lunes, 30 de septiembre de 2019

Nunca es tarde



Ahora, cuando he encontrado a Luis, con sus canas y sus pequeñas manías, pero con esa ternura de la espera y el cariño, no puedo hacer otra cosa que huir. 

Me llaman loca. Mis amigas, las pocas que me ha dejado conservar, me dicen si estoy chalada, que si no será exponerme a que el bruto de Juan me parta la cara. 

Que no, que no aguanto más. Que ya se acabó. Que a mi cuerpo le faltan caricias de terciopelo, y a mis ojos una mirada de ser humano y no de fiera en celo, y a mis entrañas un varón que llene el vacío de mis noches y la sed de mi corazón de gata. Que no quiero más. Que ya no me resigno a que mi futuro sea más dosis de lo mismo. Que no quiero mírame un día en el espejo y pensar quién será la mujer hundida y mustia que no se atrevió a volar.  Si es que nunca me hizo feliz. Si es que me engañó su cara de chico bueno cuando decía controlarme porque me quería. Si es que ni en la luna de miel hubo miel o dulzura en sus manos. Que no aguanto su voz de cazalla y su olor a tabaco. Ni sus eructos. Ni sus gritos reclamando la cena. Ni sus burlas cuando me arreglo. Si es que estos años con él se me han hecho siglos. Si es que no quiero verle más mirando mis cosas. Si es que ya no soporto sus zarpas rasgando mis bragas, dejando arañazos en mi alma. Que no quiero más. Ni un minuto más.

Dicen las vecinas que la vieron con una maleta, camino del Metro, y que iba sonriendo, cosa desconocida en ella. Y que iba guapa, como arregladita para ir de boda, caminado airosa. como para comerse el mundo. 

Ante los niños, que se enteren de quién manda aquí. Siempre me he preguntado qué locura tienen que no se enteran que matando a su ex dejan a sus hijos sin nadie, porque él ha matado a la madre, pero él irá al cárcel.


54 comentarios:

  1. Una lacra social que nos persigue año tras año. No hay voluntad real de extirpar este cáncer en nuestra ciudadania.Falta mucha labor de educación. Mucha de borrar esterotipos estúpidos arraigados en la cultura y comportamiento machista socialmente aceptado. Mucha bromita graciosa que poco a poco sigue calando, aunque sea una estupidez que refleja un humor pernicioso para la mujer.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demasiada bromita graciosa, picante, que dicen, y seguimos como siempre. Nos falta mucho todavía.

      Un beso, Alfred

      Eliminar
  2. Que relato más bueno amiga , has descrito la realidad de una sociedad que por miedo al que dirán aguantan y terminan las cosas después mal ..La vida se compone de intentar ser felices y cuando algo no funciona se deja antes que sea peor ..si hay hijos de por medio ellos son los más perjudicados ya que en el su hogar solo ven y oyen gritos y faltas de respeto que a la larga les dejan huellas que interfieren en su madurez ..
    Bueno que decir me encanto ,feliz lunes y un abrazo para todo el día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los niños son las víctimas secundarias, los daños colaterales de esta violencia en las casas, que no todo y sólo es una bofetada, es que hay una sociedad que insiste en calificar a la mujer por su manera de vestir en vez de su valía.

      Un abrazo, Campirela

      Eliminar
  3. Es cierto que nunca es tarde, pero el miedo y otras cosas...
    Un abrazo y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca es tarde, pero la mujer que elige escapar, porque lo de dialogar y razonar no suele funcionar, lo tiene muy difícil.

      Un abrazo y feliz tarde

      Eliminar
  4. Crónica social, el miedo existe porque la ley no protege, te echa de tu casa y te recluye en un cuarto con otras mujeres como tu, la ley deja solas a las mujeres y abandona a los niños. Nos limitamos a dar cifras, deberíamos dar nombres. A veces si es tarde. Un abrazo escritora de pro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay presupuesto paar casas de acogida, y las casi inexistentes son como bien describes. Claro que muchas mueren sin denuncias previas, lo normal.

      Un abrazo, Ester

      Eliminar
  5. Los femicidios son crímenes por convicción, igual que lo es el terrorismo. El asesino tiene la convicción de que es necesario matar. El asesinato de la mujer en violencia de género representa el fracaso del agresor para someterla.
    Así, más del 80% de las muertes en violencia de género se producen en el contexto de una eventual ruptura de la pareja a instancias de una mujer, una esclava, que quiere romper sus ligaduras y reencontrarse con su identidad arrebatada. Por eso las matan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy lúcido el comentario. No se puede razonar, es como con la religión o le terrorismo, se mata por convicción. Sobre todo, como bien apuntas, cuando ella decide poner fin a esa situación, y así les va.

      Un excelente comentario. Un abrazo

      Eliminar
  6. No hay cabida para entender o justificar esos actos. Me es imposible catalogar con una palabra solamente todo el compendio de emociones que me provoca este tipo de noticias.
    El odio y los celos es una enfermedad que ciega, ya no ves hijos ni nada con la suficiente coherencia.

    Nunca es tarde para decir BASTA.

    Estremecedor, mi querida amiga.

    Mil besitos y feliz día ❤️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los celos son inseguridad de quien los sufre y casi siempre los varones los tiene de manera infundada, pero asumen que ella se irá, y ahí se vuelven locos.

      Un abrazo y feliz tarde

      Eliminar
  7. siempre digo lo mismo: en estos últimos tiempos estamos viviendo una ola de machismo que ojalá revierta pronto. hoy día se dicen unas burradas que hace cosa de quince-veinte años no se decían, o al menos yo no lo recuerdo. y esas ideas que algunos tienen son las que derivan en acciones.
    para solucionar este problema hacen falta leyes, pero también educación. hay historias de relaciones entre adolescentes en las que él la tiene controlada a ella. así, cómo vas a esperar que de adultos se comporten de otra manera?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos adolescentes me preocupan, les venden que las controlan porque las aman, o por evitar que tengan problemas, quieren saber dónde están en cada momento y qué hacen, y ellas, pánfilas, les creen. Esa violencia y control en jovencitos es muy preocupante.

      Un abrazo, Chema

      Eliminar
  8. Cuando se mata a alguien, a la madre de tus hijos, se demuestra una falta de empatía total, es decir, ni le importa ella ni sus hijos. Increíble pero así es.
    SAludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que se vuelven ciegos, ni calibran que dejan huérfanos a los hijos por partida doble. No pueden razonar. Unos minutos tan solo antes de matarlas bastarían para que las dejaran en paz, pero no, se vuelven ciegos, enloquecen.

      Un abrazo y porque no haya más mujeres asesinadas por su pareja

      Eliminar
  9. Locura, así simplemente, la nula capacidad de razonar y solo actúan llevados por la ira. La ley del terror tristemente puede más muchas veces.

    Un beso dulce y dulce semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo que puede. Si la muere sabe, porque lo intuye sobradamente, que el tipo la hará daño, o sus hijos, porque hay locos para todo, cuántas veces aguantan décadas. Una lacra.

      Un abrazo

      Eliminar
  10. Los asesinos no tienen escrúpulos. Matan y no les importa nada de lo que hay detrás. La ley no protege lo suficiente, si pudiera les colgaría a todos sin perdón. Ojo por ojo, diente por diente.
    Y un "ojo" más : Hay mucha mujer tonta que vuelve a dar otra oportunidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa vuelta a perdonar una y otra vez me preocupa. Perdonar una vez, en esta violencia machista, es perpetuar el maltrato, seguro. Si se han de matar tras matarla a ella, que lo hagan al revés, pero no, primero se la llevan por delante.

      Tragedias cotidianas que casi no vemos, pero cuya punta de iceberg son las asesinadas, una por semana. Un abrazo

      Eliminar
  11. Diríase que los enfermos, en vez de recapacitar con las noticias de los asesinatos, se envalentonaran al ver que hay otros hombres tan tarados como ellos y se animaran a imitarlos.
    Hablas de los hijos. Como si les importara algo de ellos, cuando en ocasiones juegan con sus vidas para hacer sufrir a la madre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me haces pensar en ese loco que quemó a sus hijos para hacer daño a su ex. Son locos, pero cuando quieren, porque no se atreven a enfrentarse a un policía, por ejemplo, y puede que jamás se salten un semáforo, pero con la mujer...eso ya es otra cosa.

      Un abrazo

      Eliminar
  12. He tropezado con este blog por casualidad y me gusta lo que he visto. Tocas un tema doloroso, delicado y tristemente, de rabiosa actualidad.
    Con tu permiso, me quedo por aquí

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, Julia. No suelo ser tan prosáica, pero en este tema no valen alegorías, es una lacra, y me quie poner en la piel de una cuarentona, por ejemplo, que se ha hartado. En su caso sirvió de poco, eso sí.

      Un abrazo y feliz tarde

      Eliminar
  13. Joder... qué fuerte!!!
    Y qué cierto!!!

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es muy de baja intensidad. Una lacra que no sé cómo podemos atajar, si no con educación y una sociedad que no nos cosifique, que no banalice.

      Un beso

      Eliminar
  14. Es lógico cambiar la zarpa y el menosprecio, por la sonrisa y la caricia.
    ¿Hasta cuando tendremos que convivir con esa lacra de odio y violencia?
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos queremos ser amados de buena manera. No entiendo cómo se puede amr, que no será eso, de otra forma.

      Un abrazo, Juan L.

      Eliminar
  15. La crónica policial está que desborda con noticias de femicidios y las estadísticas marcan que cada 27 horas muere una mujer en la Argentina.
    Esos machos siguen creyendo que la mujer es de su propiedad, que debe soportar hasta que él se canse y busque otra víctima. Las leyes les siguen siendo propicias y hay poca contención para las víctimas que denuncian maltrato.
    Muy buen relato, Albada.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En España hay una por semana, de asesinadas, claro, no se cuentan las ingresadas en hospital por esa violencia y mucho menos la violencia psicológica. Es una lacra.

      Porque un día no existan varones así de locos. Un abrazo

      Eliminar
  16. Lamentablemente te leo hoy,en un día en que a la mañana,a la vuelta de mi casa, han asesinado a una mujer a manos de su pareja, y luego como siempre el muy cobarde se suicidó... La noticia salió en todos los Telediarios, en Las Palmas de Gran canaria.
    Tu relato me puso los pelos de punta..sin más.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece que además fue a la casa donde hacía faenas, y es que ni en el trabajo pueden estar en paz, las acechan, como buitres.

      Un abrazo

      Eliminar
  17. Ojalá se suicidaran antes de consumar su crimen, es lo único que les deseo.
    Tremendo y veraz relato.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo opino igual, si tiene tan claro que sin ellas no pueden vivir, que se tiren por le balcón, pero antes de matarlas, no después.

      Un abrazo

      Eliminar
  18. ¡Cuánto sufrimiento el de las pobres mujeres que tiene que aguantar esa clase de hombres!¡Y cuánto sufrimiento el de los niños con padres así! Verdaderamente debe ser un infierno. No sé cuándo vamos a terminar con ello.Es un relato desgarrador. Un abrazo, Albada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino que ese el infierno en vida. Te persigue, te acosa y te mata quien en teoría te quiere, es de locos


      Un abrazo

      Eliminar
  19. Un relato impresionante, como impresionantes son las noticias que hacen referencia al asesinato de las mujeres en manos de sus parejas o ex...
    Niños huérfanos o asesinados a manos de sus padre, no puede ser más doloroso. Educación??? Somos una generación muy, muy educada. Me gustaría encontrar una solución entre todos para que no haya una mujer más asesinada.
    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La educación, y la libertad para la mujer, lo tenemos, no sé si siguen sobrando estereotipos de belleza, o de qué, pero no estamos mucho mejor que hace cincuenta años. Antes era un eximente la pasión, digamos, ahora no, pero salvo eso, no sé si vamos para adelante

      Un abrazo

      Eliminar
  20. Nadie es dueño de nadie y por tanto no cabe ningún sometimiento. Si una mujer decide romper una relación no debería de sentir miedo de hacerlo. Lamentablemente hay mucho salvaje que no lo entiende así. Ni así ni de ninguna manera. Y entonces ocurre la tragedia y se rompen vidas. La de la propia víctima y la de los hijos. Un trauma que arrastrarán toda la vida.
    Alguien que es capaz de asesinar a su pareja, incluso a sus propios hijos, no debería salir de la cárcel jamás.

    Un tema candente y muy preocupante.
    Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cadena perpetua en algunos casos, no me parece mal, porque son un peligro. No puedo ponerme en su mente enferma y peligrosa, pero a mi juicio, entienden que ellas no pueden plantearse dejarles, porque ya son de ellos.

      Una lacra abominable. Un abrazo

      Eliminar
  21. Siempre me eh preguntado que pasa en la cabeza de esos hombres, que tienen esas reacciones, con sus parejas después de sus acciones, se adueñan del ser que alguna ves los amó profundamente, un buen relato que representa a todas esas mujeres que se han equivocado en sus elecciones, para elegir al compañero de vida. Besos amiga feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te equivocaste, que a veces es porque no enseñan su verdadera cara, bien podrás dejar atrás, pero no, ellos se empeñan en tenerlas a su lado. Están locos, seguro, pero qué peligro dar con uno de esos locos.

      Un abrazo

      Eliminar
  22. Me ha gustado el texto, lo único decir que es necesaria la educación para todos y todas. Aprender que el amor no es posesivo ni tóxico y que a veces el mal menor es igualmente asqueroso. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, el amor no puede ser posesivo. Deseas que esa persona sea lo mejor de sí misma, que llegue donde puede, nunca que sea un perro con cadena. Hay quien no sabe amar.

      Un abrazo

      Eliminar
  23. Tu relato hoy se me ha clavado en el pecho.

    Esperaba que la protagonista lograra huir, que de verdad no fuera tarde para ella.

    Peor que no amar es amar tan mal...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperaba es decir poco. Deseaba, incluso necesitaba, que lograra huir

      Eliminar
    2. Ya he abordado el tema con final feliz, y ésta era la idea de ayer, pero la prensa hablaba de Canarias y una mujer que no logró huir, o sí, porque siguió trabajando donde siempre y allí la fue a buscar y matar. Me he percatado que huir no basta, has de poner distancia por medio, cambiar de nombre tal vez. Una barbaridad de condena por haberte equivocado al elegir. Y lo malo es que la familia, muchas veces les dicen, "te lo dije", "ese chico era muy celoso", y entonces ellas ya ni saben qué hacer.

      Porque todas las que decidan huir encuentre quien las apoye. Un abrazo, Alis, la próxima conseguirá ser feliz, te lo prometo.

      Eliminar
  24. Un relato de la vida real. Aquí también todos los días hay mujeres asesinadas por sus parejas.... Aveces si es tarde amiga. Y esto no se va a acabar, cada día esta peor,.... Hay mucho macho por el mundo......Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, en Juarez, creo, es un estigma desde hace años. Aquí se hizo una ley que protege a la mujer, y en teoría hay casas de acogida para las que huyen y sus niños, pero en la práctica no se ha cambiado tanto, eso sí, hay estadísticas al menos, porque antes eran muertes, sin más, ahora lo son por violencia machista

      Un abrazo

      Eliminar
  25. Terrible este problema que tenemos. Como han dicho en otros comentarios, matan porque no han podido someter a la otra persona. Yo digo persona, ellos supongo que la verán como un simple animal (aunque yo jamás le haría eso a un animal). Y el relato, FANTÁSTICO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No saben amar, que implica dejar florecer al otro. Así entendido, las matan porque eran suyas, digamos, y se quedan tan anchos. Incomprensible.

      Un abrazo y porque no haya que llorar más muertas.

      Eliminar
  26. Impresiona tu relato, Albada:

    Qué pena que no se integre en la ESO, en el Bachillerato, en preescolar, en la FP y en la Universidad una asignatura con tres partes que sea exclusivamente educación sentimental, inteligencia emocional y gestión de las emociones. Todos estaríamos mejor.

    Imitamos a nuestros padres y antepasados y así nos va...El amor de pareja no es posesión, no es control, no es celos enfermizos...

    El amor es buscar la felicidad del otro y de uno mismo en una sinergia positiva y creativa. Ahh... difícil, pero no imposible. Cada día podríamos aprender algo nuevo.

    Muy buen relato el que nos dejas... Para reflexionar.

    Besos y enhorabuena
    Ana

    ResponderEliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.