viernes, 5 de octubre de 2018

En las redes





El perfil de chico rubio y jovial le había cautivado. Por el nombre no podía reconocerle, pero era amigo de dos amigas suyas, así que aceptó la solicitud de amistad de Miguel Castellar, de dieciséis años. Cuando un señor de barba y chándal le cerró el paso en aquel portal, la inexperiencia le hizo pensar que era una confusión. El simpático chaval debía estar en el primer piso, bastaría gritar su nombre. El tipo reaccionó rápido. Con un brazo sujetaba su cuerpo. Con una mano apretaba su cara con una especie de trapo, mientras la empujaba contra una pared

Al sentir  esa cosa dura sobre su vientre, a través del tejano, el instinto le advirtió del peligro. Sus gritos no se oyeron.  Esa gasa que olía a aguarrás no la dejaba respirar, y pensó en una mosca atrapada en una red de araña.  La cremallera del pantalón no evitó que pusiera sacárselo a tirones.  Luego notó que algo hería su vagina, mientras una zarpa retiraba la tela de su suéter. Un dolor sordo se instauró en su conciencia. Lo siguiente que recordaba era saberse helada, semi desnuda y sucia. Su móvil había desaparecido. La señora que iba a cuidar al anciano por las noches la había encontrado, llorando, encogida, asustada. Se había portado maravillosamente con ella. No lograron dar con el tipo. Los engranajes funcionaron correctamente.  Médico,psicólogo, familia y policía científica  la arroparon.

Pasaron dos años. La chica que no volvería a sonreír recibió una solicitud de amistad. Era de un compañero de clase. En un arranque de memoria tomó el smartphone y lo estrelló contra la pared del instituto. 


28 comentarios:

  1. Los inconvenientes de las redes sociales. No sabemos quién está realmente detrás de un perfil. Todo puede ser falso, incluso una foto puede ser un señuelo para que caigamos en el engaño. Estamos indefensos ante cualquier desaprensivo. O nos roban la identidad o la integridad.
    Un relato desgarrador por el realismo que contiene.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, estamos indefensos. Da igual que sean cincuenta millones de usuarios cuyas líneas de facebook han sido invadidas, ni los datos que siguen pasándose de red a red, de tal manera que te sugiere propaganda en función de tus preferencias, es que en verdad el internet nos ha abierto un mundo infinito, y ahí caben embaucador y mala gente de toda calaña.

      Un relato basado en una historia real. La chica se suicidó. Un abrazo

      Eliminar
  2. Un relato estremecedor, cuanto miedo dan las redes sociales, por mas que se les avisa a los jóvenes, siempre hay peligro nunca hay que bajar la guardia y repetir las consignas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay que la prevención y la prudencia. Porque tras nick puede haber un monstruo. Yo puedo ser Albada, de mediana edad, como puedo ser Pepe, viejo verde, por qué no. Es broma. El anonimato, teórico, porque nuestra IP remite al DNI y ubicación, nos permite entrar en redes sociales pudiendo ser quien queramos representar que somos

      Un abrazo

      Eliminar
    2. También los no tan jóvenes pueden caer :/

      Eliminar
    3. Los adultos podemos caer igualmente, porque no sabes si esa persona con la que crees estar hablando es ella o no. Un abrazo

      Eliminar
  3. Perfectamente narrado y, por desgracia, posible realidad en esta sociedad en que vivimos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso está inspirado en una historia real con final suicida. Imaginé el cómo, pero poco más.

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Desgraciadamente realista. No dejo de repetirle a mi nieta más joven del peligro que entraña ese desmesurado escaparate que existe en un smartphone.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un universo, el internet en el bolsillo, las redes sociales con ubicación, todo puede ser una enorme red donde caer. Respeto sí, miedo no, porque es su universo. Esto es un caso extremo, pero el bullyng se hace a través de redes, con una frecuencia que nos sorprendería, con consecuencias nefastas, con resultado suicida en muchas ocasiones.

      Este caso menos que la punta de un iceberg. Disfruta de tu nieta, vive la exultante juventud que desprenderá sin duda. Un abrazo

      Eliminar
  5. Cruda realidad. Hay que estar siempre avizor por una falta de cultuta y eduación galopante.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hay falta de cultura y falta de experiencia. La realidad es que las relaciones virtuales están sustituyendo a las reales, sin aromas de café, sin lluvia si es día es lluvioso, sin incómodas sillas o miradas al viento.


      Un beso

      Eliminar
  6. Jo... qué fuerte y me temo que por desgracia muy de actualidad.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es fuerte sí. Las redes de pescadores son mucho menos peligrosas, parece.

      Un beso

      Eliminar
  7. Tremendo episodio. Nosotros pudimos tener conexión a la Red cuando nuestra hija tenía 12, casi 13 años. Y como a toda adolescente le gustaba chatear.Y chateaba, si, estando yo sentada a su lado leyendo cuanto entraba y cuanto salía Y como el servicio de la Red era en base a una tarjeta muy básica, no pasábamos de 45 minutos a una hora por día. Desde mi punto de vista, los padres debemos estar muy atentos siempre y hablar mucho con las crías.Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy en día la red la llevan en el móvil, en su bolsillo de pantalón. Eso dificulta mucho el control. Sin educación para un uso correcto, es peligrosa, por eso, como dices, es tan importante estar cerca, en lo posibles, y sin alarmar, crear conciencia de los peligros

      Un abrazo, Beatriz

      Eliminar
  8. Hola Alba , un relato muy duro pero muy real , la verdad es que con la red nunca sabes con quién chapas en realidad .
    Me a gustado mucho tú relato.
    Besos de incitó de semana besos de flor .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad las redes son la apertura de fronteras. ES tan importante el uso de internet, que tras la rueda, y por supuesto el fuego, creo que condicionará un antes y un después en la evolución. Tiene riesgos, de eso estoy segura porque hay incontables ejemplos, pero la red es un invento de mejora, sin dudarlo.

      Un abrazo y feliz semana

      Eliminar


  9. Siento en tu mirada ese calor de mi cuerpo que antes me hacía estallar en escalofríos de pasión y ahora son de miedo. No sé muy bien si es recuerdo de tu amor o de odio...miedo a la soledad o a esa mirada que tienes tan fría y despreciable. Todos los males que me hiciste pasar los he pagado con mis lágrimas y de alguna manera, mi vida se ha esfumado en cada una. Aún guardo en mí aquellos momentos en que fuí feliz contigo, pero chocan con la persona que eres ahora. Mi alma la convertiste en pedazos que poco a poco voy recomponiendo; un puzzle en donde cada pieza tiene un mal sabor de boca...y ya estoy cansada de levar tu cruz. No sabes que significado tiene para tí el respeto a una mujer y tampoco sabes lo maravilloso que eras cuando en tu forma natural, me hacías sentir la mujer más afortunada. Mi vida se ha quedado en nada.
    Hoy vivo tranquila sin saber muy bien que camino debo escoger pero necesito tomar una decisión y aún no se si estoy preparada. Me recuerdo cuando estaba llena de sueños y esperando de la vida cada fruto pero, sólo tengo vacios que se me clavan como alfileres. Han pasado días y años esperando verte cambiar. Sigo sin saber que hacer y miro la carita de nuestro hijo y no sé bién pero Dios me da fuerzas por darle un futuro que no sea igual que el mío...Ahora llega el momento de irme. Me voy con mis padres; a la cuna de un hermoso recuerdo para que mi niño crezca con el amor que tú no sabes dar. Me voy con mis padres y a tí nunca te volveré a ver...jamás te acerques a nosotros.

    - Ella abre la puerta con su hijo de la mano. Tiene miedo a lo que pueda suceder en ese momento y en toda la calle, se escucha un disparo de escopeta...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo otro caso.
      El problema fueron las nenas. No podía negarle el derecho a tenerlas los fines de semana alternos. Con el segundo parte de lesiones no tuvo más remedio que explicar a su madre la situación. Era un divorcio que se veía venir, pero nunca había explicado detalles de su vida marital. Amigas ya hacía tiempo que no tenía. Borraba todos los wasap, lo que había contribuido a más paranoias por parte de Lucas, pero es que no conseguía aceptar su necesidad de controlarla. El resto es historia. Los mensajes, que no borraba, amenazando con vengarse, eran continuos. La primera vez que la amenaza no fue “voy a matarte, zorra” y lindezas así, se quedó helada, le decía que la haría pagar con lo que más quería. La jueza no consideró esas bravuconadas más peligrosas que las previas.
      Pero eso ahora ya es historia. Los pequeños cadáveres yacen en sendas camillas del departamento de autopsias. Y sí, la ha doblegado. Lucas ha ganado la partida. La ha herido donde ningún cirujano podrá intervenir para curarla jamás. La ha matado dejándola viva.


      Las redes, no sólo de internet, pueden atraparnos, con consecuencias nefastas. Gracias por tu lectura y tu texto. Un abrazo

      Eliminar
  10. En todo ámbito la ingenuidad juega a favor del depravado. Qué pena. Pero también qué impotencia, qué rabia.
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ingenuidad. No exclusiva de los jóvenes, si bien por lógica es más extendida. La ingenuidad del que dice quien es, de quien habla es él mismo, no calibra que le interlocutor puede ser una gran farsa.

      Impotencia y rabia a raudales. Un abrazo

      Eliminar
  11. Qué gentuza por favor, qué tristeza...

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ingenuidad se ha dado siempre, y que se aprovecha de ella, también. Lo que pasa es que ahora no es necesario el cara cara porque las redes sociales y los amigos imaginarios, ahora son virtuales, y acaban teniendo poder sobre el crédulo.

      Un abrazote

      Eliminar
  12. Qué fuerte. Qué pena que las redes de Internet sean el paraíso de los depredadores sexuales.

    La realidad es terrible. Tremendo caso el de tu narración. Muy bien escrito, como todo lo tuyo.

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un caso extremo, pero el anonimato de la red sí favorece la depredación. Gracias, Ana

      Un abrazo y feliz día

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.