viernes, 5 de junio de 2020

Abuelapluma, por Flor.

Imagen de Flor

Es un poco largo pero es un cuento precioso de Flor, quien ha tenido la gentileza de dedicármelo. Espero que os guste leerlo tanto como a mí.

Estaba en la última hora de mi clase de arqueología, cuando una llamada inesperada, de un antiguo compañero de universidad, me llamó algo preocupado. Me puse al teléfono. Lucas me contaba el motivo de su llamada.
— ¡Querida amiga!, te llamo para comunicarte que desde hace unos meses viene acaeciendo un extraño misterio en la biblioteca de mi ciudad, y que poco a poco parece que se está extendiendo a otras muchas bibliotecas de todo el país. Mucho me extraña que no pase lo mismo en las bibliotecas de tu ciudad, por eso te ruego que te reúnas conmigo lo antes posible, para resolver este misterio que nos tiene angustiados a toda la comunidad de las letras y el saber.

Cuatro días más tarde, me embarqué con destino a “Grinchotigualpas*” una pequeña aldea Azteca, que por no estar, no constaba en ningún mapa conocido. Cuando llegué al aeropuerto, mi amigo Lucas me estaba esperando, sofocado y con cara de angustia. Tomamos un taxi y nos dirigimos a su casa, ya que se brindó para que me quedase en su hogar, con su familia.

Lo primero que visitamos fue la biblioteca, y pude comprobar, de primera mano, lo que Lucas me contó durante la cena. Las primeras páginas parecían normales, pero poco después, vi que lo que decía Lucas era verdad. Muchas de las palabras no tenían tildes ni puntuación alguna. Cuando llegué al final del libro, era como si hubiesen desaparecido todas las palabras,  incluso frases enteras.
                                   
Nos pusimos manos a la obra, y hablamos con expertos en dicha materia, y casi todos decían que era cosa de un malvado encantamiento de esa aldea. Los viejos lugareños que, en tiempos ancestrales, hubo un viejo hechicero llamado “Mojoliquen”* , quien odiaba a todo aquel que dudase de su magia y su poder a la hora de invocar a los dioses. En una ocasión, ofreció al gran volcán un sacrificio, tirar a  “Abuelapluma”. Era una anciana santera buena, que usaba su magia para hacer el bien y ayudar a todo aquel que necesitase de su ayuda. Curaba a los lugareños de las maldiciones del malvado hechicero. Cuando la anciana cayó al volcán, su último pensamiento fue convertirse en una lechuza blanca albina, y su deseo se vio cumplido.  Salió volando, y jamás se supo de ella. 
El  hechicero iba perdiendo su poder,  porque los lugareños se juntaban en noches de luna nueva, y, a escondidas, leían libros, de otras culturas y civilizaciones, porque  querían saber y aprender de lo que ponían en los libros de historia etc., Cuando un día Mojoliquen los descubrió,  quemó todos los libros que había en el poblado,  para que nadie leyese nunca más, ni supieran más que él. Hizo una gran sopa de letras,  comiéndose  así todas las tildes y signos de puntuación, y las exclamaciones, hasta que finalmente desaparecían los libros, y hasta las palabras. Lo malo fue que esas huidas se extendieron como una plaga. Y así fue como un conjuro,  poco a poco, hacía que  las tildes de todos los libros de mundo, y muchas palabras, fueran desapareciendo, dejando las bibliotecas con los libros en blanco, o sin títulos, o sin el nombre de los escritores. Mientras esto sucedía, una gran nube de letras salía de las ventanas de las bibliotecas, las escuelas y universidades. De todas partes del planeta, palabras, tildes, y hasta frases enteras se  arremolinaban como una gran bandada de pájaros volando, en una misma dirección.

Una tarde, en el alféizar de mi ventana, por donde miraba la calle, se posó una hermosa lechuza, con una pluma en el pico. Me miró fijamente, como si quisiera hablarme. Entró en mi habitación y revoloteó por la estancia, buscando lo que parecía un papel. En vista de aquel extraño acontecimiento, llamé a mi colega Lucas, quien  se quedó asombrado. Acerqué un folio, y la lechuza se posó sobre la mesa y escribió una extraña frase “Noblezamandarínlordmagnate*. Una vez escrito esto, la lechuza se transformó en un ser humano, volviendo a su estado original , y tosiendo, por las plumas que expulsaba de su boca , nos pidió un poco de agua porque estaba sedienta del largo viaje. Una vez que saciada su sed, se presentó diciendo:
—Soy la última descendiente de “Abuelapluma” y en vista de lo que está pasando en todo el mundo, he venido a ayudaros para terminar con este maldito y malvado hechicero. Con la ayuda de Abuelapluma, y un viejo libro en blanco, con unas palabras en un idioma desconocido para Lucas y para mí, convirtió el libro en una especie de “Caja de pandora” pero con la diferencia de este libro, al abrirlo, dejaba ir un potente tornado que se tragaba todo lo que había a su alrededor durante unos instantes. Pasados cinco segundos, este libro se volvía a cerrar, para no abrirse jamás.

Escogimos la primera noche de luna nueva, para reunirnos en un claro del bosque. Hicimos una pequeña hoguera, y dejamos a la vista el libro que se titulaba “El libro de la Sabiduría”. Esperamos ver al hechicero, quien no tardó en aparecer. Al ver el libro, se le iluminaron los ojos, ya que jamás había visto un libro igual, lo cogió y lo abrió. Las letras que vio  eran unas letras hipnóticas que, poco a poco, poseían al lector. De pronto se oyó un gran estruendo, acompañado de un gran trueno, el cielo se hizo una luz blanca y brillante poco después. El hechicero fue engullido por un gran tornado, mientras nosotros estábamos fuertemente agarrados a los árboles, para no ser arrastrados por los vientos, hasta que el libro se cerró definitivamente. Cuando llegó la calma cogimos el libro y fuimos a ofrecérselo al gran volcán. Una vez allí, Abuelapluma dijo unas palabras y tiró el libro al volcán mientras recitaba un conjuro eterno, que no se rompería jamás. Acababa así:
 _¡¡Que todas las letras vuelvan a su sitio original!.

Poco a poco las letras empezaron a salir de lo más profundo del volcán, y salieron volando como si fuesen pájaros en manada, unas colocándose en los libros que estaban en blanco, y otras conformando libros nuevos, sustituyendo a los  quemados por el hechicero. Una vez que el hechicero hubo desaparecido, llegó la hora de despedirnos de nuestra gran amiga Abuelapluma, que una vez más se convirtió en una bella lechuza blanca y desapareció en la oscuridad de la noche. FIN

Quiero dedicar este humilde y sincero homenaje a mi buena amiga Abuelapluma (Albada Dos)   particular.

41 comentarios:

  1. Bonito y bien merecido homenaje el que te ha hecho nuestra querida Flor.
    Un beso para ambas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la verdad es que es un cuento muy original, me encantó

      Un beso

      Eliminar
  2. Lo acabo de leer en su casa, y me ha encantado. Desbordante y maravillosa su imaginación.
    Bonito y merecido homenaje.
    Abrazos para ambas 💙💙

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de uan imaginación prodigiosa. Mientras leía, me iba imaginando, y e sun cuento estupendo.

      Muchas gracias, de parte de ambas.

      Eliminar
  3. Me encanto, pero mira si fui torpe que no pensé que eras tú, ahí me alegro mucho más todavía , precioso cuento de nuestra linda Flor ..
    Abrazos amigas !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que PD no la leí al principio, así que para nada me di por aludida, ya ves :-)

      Muchas gracias. Flor es un encanto, la verdad. Un abrazo

      Eliminar
  4. Flor tiene mucha imaginación que sabe bien como llevar a las letras y te ha brindado un bonito y creativo regalo. Felicidades para ambas.

    Besos dulces y dulce fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido un regalazo, un detalle más que generoso, es cierto.

      Un abrazo y por un finde sensacional.

      Eliminar
  5. Pero qué bonito!!! Si es que nuestra Flor es así de ingeniosa y generosa. Me alegro mucho, chicas. Mis felicitaciones para las dos.

    Mil besitos con cariño para cada una ♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es genorosa, y una bloguera excelente. Gracias de parte de ambas.

      Un abrazo, y por un día bonito para ti

      Eliminar
  6. Flor siempre tiene esos detalles. Es una gan persona

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como se nota que no me conoces , por que si no ya verías , jajajajaja

      Eliminar
    2. Lo es, seguro. De hecho que pensara en mí me hace gracias, porque tal vez sólo en un para de ocasiones le he recordado tildes ausentes :-)

      Un abrazo, Buscador

      Eliminar
  7. Ay paisana.... Si lo llego a saber , te hago el relato en 80 entregas , para que estés 2 años leyendo , para cuando termines tangas canas y dentadura postiza , jajajajaja.... ( Bromas aparte)
    La verdad es que tienes razón me salio un poco largo , ya que no sabía como leñes cargarme al malvado hechicero , en fin que alegro de que lo hayas disfrutado y lo mejor de todo es que nuestros amigos se diviertan leyéndolo , y ya no me enrollo más por que no me gusta ser el foco de atención , me voy a mi macetero a disfrutar de esta linda tarde de viernes , te deseo un feliz fin de semana besos de flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, es que no era fácil matar al hechicero. Necesariamente el cuento requiere su extensión, así que no sufras :-)

      Por el macetero, un abrazo grande, flor de pitiminí

      Eliminar
  8. HERMOSISIMO REGALO,RELATO,HOMENAJE!
    BESOS A LAS DOS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un apasada, es verdad, un cuento estupendo.

      Un abrazo grande y gracias de parte de ambas

      Eliminar
  9. Atenea siempre aparece donde hay sabiduría... Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya lo creo, se llame abuelapluma o Atenea :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  10. lo leí anoche, está genial! flor es muy divertida, a mí también me sorprendió con un post dedicado no hace mucho. ^_^
    en cuanto a los acentos, en catalán no sólo tenéis el acento agudo (´), sino también el acento grave (`).
    abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En catalán hay dos, es verdad, lo que complica un poco. Flor es un personaje que se hace querer, y es generosa, como dices, porque ya leí el dedicado ati, y también es muy bueno.

      Un abrazo y feliz finde, Chema

      Eliminar
  11. Es precioso el cuento y el detalle, las dos sois geniales, me gusta mucho cuando un blog habla de otro. Felicidades a ambas y un solo abrazo para repartir jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, es bonito que se reconozca a otro bloguero, nunca como rivales, sino como cómplices.

      Un abrazo, Ester

      Eliminar
  12. Muy bonito el cuento, pero aunque te parezca mentira lo de las tildes no es un cuento, es realidad y lo siento mucho, no podía imaginar que mi búsqueda de tildes iba a organizar semejante jaleo.
    Todo esto es como consecuencia de mi búsqueda de tildes, post que escribí en el 2006, aquí tienes la explicación de esa falta de signos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaj, muy bueno tu post explicativo de por qué alguna tildes se pierden :-) No pude comentar en tu blog, pero me encantó.

      Un abrazo y muchas gracias por tu lectura

      Eliminar
  13. He visto la entrada de Flor y me ha gustado muchísimo el esfuerzo que pone para hacer relatos.Creo que tiene muchas oportunidades de ser una buena escritora.Se lo he dejado en su blog.Me alegra saber que os ayudáis y el detalle de publicar su entrada te hace más generosa!!
    Besucos a las dos.Y a seguir con los relatos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, es que es un detallazo hacia mí, que alguna vez, un par, le he comentado alguna tilde ausente, pero nunca con mala intención :-)

      Un abrazo, Gó. Feliz sábado

      Eliminar
  14. Tiene una imaginación desbordante y ha tenido la suerte de topar contigo pulir sus escritos. Enhorabuena a las dos por el resultado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hizo ilusión, es de una imaginación prodigiosa, y es un precioso detalle por su parte.

      Gracias, de parte de ambas. Un abrazo garnde

      Eliminar
  15. que post mas bonito y diferente, me ha encantado!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es tan diferente, porque no es de mi autoría, sino de una bloguera amiga, que ha tenido la gentileza de dedicármelo, pero te lo agradezco igual.

      Un abrazo

      Eliminar
  16. Lo acabo de leer en la entrada de Flor y me ha impresionado su imaginación.
    Seguro que estarás contenta con la dedicatoria.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy muy contenta, es verdad. Es un cuento precioso. Un abrazo, y felzi domingo

      Eliminar
  17. Acabo de leerlo ahí y me ha encantado. Primero pensé que se trataba de un juego al ver la imagen repetida en mi lista de lectura, pero al leerla, me he dado cuenta del rendido homenaje que te ha hecho. Merecido y agradecido, sin duda alguna.
    Qué maravilloso es poder compartir cosas, ayudarse, trabajar en equipo... porque eso enriquece siempre a ambas partes.
    Un beso enorme :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy bonito que estas relaciones virtuales de compañerismo sean reales, y Flor es una bloguera imagnativa, a la vista está, y muy buen gente.

      Muchas gracias. Un abrazo, y por un día estupendo para ti

      Eliminar
  18. Me encantó. Una preciosidad este racconto. Lleva razón la autora. No son pocos los autores que escriben sin tildes, sin puntos ni comas. Lo cual dificulta comprender aquello que pretendían expresar. Y bué, se transforman en otro texto imposible de ser abordado. Felicitaciones y cordiales saludos .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, es un cuento escrito por Flor, que alguna vez le dije que hay ausencia de tildes que me hieren la vista ;-).

      Gracias, de parte de ambas. Un abrazo

      Eliminar
  19. Es precioso el regalo y un gran detalle.
    Besitos y buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un detalle excelente, que dice mucho de quien lo hace, Flor.

      Un abrazo, y vamos a por un día genial

      Eliminar
  20. Aplausos para Flor.
    ¡Qué linda alma!!! Un detallazo, Alabada.
    Sois geniales las dos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un detallazo, ya lo creo. Con su imaginación, ha construido un cuento precioso.

      Un abrazo, y gracais, de parte de ambas

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.