domingo, 14 de julio de 2019

Barquitos de papel

Imagen tomada de Aquí

Había llovido, como un sonido sin tregua. Como una fiesta del cielo. Como una lluvia de Abril. El dial de una radio lejana traía unos compases de un tiempo dejado atrás. De unas canciones de juventud y arrumacos. De una infancia tardía. De un velero bergantín.

Un ser grandioso dejó que su mano fuese el mar, para que en ella la magia de unos barquitos de papel tomaran cuerpo. En el océano de las inquietudes, esos salvavidas de papel eran una nuez donde navegar sin miedo, hacia el muelle de otros destinos más calmos, donde poder descansar.

De uno en uno fueron llegando las naves. Al rincón de los espejos de un mar en calma chicha. Cada una traía una historia de latidos que explicar. Cuando estuvieron reunidos, charlaron sobre las manos que les habían confeccionado, y de cada pliegue que les hicieran en su satinada piel de imprenta.

Se contaban entre ellos sobre palabras de tinta. Aquellas que los dedos de unas manos habían escrito. En folios de insomnios, entre escenas de tormentas, rayos que rasgaban las noches y paraguas que no se abrían.

Los poetas podrían haber reutilizado sus papeles desechados, cargados de poemas caducados. Sin embargo, de hoja en hoja, y de barco en barco a la deriva, habían formado un mar de letras sin sopa, un mar de estrellas sin cielo, un ejército de versos sin soldaditos de plomo que arrastrar.

Alcancé a ver cómo la calma vencía a la aflicción de las palabras perdidas, y era hermoso, ahora, ver navegar a ese ejército de versos no publicados, en un cráter de luna imposible, hecho de lágrimas suicidas, vertidas en cualquier mar.



64 comentarios:

  1. Delicatessen para desayunar. Prosa poética, como reza la etiqueta.
    Muy bonito.
    Buen domingo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro te haya gustado, como desayuno, pues qué mejor momento

      Un abrazo y feliz domingo

      Eliminar
  2. Deliciosa entrada con una prosa exquisita ..vamos que nada más que decir ..Ebhorabuena amiga me encanto ..
    Abrazos y un precioso día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los folios de poemas desechados, tirados al cesto de basura, se organizan como pueden, llegan a un mar, en forma de mano, donde tener la segundad oportunidad

      Me alegra te haya gustado, Campirela. Un abrazo grande

      Eliminar
    2. Qué bonita palabra, "folio", por acá casi no se usa.

      Eliminar
  3. Poco tengo que decir sobre esta entrada de una exquisita prosa poética.
    Besos y feliz día preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te ha gustado, es el objetivo cumplido, pues

      Un abrazo y gracias, Evan

      Eliminar
  4. Qué preciosidad, Albada.

    No digo nada más, para no estropearlo.

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate que a veces, sin querer, se estropean las cosas por exceso de atención, así que gracias, Alis

      Un abrazo y tarde de versos recogidos y mimados

      Eliminar
  5. Me gusta tu relato, felicidades.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las pequeñas cosas, que merecen también sus cosas, sus ratos, sus palabras.

      Un abrazo, Rafael y feliz tarde

      Eliminar
  6. Qué ternura emana de tu relato, es precioso imaginar un mar de versos... Esas hojas como barquitos llenos de las emociones de los poetas. Me ha encantado.

    Mil besitos con cariño y feliz día ❤️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro. De hecho, cada hoja de papel que desperdiciamos, porque los versos se resisten, acaban en un limbo, y las quise rescatar :-)

      Un abrazo grande y tarde con versos redondos

      Eliminar
  7. Me ha gustado, esa prosa poética capaz de meterte todo un mar de letras en las manos. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caber, cabe, así, como pequeños barcos de papel. Un universo tan grande o tan pequeño como uno quiera imaginar

      Gracias. Un abrazo y tarde de letras

      Eliminar
  8. Debieran tener un mar donde navegar y flotar,

    veo injusto que se queden ahí.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desplegarán su velas, soltarán amarre, y navegarán, seguro. Los versos acaban por saber volar. No entienden de rejas.

      Un abrazo grande, Amapola. arde bonita

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Cierto, entre páginas, con rumbo, perdido, anhelante y aburrido. Un mar de palabras. Homero ya sabía qué tan grande es un mundo de papel.

      Un abrazo y tarde amable

      Eliminar
  10. la vida de los marinos es fascinante. con su experiencia, saben si una leve brisa puede ser preludio de algo más peligroso. o por el contrario, ante lo que puede parecer una tempestad pueden decir "oh, esto no es nada!".
    en papiroflexia, lo único que me salen bien son los barcos. las pajaritas de papel que hacen en los tebeos los oficinistas, nunca he sabido hacerlos. y los aviones, sé hacerlos pero no vuelan nada.
    abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los marinos son sabios por experiencia, y saben cuándo no se puede salir a navegar, y cuando sí. En papiroflexia tampoco pas´yo del barquito de papel, y los avioncitos, aunque los míos sí volaban, que por cierto, estaría mejor como alegoría de esos versos que vuelan :-)

      Un abrazo y feliz semana

      Eliminar
  11. Bravo por esos poemas que alxanza. Una, segunda oportunidad.

    Hay manos que son celestiales.

    Besos, Albada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, y sí, hay manos que no paren tener fondo, en las que caben versos caducos y por emerger

      Un abrazo grande, Myriam, y por un día bonito

      Eliminar
  12. Tu relato es precioso, Albada. Me ha encantado leerte.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La imagen daba para un texto así.

      Un abrazo grande y día amable

      Eliminar
  13. Prosa poética en estado puro. Brillo y encanto en cada palabra.
    Gracias por este texto!
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra te gustara. Los folios de la papelera podrían explicar muchas, demasiadas cosas

      Un abrazo grande y feliz semana

      Eliminar
  14. Coincido con Macondo.
    Una excelente prosa poética.

    ResponderEliminar
  15. Muy bonito relato que lleva a esos años más inocentes donde un barco de papel podía envolver tanta magia y el final aún mejor con esa poesía que lo eleva. Te felicito.

    Un beso dulce y dulce semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eran tiempos de papel cuadriculado, como la canción de Serrat, que es la que escuché. El final, acaba siendo un tiempo huido, un paso a la adultez, y en este caso, a la segunda oportunidad de los versos callados

      Un abrazo, Dulce. Por un día de versos con pan

      Eliminar
  16. Un ejército de versos no publicados...
    P R E C I O S O

    Rompan filas!
    😚 Beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, en efecto, la imagen que tenía era así como un ejército de versos que se rebelan, que acaban por navegar

      Un abrazo grande, Laura. Por un día de versos con sandía

      Eliminar
  17. Que belleza de prosa! Saludos y abrazo amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias, Sandra. Hay imágenes que nos llegan a la mente y anidan, como la que tuve de papeles de papelera, echando a navegar.

      Un abrazo grande, Sandra

      Eliminar
  18. Con unas palabras tan bien elegidas y combinadas, y con unos recursos literarios tan bellos y bien hallados, no es extraño que haya resultado de todo ello un relato de tanta belleza. Te aplaudo en silencio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Josep Mª. Lo que puede la imaginación, con las cosas pequeñas, y el mundo, el universo de las letras, ¿verdad?

      Un abrazo y por un feliz día

      Eliminar
  19. Deliciosa prosa poética. Maravillosa la composición de ingredientes perfectamente combinados y contrastados. Una belleza. A tus pies.

    Un abrazo y un placer leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Galilea. La imagen, que ya había usado, dada pie a un texto más onírico que con intención.

      Un abrazo y día de lujo

      Eliminar
  20. Cada día te superas más. Es muy hermoso tu escrito.
    Abrazos llenos de sentimiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, gracias. Yo pongo la voluntada, las palabras ponen el texto.

      Un abrazo y feliz martes.

      Eliminar
  21. Es una maravilla eso que escribes, lo haces de verdad muy bien y siempre es un gusto leerte... abrazos grandes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que disfrutes leyendo. Porque yo lo hago, poniendo en hileras las palabritas

      Un abrazo y un martes bonito, de versos voladores

      Eliminar
  22. Lo del barquito de papel, me recuerda tiempos pasados, noches de escritura loca, palabras desbocadas buscando llegar a tiempo. ;)
    Un beso y feliz semana, con la patrona de los marineros vigilante sobre el mar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la imagen, esta y otras, creo que compusieron un encadenado de aquellos locos, de noches de luna y letras.

      Un beso, Alfred, por un día hermoso, con una madre vigilante de marineros, siempre alerta y cariñosa.

      Eliminar
  23. Un mar de letras sin sopa. Hay quién de màs?
    Estupendo relato.
    Un abrazo y feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un universo incluso, de letras en mares de agua y luces. Lo de la sopa, como Mafalda, no es lo mío :-)

      Un abrazo y día perfecto

      Eliminar
  24. Maravilloso, Albada. Muy sugerente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me he divertido escribiendo.

      Un abrazo y feliz día

      Eliminar
  25. Un barquito de papel sin nombre, sin bandera navegando sin timón por Maripau
    entre estrellas, constelaciones y letras.

    Como Maqroll, el naviero, te espero en cada puerto o entrada con un nuevo suspiro.

    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, ese tema de Serrat fue el que sonó en el dial :-) Cada texto, como un suspiro, cada puerto, como un destino, cada marinero, como un verso suelto.

      Un abrazote, y feliz día

      Eliminar
  26. Me ha gustado esa historia de latidos para explicar, sugiere tanto y esos barquitos buscando quizás sus lectores.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era un poco la idea. Cuántos poemas acaban en papeleras, arrugados en ovillo de olvido.

      Un abrazo, Conxita

      Eliminar
  27. Es un buen destino para las hojas usadas: ser un barquito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no hay destino mejor, y echar a navegar :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  28. Ángeles, perdona, he eliminado tu comentario por errar. No ponerse gafas de lectura, que es un problema. Lo siento, disculpa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, por favor, no tiene importancia :)

      Eliminar
    2. Caramba. Claro que me preocupé. Me gusta que se comente, porque cada texto recoge un pensamiento, idea, trama...pero sobre todo, implica el agradecimiento a que sean leídos.

      Un abrazo grande, Ängeles

      Eliminar
  29. Gracias por tu visita y aportacion al glog
    te lo agradezco mucho
    Besos

    ResponderEliminar
  30. Me recuerda los poemas que escribí y nunca mostré a nadie. Menos a ellas, por supuesto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, yo de poemas románticos no recuerdo haber escrito en la adolescencia, pero me alegro que a ti, te haya llevado mi texto.

      Un abrazo y feliz tarde

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.