miércoles, 22 de enero de 2020

Vaciando los bolsillos, en jueves

Imagen del blog de Mar

Siguiendo una convocatoria de Mar, este jueves vaciamos bolsillos. Esta es mi aportación:


Me encantaría decir que en mi bolsillo guardo los besos que di y los que me dieron. O esas  caricias que mantuvieron mi piel al borde del abismo,  y sin red. O aquellas palabras, esos versos pendiendo de los labios de quien me abrió el corazón de parte a parte.  Pero no. Mi bolso es pequeño. Cositas en los bolsillos pocas encentraré. Es invierno y llevo chaqueta, y algo habrá De ser verano, me encontraría sin bolsillos, ya que la ropa que suelo usar no tiene.

Hago un recuento, extendiendo esos hallazgos en la mesa. La lista es cortita, si bien pensé que sería más corta aún.
1 La facturilla del supermercado. Al final me compré esos bombones. Parecía que me tiraban los bracitos como un niño a su madre,
2 El billete de tren, de ida y vuelta a Barcelona.  Hay jueves en los que los colores se vuelven más risueños,  charlando con un amigo, ante un café bien charladito, y luego, con unas mujeres bastante locas, leemos las propuesta de ejercicio de ese taller que no es taller ni es más que un encuentro de amigas.
3 La tapa de un boli Bic. Otra vez tomé un bolígrafo, y lo regresé, quedándome con el capuchón azul con punta. La firma de un papel en un mostrador público.
4 Una moneda de cinco céntimos de un café de máquina. Los hay peores. También mejores. Es la lotería de las máquinas de bebidas calientes.

Nada más. Qué cosecha más pobre, me digo, qué poquito resto de mí quedaría si no hubiera vuelto a casa.

Más relatos jueveros del blog


92 comentarios:

  1. Quedan unas palabras sentidas, unos besos devueltos y un sin fin de ideas nuevas por plasmar en la próxima convocatoria.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que sí. La spalabras, que no falten, lo sentido, que sea gozoso.

      Un beso

      Eliminar
  2. Queda lo necesario para crear un texto que despierta la curiosidad, bien hilado y construido. Lo mejor de nosotros no solemos llevarlo en los bolsillos, afortunadamente.

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y qué verdad. LO mejor no lo llevamos en los bolsillos :-)

      Un abrazo y feliz jueves

      Eliminar
  3. Hola Alba , cuantas cosas bonitas tienes en los bolsillos
    son sencillas , pero bonitas...Besos preciosa , sabes he estado el blog de mar, y esta muy bien esta convocatoria, te deseo una feliz tarde besos de flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, en los bolsillos puede llevarse mucha cosas, aunque casi siempre vale más lo que no se ve :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Los bolsillos que nos has enseñado están llenos de cosas cotidianas que de algún modo todos llevamos alguna vez en los nuestros propios..me gusto los bolsillos llenos de besos es lo mejor que nos podemos encontrar ..
    Un fuerte abrazo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, nos encontramos, en los bolsillos, o las alforjas, esos besos que dimos, y los que soñamos :-)

      Un abrazo y por un día bonito

      Eliminar
  5. Lo importante es que representan algo y te acuerdas, yo suelo llevar basura que tiro cuando llego a casa, y siempre llevo una moneda de cinco o de un céntimo en todos los bolsos, por prescripción de mi hija que es un poco maniática. De todos los bolsillos leídos el tuyo es el que tiene mas cosas y es que eres original . Abrazucos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos de los centimillos no sé si son como amuletos de abundancia, pero me ha gustado. Me haces recordar un amuleto diferente, un ajo macho, que dicen que capta lo malo del cuerpo.

      Un abrazo y por un día lindo, Ester

      Eliminar
  6. Me ha gustado lo que hay en tus bolsillos, pero no por los objetos en sí, sino por cómo los cuentas, eso es lo interesante.

    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Cada cosilla implica haber hecho algo, haber estado vivo.

      Besos, y por un buen día

      Eliminar
  7. Me recuerda una vieja cartera que tengo en alguna parte y que he visto "algún día", ¡qué de cosas inesperadas he encontrado...!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto. Pueden ser como cajones, al fondo, que nos puede sorprender por lo que guarda, por lo que fuimos.

      Un abrazo

      Eliminar
  8. Queda de tí,lo que de verdad eres, sencilla, afable,con ese toque de realidad de todos los días. Me encantas!
    un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Mi vida ahora es poco intensa, digamos, pero saberse vivo, es la gozada mayor. Los pequeños objetos cotidianos, cobrando sentido

      Un abrazo grande, Luna

      Eliminar
  9. Que tendrán los bolis Bic...
    "Bic Naranja escribe fino, Bic Cristal escribe normal"
    Bic bic bic... jajaja
    pensándolo bien, nunca vi el naranja.... pero de los azules tengo muchos.... yo también, no sé como, me los llevaba.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De los naranjas se compraban menos, escribían más finito. En una lata más o menos, he contando ocho bolis, seis son bic, cinco azules y uno rojo :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  10. Me has hecho pensar, bueno recordar, que de niño llevaba los bolsillos repletos de pequeños objetos, medio simbólicos medio prácticos, y algún talismán. Hoy voy a ver si trato de recuperar un talismán. De niño uno llevaba el mundo en el bolsillo. Hoy, aun teniendo cosas fuera de los bolsillos, se siente uno más apátrida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De niños los bolsillos infantiles ean cofres del tesoro, de ese mundo que fabricábamos tan propios. Con tabas, canicas, gomas de borrar Milan, lapicerillos pequeños....

      Hay que ir ligeros de equipaje, como los hijos de la mar, decía Machado y qué verdad. Un abrazo

      Eliminar
  11. Tú eres bastante más que eso que llevabas en tus bolsillos, pero aunque no lo fueras , si no hubieras vuelto a casa a los que te quieren, le hubiera parecido oro molido.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Es que al final lo que cuenta no es lo que llevas en el bolillo, sino en el corazón, ¿no?

      Un abrazo y feliz jueves

      Eliminar
  12. Lástima que te hayas quedado solo con el tapón, porque con un bic puedes hacer tú virguerías.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, Tengo muchos bolis, algunos i sé de dónde han salido :-). Sí, con un boli, ahora una portátil y un Word, puedo hacer lo que quiera :-) Bueno, o lo que me sale

      Un abrazo, Macando

      Eliminar
  13. esas pequeñas cosas que se encuentran en los bolsillos, son las cosas de las cuales está hecha la vida. en mis bolsillos siempre llevo tickets del súper. en mi casa soy el que se encarga de hacer las compras, y además hay algunas cajeras que son amiguitas mías. ^_^
    abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, esos papelillos finitos con una cifra de tanda en las pescaderías. Monedillas, un clip de papeles..suelen ser frecuentes. Ir a comprar al mismo sitio tiene ventajas, de relación con tenderas o cajeras sobre todo, peor también de saber dónde está exactamente cada cosas, con lo que se ahorra tiempo.

      Un abrazo y por los tiquets de tanda :-)

      Eliminar
  14. Y eso no es poco, es un cargamento en los bolsillos :) yo suelo llevar lo justo y necesario.

    Un beso dulce.

    ResponderEliminar
  15. Me has hecho imaginar el futuro... apostaría a que no habrá bolsillos, y si los hay serán virtuales.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que con un chip bajo la piel, tendremos bastante. Luego vendrá la añoranza de los bolsillos y fabricaremos bolsitas.colgadas del cuello, por ejemplo :-)

      Un beso

      Eliminar
  16. LLevamos los bolsillos llenos de joyitas y no les hacemos caso, nos perdemos a veces lo mejor que nos ofrece la vida. Se pueden llevar los bolsillos llenos, de porquería...tenemos que resetearlos y buscar todo lo bueno olvidado. A mi tambien me encanta lo que nos ofrecen tus bolsillos.
    Feliz día Albada.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. LLevar cositas es haber vivido, son testigos y pistas de lo que somos o hacemos. Me alegra que te gustara

      Un abrazo y buen finde

      Eliminar
  17. Pues creo que eres la excepción. He visto bolsos que contienen lo inimaginble: pintalabios, gafas de sol, pañuelos kleenex, tabaco y encendedor, cartera, monedero, llaveros (con las llaves del coche y del piso) espejo, móvil, cargador, y un largo etcétera, ja,ja,ja.
    No sé quién dijo que más vale ir ligero de equipaje, je,je.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es más ligero, y cuando veo a muchas mujeres llevando bolsones, me pregunto si encontrarán algo cuando busquen en él :-)

      Con el ebook, de hecho, me sobra espacio para gafas de sol, y cosas y cosas. Ventajas de lo planito que es :-). Un abrazo

      Eliminar
  18. Respuestas
    1. En mi casa en un bote hay ocho. No recuerdo haber comprado ninguno, por cierto :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  19. Bolsillo casi vacío y mente plena de humor, poesía y buenos sentimientos.
    !!!Eso es lo importante!!!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que lo vale, no pesa :-). Ni ocupa.

      Por la ligereza en el caminar. Un abrazo

      Eliminar
  20. Yo soy muy de guardarlo todo en los bolsillos...¡ni se sabe lo que acumulo!, pero a partir de ahora guardaré mejor esos besos y abrazos que se van dejando por la vida. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que buscar el recipiente perfecto, la memoria viva, para no perder, ni nos roben, los besos y las caricias que llevamos con nosotros, que sí que valen la alegría y no la pena.

      Un abrazo

      Eliminar
  21. Cada objeto es una parada en el andén de tu vida. Me ha conmovido el final... Muy reflexivo.

    Un placer leerte, bonita.

    Mil besitos con cariño ❤️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada cosita es la huella de algo que hemos vivido, así que, de apariencia liviana, cada cosa nos remite a quien somos.

      Un abrazo y gracias, Auro

      Eliminar
  22. Me encantó ese final filosófico.

    Besos, Albada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La filosofía del "Todo a cien", que nos centra en acabar por pensar qué somos y qué hacemos :-)

      Un abrazo, Myriam y feliz finde

      Eliminar
  23. Tú eres ya en sí un bolsillo. Uno de esos grandes que no están llenos de cosas sino de emociones y sentimientos. Y cabe todo.
    Me gusta cómo lo has expresado y sí, somos algo más que una lista.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos la caja de hojalata de la infancia, esa que se llenó con galletas en primera instancia, donde guardamos los buenos recuerdos. Los malos pueed que también.

      Un abrazo y gracias por tus palabras. Felzi finde

      Eliminar
  24. Son poquitas cosas, pero suficientes para hacerse una idea de como puede ser una persona. Porque lo pequeños detalles que nos pasan inadvertidos, hablan.

    Gracias por participar.
    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pequeñez de las cosas que llevamos encima no se relaciona con una vida pequeña, por cierto :-)

      Un abrazo, Mar. Gracias por ser la anfitriona

      Eliminar
  25. Llevas cosas pequeñas, nimias para ti, pero son trocitos de vida.
    Un abrazo para que lo guardes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo guardo, llegó sano y salvo :-)

      Un abrazo, que te llegue.

      Eliminar
  26. jeje y sin embargo hay tanto allí! gracias por compartir tan entrañable manojo de detalles. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suelo hablar poco de mí. Huyo de usar mi vida como tema de mis textos, pero aquí me pareció la única manera de enfocar el tema :-)

      Un abrazo, Neo

      Eliminar
  27. Es tan poquito y tanto a la vez! La cotidaneidad de los objetos que dicen mucho de la vida de cada uno de nosotros. Muy bien narrado. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son pedacitos de la vida cotidiana de las personas. Es verdad.

      Un abrazo y por las pequeñas cosas, que cantara Serrat

      Eliminar
  28. No es la cantidad lo que importa.Son esa pequeñas cosas que no todos pueden decir que llevan en los bolsos o bolsillos
    Es un misterio y tiene un porqué.Además hace a la persona especial!!
    Te dejo un besuco para que lo metas en tu bolsillo y se agarre bien fuerte.
    Besucos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo guardo, en el bolsillo interno, así no se pierde, ni se lava en la lavadora por error :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  29. Lo de valor lo llevas en el alma mi linda amiga, eso es lo mejor.... Saludos y abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, lo bueno no se mide en espacio, peso, o volumen, sino en lo intangible, es verdad.

      Un abrazo y feliz día, Sandra. Por las pequeñas cosas con conforman lo que somos

      Eliminar
  30. Gracias por pasar por el blog y dejar tu huella en el
    besos

    ResponderEliminar
  31. Pues no es tan pequeño tu bolso, también han cabido grandes cositas, mi querida Albada, aunque lo más grande sería meter lo que tú también dices, esas caricias o esas palabras que tanto hacen sentir.

    Me ha encantado tu relato.

    Besos enormes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro te gustara, María. Eso de llevar encima tal vez vale menos que lo que llevamos dentro.

      Un abrazo y feliz finde

      Eliminar
  32. Ahora mismo en mi bolsillo izquierdo tengo $850 pesos (chilenos) y en el derecho, la tapa de una botella de cerveza. Si alguien tuviese que elaborar mi biografía a partir de estas dos cosas, creo que tendría las pistas más importantes.
    Te dejo un abrazo, Albada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, igual sí que los objetos pequeños hablan de nosotros con más precisión que las grandes obras :-)

      Un abrazo y feliz día

      Eliminar
  33. Qué bonito, Albada:

    Es muy entrañable lo que llevas en los bolsillos. Todo muy tierno. Nos transportaba a otra época.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro te gustara. Eso llevaba exactamente cuando miré para hacer el post. Hoy seguramente encontraría otras cosillas :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  34. ¡Uy! No creo que sea pobre la cosecha del bolsillo porque me da la impresión de que puedes sacar una historia de cada objeto que has tocado...¿verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda. Cada cosa que deja rastro en los bolsillos es un pedacito de nosotros mismos.

      Un abrazo y gracias, Max.

      Eliminar
  35. Esas cosas pequeñas son las que conforman la vida real, la del día a día, la auténtica. Muy bonita la idea, y me ha encantado esto de "un café bien charladito" :)
    Feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, lo que nos queda en los bolsillos o en el bolso nos dicen mucho de loq que hemos vivido a nivel cotidiano.

      Un abrazo y feliz domingo

      Eliminar
  36. Respuestas
    1. Sí, del alma y des actividades, seguro

      Un abrazo, Isaac.

      Eliminar
  37. Y con eso, escribiste un relato de jueves. Bien cumplida la consigna.
    Me gustó la descripción de lo que no cabe en tus bolsillos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que un texto puede salir de cualquier cosilla. Es ponerse, claro.

      Un abrazo y feliz día

      Eliminar
  38. Hasta para vaciar los bolsillos hay que tener suerte, por si acaso...
    Saludos llenos de cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, porque como encuentres una navaja ensangrentada ya puedes empezar a pensar qué hiciste :-)

      Un abrazo desde aquí

      Eliminar
  39. Que ternura lo que no entra en un bolsillo pequeño, pero tan divertido lo que haz hallado en este. Los bolígrafos BIC son un clásico, aún debo tener alguno guardado.

    Que tengas una linda semana~

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos bolis son como estandartes de la escritura del día a día, de los colegios y las manos adolescentes.

      Un abrazo y por un domingo bonito

      Eliminar
  40. En mis bolsillos de las prendas que suelo vestir guardo todo lo que voy encontrando. Ayer, al dar vuelta los vaqueros, han caído billetes de lotería no premiados.
    Pase por el blog de demiurgo y le comenté que también guardo los guantes del pan del Mercadona. Tengo de esos por todos los bolsillos.
    En mis chaquetas, coleteros, monedas.....
    Pero lo que tampoco tengo es ningún beso guardado.....
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos guantes...qué bien van, amiga. Los besos igual es que los guardamos en otros sitios :-)

      Un abrazo y tarde preciosa

      Eliminar
  41. Bueno, mucho peor es encontrar deudas de electricidad, gas etc. Jajajaj
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo. En los buzones de las casas lo poco que hay ahora son avisos de banco o de facturas impagadas :-)

      Un abrazo, Oso

      Eliminar
  42. Un relato muy tierno, que me encantó.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra. Los bolsillos pueden contener cosas pequeñas, o muy grandes.

      Un abrazo

      Eliminar
  43. Tuvieron una discusión de mil pares de demonios. Ella le arrojó el whisky a la cara y le pidió que la llevara a casa inmediatamente.


    Era su cumpleaños y su padre le regaló un anillo de brillantes. Aquello encendió el corazón de la chica pleno de felicidad pero la bebida y otra chica la enfurecieron. Tuvieron otra pelea los tres fuera del Pub y el por ser un caballero, la llevó a su coche para sacarla de allí...


    Despertó desnuda en la cama y sin el anillo. Una paranoia acusaba al su amante del robo, otra acusaban a la chica de la disputa. Tenía claro el robo y quién pudiera ser. Ayer estaba borracha y su amigo no tenía dinero ni para invitarla...Le dijo que lo denunciaría si no le devolvía la joya pero él, una y otra vez le decía que no era un ladrón y que la amaba...


    Llegó el buén tiempo. Aquel chico comenzó otra relación pero ella seguía amando a aquel ladrón porque nadie como él le hacía el amor. Pasó un año y volvieron los días frío. A ella legustaba aquella chaqueta y se la puso. Se dió cuenta de un descosido en el bolsillo y en el doble fondo, estaba el anillo...


    Lo busco en el trabajo, en la calle, en el Pub y allí estaba con otra chica, la chica con la que hace un año, discutió.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay quienes tienen muy poca vergüenza. Ese bolsillo disimulado disipó las pocas dudas que tuviera ella.

      Un abrazo

      Eliminar
  44. En ese bolsillo también guardas tu corazón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pudiera ser :-). Un abrazo y por una semana bonita y plena

      Eliminar
  45. Muy bueno. Lo primero taal vez sí lo llevas en los bolsillos, no en los de la ropa, pero sí en otros bolsillos que todos tenemos.
    La segunda parte, aunque breve, me ha encantado cada descripción, cada reflexión que contienen.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro te hay gustado. Hay bolsillo, que llamamos mochilas, que no son medibles, es verdad, y espero llevar en esos bolsillos todo lo bueno que he ido acumulando.

      Un abrazo

      Eliminar
  46. Vaciaste tus bolsillos y de ahí salió el recuento de tu día. De vuelta a casa... y en la calma, te encuentras contigo misma más allá de tus bolsillos.

    Pre cio so!👏🏼

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así fue. Al final vacié los bolsillos, quedándome con lo que soy, con lo que llevo encima.

      Un abrazo

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.