lunes, 14 de mayo de 2012

Un gorrión





Desde la energía oscura que reside dentro de él, en un ataque se subjetividad incontrolable, se elevó del suelo.

Fue un inicio teñido de incertidumbre, acompañado de un parpadeo intenso, de un cierto anquilosamiento y un  alto porcentaje de miedo, pero sus alas, se movieron.

El suelo, duro, frío le había dejado confuso, pero vivo.

Aturdidas, torpes y a trompicones,  desde el impulso de su instinto, las patas respondían, y las alas le elevaron.

Cuando  tropezó con una corriente cálida de aire descubrió asombrado, que podía planear. 

Desaparecieron entonces, lentamente, los resquicios del temor.

Reencontró, en ese instante, la tímida vibración de los espacios entre las plumas de sus alas.

6 comentarios:

  1. Iniciación, decepción, descubrimiento,realización, satisfacción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu comentario es una declaración de "El ciclo de la vida".
      Me ha encantado tu lectura exacta.

      Un abrazo Alfred.

      Eliminar
  2. Precioso Albada, ójala todos fuéramos capaces de remontar el vuelo. A veces los más pequeños nos dan lecciones de superación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pilar.
      La realidad es que TODOS somos capaces. Desde la energía interior que nos sustenta, aunque a veces parezca de una oscuridad que te enmudece.
      Somos funambulistas, agarrados al hilo de la vida.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. No debemos olvidar que la confianza es enemiga. Debemos disfrutar de nuestras cualidades y capacidades, pero si nos excedemos, terminamos estrellándonos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La fatiga del exceso,sin duda paga factura.
      Tranquilitos, paso a paso, sin prisas y con la sombra agarrada a los pies para no confundir nuestros sentidos...
      Sí.
      Mucho mejor. Ni halcón ni gorrión, pero me atrajo el gorrión. Qué haremos!

      Un abrazo

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.