jueves, 18 de junio de 2020

Fragmentos de novelas, en jueves

Imagen collage Neogéminis

Siguiendo propuesta  de Neogéminis para este jueves, sobre el uso o inspiración de algún fragmento de novela, que ha tenido la paciencia de armar en un collage. He optado por el último.

Era Octubre.  Le despertó  el frío de la noche invernal, con su sonido a viento colándose entre las rendijas de las persianas y de los  ojos tibios de ella. Se puso un delantal. Era legendaria su fama de desaliñado. Y es  que, por una vez,  ahora que al fin el cartero le había comunicado la llegada de una carta para él, quería llevarle el desayuno a la cama, limpio y pulido, como el  coronel que una vez lució gallardo. Se puso a recitar el salmo que usaba para acertar el tiempo de  los huevos pasados por agua, y volvió a mirarla, allí, dormida, ajada por los verdugones de la vida y las  promesas pospuestas mil veces. El gallo, desde el corral, se dispuso a cantar, con el aliento de los últimos alimentos que los viejos escatimaron de su propia dieta. Mientras esperaba a que hirviera la infusión, sentado junto a la hornilla de barro cocido en una actitud confiada e inocente expectativa, el coronel experimentó la sensación de que nacían hongos y lirios venenosos en sus tripas.

Amaneció despacio. Sigilosamente. Casi de contrabando. Ella se desperezaba. Él se  atrevió a alzarla en sus brazos, con la poca fuerza de sus músculos gastados. María se dejó hacer, con la pregunta en su mirada y el ánimo reverdecido. Crujieron  las maderas, con tus termitas derrotadas. Se desbordaron los aromas de nostalgia, entre las paredes de azulejos desconchados. El gallo de marras apareció en la puerta del cuarto deslucido, como alarmado. Si el cartero no había errado, y era lo más probable, el coronel al fin tenía quien le escribiera.

Palabras totales: 258
Imagen de Internet


94 comentarios:

  1. Me ha parecido una propuesta genial, os sigo a casi todos los juveros y disfruto mucho con vosotros pero esta vez me parece de un ingenio enorme la idea de Neo y como la has resuelto. Abrazucos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy buena propuesta, ya lo creo. Neo las arma estupendas, ya quí se lo ha currado

      Un abrazo y muchas gracias, Ester

      Eliminar
  2. Bueno al fin obtuvo esa respuesta que tanto esperaba el Coronel.
    Me ha gustado lo del gallo, menos mal que no le mataron ajajja. El libro es muy ameno y tu texto hizo una linda versión.
    Un fuerte abrazo y muy feliz jueves.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo creo, el cartero se confundía muchas veces ¿eh?. Pero no quiero ser cruel, igual sí que había carta para el coronel, esta vez, podía acabar cobrando por los servicios en esa guerra que libró junto a tantos que siguen esperando la recompensa, una vejez tranquila.

      Un abrazo grande, Campirela

      Eliminar
  3. Me gusta el relato, felicidades.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Rafael, me alegro te gustara.

      Un abrazo y feliz tarde.

      Eliminar
  4. Un giro de guión bien acertado ;)
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si el cartero acertaba, lo que está por ver :-)

      Un beso

      Eliminar
  5. Estupendo relato. El coronel, al fin, si tenía quien le escribiera y se sintió feliz.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperanzado, porque la carta del gobierno aún no la ha recibido :-)

      Un abrazo, y a disfrutar de la tarde

      Eliminar
  6. Lleno de encanto el relato, mucha maestría en él, felicidades.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intenté emular su estilo, pero Gabo es casi inimitable

      Un abrazo, Amapola.

      Eliminar
  7. Creo que también le gustaría a García Márquez.
    Muy bueno.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Te has metido en el ambiente de la historia de ese coronel desgastado de García Márquez con el respeto y la coherencia que el atrevimiento merecía. Muchas gracias por sumarte a la propuesta Albada. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pelín temeraria, pero claro, si nadie le escribirá, el gobierno, se entiende, también era dejarlo así, como muy real.

      Un abrazo y feliz tarde

      Eliminar

  9. Gracias por apotacion en el blog
    me alegra que pases a visitarme
    cuidate mucho
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Me has recordado que El coronel no tiene quien le escriba es una de mis múltiples asignaturas pendientes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya es hora :-), te encantará, seguro.

      Un abrazo, Macondo

      Eliminar
  11. Fantástico, también os sigo siempre y desde luego lo bordas.
    Premio Pulitzer.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias. Usarlo en medio me pareció más fácil.

      Un abrazo y feliz día

      Eliminar
  12. Gabo te ha guiado muy bien y has hecho un relato digno de su fragmento.

    Un beso dulce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te agradezco el halago, inmerecido, Dulce.

      Un abrazo y a por este viernes, con ganas

      Eliminar
    2. Yo nunca halago inmerecidamente.

      Un beso dulce más y dulce fin de semana.

      Eliminar
    3. Pues muchas gracias, Dulce. Te agradezco de corazón. Feliz finde, aquí ya en la nueva normalidad, que veremos qué es :-)

      Eliminar
  13. La vida la vamos construyendo con pequeños fragmentos, y tú has construido un bonito relato con el fragmento de García Márquez, y hasta has contado las palabras para no salirte de las normas, genial.

    Besos enormes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pue sí, somos la suma de lo vivido, y de lo leído, fragmentos que se van hilvanando, a veces con malas puntadas de hilo, a veces con enorme coherencia y ritmo.

      Un abrazote grande, para este viernes, para ti.

      Eliminar
  14. Cada vez entiendo más, porque no acostumbro a escribir los jueves.
    !!!Haría el ridiculo!!!
    Enhorabuena por la propuesta y por tu relato.
    !Eres genial!.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo creo. Quien propone el tema marca lo que escribiremos los participantes. En este caso había siete opciones o fragmentos para elegir, lo que simplifica que alguno sea de tu estilo.

      Muchas gracias Juan L.. Un abrazo grande

      Eliminar
  15. Me lo he leído dos veces, y no porque no lo entendiera sino, porque me ha parecido precioso. El paso de la vida, el tiempo, la flaqueza... pero queda siempre una chispa... Y tú la has encontrado, Albada.
    Un placer, de verdad.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La chispa es la esperanza, no te quepa duda. Si has leído el libro, conoces de esa espera eterna, y yo quise poner el rayito de suerte al final.

      Muchas gracias, Mag. Un abrazo grande y a por este día, que deseo espléndido para ti.

      Eliminar
  16. Curiosamente esta fue la última obra a la que asistí antes del confinamiento, un Imanol Arias se acaba de mostrar ante mí tal te iba leyendo. Me parece precioso tu aporte, lo he disfrutado mucho, Albada.


    Mil besitos con cariño para ti ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que es la vida. El coronel ahí, en un escenario bien chico, soñando, esperando, luchando denodadamente contra el olvido y su propia memoria.

      Un abrazo y por muchas obras adaptadas como la que viste.

      Eliminar
  17. Tu relato ha sido enriquecedor a la propuesta de ese fragmento que has elegido, nada fácil y bien logrado.

    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco. Para mí es un autor de cabecera, pero a pesar de todo, no era fácil intentar emular.

      Un abrazo y por un finde estupendo

      Eliminar
  18. Una pieza preciosa, Albada, y con mucho mérito teniendo en cuenta el reto.
    Te felicito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Las esperas eternas producen helechos en las tripas, y aquí quise dar un toque de esperanza, tal vez infundada.

      Un abrazo, Ángeles

      Eliminar
  19. Realmente te felicito por como te metiste en esta novela de Gabriel García Márquez. Una zamullida genial. Gabo estaría orgulloso de ti.

    Beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es decir demasiado, pero emularle no era fácil, si bien conozco bien su obra :-)

      Un abrazo y a por este finde, con alegría y esperanzas fundadas.

      Eliminar
  20. Respuestas
    1. Sobre lo que me dices de estar cerca de México, decirte que estoy aislada en casa de mi hija y 4 nietas en Montevideo, Uruguay a 7.550 km de Mx en linea, recta. Y mi apartamento está en Tel Aviv a 3.500 km de ¿tu casa?

      Besotes

      Eliminar
    2. En España. El virus y confinamiento no fue nada dramático, afortunadamente. Un abrazo.

      Eliminar
  21. Me lo he tenido que leer dos veces porque no terminaba de entenderlo. Me ha encantado como lo has escrito, pero no te puedo aportar mucho más hoy a tu relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho poco hay que aportar, porque el fragmento en sí lo he usado en un contexto plausible. Gabo era bastante inimitable.

      Un abrazo y por un viernes con sol y ratos amables

      Eliminar
  22. Me gusta como has hilvanado este texto a partir del fragmento que escogiste, que por otro lado, creo que era de los más difíciles, por ser quien es su autor. Te ha quedado muy bien, Albada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos tiene su qué. Cortázar es muy difícil, eso seguro. Su Rayuela es el buque insignia, pero La casa tomada, por ejemplo, es un delirio magnífico, así que fácil no era tampoco :-)

      Un abrazo y muchas gracias, Carmela

      Eliminar
  23. Te felicito sinceramente por tu brillante aportación, querida amiga. El fragmento fluye, y está enlazado entre tus letras, como si de la mano de García Márquez se tratase… Y la segunda parte, es verdaderamente preciosa…

    Un placer leerte en esta noche…

    Abrazos enormes 💙

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ginebra. He intentado contextualizar el fragmento, y haber leído la novela no sé si ha sido ventaja o inconveniente. De no haberlo leído, mi imaginación habría sido más libre.

      Un abrazo y apro este día, con ganas

      Eliminar
  24. Entre fragmento y fragmento se van enlazando esta prosa donde con una cadencia y ritmo fluye como el río cuando lleva agua al mar. Me ha fascinado la manera de construir de la nada al todo. Enhorabuena, Albada.

    Abrazos y buenas noches.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De la nada no es. Porque he leído la novela. Lo que me ha limitado la imaginación, pero he podido añadir la esperanza, tal vez infundada, de la alegría última del coronel, muerto de espera. Muchas gracias, Joaquín.

      Un abrazo grande, y por un día estupendo para ti

      Eliminar
  25. Que bien lo has interpretado a "EL CORONEL NO TIENE QUIËN LE ESCRIBA":
    Me gusto, lograste continuar ese clima que Garcia Marquez le daba a su cuento.
    Felicitaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Muchas gracias. Disfruto, y creo que se nota, y Gabo es un autor favorito para mí desde los veinte años, cuando sus cien años de soledad me conquistó, sin poder dejarme ya. Le releo cada dos años más o menos, ya ves. Pero El Coronel., o Crónica de una muerte... Hojarasca, El perro azul, El general en su laberinto..toda su obra es fantástica y su estilo casi inimitable.

      Un abrazo y por un feliz día

      Eliminar
  26. Lo has ambientado muy bien y con ese final esperanzador.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperanza seguramente infundada, pero era dar un toque diferente a la novela.

      Muchas gracias. Un brazo y por un finde genial

      Eliminar
  27. Respuestas
    1. Imaginé la casucha, pero con la novela es que ya la había imaginado.

      Muchas gracias. Un abrazo

      Eliminar
  28. Excelente Albada como siempre nos tienes acostumbrados.

    Besotes al alma y feliz viernes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, pero no creas, al final escribo como sale.

      Un abrazo y feliz viernes para ti, Paula

      Eliminar
  29. Fantástico, Albada. No hubiese podido distinguir cuál es el párrafo de García Márquez si no lo hubiera visto y no lo resaltaras con la cursiva. Inmensa ternura en esta decadencia que retratas, incluso en ese amanecer que llega casi de contrabando (me encantó esto).

    Me parece realmente fantástico. Te felicito. Y me muero de envidia de lo bien que escribes, jajaja.

    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te excedes. Te agradezco pero en este caso era conocer la novela y buscar acomodo al fragmento. Emuler si estilo es lo que intenté en el segundo párrafo, pero a sabiendas de que podía chirriar.

      Un abrazo grande y muchas gracias, Alis. Por un finde excelente para ti.

      Eliminar
  30. Genial relato amiga, te has lucido con tu aportación. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Sandra. Disfrutar es el objetivo, y ese caso, siempre lo logro :-)

      Un abrazo y feliz día.

      Eliminar
  31. Con García Márquez resulta una apuesta segura.
    Me ha encantado esta selección.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es una apuesta estupenda, si bien emularlo no es tan sencillo.

      Muchas gracias. Un abrazo.

      Eliminar
  32. Una fantástica resolución del tema, me ha parecido estar de incógnito en la casa del Coronel e incluso oír el inconfundible crujir de las maderas provocado por las termitas, nos has transportado hasta allí incluso haciendo que el famoso gallo apareciera en escena.
    Te felicito con un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. El gallo lo metía sí o sí :-). Me alegro que pudieras imaginar lo que imaginaba yo.

      Un abrazo grande y feliz finde

      Eliminar
  33. me han encantado estos fragmentos y la ultima foto es super acertada y muy cierta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Es que la vi ayer en la Red y la vi tan adecuada que no me contuve, y la puse.

      Un abrazo y por una tarde estupenda.

      Eliminar
  34. Disfruto mucho de los textos con giro de tuerca y éste, extraordinariamente escrito, es uno de ellos. Felicidades Albada, chapeau.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues está por ver si ese cartero, mil veces preguntado, habrá leído bien el destinatario de la carta, espero que sí.

      Un abrazo

      Eliminar
  35. Fantástica tu aportación con ese micro con García Marquez como base sobre al que hacer tu historia, ahora ya tiene el Coronel quien le escriba.
    Te felicito muy buena, muy buena.
    Un abrazo Albada
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, dependiendo del cartero y de si en verdad llegó esa recompensa en forma de pensión a los excombatientes.

      Muchas gracias, Puri. Un abrazo y feliz tarde

      Eliminar
  36. ¡Ya lo siento, Albada! Leí el otro día tu texto y creía haberte comentado, pero parece que no lo hice. Me ha encantado leer tu relato. Es como si García Márquez reinventase la historia de su famoso coronel, pues has adecuado a la perfección el estilo y el lenguaje. De verdad que me ha encantado leerte.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Internet, que pierde cosas :-). Me alegro que te haya gustado, porque disfruto mucho escribiendo y Gabo me ha gustado y gustará siempre.

      Un abrazo, y por una tarde bonita para ti

      Eliminar
  37. Un placer leerte, hacerlo es recuperar esa sensación de sorpresa y alegría de encontrar una joya literaria buscando en una pequeña librería abarrotada de libros de segunda o tercera mano.
    transportas al lector a la situación que deseas, lo haces tomándonos de la mano y arrullándonos con tus equilibradas palabras. Felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. El fragmento era un guía importante, y había leído la novela, así que podía imaginar el contexto exacto, y lo que me atreví es a emular el estilo y a dejar caer la posibilidad de que sí hubiera llegado la carta mil veces esperada.

      Un abrazo y vamos a ir por lecturas que nos llenen, que nos alimenten.

      Eliminar
  38. Qué buen zurcido de fragmentos de los autores escogidos, para darle sustento a la novela de El coronel no tiene quien le escriba. Respecto de esta novela, Gabo contó en una entrevista, que la pensó primero como una pieza de teatro, pero después desechó la idea. El coronel es el reflejo de su abuelo, que fue actor por el partido liberal, en la última guerra civil colombiana, y estuvo en Aracataca, donde nació Gabo, a la espera de su pensión como veterano de la guerra. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ha presentado en forma de pieza teatral, como comentaban un bloguero, porque el escenario es tan reducido, que lo permite. No conocía la anécdota, pero no me sorprende, porque a través de pequeñas o grandes anécdotas de su propia vida, Gabo hacía obras de arte, encaje de bolillos en realidad. Zurcidos y remiendos de pedazos de realidad, pero cosidos con hilos de mágica seda y la habilidad de artesano, esso que, frase a frase, nos zambullen en la literatura más preciada, la que llega...y se queda.

      Un abrazo y a por una finde estupendo para ti, Carlos.

      Eliminar
  39. "Se dejó hacer" me encantó esa línea...

    linda propuesta sí, hubiese elegido la anterior porque quiero tanto a Julio... saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mujer se deja hacer, ante un coronel que en parte regresa a un estado vital perdido, y creo que merece ser alzada en volandas por la alegría o esperanza del protagonista.

      Cortázar me fascina. Me ha fascinado siempre. Su prosa es tan onírica como precisa, y leerle siempre es un gozo, que me remueve el alma, me sacude las neuronas. Se fue tan pronto que dejó un agujero en posibles textos enorme. Siendo amante de sus letras, La cas tomada, o los relatos inverosímiles de vomitonas de conejitos, son piezas como caramelos, que se puede degustar de rato en rato y nunca defraudan. Un abrazo

      Eliminar
  40. Qué bien contado¡ y qué bien transmitido¡ es curioso como podía sentir hasta el crujir de la madera...ójala esa carta fuése como él esperaba...se merecía ser feliz...
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si he conseguí que sientas en parte lo que imaginaba, es que, por un vez, supe plasmar lo que quería :-).

      Muchas gracias, Amando.. Por un finde con buenas lecturas. Yo releeré a Zafón, seguro.

      Eliminar
  41. Un relato precioso. Es cierto que todos esos libros acaban formando parte de nosotros mismos.
    Un abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos conforman la mente, creo que nos ayudan a buscar nuestra mejor versión.

      Un abrazo, y por un día bonito

      Eliminar
  42. UN CORONEL QUE REGRESA QUIZÁS AL FINAL DE SUS DÍAS, SIEMPRE ES BUENO UN PEQUEÑO REGRESO A LO QUE REALMENTE NOS VUELVE A LA VIDA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para el coronel, fue un renacer, la esperanza de recuperar la fe. En la novela no llegan a escribirle, pero aquí me dí la licencia, para iluminar su vejez.

      Un abrazo y feliz día

      Eliminar
  43. Ese cartel es una amenaza, y es así, para que negarlo, somos lo que leemos y lo que hemos vivido, lo que nos ha marcado, lo que no hemos hecho, lo que hemos soñado. Y a ese coronel que no tiene quién le escriba. Una escena con cadencia, con significado, sencilla, humana, llena de cariño, entrañable, y ese retazo de Marquez. Gracias. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La imagen del final me pareció cierta. Somos lo vivido, por supuesto, pero lo leído también. Díme a quiénes lees y te diré quién eres :-)

      El fragmento del coronel pretendí usarlo con coherencia. Un abrazo y feliz finde

      Eliminar
  44. Muy bueno! Somos aquello que hemos vivido... también entre líneas.

    Felicidades, gran trabajo.

    ResponderEliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.