sábado, 26 de agosto de 2017

Ahora, tras el tiempo muerto


En Barcelona se manifiestan ahora las autoridades, los primeros héroes del atentado y un pueblo unido contra la violencia. Ya conocido el desenlace del conductor de la furgoneta en Ramblas y los pasajeros del Audi en Cambrils, todos ellos abatidos, el estado de conmoción ha disminuido, pero no diluido.

Ayer paseé por las Ramblas. No hay sólo los altares de principio y sobre el Miró ante el Liceu. Hay  como una docena de lugares de recuerdo. Ignoro si corresponden a las personas atropelladas en cada punto, pero impresiona ver la variedad de lugares y de ofrendas. Y de lemas. Y de banderas. Y de peluches. Y de velas. Y de flores. Y de escritos. Y de…

Impresiona además que sigue llegando gente con flores frescas, con velas recién compradas, con mensajes nuevos, y con lágrimas de estreno que derraman, en silencio, ya sea persignándose o no, pero desde un dolor que no es fingido.


Ahora, cuando pase el tiempo muerto de los lutos, ahora, cuando vuelvan las luchas partidistas, los rencores añejos de algunos patriotismos y los egos de algunos políticos, será imposible que yo olvide que, por unos días, Barcelona fue de verdad la ciudad de la paz.

La concentración se llama NO TINC POR, No tengo miedo. El terrorismo es un plaga pero no me da miedo, lo que temo es esta sociedad que se define como españolista o catalanista. Es que la mayoría de gente que vivimos en Cataluña no entendemos esa dicotomía.  



16 comentarios:

  1. Es lamantable que los políticos, los de un lado y los del otro, no sepan olvidarse de sus intereses ni en situaciones tan claras como esta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quisiera decirte que se olvidaron divergencias, pero me temo que duró lo que pez de hielo en un whisky no de rock Sabina dixit.

      Un abrazo

      Eliminar
    2. Es una pena como se a politizado la manifestacion... es muy rastrera la politica y mas los politicos.
      Besos.

      Eliminar
    3. Los políticos entorpecen la convivencia en algunas zonas. Pero ayer debía de haber un silencio respetuoso hacia los muertos y nada de partidismos o banderas. Faltaron en todo caso la de los países de los fallecidos.

      Un beso y feliz domingo

      Eliminar
  2. Espero que la paz dure infinito.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La paz durará pero los enredos políticos siguen, a pesar del homenaje por las víctimas.

      Paz siempre y por siempre. Un beso y feliz domingo

      Eliminar
  3. Seguro que dentro de unos días todos se habrán olvidado de esta tragedia, los únicos que lo llevaran en el alma los familiares y amigos.

    Aunque imagino como debe estar las Ramblas según nos has contado.

    Besos enormes, querida Albada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé qué pasará en cuanto a un posible referéndum, pero sí que este atentado implica una unidad frente al terrorismo y una declaración de no tener miedo o cambiar por ello.

      Impone pasear por la Rambla. A mí al menos. Un beso y feliz domingo.

      Eliminar
  4. Comparto tu reflexión en todos sus puntos. Apenas han pasado unos días y el Ayuntamiento de Barcelona ha retirado, excepto en un punto testimonial, los altares de recuerdo. No me parece del todo mal porque no se puede una ciudad instalarse en el duelo, pero ¿no será también una manera de dejar atrás esa unidad de todos sin partidismos ni dicotomías políticas? No sé, no sé..., ¡qué penita!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gran pena. Lo de retirar los altares creo que era el momento. Entre otras cosas porque entorpecían el propio paseo. La unidad ahora mismo la veo muy empañada por puntos de vista confrontados en temas de urnas, pero quiero creer que el seny catalán prevalecerá.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hace tiempo que tenemos asumido un cáncer que corroe nuestras sociedades occidentales, gente de nuestro entorno, hijos de alguna de las oleadas migratorias, descargan su ira en el país que sus padres eligieron para mejorar y darles un futuro mejor. Parece que lo que ofrecemos les repugna y contra eso no hay nada que hacer. Viviremos con el miedo a cuestas hasta que deje de importarnos. Cuando toque saltaremos por los aires o caeremos atropellados, da igual, no voy a cambiar de costumbres ni a renunciar a una cultura que me enseñó a discrepar en el respeto al diferente.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido en no tener miedo, en no cambiar porque la amenaza de unos chiflados ronde sobre las cabezas de toda Europa. Son pocos, seguramente, pero son peligrosos. El respeto a la diferencia es nuestra riqueza. Me duele el uso partidista de estas muertes, pero es imposible evitar a los kamikazes y coincido en que hay que vivir con ese miedo difuso.

      Un beso.

      Eliminar
  6. Lo que no puede ser es que un personaje venda armas a terrorista y luego venga a poner flores a los asesinados por sus vendas de armas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si es estamos en este lío por una foto en las Azores, pero cualquiera puede poner flores a los muertos. Lo que quizás estorbó fue el uso de esa manifestación de duelo por la previa independentista, pero es una opinión.

      Un beso

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.