martes, 25 de junio de 2019

Un puente del ayer al hoy

Imagen de Aguirrefotox

Anclando la cabeza en tu antebrazo, empezaste a dibujarme. Tus dedos recorrieron mis labios, ya huérfanos de carmín. Seguiste el trazo de mi mentón alto, y por el aire, sin tocarme,  tu mano fue perfilando mis parpados, cerrados. Rodeaste  mis lóbulos, paciente, esas orejas que anhelaban tus versos desbocados, las melodías de tu boca, el dulce despertar de las palabras.

Las manos se tocaron, chocando en las esquinas de laberintos de pasados. Las pieles fueron levantando anhelos que creímos olvidados, y la tarde se fue desgranando en caracolas, en olas de suspiros, en luces con gemidos, dejando aparcadas las farolas de tantos años perdidos. 

Con el carnet caducado, tomamos la ruta sesenta y seis del este al oeste del ocaso. Saltaron mil esquirlas por los aires, dinamitando las compuertas. Los diques de mis labios, desbordados, los frenos de tu afán, desoxidados. Sentimos las hormigas del deseo, recorriéndonos los pies, de sur a norte. La pálida luna, incluso, hizo extraños aspavientos cuando las amapolas soñadoras emprendieron el vuelo, al dejarnos resbalar por las auroras, desembaladas sin prisas, y con acierto. 

Se hizo el silencio. Ese grato y gozoso silencio. Calmados, se apaciguaron nuestros pulsos, y salimos de la mar y su oleaje, mojados, para volver a escuchar, de nuevo, los coches de la avenida, el perro del segundo, la  radio de los cuarenta principales de vaya a saber qué piso. Habíamos creado un oasis sin cocotero, o un puente entre  dos décadas de ausencias. Quién sabe si un pasaporte hacia un mañana.

56 comentarios:

  1. Me encanta esto de "las amapolas soñadoras emprendieron el vuelo", pero todo el texto me parece un logro. Te felicito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ángeles. Esas amapolas que duermen en invierno, que reaparecen en las primaveras.

      Un abrazo y feliz tarde

      Eliminar
  2. Los rescoldos que el amor deja pueden comenzar a brotar y convertirse en fuego devorador. ¡Una gran entrada!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos rescoldos pueden reavivarse, estoy segura. No siempre son buenas segundas partes, creo que casi nunca, pero alguna vez toca la flauta el burro, por casualidad

      Un abrazo y tarde de lujo

      Eliminar
  3. Muy bonito, de principio a fin.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado, Macondo.

      Un abrazo y tarde bonita

      Eliminar
  4. Me gusta bailar entre las líneas de tus letras...Andamos en lo mismo
    abrazos always

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bailar es soñar entre líneas, tal vez. Este texto no corresponde a mi realidad, pero qué bonito recorrer la ruta 66 de este a oeste de las pieles, ¿verdad?

      Un abrazo y por una tarde con buenos ratos, grandes sonrisas y musas cerquita.

      Eliminar
  5. Discurrir entre las expresiones sensoriales que otros trazan -en este caso tú y tu texto- siempre es un atractivo. Curioso saber cómo traslada uno a palabras lo que se siente, gracias, claro está, al poder de la metáfora. Pero ojo, que la metáfora sabe reservarse un puñal si llega la ocasión del desencuentro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy segura que las metáforas sirven, y de qué forma, cuando se habla de sensaciones, que en este caso no corresponde a mi presente, pero es un ejercicio, siempre interesante, eso de ponerse en otras pieles y situaciones.

      Un abrazo grande.

      Eliminar
  6. Bonito viaje a través de tus letras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado. Los rescoldos casi siempre son como trenes, que vuelven a pasar, algunas veces

      Un abrazo, Rafael

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado, esos oasis sin cocoteros son los mejores :-)

      Un abrazo grande

      Eliminar
  8. Aunque el carnet esté caducado el viaje puede ser muy largo y gozoso.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez caducan ciertas cosas, pero los afectos y los fuegos de las hogueras parece que pueden estar vigentes incluso con la fecha sobrepasada

      Un beso

      Eliminar
  9. Un poético viaje de sensaciones nos regalas en este relato.

    Un beso dulce y dulce semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viaje hacia el presente, desde un pasado, imaginé. Me alegro te gustara

      Un abrazo, Dulce y por una tarde de magia y amapolas

      Eliminar
  10. Tu prosa es poesía pura, como creo que también es la mía.
    Me gusta leerte y dejarme llevar a donde tus letras nos llevan.
    Precioso encuentro.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un tipo de viaje poético, donde el lector puede poner y ponerse desde su propia experiencia. Puede hacerse cansino, pero es una manera de escribir, como otra cualquiera.

      Un abrazo grande

      Eliminar
  11. El bello transito, hecho poesía, de un amor que fué y que se retoma con fuerza.
    Núnca caduca el carnet del amor y todas las rutas llevan al deseo, cuando los labios tienen querencias de besos.
    Todas la metáforas ordenan un bello poema de futuro.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu comentario es de miel con amapolas. Quise ponerme en una piel ajena, con unas décadas de paréntesis, tal vez por un descuido de los dos. Si te ha gustado, el paseo valía la pena.

      Un abrazo grande, Juan L

      Eliminar
  12. Que bello relato donde el amor esta por encima de puentes y tiempos ..Un viaje dibujado a la perfección , donde no solo las amapolas volaron tan bien se elevo vuestra imaginación ..
    Un fuerte abrazo y una muy feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro te haya gustado, Campirela. He disfrutado imaginando que el amor de verdad volaba entre los años y los desencuentros.

      Un abrazo grande

      Eliminar
  13. Qué bonito!!!
    Dan ganas de vivir en un mundo así eh...

    Te felicito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, un mundo así de fácil sería ideal. No creo que segundas partes sean buenas, pero a veces va, y es un acierto

      Un beso

      Eliminar
  14. Qué precioso el relato, el amor por encima de puentes, más allá del tiempo.
    Un placer leerte!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está sobrevalorado, pero cuando se da el amor de verdad, creo que vuela por encima de toda situación espacio-tiempo

      Gracias. Un abrazo y feliz día

      Eliminar
  15. en las ciudades con mar, éste se percibe aunque estés en un barrio situado en el interior. se nota en el olor a sal, en alguna gaviota despistada...
    el mar relaja mucho y es un escenario muy romántico. echo de menos santander en verano.
    muy bonito relato. abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las jarcias de los veleros siempre dan el toque de aire marino, y qué bien sienta.

      Un abrazo, Chema

      Eliminar
  16. Has escogido una ruta larga la 66 tiene kilometros para vivir todo lo que describes, para dejarnos la miel servida, y enamorarnos de tu manera de escribir, elegiría varios párrafos pero no quiero dejar ninguno huérfano. Sinceramente magnífico. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ruta mítica es que es tan larga, que da para vivir una vida en cada etapa. Saltarlas en une encuentro es casi una proeza. Gracias, ESter

      Un abrazo grande

      Eliminar
  17. Pero qué lindo relato...
    Yo quiero hacer esa ruta... (y un amor así, también)
    Besos bonita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando se da, que creo que es pocas veces, ha de ser la mejor de las rutas.

      Un abrazo grande, Laura

      Eliminar
  18. Levamos anclas a las siete de la mañana. Me despiertas con el susurro de la brisa cuando entra por mi ventana y me tomas de la mano...

    Desayuno en un monólogo que mas que una ausencia, parece agradable como la infusión que tomo. El día abre la luminosidad de una forma diferente porque es mágico lo que siento. Mis manos acarician todo aquello que tocan y hasta la tostada sabe a pan recién hecho en una sucesión de cosas sencillas donde te disfruto.

    Enciendo la televisión con sus primeras mentiras y en el teletexto, el horoscopo me augura un buén día...floto pleno de sentimientos livianos como el aire que respiro. Un sentimiento agradable viene de mi tacto, de mi sonrisa solitaria, del regusto de la tostada con aceite o de aquella fotografía a una gitana casi robada que tanto me gusta...Todavía hay silencio en mi calle.

    Pasa la mañana envuelto de aires soñadores. Poco me importa la gente con la que me cruzo si no me llaman la atención...y te cuento las cosas que me hacen sonreir o emocionarme por ser sensible. En los acensores me llega el perfume de desconocidas aspirando el aroma por si algún día te regalo uno pero, no, no lo encuentro prque tu eres más especial. Las aceras de Córdoba son una colmena de gentes silenciosas en su interior. Hay una vagabunda española que siempre me mira. Ella es joven y atractiva. Sentada en el suelo con su cestito, peinada y limpia pero, pidiendo. La veo en la calle Cruz Conde o en Ronda de los tejares y siempre me mira con honda pena...

    A veces me pierdo contándote cosas y tú como siempre me prestas atención; casi devorándome en mis ocurrencias y siempre en silencio...No puedo evitar sentirme también triste o cómo puedo ser mejor persona para cazarte. Llegan las doce del medio día con un sol justiciero y mañana se espera ola de calor.

    De nuevo en soledad me voy a mi pueblo con música de los 80 disfrutando de mi conducción prudente. Vuelvo a mis monólogos y a mi mundo interior. Cuando menos me lo espero llego a casa y ese sentimiento agradable no me deja ni un momento cuando en la sencillez de este día, vuelvo a ser feliz...pero algo melancólico...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De las pequeñas cosas, de la mirada despierta, de los pasos sin ruido, también se escriben grandes historias. Qué dulce texto el comentario, Buscador. Una preciosa prosa.

      Un abrazo grande

      Eliminar
  19. ¡Qué bonito viaje! Exactamente ahí donde el amor y el deseo te lleva, recreando un Universo sólo para dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son viajes y espacios que se crean con las relaciones, y cuando la vida vuelve a unir a dos amantes, puede ser el mejor de los oasis.

      Me alegro que te haya gustado. Un abrazo

      Eliminar
  20. Aislarse en un oasis, en medio del tumulto cotidiano de ladridos y bocinazos para revivir el amor, tan dulce y poeticamente como lo narraste, sería maravilloso.
    Bellísimo, Albada.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El acto amoroso creo que siempre tiene ese espacio de oasis, alejado del barullo de la vida. Si no, es que se eligió mal el momento, el lugar o tal vez la persona.

      Gracias, Mirella. Un abrazo y buen miércoles

      Eliminar
  21. Hay rutas que nunca debemos dejar de visitar ni puentes que cruzar. Es precioso y lleno de una ternura evocadora.

    Mil besitos con cariño y feliz noche, bonita ❤️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ruta del deseo es casi tan emocionante como la de USA, y recorrerla con alguien que ya fue compañero en el pasado, imaginé que sería muy grato.

      Un abrazo grande. Por un día bonito

      Eliminar
  22. Un mágico encuentro entre el ayer y el hoy que puede seguir hasta mañana. Un placer recorrer tus letras y detenerme en la ruta 66, saludos amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Escribir es dejar miguitas de pan por un sendero. Me alegra que te haya gustado recorrerlo.

      Un abrazo y por un feliz día

      Eliminar
  23. Cuántas sensaciones en un breve fragmento.
    Cuántas partes inexploradas se encuentran en esa cabeza anclada en el antebrazo.
    Los delicados dedos de la mano acarician cada rincón de esa cara desconocida:
    el mentón, los labios, los lóbulos de los orejas, la boca entreabierta...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un texto muy denso, pero representa el reencuentro de dos seres que se amaron. Dibujar la faz del ser querido, hacer que nazca de las manos amorosas me pareció un gesto adecuado aquí.

      Un gusto que te haya gustado. Un abrazo y feliz tarde

      Eliminar
  24. Me encantó tu prosa poética llena de delicada sensualidad
    y esperanza.

    Besos, Albada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra te gustara. Es una prosa con muchas alegorías, pero me parecía importante remarcar el carácter de ternura pero también de deseo

      Un abrazo grande, Myriam. Feliz tarde

      Eliminar
  25. Una bello relato con una prosa impecable . Un texto lleno de delicadeza .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Chelo. Disfruté escribiendo, poniéndome en esa piel del ayer con manos y anhelos del hoy.

      Un abrazo grande

      Eliminar
  26. ¡qué bonito, Albada! Pura poesía.
    me encanta.
    Besossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te haya gustado. Es una prosa muy rítmica, imagino.

      Un abrazo grane y feliz tarde

      Eliminar
  27. Qué delicia ese dibujarse en un momento que puede durar horas, e incluso más.

    Una belleza de texto, una maravilla de viaje, de reencuentro, de oasis.

    Un abrazo grande

    PD. Estaba convencida de que había comentado esta entrada. Parece que sólo lo pensé mientras disfrutaba la sensación de leerlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces pensamos en voz alta :-) pero no importa si comentaste o no, que agradezco siempre, sino que te gustase. Era un reencuentro dilatado, en el tiempo sobre todo. Pero quise que tuvieran la oportunidad de reconocerse y de volver a sentirse amado. Es que el amor es tan bonito...

      Un abrazo grande y feliz tarde de viernes, con amor a ser posible

      Eliminar
  28. Tomaron la ruta 66, una buena ruta en caso que sea una alegoría a los años vividos. A medida que envejecemos nos hacemos menos vanidosos y aceptamos el amor tal y como viene. Sin tantas complicaciones ni excusas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso era alegoría de recorrido de oeste a este, como símbolo de un recorrido largo. Con la edad es verdad, se queda uno con lo que importa. Que suele ser muy poco

      Las guerras de egos, carreras profesionales, ansias o fobias a la retenidamente se han pasado. Un abrazo

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.