viernes, 1 de febrero de 2019

Cena fallida, o no, bajo la lluvia

Tomado de Google

La tele entonaba un anuncio de colonia, un pelín tardío, por cierto. La lluvia, machacona, hacía cosquillas a los cristales. Las alcachofas estaban viejas y el cuchillo no cortaba, pero Eva quería hacer una tortilla de alcachofas, para Luis. quien había insistido en celebrar el aniversario en casa. Levantó la cuarta copa de vino y confirmó que el cuchillo cortaba tan poco como recordaba. Sin saber cómo, su dedo notó un tajo y la puerta se abría, pocos instantes después, más temprano de lo habitual.  Empezó a esconder las pruebas del delito: la botella a la alacena, y el papel de cocina, empapado en sangre, a la basura. Se apretó la herida con un trozo de cinta aislante ante la imposibilidad de encontrar a tiempo esparadrapo y gasas. Sin poder disimular la alegría alquímica y ficticia del vino, recibió a Luis con un abrazo ceñido. Dentro de sus brazos se dejó acunar cual almohada cálida. Les alteró el humo de la sartén, que a falta de alcachofas para freír estaba hirviendo en solitario.

“Hoy vamos a comer albóndigas de lata, y con albahaca del balcón improvisamos una cena íntima “dijo, todavía nerviosa, tras apagar el fuego de la cocina.  De pronto, Luis comenzó a silbar una canción, estandarte de su relación, y se tomaron de la mano para bailar por la cocina. Se alternaron en recordar los detalles de los primeros alunizajes en la alameda del viejo verano, cuando el viaje de fin de curso de Luis le llevara a ese pueblo segoviano. Comieron con apetito la pizza que les llevaron.

Poco a poco fueron yendo, sin dejar de bailar, hacia la alcoba. Los cacharros quedaron amontonados en el fregadero, mientras degustaban un postre más dulce que el de la mejor cena de cualquier  afamado chef, y el repiqueteo de la luvia seguía con su enconada melodía. Habían sobrevivido a otro aniversario de boda.

42 comentarios:

  1. Los aniversarios se suceden y a veces cuesta encontrarles el punto de originalidad.
    Bello post.
    Un beso y buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso son pocos, pero seguro que siempre hay una sorpresa, un adagio de colores, un paraguas plegado arrumbado en una barandilla, porque ha dejado llover y no goteras en el corazón.

      Gracias, Alfred, será un precioso, lluvioso y frío fin de emano, a apoco que la vida nos lo permita

      Eliminar
  2. Los "postres" suelen ser los mejores alimentos para loa aniversarios y las reconciliaciones.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, opino igual. Suelen ser dulces, o frescos, y pienso en natillas o fruta. Los inmateriales también sientas bien

      Un abrazo y feliz domingo

      Eliminar
  3. lo importante es que haya cariño, aunque la preparación de la cena no saliera según el guión. sólo espero que el corte se curara bien a pesar de no disponer de los instrumentos adecuados para atajar esas situaciones.
    por cierto, desde pequeño me gustan los paraguas de arcoiris.
    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son paraguas que simbolizan el sol, aun bajo la lluvia,, por eso tienen tanto encanto. Las cenas o comidas dependen más de la voluntad del cocinero que de los ingredientes, es verdad

      Un abrazo y por un domingo fresco pero amable

      Eliminar
  4. Qué maravilloso relato, demuestra cómo habiendo amor sobra todo lo demás. Me ha encantado, aquí tienes una nueva seguidora, nos leemos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, con amor todo alimento parece manjar, pasado el mínimo de supervivencia, claro.

      Un abrazo y por un domingo de buenos alimentos

      Eliminar
  5. Les auguro un espléndido futuro.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también. cada estoy segura de que e futuro les pinta bien a esta pareja

      Un beso, y feliz día

      Eliminar
  6. Ojalá no se pierda esa chispa que muchas veces se va apagando con los años.
    Ya llevo muchos aniversarios gracias a Dios o a quien sea.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los amores se marchitan, casi siempre, por falta de riego, por dar por sentado la seguridad de saberse acompañado, por dejadez en definitiva

      Me alegro que lleves muchos años celebrando buenos aniversarios de lunas con miel

      Eliminar
  7. Con esa escena final la cena era lo de menos, mejor celebrar que olvidar una fecha así.

    Un beso dulce y dulce fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Celebrar esas lunas de miel es muy fácil, de hecho yo optaría por hacerlo siempre que sea posible, sin esperar fechas emblemáticas. El amor se teje día a día, se conquista sábana a sábana, se ratifica beso a beso

      Un abrazo, Dulce, y por un finde de alimentos intangibles que deje el cielo del paladar ahíto de nubes blancas

      Eliminar
  8. Con unos cuantos vasitos de vino y siempre que haya un postre sabroso, se pueden pasar un buen número de aniversarios... jajaja...
    Muy bonito relato, Albada.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cocinera improvisada tenía más vino en el cuerpo del que seguramente había calculado, sin embargo creo que, luego, ese puntito puso sal a la comida y miel a los postres :-)

      Un abrazo y gracias Mirella, por tu lectura

      Eliminar
  9. Sobreviven muy bien a los aniversarios. Mientras lo hagan así, el futuro pinta bien.

    Y me encanta cómo lo has contado

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que sí. La pareja parece que llevan décadas juntos, y que de momento mantiene fresca la mirada de los primeros compases de la sinfonía del amor.

      Un abrazo grande, Alis, y feliz domingo

      Eliminar
  10. Bonito aniversario, con buen postre final...me encantan los aniversarios estupendos...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bonito cumplir años, de pareja sobre todo, porque es una apuesta a un futuro que sólo se construye de año en año. Me alegra te haya gustado

      Un abrazo y feliz domingo

      Eliminar
  11. Me gusta mucho el relato.
    Que el amor perdure.
    Besos 🌹

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. El relato es ficción, pero creo que los aniversarios de boda han de ser, hasta el final, tiernos y acabados en postres dulces.

      Besos, Karin y por una tarde amable y enriquecedora

      Eliminar
  12. Con mucha frecuencia los mejores recuerdos con consecuencia de la improvisación y los peores de las cosas preparadas concienzudamente para que salgan bien.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo. Lo muy planificado puede dejar mucha menos huella que lo improvisado, siempre que no acabar en tragedia, que aquí no era el caso :-).

      Un abrazo, Macondo

      Eliminar
  13. Muy bueno, Albada. Sobrevivir a otro aniversario. Esa frase me ha llamado la atención.
    Feliz inicio de semana.
    Besosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La convivencia tiene un precio, por eso ir pasando los años, es un gozo, en el mejor de los casos, y una lección de supervivencia, en todos los casos. Creo.

      Un abrazo y por un lunes bonito

      Eliminar
  14. Pizza y buen postre, ¿qué más se puede pedir? :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una cena romántica donde las haya, ¿verdad?. :-)

      Un abrazo y feliz lunes

      Eliminar
  15. Qué mejor forma de celebrar un aniversario de boda que haciendo el amor. Y que no decaiga, jeje.
    Toda la narración me ha resultado deliciosa, y el detalle de los alunizajes en la alameda me ha encantado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todas las maneras de celebrar son buenas, pero mejor si acaban bien, como dices. Me alegra te gustase el término alunizaje. Me parece muy adecuado.

      Un abrazo y feliz tarde de lunes

      Eliminar
  16. Siempre es buena la ocasión para beber unas copas de vino.
    Pensaba, que manía la nuestra de contar los años...no?
    Un abrazo, muy visual tu relato. Me encantó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, aquí la chef en ciernes quizás se excedía. La manía de contar años en el fondo es una tontería, sin duda.

      Un abrazo y por una tarde bonita para ti, Dana

      Eliminar
  17. El vino fue un buen aliado para hacerlo todo más llevadero.
    Te dejo un abrazo, Albada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino que sí, sobre todo si la cocina, esa mujer no tenía especiall apego. :-)

      Un abrazo, Julio David y feliz martes

      Eliminar
  18. Que maravillosas y tiernas escenas. Que manera tan perspicaz de esconder el incidente, para no alterar la celebración del aniversario. Te quedo genial, me gusto ese baile por la cocina!
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Celebrar depende más de la actitud que de los medios, y ese baile me parecía, tras el chasco de la tortilla.

      Me alegro te haya gustado. Feliz tarde

      Eliminar
  19. No hay mas que una vida, por eso hay que celebrarla, digo yo "mientras abro la boca y se me abre el diapasón".

    Saludos entre risas de celebración por esta entradilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, es una entradilla sin pretensiones, cómo no, pero que me imaginé y así tal cual, la puse.

      Un abrazo desde este lado del mar.

      Eliminar
  20. Bueno el vino tiene riesgos, solo quedó en un susto y animó el postre.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Me encanta escuchar llover cuando mi casa está en silencio, sobre todo los días de ocio. Imagino que con compañía bién avenida, escuchar la lluvia se volvería mas romántica si cabe con una lluvia de besos...

    Me ha gustado su relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las lluvias de besos se hacen difíciles de olvidar, las de notas musicales acaban siendo inolvidables también.

      Un abrazo, Buscador

      Eliminar
  22. Celebrar las bodas es celebrar la vida. Que linda historia, tiene mucho de real, me ha encantado.

    mariarosa

    ResponderEliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.