martes, 3 de julio de 2018

Encadenado con Alfred

Tomado de Google

Con Alfred Comerma, cuando ambos éramos un poco más jóvenes  y podíamos encadenar ideas o  frases, como pañuelos unidos en la magia de un sombrero por abrir, hacíamos encadenados, encadenando, valga la redundancia,  la última palabra del uno con la primera del otro. Y la noche, o la tarde se deshacía como terrones de azúcar en los tés de cualquier esquina de los sueños. Eran tiempos cercanos y tan lejanos, como tres años, en los que la vida de ambos ha tenido cambios importantes. Lo rescato porque en los veranos desde 2011 hasta 2015, muchas noches hilvanábamos frases ante el bochorno nocturno de la calígula anual

Como ejemplo, pongo el último, hasta ahora, que hilvanamos en una noche de 2015, siendo P yo misma, y A Alfred
.
P. Soñaba por soñar, que navegaba, en un barco de papel, por un mapa de canales, buscando esquivar los sumideros, por donde no adentrarme. El niño de la mano inmensa se acercó, masticando un caramelo, para dejar que sus dedos luego lo tomaran por el cuello.

A. Hay sueños que sin ser soñados se instalan en nosotros, pidiéndonos un poco de sueño, para seguir existiendo. Con un barquito de papel, la vuelta al mundo yo daría si fueras el timonel.

P. Navegaríamos por mares, de fantasías justicieras, que como nanas fugaces extendieran sus banderas, como velas de navío, que nos empuja a navegar. Por ríos de mar dorado, por islas de sol y sal donde enterrar viejas quimeras, que dejamos ya escapar.

A.  Aguas propicias a nuestras aventuras, sin corrientes procelosas que impidieran descubrir isla tras isla, cargadas de tesoros, en forma de miles de poemas, que nos acompañan cual libros orales.

P.  Libros orales que nos sirvan como nanas de voz tenue y melodiosa. Con rimas saltarinas y esponjosas, con vinos, cavas y rosas que poder luego recitar en portales de tabernas, siempre mirando hacia el mar.

A. Cantadas a coro, con palmadas y golpes sobre las mesas y pies orgullosos marcando el ritmo, las melodías coreadas, recrean los poemas que inflan las velas para una buena navegación.

P. Que no hay escrito perfecto. Todos tienen un borrón, que con agua de azucena pretendemos disolver, sin contar que los renglones, como buenos servidores, se dejan también hacer: agujeritos de fallos, ojales sobre el papel, como la vida, que a veces se nos permite rehacer.

A. Los escritos quedan cual hojas perennes, colgadas de arboles inmunes a otoños díscolos, pues se necesitan poner muchas palabras para decir todo aquello que nuestras almas sueñan, en una vida o quizás en más de una.

P. Por eso, por no intentarlo, nos conformamos jugando a hilvanar cosas simplonas, que nos recuerdan que la vida, por ella sola, nos debiera bastar para escribir lo que somos, aunque no diera para más. Un placer Alfred. 

A. El hilvanar desde la distancia, unas palabras que nos traigan a esta vida, las posibilidades de esa otra que todos tenemos en la cabeza y no siempre la vemos plasmada en la realidad. Buenas noches! Besos!


El texto a cuatro manos de ese día

22 comentarios:

  1. :)

    Qué juego tan divertido.
    Gracias por compartirlo y mi aplauso para los dos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni te imaginas. Durante cuatro años hilvanamos docenas de textos encadenados Algunos muuuy locos, otros poéticos
      Y otros de bobadas cotidianas.

      No sé si podriamos repetir Quiero creer que sí Un beso

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Los mismos tiempos que ese hoy puede ser. Par nosotros y para todos. Era un juego divertido, Alfred, porque a veces me dejabas sin saber par dónde iría tu continuación de lo mío, y era inquietante, refrescante y feliz.

      Un beso queiro Alfred.

      Eliminar
  3. Una idea magnifica y fresca, compartir texto a dos manos como si de las “Danzas Húngaras” de Brahms se tratara. Os merecéis un aplauso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy fresca, es verdad. Eso de escribir a cuatro manos, como las piezas al piano desde el siglo XVIII, requiere sólo uan cosa, ganas de jugar, y mi gran amigo y yo creo que mantenemos al niño que llevamos dentro muy vivos :-)

      Un abrazo y feliz noche

      Eliminar
  4. Sí, es algo muy bonito y tengo alguna experiencia parecida.
    Un abrazo y felicidades por ese trabajo, que como tantos, pertenecen a momentos muy especiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son experiencias divertidas, siempre y cuando el compañero sea rápido de reflejos, y agudo de ingenio . Porque la chispa era la complicidad y la inmediatez

      Un abrazo y sí, momentos especiales, muchos, y memorables, con una sonrisa siempre

      Eliminar
  5. Hay que estar muy lucido para tanto, yo a tanto ya no llego, me lío como un trompo.

    Besos Albada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si lúcidos pero despiertos seguro, cuanto menos lúdicos sí, y mucho :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Divertido y didáctico a la vez. Creo que ahora ya no es lo mismo a no ser que encuentres a alguien afín a ti y que quiera pensar un poco.
    Una idea estupenda.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que encontrar un compañero de baile es muy complicado. requeire coordinación y tiempo en red.

      Me alegra que te haya resultado buena idea. Un abrazo

      Eliminar
  7. Wuauuuu pero qué bonito lo que habéis hecho, gracias por compartirlo, aunque sea de hace tiempo, y se nota una gran complicidad entre ambos, me encanta, además es altamente enriquecedor un texto a cuatro manos y dos mentes que vuelan cada uno con su pluma. ¡¡¡Preciosísimo!!!!


    Besos enormes para ambos, y un placer volver a dejaros mis huellas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el último encadenado pero no el mejor, y de hecho espero y deseo que no sea el último. tal vez nos cueste coincidir de nuevo, porque la vida nos ha llevado por acaminos un poco divergentes, pero quiero pensar que volveremos. Depende sólo de ambos :-)

      Um abrazo

      Eliminar
  8. Ha quedado chulísimo!! Tiene que ser muy difícil hacer eso. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy fácil, pero si se tiene a quien acompañe el baile de las letras y los ritmos. Me alegro te haya gustado.

      Besos y feliz noche

      Eliminar
  9. Muy bien hilvanar y con un resultado excelente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos resultaba muy sencillo, tal vez por la complicidad, así que era divertido

      Gracias. Un abrazo

      Eliminar
  10. Debe ser complicado hilvanar frases con otra persona, nunca lo probé... tal vez algún día encuentre con quien hacerlo.
    Besos al alma.
    Pau

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. en nuestro caso, uno u otro leía un texto y lo seguía, sin más, la verdad, por le placer de jugar.

      No es fácil encontrar con quién jugar, pero una vez encontrado es muy sencillo. Un abrazo

      Eliminar
  11. Qué buena experiencia han tenido :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena, y sobre todo divertida. Casi siempre optamos por hilvanar sobre un texto neutro o divertido, porque no apetece seguir uno triste, pero siempre eran enriquecedores y frescos

      Un abrazo

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.