domingo, 29 de julio de 2012

¿Esperando?. ¿ Recordando? ¿ Inventando?

Autor en el mismo vídeo.



Los gerundios en verano llevan un ritmo temporal más anárquicos  que de costumbre. Los minuteros anda indisciplinados. Los recuerdos se plantan ante los espejos. Las pequeñas nostalgias  engalanan la mente y permiten recordar, aún inventando recuerdos, pasajes vividos. O soñar con el pasaje que se desea vivir. 

Tiempo de planificación de las vacaciones, del ir descalzos, de fotografiar como poseso, de dejarse llevar por la vagancia, de ...vivir a otro ritmo sin reloj en la muñeca.

Encontrando este vídeo de una pequeña maravilla de obra, recreando un retrato, ando deseando feliz domingo a mi alrededor.

Esperando que  esta tontuna  tan tonta de texto, nos anime a todos a  crear, recrear, imaginar...y en definitiva seguir viviendo.

7 comentarios:

  1. Vivan los gerundios veraniegos, pueden hacerse algo pesados cuando las vacaciones son demasiado largas, pero luego siempre los echas de menos.
    Me quedo aquí.
    Mil gracias por venir a visitarme y dejarme tu opinión siempre. Te lo agradezco, espero retribuirte todo tu cariño.
    Besos veraniegos de vagancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias `por pasar, por esta ventanita, leer y comentar.

      Un abrazo de bañador bajo el brazo.

      Eliminar
  2. Sera que en vacaciones, pretendemos ser más nosotros mismos, sin obligaciones, sin horarios, sin pautas. Ser más creativos, más auténticos en cuando a creatividad personal.
    Ver, conocer, compartir, soñar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si es que en vacaciones podemos ser simplemente como somos. Es broma. Son necesarias para mantener el resto del año un ritmo adecuado a las demandas del trabajo.

      Un abrazo con un pie en la puerta de las mías.

      Eliminar
  3. Me gusta el texto, es sincero y sentido, es tuyo. Ahora también nuestro :)
    Las vacaciones son regalos para los hijos, aquellos que los tenemos. Todo tu tiempo es de ellos, mucho más prolongado que durante el curso. Esta bien, muy bien, se disfruta pero...¿Dónde olvidé mi tiempo? Tal vez cuando mi hija cree su hogar, si me quedan fuerzas, logre encontrarlo.
    Un besote con atardecer fundido en alba, esos de verano de luz y más luz, de tiempo inagotable para la contemplación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Luis.
      Ese jugar por jugar a que el tiempo está en nuestras manos. Los hijos, las prioridades, los compromisos, las gustosas cadenas...
      Esas mil excusas para necesitar las vacaciones y los lugares donde el reloj no pese y nos arrastre al fondo marino.

      Si me permites, te mano un abrazo en dos fases. Este, sobre una nube de Standby, y otro en eskup.

      Eliminar
  4. Pasé por Eskup. Veo que sigue vivo. Me alegro.
    No encontré la segunda fase, pero me tropecé con tu luna. Charlamos un rato.
    Besotes sin fases, de lleno :)

    ResponderEliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.