jueves, 6 de septiembre de 2018

Esos lazos amarillos


Los lazos amarillos inundaban la ciudad. Tal vez al principio unos creían que era cosa del cáncer, otros, más afectados por problemas  de la espina bífida lo atribuían a hacer visible esta alteración, pero la mayoría sabían que la imagen de ese roble amarrado con un lazo inmenso era por un recuerdo a ese ser amado, cuando el protagonista estaba encarcelado. 

Vingo, el protagonista de la canción, viajando  rumbo a Florida, decía: “Cuando estaba en la cárcel escribí a mi mujer. Le dije: ‘Martha, entiendo si no puedes seguir casada conmigo..." .y le anunciaba una fórmula para saber si quería que él  volviera con ella. Si quería que volviera, debía atar un lazo amarillo en el árbol, y así él sabría que sí deseaba retomar la relación con él, y que deseaba que volviera a casa.

Creo en la libertad de expresión. De hecho no concibo otra manera de expresarse más que con esa sagrada libertad. Todos queremos que vuelvan a casa aquellos que están en  prisión preventiva por delitos contra la Constitución. La ley acabarán por determinar qué delitos, si los hubo, deben ser juzgados.  A mí no me molesta ver lazos. ni en  balcones ni en solapas, la verdad. Tal vez me preocupa que se pinten en el asfalto o invadan los lugares públicos, y también que se quiten de malos modos, pero es evidente que sin la estrategia de visibilidad, el procés de república que sigue vivo y coleando, muchas personas lo iríamos dejando en el pasado.  Se espera más tensión, porque parece que los partidos, algunos al menos, así lo prefieren. Pero me quedo con la canción, sin más. Con ese ritmo tan ameno que llevó a bailar. 

La polarización de la sociedad está en las mentes de los políticos, pero por suerte, la gente, creo que mucho más lista, está por otras cosas, más pedestres y menos legendarias o épicas, como el cole, los precios de la luz, las listas de espera de los médicos o eso tan prosaico como el paro y la precariedad laboral





26 comentarios:

  1. Soy republicano, pero antes de nada soy democrático. Si para conseguir la republica, tengo que torcer las leyes y la democracia hasta que se rompa, mejor seguir como estamos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La democracia implica respetar a las minorías, que aquí eran los indepes. Si llegan a ser mayoría, que parlamentaria ya lo son han de respetar a los que no se sienten de otro país. Pero vaya, no soy nada experta en democracia, porque viví el franquismo.
      Besos

      Eliminar
  2. Los que venimos de una época en que la palabra democracia, solo se usaba allende los Pirineos, no podemos entender que depués de cuarenta años estemos como estamos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de pena, es verdad. El hombre aquel que yace en un Valle de los Caídos sigue vivo y coleando en demasiados corazones. Los oligarcas siguen mandando y los cortijos siguen vigentes, en Galicia y Catalunya también hay los señoritos que tiene en sus manos el poder. Una pena, de acuerdo contigo.

      Un beso

      Eliminar
  3. Es un tema bastante complicado y complejo; unos ponen los lazos y otros los quitan. Lo que está claro, o mejor dicho nada claro es que el tema catalán va a traer muchos problemas y quebraderos de cabeza. A mí desde luego no me gustaría estar en el pellejo de los políticos. Pero vamos esto no es novedoso, es cierto que desde hace un par de años hay un gran revuelo, pero el independentismo catalán ya se remonta a la Segunda República, cuando ya por entonces pedían la independencia. También digo que a los presos deberían haberlos dejado libre hace mucho tiempo.

    Besos Albada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un tema complejo. Yo no entiendo que haya una prisión preventiva para ellos ni para los titiriteros de Madrid del año pasado. No entiendo mucho, pero la reivindicación de otro país viene de lejos. Ignoro si tiene cabida a corto plazo, pero a largo tal vez sí. Europa es una entelequia, pero pesa, y tras el Brexit, no creo que vea con buenos ojos eso de emanciparse, flamencos, catalanes o de donde sea los sentires.

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Pensé que estaba leyendo ficción. Estoy poco informada. Entonces recordé que vi un tweet de un hombre que había quitado unos lazos amarillos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La gente, que somos la enorme mayoría hacemos la vida normal, así que no me sorprende que esos casos aislados salgan en medios de comunicación. La realidad casi siempre supera a la ficción. Una pena

      Abrazos

      Eliminar
  5. Hoy oía una entrevista a Nuet... en la que ha dicho que el Juez Llarena a él lo interrogó con simpatía y amabilidad porque no es independentista.

    No tengo nada más que decir.

    Bueno, sí... que espero que el karma cumpla con su cometido y alguno sufra en vida todo el dolor que ha causado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me uno a tu deseo de que el karma, si existe, funcione como un reloj suizo con esos estúpidos, esos protagonistas de culebrón que generan malestar.

      Un beso

      Eliminar
  6. Recibo mucha informacion pero ninguna me convence. Se que hay familias divididas y eso es lo que mas me cuesta entender. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuesta de entender, pero en la historia ha pasado más veces. Los creyentes de una fe, toleran mal el dialogo, porque razonan con las entrañas.

      Un abrazo

      Eliminar
    2. No conozco ni una sola familia dividida por este tema. Por eso creo que es marketing anti independentista

      Eliminar
  7. Hay mucho montaje en todo y mucha simplificación que busca explicar todo sin profundizar en nada. Forzar a otros a ver la realidad de una determinada manera no es muy democrático que digamos. A mí nadie me tiene que decir cómo debo de sentir lo que está pasando y menos en las calles que son de uso común. Pienso que cuando la estrategia consiste en hacer que la gente no olvide, que no se distraiga del asunto se nombre como se nombre, entonces es que no tengo muy clara la cosa, pues la gente no olvida lo importante, nadie tiene que estar machacándote la cabeza para que no olvides lo que alguien no quiere que olvides. ¡Qué cansancio, dios!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ES muy cansado, de verdad. La vida es otra cosa, pero los medios insisten en airear, como es lógico, estos actos. Estoy harta pero harta de estupidez.

      Un abrazo

      Eliminar
  8. “La política es el arte de servirse de los hombres haciéndoles creer que se les sirve a ellos” (Louis Dumur).
    Me da lo mismo de dónde sean y qué tendencia tengan.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierta la cita, por eso me molesta que haya tanto y tanto telón de humo, distracción de mago, demagogia de saldo y derribo

      Un abrazo

      Eliminar
  9. Cortinas de humo, por ambas partes, para que la gente de a pie (marionetas de unos cuantos dirigentes) no prestemos atención a los temas más, como dices, "pedestres" como son educación, sanidad, desempleo...

    Un tema muy muy delicado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa estrategia es tan vieja como el mundo. Los romanos lo usaron también. ¿La gente quiere pan y circo? «panem et circenses»—, precisamente porque acostumbraban ofrecerlo al pueblo a cambio de obediencia, de su confianza y —sobre todo— de mantenerse alejados de los asuntos que preferían conservar dentro del círculo político.

      Poco se escribe de nuevo bajo le sol. Lo malo es que sigue funcionando, en USA también, por citar un lugar alejado de España. Un abrazo grande

      Eliminar
  10. Lo veo más como una acción poética. La política se entromete y lo ensucia todo, en verdad (generalmente).
    Te dejo un abrazo, Albada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La acción podría verse poética, ahora que lo dices, Cruces amarillas en las playas, o en una plaza de ciudad. Veo la belleza plástica del movimiento amarillo. No dejo de considerar la parte estética de árboles, rejas, bancos o farolas con lazos amarillos o de cualquier color. Ponen vida a lo vacío.

      Un abrazo, Julio David

      Eliminar
  11. Recuerdo que en un curso de postgrado que impartía un psiquiatra comentaba sobre la guerra de las Malvinas, era en ese momento, que era una guerra romántica. Era un hombre peculiar y rompedor pero, desgraciadamente, no hay ninguna guerra, ni secesión, ni disturbios que sean románticos, en eso se equivocaba, como se equivoca el que ve poética en este proceso violento, porque sólo hay que ver como tratan a cualquiera que no es de su cuerda, como esos lazos amarillos en el cartel de entrada a Aragón: Huesca, provincia de África, con sus lazos amarillos a los lados de la gracia.
    No tienen ninguna necesidad de lo que hacen, no van a vivir mejor con la independencia,con la República, excepto esos políticos herederos de Pujol, a quien nadie critica después de todo lo que ha hecho. Muy mal, pinta muy mal, y sólo estoy en contra por lo injusto que es someter a la mitad de la población al ostracismo administrativo, a la repulsa vecinal hacia quien no es secesionista y al acoso escolar a muchos niños en las ikastolas o como se llamen allí. Yo he veraneado mucho en Sitges, hasta hace dos años, me sentí despreciado y humillado, cuando escribí al hotel, un hotel muy conocido y muy caro, me dijeron que sí, que mejor que no volviera a Cataluña, luego borraron la respuesta en booking pero comprendí el mensaje y dejé de ir a Cataluña, donde no me siento bienvenido.
    Por lo demás, sólo los constitucionalistas, no me refiero a los partidos políticos sino al pueblo, son los únicos que conservan la dignidad catalana que os arrebatan los lazos amarillos. Sin apoyo ni credibilidad exterior sólo se busca la provocación al Estado y algún mártir.
    Si no fuera por eso, que les den la independencia a los que la piden y, como en Canadá, que dejen opinar y consienten los derechos de Tabarnia, que se ridículo esperpento del procés, se ha convertido en toda una posibilidad política, parte de Cataluña para los independentistas y para de Cataluña para los que se sienten también españoles.
    Resumiendo: que les den la independencia o, mejor, simplemente, que les den.
    Un abrazo. VIVA CATALUÑA. VIVA ESPAÑA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Expresar muy bien el sentir de mucha gente. La guerra de las Malvinas fue una enorme y sangrienta cortina de humo. Los argentinos saben hasta qué punto se pueden movilizar los sentimientos patrios, buscando un enemigo exterior. El relato,en ello han sido brillantes, de los independentista es una construcción mental de épica y victimismo que ha generado sus frutos.

      Pero de algunos lodos serán estos barros, y el tiempo lo dirá. Un abrazo

      Eliminar
    2. Esta opinión es congruente y a la vez disociada de la realidad pero lo que debería dar miedo no es su difusión en las redes sociales sino que la fuente es la televisión estatal

      Eliminar
  12. Yo me quedo con la frase de Pilar Rahola: "poner lazos es un acto de protesta, arrancarlos es un acto de intolerancia".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues para mí ponerlos es manifestar, en su balcón, solapa o ventana, una protesta. En lugares públicos para mí es una falta de civismo y de imposición, pero coincido con ella, retirarlos es de intolerancia, sin duda

      Un abrazo

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.