viernes, 24 de agosto de 2018

Escenas Veraniegas III


El verano les había traído un calor que no esperaban. Decidieron cambiar de planes y alejarse de Andalucía, donde las temperaturas dejaban a los termómetros temblando. La frondosidad de Asturias les llenó de verde la mirada, de respiración los cuellos y de asombro los latidos. Los lagos de Covadonga les permitieron dormir sin ventilador. Todo un descubrimiento gozoso para los arrumacos vacacionales.


Los fuegos tardaban en aparecer. Galicia, nuevamente, con puntualidad británica, ardía. Desde dos mil doce, era noticia veraniega obligada. Tal vez este año las setenta hectáreas del Parque Natural do Invernadoiro quemadas fueran por un rayo. Esa sería la noticia, que por una vez no fueran provocados los malditos incendios . Un pajarillo, ajeno a las preocupaciones de los hombres, con la sombra de cualquier árbol y con las patas en agua, se sentía el ser más feliz de la tierra.



Este verano Javier y Paula se encontraron con unos festejos de verano de categoría. El pueblo de los padres de él mejoraba de año en año la celebración de la fiesta mayor. Él creyó tener el mejor orgasmo de su vida. La sensación de tierra movediza, de crujido del somier, de alboroto en sus entrañas, le hizo suponer una relación in crecendo con su novia. La doble ventana no impidió, sin embargo, que la pirotecnia de la playa le hiciera reconsiderar su opinión.


19 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Las fiesta mayores, que cada vez están más lucidas. Los cohetes, las banderolas, las orquestas con sus bailes eran antes como que de segunda categoría, pero ahora hacen fiestas muy lucidas. Una pena para Javier :-)

      Un beso

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Tan feliz con ese polvo de estrellas, que luego se queda un poco pensativo :-)

      Un beso

      Eliminar
  3. Sonrío con ese final inesperado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pirotecnia, que hace tal estruendo que vibran hasta las paredes, dando lugar a posibles situaciones jocosas.

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Hasta las mejores situaciones tienen su "pero".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todas las situaciones pueden esconder un "pero", lo que pasa es qeu desde fuera no sabemos lo que ocurre o cómo se llega a tales situaciones:-), y seguramente vemos como felices cosas que no lo son tanto.

      Un abrazo

      Eliminar
  5. Hola guapa ... Yo creo que el pobre Javier no eligió un buen día .
    En cuanto al pajarito , era feliz en se charco y preocuparse por su nido .
    Besos de flor .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se entendía al pajarillo feliz. Los temblores no eran tan maravillosos como Javier pensaba, pero yo creo que pirotecnia del amor nunca está por debajo de unos fuegos de artificio :-)

      Un beso

      Eliminar
  6. Quise poner sin preocuparse de su nido más besos .

    ResponderEliminar
  7. Jaja íbamos taaan bien!
    Te dejo un abrazo, Albada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobre Javier, creo que algún lector se ha venido un poco abajo :-)

      Un abrazo, JUlio David

      Eliminar
  8. No todo podía salir bien... :)

    Que bonitas vacaciones por el norte...

    Muchos besos, Albada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No siempre las cosas salen como uno espera o planifica. En realidad pocas veces cuando hablamos de vacaciones. Creo. Las expectativas son unas y lo que acaba por sentirse es lo que la vida trae.

      Un abrazote y feliz domingo

      Eliminar
  9. Debió esperar a que fuese él el que disfrutara de la traca final.
    Echaba de menos tus entradas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino que la traca final sería el momento en el que se percatase de esos fuegos tan potentes como efímeros

      Gracias Juan L. Un beso y feliz lunes

      Eliminar
  10. Fuegos artificiales,
    juegos de vida.

    Clara inventiva,
    destellos geniales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juegos de verano
      de asueto en la mirada

      Se abren los telones
      de las vacaciones. Un abrazo grande y feliz martes, Guillermo

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.