tiempo.

      Un abrazo y feliz tarde

      Eliminar
  11. Puede ser, todo es posible si todos los cambios que ya nos afectan van a mayor, ya muchos animales salvajes se acercan a las ciudades en busca de alimento. Un relato para reflexionar.

    Un beso dulce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los osos polares no tiene más opción que acercarse a los cubos de basura de la gente. Les hemos dejado con muy poco casquete polar. Hemos sido necios

      Un abrazo, Dulce y feliz tarde

      Eliminar
  12. Respuestas
    1. Pura ficción ese águila, lo demás no te creas.

      Un abrazo

      Eliminar
  13. No quiero ni pensar que el argumento de tu relato llegue a convertirse alguna vez en realidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que un águila se lleve a un bebé, pero estamos dejando un planeta hecho una porquería

      Un abrazo

      Eliminar
  14. Ironía en toda regla; de la buena. La que deja el corazón en vilo, y la mente en proceso de digerir una ficción no tan descabellada en ese futuro no resuelto, aun cuando las predicciones apuntan a la catástrofe.

    Muy bueno, querida amiga.

    Un abrazo grande, y feliz tarde 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que hayas captado la ironía del cuento. Yo creo que podemos cambiar , rectificar, pero claro, con unas políticas de verdad de apuesta por las energías renovables y con menos uso de plásticos.

      Un abrazo y feliz noche, Ginebra

      Eliminar
  15. Buen relato y un tanto inquietante. Tienes razón, no hacemos ni caso, espero que el bebé se salve, podríamos cambiarlo por un político.
    Un abrazo primavera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veía el otro día un reportaje de Pekín. com ese smok comtimuo. No puede ser sano, es imposible qeu lo sea. Y está ahí, ahora. Hay que auspiciar de verdad por la regeneración de la tierra.

      Un abrazo y por una primavera con apuestas para revertir el proceso. Feliz noche

      Eliminar
  16. Impresionante y aleccionador relato. Estamos en manos de unos intereses creados que no quieren ver más allá de un clima supuestamente benigno que permite ocupar hoteles en épocas que en otros momentos los tenían vacíos. Los que a veces se plantean el problema, se "engañan/consuelan" pensando que no es para tanto y que en el peor de los casos el asunto va para muy largo plazo. También hay quien piensa que "el que venga detrás, que arree".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo vemos lejano, pero no lo es. La masificación de algunos lugares, playas o sitios turísticos, campos de golf donde no hay agua. una lástima que haya quien crea que el problema que tendrán las nuevas generaciones es cosa de ellos, porque somos nosotros quienes les dejamos el planeta hecho un basurero

      Un abrazo

      Eliminar
  17. ¿Por qué no puede llegar a pasar? Estamos viendo hoy días cosas que hace un siglo, quizá no se imaginasen. El instinto de supervivencia prima por encima de la lógica y cuando el nicho ecológico de una especie está desiquilibrado, cualquier cosa puede suceder.

    Muy trágico tu relato, eso sí.

    Gracias por participar. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa situación del águila no sé si es posible, pero la desertización está ahí, de tal manera que los herbívoros tienden a buscar comida en hábitats urbanos, lo que no puede ser buena o.

      Un gusto participar, por un viernes cargado de conciencia ecológica

      Eliminar
  18. Joder.... qué fuerte!!!

    Este es de concurso y de ganarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, puesto a imaginar un futuro, no muy lejano, la imaginación está ahí

      Un beso y gracias

      Eliminar
  19. De hecho lo sitúo en dos años. Ficción, pero la realidad es que, como dices, si un animal desaparece, o tiene un desarrollo excesivo, el resto del ecosistema se ha de adaptar, y lo hace. Lo trágico es que somos nosotros y no una plaga bacteriana quien produce esos desequilibrios.

    Gracias a ti, por plantear el tema, poco poético para el día de la poesía, porque es necesario la concienciación, pero ya. Un abrazo y por una noche primaveral con luna y versos en la boca

    ResponderEliminar
  20. ¡Qué terrible!
    Éste sí es un cuento de miedo, porque además es tan creíble, tan real...

    Y no acabamos de comprender que o hacemos algo YA o la cagamos. El otro día escuché un dato (que no confirmé) que me parece increíble: CIEN empresas ocasionan el 80% de la contaminación del planeta. ¡¡CIEN!! Sólo cien. Tan fácil que sería reducir la contaminación en un 80%. Pero seguimos gobernados (y no hablo sólo de políticos) por mentes cortoplacistas, limitadas y egoístas a las que no les importa nada. La vida seguirá, sin duda, pero como especie estamos condenados.

    Muy bueno e impactante tu relato
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ESe es el problema, nosotros, los ciudadanos podemos hacer mucho por reciclar, consumir menos proteína animal etc, pero esas cien empresas contaminan a tal extremo que tal vez sin ellas parte del problema se solucionarse

      Un abrazo y feliz viernes

      Eliminar
  21. Me has hecho recordar la famosa foto del niño desnutrido con el buitre al lado... Lamentablemente real tu relato.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En un futuro no muy lejano el agua será un bien escaso y eso será uan tragedia para cultivos y personas. Espero que se llegue a tiempo de revertir el proceso de degradación,m pero ya veremos

      Un abrazo y feliz viernes

      Eliminar
  22. Respuestas
    1. El cambio climático ya ha empezado, lo aterrador es que seguimos sin creer que si no ponemos le freno, este planeta será poco habitable

      Un brazo y feliz viernes.

      Eliminar
  23. El cambio climático esta afectando a todo el mundo, la tierra grita desesperada y no la escuchamos, triste realidad. Magnifico y reflexivo texto amiga. Imagino y un escalofrío recorre mi ser., Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya grita, ya, pero siempre lo vemos como un tifón lejano, un huracán lejano, una sequía lejana..y no es tan lejano. Todo el planeta es un mecanismos compensado, cambiar dos grados la temperatura del planeta tiene consecuencias.

      Un abrazo y feliz viernes

      Eliminar
  24. Fuerte impresión produce el cuento sin final feliz, he pensado en el niño del pozo.
    Estamos en una sociedad desquiciada y desquiciante.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son tiempos desquiciantes, en efecto, por mil motivos, entre la subida de la derecha en Europa y el cambio climático nos llevan hartos.

      Un beso, Alfred y por un viernes bonito y de reciclaje

      Eliminar
  25. No me parece tan descabellado tu relato. Cuando el equilibrio de la naturaleza se rompe las consecuencias pueden ser fatales...de hecho ya lo son y cualquiera sabe hasta dónde pueden llegar.
    Un placer leerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada vez que desequilibramos el ecosistema de algún animal o arbóreo, estamos poniendo una piedra más en el camino de la degradación. Un apena, porque tecnología teneos para respetar los ciclos de la naturaleza.

      Un abrazo y feliz finde

      Eliminar
  26. Realmente horrendo, esperemos que no lleguemos a este nivel, aúnhay esperanza.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ESperemos que no se llegue a esos niveles, pero poco a poco este país se ha desertizado. Somos el animal más necio de la creación, sin duda

      ESperemos que la conciencia haga que le proceso de degradación sea reversible. Un abrazo y por un fin de semana bonito y primaveral

      Eliminar
  27. El final con el que cierras esta historia es como un martillazo en la cabeza jaja ¡Sí, claro, el cambio climático es algo ajeno!... Que el cambio climático esté afectando con mayor notoriedad a ciertos paises antes que a otros, no quita que sea un fenómeno que nos afecta como especie humana y animal y vegetal. Esto es como un efecto dominó. Tarde o temprano, el cambio climático tocará a la puerta de cada uno. Sin excepción.
    Te dejo un abrazo, Albada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toca a nuestras puerta ya, en el número de afectados por la contaminación de las grandes ciudades. Ese águila no se´sería creíble pero me pareció que una nota cercana y dramática podía ayudar a concienciar

      Un abrazo y por un fin de semana bonito

      Eliminar
  28. Un cuento de terror?...nada que ver..eso es la cruda verdad!! Ya sucedió en Australia, donde la inconsciencia de un hombre le llevó a traer conejos salvajes desde Inglaterra solamente para poder realizar sus juegos de caza con un zorro. Lo que no pudo imaginar este hombre era que en poco tiempo los conejos llegarían a ser una plaga tan enorme que cambiaría todo el ecosistema del lugar y que solamente con armas bacteriologicas han podido frenar...lo malo es que la naturaleza siempre es la que tiene la última palabra y aún no sabemos cuál será el precio a pagar por utilizar esos virus en los conejos....Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La realidad es siempre mayor que su ficción. Lo que explicas de los conejos en Australia es un buen ejemplo de manipulación de ecosistemas. Siempre es un error. La naturaleza es muy sabia, pero hay que darle tiempo para que se adapte a nuestras atrocidades. A ver si hay de verdad conciencia hacia le medio ambiente, que falta nos hace

      Un abrazo

      Eliminar
  29. Con el sarcasmo y la ironía se logra transmitir mucho. Bien pensado tu relato.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que hayas visto la llamada de atención del texto. Los ecosistemas tienen su propio equilibrio, pero hay que dejar que funcionen.

      Un abrazo y feliz domingo

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.