miércoles, 26 de julio de 2017

Vacaciones en la ciudad


Mi vecina me ha dejado al cargo de su correspondencia. Además de regarle las plantas, dejar la luz de su cocina encendida y cerrar puertas y persianas por las noches. También he de abrir las mismas persianas por la mañana y poner comida al loro antipático que tiene. El bicho es tan borde que monta una escandalera cada vez que entro. 

Cada verano me pregunta cuándo me voy yo de vacaciones, y cada vez le respondo que yo no salgo de vacaciones porque no me lo puedo permitir. En contrapartida,  cada año, ella se ofrece a vigilar mi casa en mi ausencia, que no se produce.

Hoy ha llegado la tercera carta del juzgado número dos a su nombre, y, ante la sospecha de que pudiera ser algo grave, la he abierto.  Era sobre un impago a un hotel por un mes de estancia en Génova, de hace dos años.

Me tiene dicho que no la llame, salvo por una grave emergencia, pues el rooning es caro, pero este año ya no es impedimento, así que la he llamado.


-      -  No te preocupes, me ha dicho, seguramente lleguen más. No me da la gana pagar una fortuna por gozar de mis vacaciones. Luego en el juzgado niego que haya sido yo la hospedada, porque puedo demostrar que no he dejado el piso ningún mes de Julio.

13 comentarios:

  1. Qué hija de la G. P. (con perdón). Encima pensará que eres tonta por no tomarte vacaciones, con lo baratas que pueden llegar a salir. Si algún día se te ocurre marcharte no le dejes las llaves de tu casa ni un segundo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja. Pueden salir baratas. Ya lo creo, pero espero le salgan caras a esas vecinas tan aprovechadas.

      No es mi caso. Un abrazo

      Eliminar
  2. Y es que hay personas o vecinas que tienen mucho rostro, van a su bola, son egoistas, y de esas personas mejor apartarse, porque nada bueno aportan.

    Besos enormes y feliz tarde, querida Albada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras haya burros habrá quien vaya a caballo, decía mi suegra. Y sí hay quien tiene más cara que espalda.

      Feliz tarde. Un beso, dulce María

      Eliminar
  3. Caramba con la vecina, encima la simulación de actividad en su casa le sale gratis...
    Hay gente espabilada para todo. Viva la picaresca!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es país del lazarillo de Tormenta. Nos lo demuestra la prensa cada día. La, picaresca al poder ☺
      Un beso

      Eliminar
    2. De Tormes, es que escribí desde el móvil y mi corrector allí pone lo que él quiere :-)

      Un beso, nuevamente

      Eliminar
  4. Pues anda que no hay sinvergüenzas así...

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. Hay quien es muy listo, demasiado .

      Un beso y buen verano

      Eliminar
  6. Ja, ja, ja..., vaya con la vecinita, menuda pájara. Oye, que bien planificado tenía todo la elementa.
    Genial tu relato, Albada Dos, genial

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Es exagerado, o no, porque hay gente tan lista que nos Dan sopas con ondas a los honestos.

      Un beso

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.