miércoles, 8 de diciembre de 2010

Rapto de coherencia

Tomado de Google.

Ante la costa de Saint-Pierre, entre los barcos hundidos le esperaba su fiel Samy..

Jugaba con él y, como siempre, apuraba los segundos de inmersión, pero hoy dolían tanto las presencias, y supuraban las ausencias hasta tal punto, que en un rapto de coherencia se quedó a vivir con él

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.