miércoles, 26 de diciembre de 2018

Cartas sobre la mesa

De Internet. Libro de Ignacio Munilla. 

Creo que ha llegado el momento de poner  las cartas sobre la mesa. Propongo que nos despojemos de todas las máscaras, y desactivemos las trampas. Y después, si nos quedan fuerzas, y ganas, afrontemos que la realidad no se parece en nada a esos sueños que trazamos, y que se escaparon entre nuestros dedos, con el fluir denso y atropellado de la arenilla de un reloj roto y destripado .

Pongamos las cosas como son.  Lo planeado  coincide, sólo a veces, con lo que la vida te va trayendo (y te lo trae descafeinado). Pero la gracia es que al final uno acaba estando más o menos de acuerdo con el azar despechado que nos salpica, con sus dobles tirabuzones y sus mortales sin red. No nos engañemos, Laura. Nosotros ya no nos parecemos a aquellos que imaginamos poder llegar ser. Y tal vez, ni falta que hizo. 

Y ya pasó el día de navidad :-). Que todos, sin máscaras, hayamos gozado del  incondicional amor de la familia, y no faltase la magia navideña de los abrazos verdaderos, sin fecha de caducidad, en las comidas o cenas de estos días.  En Catalunya, por cierto hoy es día festivo, San Esteban, y lo tradicional es comer canelones, por supuesto confeccionados con los restos de comida de las previas comilonas :-)

26 comentarios:

  1. Coincido con el deseo de abrazos verdaderos sin fecha de caducidad, y con casi todo lo que dices.

    Un abrazo de ésos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, no hay nada mejor que abrazos sinceros, de esos que te dejan sin aliento y el corazón hecho poesí.

      Muchas gracias. Un abrazo grande y felices fiestas

      Eliminar
  2. Las sobras de unas comilonas llevan a otras. Es como el cuento de nunca acabar.
    Feliz día de San Esteban.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena y acertada tu reflexión.
    Y sí, hoy tocan canelones, pero los que vamos a comer en casa no están hechos de lo que sobró ayer (y no es que haya nada malo en ello), porque quien los ha hecho, mi cuñada, estuvo ayer con nosostros y no se llevó nada de lo que sobró, jajaja. Además, la pobre lleva ya días preparándolos artesanalmente, jeje.
    Pero sí, lo que mencionas era (o es, según en qué casas) lo habitual.
    Un abrazo navideño, Albada Dos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca he hecho, pero cuando son hechos en casa se nota que lo son. La labor es tan difícil que no me animé nunca, la verdad, por contra no uso máscaras ;-)

      Feliz San Esteve

      Eliminar
  4. Lo que tengo, seguro, hoy de primero es un "caldito" hecho en casa perfumado con un chorreoncito de jerez.
    Y después, seguro sobras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que tirar las sobras es una crueldad, más con wl hambre que hay por el mundo.

      Buen provecho y feliz día de san Esteban

      Eliminar
  5. Las cartas sobre la mesa y la comida en el buche. ;)
    Siempre grato de escuchar el Aleluya.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que son cosas que sobre una mesa pueden ir muy unidas. ;.)

      El Aleluya, es un poco por desear que la pesadilla hiperactiva vaya pasando. Un beso, Alfred

      Eliminar
  6. Sin máscaras es muy difícil estar en el mundo, lamentablemente. Lo importante es que ante nosotros mismos no las usemos y tampoco con los seres queridos.
    ¡Feliz día de los canelones! Siempre se aprende algo nuevo en la red.
    Besos, Aldaba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, las máscaras en ua pereja se acaban por caer. Por lógica. Sí lo de los canelones es muy típico, pero mucho, en Catalunya en el día de hoy.

      Feliz día de san Esteban, Mirella. Un abrazo grande

      Eliminar
  7. Coincido contigo y con ese punto final de los "canalones" que sería el colofón de un "buen relato" culinario.
    Un abrazo y feliz día de San Esteban.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me estás dando una idea culinaria exactamente de cómo transformar los restos, de comida o de fragmentos de corazones rotos, en una delicia para saborear :-)

      Un abrazo y por una noche con buenos alimentos. Con luna, además.

      Eliminar
  8. Abrazos sinceros todo el año, pero en estas fechas todavía apetece más.
    No conocía lo de los canelones.
    Abrazos navideños.🤗🎅🎅

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es uan tradición. La red ha sido una revolución. Hoy salía un reportaje, sobre canelones, y una señora que iba a comprarlos, ya hecho explicaba que había buscado la receta en Internet, pero que le habái parecido laboriosa, así que iba a comprarlos ya listos para calentar. La red, esa google sabia :-)

      Un abrazo navideño, Airblue

      Eliminar
  9. Canelones, sí... pero con moderación.
    He controlado estos días.

    En cuanto a lo de las máscaras me parece que es misión imposible.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son días de tentaciones culinarias, con la excusa, más que loable, de las reuniones familiares. Las máscaras son inevitables, pero lo ideal es no llevarlas más que lo imprescindible, creo :-)

      Un beso y feliz jueves, Toro

      Eliminar
  10. Felicidades pues a todos aquellos que hoy estén de fiesta ..vamos que esta semana es bien corta .. Si amiga ya pasó la Navidad y co0mo bien dices las máscaras unas seguiran todo el año otras se quitaran ..y la vida nos enseña que los sueños sueños son aunque a veces la realidad supera a estos ..Ahora a esperar no atragantarse en las uvas y comenzar el año lo mejor posible..
    Un abrazo <!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que a la que nos descuidemos nos alcanza un año nuevo. Para vivir, para compartir la ilusión de seguir vivos, y en lo posible, seguir escribiendo.

      Un abrazo y que no nos atragantemos con las uvas :-)

      Eliminar
  11. La realidad suele plantearnos un camino en el cual debemos encargarnos de poner nuestros sueños, esas son las mejores cartas en la vida. Saber lo que queremos y saber lo que somos.

    Un beso dulce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con esas cartas, saber qué somos y qué queremos, yo creo que se hace la escalera de color. No es fácil sin embargo. Por ello hay tanta gente infeliz

      Un beso, Dulce y por un jueves de buena mano en el póquer del día

      Eliminar
  12. Los últimos días del año están mandados a hacer para poner las cartas sobre la mesa; creo que casi siempre lo mejor es hacerlo solo ante una misma: ya se verá qué hay que compartir con los demás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que son fechas de balance más que poner las cartas sobre la mesa, eso sí, con uno mismo. De ahí se llega a reflexiones para nuevos o mejorados deseos, y ahí entran los demás. de vez en cuando hay que hacerlo, por no encontrarse un día lejos de lo que uno había decidido hacer o ser.

      Un abrazo grande de fin de año, y mis deseos de que le nuevo, que asoma casi por la ventana, sea dichoso y enriquecedor, Silvia. Feliz fin de año

      Eliminar
  13. Vamos a poner las cartas sobre la mesa, pero (y siempre y cuando) dejemos espacio para la comida, que vaya que nos parece más importante comer como bestia estos días antes que cualquier otra reflexión jaja
    Te dejo un abrazo, Albada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, pues parece que sí, que nos devora la voracidad alimentaria y consumista€ne estas fechas. las reflexiones y balances pueden esperar, pero algunos platos se han de comer calientes :-)

      Un abrazo y mis deseos de un año nuevo cargado de besos, de buenos ratos y de letras que se dejen hilvanar formando buenos textos. Feliz salida dd 2018 abrzo

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.