lunes, 25 de febrero de 2019

Frío y abracadabra




Entre un partido de fútbol
y una piel donde anidar.
Sin búsqueda de arena 
que haga barro con saliva.
Sin rumbo hacia un alero,
sin credos de destinos,
hallaron el paréntesis 
de un cruce de caminos,
un bol de besos y vainilla,
donde aparcar, unas horas,
los ruidos, ya lejanos, 
y el frío de la avenida.

La escultura callejera,
músicos en sordina,
y hasta un banco de madera,
les dio donde…adivina…
dejar atrás las aceras
de mil heladas dañinas

Pusieron el punto al contrapunto
del punto exacto de todas las esperas.

Y no anidaron en su pelo golondrinas.
pero sí dejaron que  la noche
oliera a inminente primavera. 

30 comentarios:

  1. Una calle triste,
    una noche perdida,
    una sinrazón desconocida,
    Un anidar de pájaros,
    Un amanecer glorioso.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un soplo de viento,
      un amanecer soleado
      una certeza con dudas,
      un canto de pajaró anidado.
      un rayo de luna nueva,
      Un gato por los tejados.

      Un beso :-)

      Eliminar
  2. ...y la noche se hizo primavera, cuando se encontró el punto exacto donde convergen todas las esperas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una imagen poderosa, si te fijas. El punto exacto donde convergen las esperas, no era otra cosa que eso, un dejara pasara la primavera

      Besos, Jun L. Por un lunes soleado y sin dudas, o pocas

      Eliminar
  3. Ya veo en tu foto el precioso parking tan bonito en mitad de la acera.

    Ni fútbol, ni arena
    Ni barro con saliva
    Ni bancos de madera
    Ni besos ni vainilla
    Ni escultura callejera
    Ni trompeta con sordina
    Que en la inminente primavera
    En tu acera y en la mía
    Sólo hay una reina…
    La puta bicicleta.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy partidaria de la bicicleta, pero en las ciudades, siguen siendo una fuente de malestar continuo. También en primavera

      Un abrazo

      Eliminar
    2. Yo también soy partidario de la bicicleta, de lo que no soy partidario es del que monta en la bicicleta y piensa que la carretera es para ellos y los coches -por ese orden; la acera es para ellos y los peatones -hay que convivir dicen-; y su ego siempre va por delante.

      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Sí es cierto, parecen gatos. La acera es mía, la calle es mía, la carretera es mía :-). Los peatones, con los que ahora llevan patinete, lo tenemos peor cada día. Con lo bonito que es pasear caramba.

      Un abrazo

      Eliminar
  4. En la tenue escuridad se imprimen tus versos
    como suspiro de nostalgia

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creí que irradiaran nostalgia, sino remanso de esperanza, pero para cada lector la lectura es la de sus ojos, por supuesto.

      Gracias, Cora. Un abrazo y feliz semana

      Eliminar
  5. Es como un olor, anticipado, de la primavera ya más cercana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEguramente los días soleados nos anticipan los olores, las brisas, los colores, de nuevas primaveras.

      Un abrazo y por una tarde de versos dulces

      Eliminar
  6. en primavera supongo que huele a hojas y flores de los árboles. para mí los barrios de la periferia tienen más poesía. y no digamos las chicas que viven en esos barrios. <3 allí, además, olerá a ropa limpia tendida en la calle.
    abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa ropa tendida delos extrarradios, qué poema de palabras en renglones que nos ofrecen aromas y miles de datos. La imagen del centro de Barcelona, donde las prendas al sol se han perdido, creo que irremediablemente

      Un abrazo y por una tarde de aromas a limpio y primaveras en la antesala

      Eliminar
  7. Que no nos pase como a los almendros engañados por calores que todavía no corresponden.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual nos engañamos, es verdad, pero un respiro bien vale una noche primaveral en el alma.

      Un abrazo

      Eliminar
  8. Una noche con olor a primavera...
    Lo mejor de lo mejor.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A que sí?. No hay mejor aroma que el de la primavera en el aire

      Un beso, Toro.

      Eliminar
  9. Primavera, el renacer...

    Por acá ya huele a ella...

    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada año, es puntual ala cita. Siendo aún invierno, ya se presiente la primavera.

      Un abrazo

      Eliminar
  10. Luz artificial abajo y luz natural arriba, una imagen con muchas miradas y unas palabras esperanzadoras, la primavera viene, no sigue pautas y llega cuando quiere, solo para los que estan atentos a recibirla. Un abrazuco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que estar atentos, es verdad, porque el calendario es tenaz y ella llega cuando quiere, o cuando la gente la siente.

      Un abrazo y feliz martes, Ester

      Eliminar
  11. No me gustan las esperas, pero sí la primavera, aunque en ese paisaje urbano hay poca vegetación y es lo que tienen las ciudades se vuelven frias.

    Un beso dulce y dulce semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ciudades son más ajenas a las estaciones que el campo o la montaña. Las esperas siempre se hacen largas, pero todo llega.

      Un abrazo grande y por un martes con versos en flor

      Eliminar
  12. Pusieron el punto al contrapunto, los versos a las escenas y las escenas a los versos; el contrapunto al punto final porque llega la primavera.

    Te luciste querida Albada,

    Un abrazo te busca por la ciudad vacía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El atardecer en la ciudad marcaba un punto y seguido que quise adornar con música, un banco, y las esperas. Siempre andamos esperando algo, y la primavera nos recuerda el renacer continuo de la vida.

      Un abrazo grande, desde este lado del mar. Por un martes abierto a los renaceres.

      Eliminar
  13. Una imagen que da lugar a la poesía, y a un atardecer en el que respirar ese presagio de aromática armonía de la tan esperada primavera…

    Es mi estación preferida y la que me vio nacer.

    Sencilla y maravillosamente, precioso.

    Abrazo grande, y muy feliz tarde, mi querida amiga 💙

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una hora casi mágica. La luminosidad del sol no se fue del todo, y la iluminación urban ya está encendida. Hace volar la imaginación, casi sin querer

      Muchas gracias Ginebra. Un abrazo grande

      Eliminar
  14. Hacer la primavera en cualquier estación... Qué fuerza tiene el amor!

    Fui volando por tus versos. Y de la fotografía me encanta el contraste entre la calidez de las luces urbanas con la frialdad del azul del cielo.

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la necesidad del ser humano, buscar la primavera en cualquier estación. Me alegra te haya gustado esa luz indecisa entre día y noche, entre magia y realidad

      Un abrazo y por un miércoles con la magia de una primavera en la recámara

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.