miércoles, 19 de agosto de 2020

Steampunk en jueves

Imagen del blog de Mag


Siguiendo la iniciativa de Magda, La trastienda del pecado, mi aportación es la que sigue.

Nunca se pudo saber la causa directa del accidente. Unos dijeron que los protocolos estaban mal diseñados, otros que hubo un fallo humano en su aplicación. Otros más creyeron que los movimientos de las placas tectónicas, inestables ya en la segunda  mitad del siglo XXI, fueron el desencadenante de una serie de   fallos en cadena, como fichas de dominó. Algunos pocos lo achacaron a la voluntad de Dios. Lo cierto es que hace treinta años, en el 2120, los supervivientes de las explosiones en las centrales nucleares se dieron maña para armar artefactos cerrados, con todos los sistemas de ventilación y  de desinfección de agua que pudieron, así como réplicas de cereales y verduras, en invernaderos verticales.

Vivo en lo que era mi ciudad, de treinta mil habitantes, de los que sobrevivimos unos cinco mil en su momento. Nuestra nave es un Ariel 320-D, de dimensiones superiores a un rascacielos pequeño, y con muy poca potencia de movimientos. Todos los Ariels se desplazan. No queda más remedio, porque los que seguimos vivos necesitamos encontrar lugares donde hacer acopio de semillas y de agua. Además, los humanos no queremos abandonar el sueño de fundar una nueva ciudad.  

Mis padres, fallecidos como casi todos los adultos, me contaban cuentos de pequeña. En ellos, y en los pocos recuerdos que conservo, la Tierra era un planeta seguro y lleno de vida, pero los árboles que nos encontramos siguen amarillos o negros, y la radioactividad, según los técnicos, sigue siendo muy peligrosa. Parece ser que al principio nos topamos con varios refugios habitados, aunque en tres década, ya casi era imposible que pudiéramos encontrar alguno más. Pero ha sucedido. Un tipo de barba poblada y larga apareció en la puerta disimulada de una colina artificial. El brazo del Ariel pudo abrirla. El tipo dice llamarse Germán. Como sólo he visto a los varones de mi nave, bueno, yo y todas las hembras que conozco, su llegada ha sido para nosotras un espectáculo, y un manojo de nervios, de miedo y de novedad para mí.

Somos trescientas mujeres en edad de procrear, si bien algunas ya lo han hecho, con miembros del grupo, pero treinta seguimos sin hijos. Nadie nos obliga a nada, somos una democracia, pero está mal visto que no queramos tener relaciones sexuales, visto el descenso continuo de habitantes, muchos con piezas biónicas incorporadas, yo incluida. También explican que los varones necesitan de esas relaciones para no incurrir en discusiones o peleas, que son un problema en este espacio cerrado.

A mí me ha gustado Germán. Su voz es diferente, y su mirada también, tal vez por haber vivido bajo tierra tanto tiempo.  Dice haber leído muchos libros. Cuando se ha ofrecido a leerme algunos de los pocos que ha traído al Ariel, no he podido evitar recordar las lecturas en voz alta de mi infancia. Y he vuelto a soñar.

Palabras: 476

Más relatos jueveros

100 comentarios:

  1. Un mundo que sobrevive, luego de un desastre mundial, aun con adversas circunstancias.
    Y con lugar para el amor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que siempre habrá un lugar para el amor en los corazones humanos. Lo malo es que también cabe el odio, eso sí.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Tu relato me ha cautivado desde el primer minuto con esa maestría en perfilar los rasgos psicológicos de los protagonistas y esa minuciosidad en describir tan distopico escenario. Enhorabuena 👏🏻👏🏻👏🏻

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la distopía, la mujer mantiene recuerdos de un tiempo que se fue. Y el anhelo humano. Que no es poco.

      Un abrazo, y muchas gracias. Feliz jueves

      Eliminar
  3. Siempre aportas ideas nuevas como si fueras un manantial de inspiración...y mi mirada se desliza por el futuro como si fuera una película de ciencia ficción y la pantalla tu blog siempre interesante...

    Enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias. No me gusta la ciencia ficción, pero reconozco que da pie a usar la fantasía. Me alegro que te gustara.

      Muchas gracias, amigo. Un abrazo, y por un día perfecto para ti

      Eliminar
  4. Relato que destaca por su interés y te hace seguirlo atentamente, ¡felicidades!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te gustara, Rafael. Nadie sabe qué nos espera en el futuro, pero ojalá la lectura siga siendo la ventana a la imaginación.

      Un abrazo

      Eliminar
  5. Pinta bien este Germán...yo le daría una oportunidad jeje. Buen relato, amiga. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veremos. De entrada, lo de que lea y haya conservado libros, es un valor enorme para la narradora.

      Un abrazo, y un bonito día te deseo

      Eliminar
  6. Final con romance a la vista. Solo a ti se te ocurre una historia de amor en un mundo distopico, subida en una nave steampunk.
    Magistralmente introducida, poco a poco y... elipsis final que todos sabemos como acaba (que hay que repoblar...)
    Me encanta el final
    Besazosss, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese final lo ponía sí o sí. No entiendo al ser humano, ni siquiera esos posibles futuros humanos biónicos, sin el anhelo de amar.

      Muchas gracias, amigo. Un abrazo grande

      Eliminar
  7. Vamos es como si hubieras visto la bola de cristal, es un relato futurista, no vamos a estar pero tal vez si el escrito lo metieras en una botella, quien viva en esa época podría ver que alguien imaginó un futuro ...Me ha gustado aunque hay cosas que no cambian.
    Un fuerte abrazo Albada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchas cosas que no podrían cambiara, la alimentación, y el aire respirable nos son necesarios, pase lo que pase. No creo que haya problemas con explosiones de centrales nucleares, pero el planeta está enfadado, así que..quién sabe.

      Un abrazo

      Eliminar
  8. Un relato futurista nace siempre de quien ha afrontado el peligro, pero también, cuando alguien ha ido hasta el extremo de la experiencia, cuando ningún ser humano puede rebasar lo inesperado de una mirada de a-m-o-r.
    Desde las orillas insondables del recuerdo, te dijo mi gran saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has de pensar qué podría pasar, y entiendo improbable que haya accidentes en centrales nucleares, peor podría pasar. Somos tan necios que podría ser. Siempre, sin embargo, quedaría el lugar para el amor, y para los anhelos.

      Un abrazo, y gracias, desde esta orilla de mar.

      Eliminar
  9. Que bien te ha quedado el relato, y un disfrute leerlo.
    Y que se anime con Germán, que le lee, eso es genial.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la novedad, pero imagina para él, tras haber estado treinta años bajo tierra. Es un mundo abierto para la narradora y para él.

      Un abrazo, y muchas gracias. Por un bonito jueves

      Eliminar
  10. Tal parece que el amor es la semilla que siempre sobrevivirá y germinará en cualquier condición de la humanidad. Queda uno con curiosidad por saber cómo seguirá todo y ese romance prosperará.

    Un beso dulce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa semilla del amor es que es inherente al ser humano, creo. Lo podemos llamar amor romántico pero creo que buscamos amar y ser amados.

      Esa pareja recién inspirada, puede cuajar, por la lectura, creo. Un abrazo

      Eliminar
  11. Es un mundo apocalíptico lleno de amoríos y espero que German sea uno de esos. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El ser humano es que necesita tanto amar..y sentirse amado, ojo, que creo que pase lo que pase, el anhelo seguirá.

      Un abrazo, Jova

      Eliminar
  12. Que hermoso relato lleno de fantasía y ganas de amar, lo bueno es que llego German, Un gusto leerte amiga, saludos y abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado, Sandra. Es un imaginar a futuro. Y sí, imagino que ese personaje nuevo en una nave cerrada, ha de ser todo una hermosa novedad.

      Un abrazo

      Eliminar
  13. Me ha encantado. Soy muy fan del Steampunk.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no lo soy pero me he divertido, la verdad, lo que en esencia es el objetivo :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  14. Un libro, el deseo y el amor, son capaces de hacernos volver al mundo soñado.
    Precioso relato.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ta vez es un trío ganador, yo la vida la concibo sin libros como que menos vida, menos humana.

      Un abrazo, y por un feliz día

      Eliminar
  15. 2120! un bebé nacido este año, de haber vivido hasta entonces sería un anciano centenario.
    procrear bajo presión, por la necesidad de repoblar una zona, puede que le quite diversión a tan noble acto. ;)
    abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues habrá centenarios, ya lo creo, ya los hay. Así que tal vez un niño nacido hoy sí viva la aventura que explico

      Un abrazo, y que nunca el amor sea bajo presión. :-)

      Eliminar
  16. Al final todo son costumbres.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Un futuro que no parece descabellado tal y como vamos avanzando aquí en la Tierra. Uno de entre un millar... solo es una mirada diferente para que el corazón se sienta como en casa. Me ha gustado mucho, Albdad, de nuevo te felicito.

    Mil besitos para ti ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podemos evolucionar hacia cualquier lado, entre cambio climático y nuestras locuras,, pero yo quiero pensar que seremos más prudentes y humanos.

      Muchas gracias. Un abrazo y feliz viernes

      Eliminar
  18. Un viaje hacia los desconocido, como puede ser el futuro, con una parte triste y otra esperanzadora.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pudiera ser este el futuro, por qué no, pero imaginar siempre es grato. Ojala seamos más humanos y dejemos de usar, en lo posible, la energía atómica.

      Un abrazo

      Eliminar
  19. Que buen relato amiga mía , pero digo yo .... Que solo esta este tal Germán para satisfacer a tanta hembra suelta , ya que si soy unas 30 , no veas como se va a poner el paisano , no quiero ni pensarlo , jajajajaj , ya que los varones de la nave ya están muy vistos no , y este es la novedad ,no? en fin , esperemos que la nave encuentre un planeta que se asemeje al planeta tierra , me a gustado mucho tu relato
    te deseo un feliz día , besos de V...flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un chico nuevo entre treinta chicas...estará abrumado, pobrecito :-), pero seguro que alguna será d su agrado. La narradora estaría encantada con ser ella :-), parece.

      Un abrazo

      Eliminar
  20. Me ha encantado el relato, enhorabuena. Abrazos.

    ResponderEliminar
  21. Una mezcla de realidad y futuro, que no ficción por muy descabellado que nos pueda resultar de entrada. Y ese romanticismo que queda latente por los libros, por el saber. Y a pesar de todo, a pesar de la ruina, de la escasez, sigue presente el alma humana. Así la percibo de tu texto, Albada.

    Te felicito y millones de gracias por participar en esta convocatoria, que ha sido un poco más complicada, pero yo encantada de que hayas, hayáis, podido sumaros.
    Mil gracias, insito, de corazón.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pidiera ser anticipatorio de una realidad futura en un siglo vista, pero quise dotar, a pesar de los cataclismos, el anhelo humano, y el amor, pasase lo que pasase.

      Gracias a ti, por el esfuerzo que implica convocar, más en agosto. Un abrazo grande, anfitriona.

      Eliminar
  22. Ese Germán se va hartar de hacer deberes jajajaj.
    Me ha encantado Alba.
    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene muchas relaciones humanas postergadas, así que estará en la gloria con tanta chica, seguro que se abruma el pobre.

      Un abrazo, y feliz día

      Eliminar
  23. Menudo relato, Albada. es genial. El pobre Germán va a sudar lo suyo y además en pleno agosto...
    Felicidades por traernos un relato que es una verdadera maravilla de que aveces la realidad supera a la ficción... hasta en fantasías !!!

    Un abrazo con cariño y feliz día, amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabemos qué nos depara el futuro, pero igual no es tan diferente al imaginado. El tipo, tan solito en su refugio nuclear, estaría abrumado, gozoso, eso sí, pero abrumado.

      Un abrazo y muchas gracias, Joaquín

      Eliminar
  24. Hola hola... aquí pasando un ratito y relajándome con la lectura, siempre es genial leerte y que la imaginación vuele... gracias por la maravilla de relato
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imaginar es que siempre es barato y fácil. Pero me encanta que te haya gustado, Susy.

      Un abrazo y feliz finde

      Eliminar
  25. Alucinante, Albada. Con este talentazo para la ciencia ficción deberías animarte a escribir una novela. El tema es excepcional.

    Felicidades
    Gracias por compartir tu talento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Imagino que el futuro que nos espera pude ser diferente por subida del nivel del mar, o por accidente nuclear, o meteorito que ese estrelle y estoy segura que el hombre se adaptará. No se cómo pero lo hará.

      Un abrazo y muchas gracias

      Eliminar
  26. Con la mayor naturalidad, pone los pelos de punta tu relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era cosa de que se viera con naturalidad, claro :-)

      Un abrazo, y por un finde estupendo para ti

      Eliminar
  27. Wowwww mi amiga, parece que
    tienes ahi tu bola de cristal
    y lees todo lo que ves,pero
    me encanta como lo haces.

    Besitos dulces
    Siby

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como haber soñado, no creas. No tiene mucho mérito :-)

      Muchas gracias, amiga. Un abrazo

      Eliminar
  28. Te felicito por este relato.
    Es MUY BUENO.
    De concurso y de ganarlo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  29. Un cataclismo muere y otra nace de sus cenizas. Me ha gustado como se establece de hilo conductor la voz de la protagonista.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tras cada cataclismo una nueva era se inicia, estoy segura. Gracias.

      Un abrazo

      Eliminar
  30. Libros, deseo y amor... que bueno que eso no se pierda.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El ser humano sin lectura es menos humano, y qué decir del amor...sin él la vida es muy sosa :-)

      Un abrazo, Camela

      Eliminar
  31. Y es que aún y en el mundo más distópico el amor tiende a florecer. No me suelen gustar los relatos futuristas pero el tuyo me encanta. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que parece contradictorio peor no lo es. Aquí los supervivientes aún tienen el instinto de amar.

      Un abrazo, y feliz sábado

      Eliminar
  32. Debo decir que tu relato me entretuvo pero también me conmovió. Muy bueno. Felicitaciones.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya entretenido. Es un poco más largo de lo que acostumbro, pero si no daba pinceladas, me parecía imposible de ubicarse en él.

      Un abrazo

      Eliminar
  33. Miedo me dan las democracias en las que pesa lo que está "mal visto". Es una forma, sólo sutil en apariencia, de cortar las libertades. De hecho, lo estamos viendo en este principio de siglo XXI.
    Menos mal que Germán le gusta y que él, si ha estado tantos años encerrado y leyendo, seguramente también sea distinto.

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos en una etapa de control. Será democracia, seguro, pero cada vez estamos más controlados. Y no hay vuelta atrás.

      Quien hubiera sobrevivido, y aislado, mantendría los valores previos, casi seguro. Un abrazo, y feliz día, Alis

      Eliminar
  34. Hola gracias por tu visita i aportacion te lo agradezco mucho espero revisitarnos mutuamente
    de nuevo muchas gracias
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Anna Nos has dejado a todas el mismo comentario . Sonrio .Las cosas de la vida Suerte

      Eliminar
  35. Absolutamente extraordinario y me evoca la locura que vivimos

    Paz

    Isaac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un futuro posible, si continuamos jugando con la energía atómica. Somos una plaga en este planeta.

      Un abrazo, y feliz día

      Eliminar
  36. me gusta cuando sueñas y escribes
    yo te leo y sonrio abrazos siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es eso un poco, soñar despierta, y escribir :-). Un abrazo, amiga

      Eliminar
  37. es pura poesía, qué fácil haces los relatos, gracias por participarnos de tus palabras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Los relatos cortos se hacen fáciles si son como sueños.

      Un abrazo

      Eliminar
  38. Boa tarde Albada Dos você está na minha lista de blogues favoritos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegra que tengas este blog como favorito, Luiz.

      Un abrazo.

      Eliminar
  39. Y eso que tu decías que yo era imaginativo ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno la imaginación ha de estar al servicio de quien la llama :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  40. Pensaba que ya había comentado por aquí .
    Una historia fascinante, como un buen comienzo de un libro.
    Nunca se sabe llevados al límite lo que seremos capaces de hacer como manada. Pero mejor nos iría pensando hoy en día como especie.
    Me ha gustado, nos hace reflexionar.
    Un placer leerte.
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos estamos cargando en planeta, `por sobre-explotarlo. Y además jugamos con la energía atómica como si nada. No sabemos qué nos depara el futuro cercano, pero no creo que cambiemos, porque somos necios.

      Muchas gracias. Un abrazo, y feliz día

      Eliminar
  41. Adoro tus tezxtos me llenan de paz cuando los leo
    Gracias por tu amistad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu lectura. Que la amistad virtual llene ratos vacíos.

      Un abrazo

      Eliminar
  42. Fantástico relato. No dudo de que está dentro de lo posible. Por los adelantos cientificos y las centrales nucleares que ya estan obsoletas ojalá me equivoque pero algun día podemos sufrir un escape nuclear que sea pero que la pandemia que estamos sufriendo.
    Me encanto leerte. Vendré pronto a leer tu proximo escrito.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Posible sí es, ojalá rectifiquemos, Josefa, pero el ser humano es muy necio :-)

      Un abrazo, y por la lectura.

      Eliminar
  43. Me encantan las historias futuristas... y además en esta podemos ver como futurista si, pero ciertas costumbres machistas siguen ahí. Un abrazo y feliz miércoles :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo, hasta en un futuro cercano imagino machismo, no te creas :-)

      Un abrazo, y gracias.

      Eliminar
  44. Un placer volver a leerte. Nunca defraudas, te lo diré mil veces.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me alegra que encuentres relatos que te gusten.

      Un abrazo, y feliz día

      Eliminar
  45. Un relato futurista que bien podría llegar a pasarnos.
    Me ha gustado mucho su lectura. Es muy bueno.
    Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quién sabe si no llegaremos a una situación similar. Muchas gracias, Galilea.

      Un abrazo

      Eliminar
  46. no me canso de repetirte que bello escribes
    gracias por tu bonito comentario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias. Es bonito saber que te gusta este estilo tan a su caer :-)

      Un abrazo, y por un bonito día

      Eliminar
  47. Sin duda, lo importante es volver a soñar y no perder la esperanza ;)
    Un beso, Albada, aunque llegue un poco tarde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soñar, a través de la lectura, es de lo más barato y efectivo, seguro.

      Un abrazo

      Eliminar
  48. que linda distopía te mandaste con una mirada bien femenina donde el amor se hace presente como una ilusión y una mejora, como lo que debe ser bah... besos para vos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no puedo evitar mi mirada femenina, y en ella la lectura, y los anhelos, están presentes. Muchas gracias.

      Un abrazo

      Eliminar
  49. Qué relato tan bueno. En pocas líneas creas el entorno, un desarrollo, un nudo y un espacio para que creemos nuestro propio desenlace. Quiero más. Me gusta la esperanza final, me gusta el alivio de la lectura, pero nos has dado muchos detalles para que haya una historia más grande y me ha sabido a poco. :)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues lamento que haya sabido a poco, pero no descarto hacer una novela con este trama, y el amor y la lectura como esperanzas, y quién sabe.

      Muchas gracias. Un abrazo

      Eliminar
    2. Me ofrezco volunntaria para leerla! :D

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.