viernes, 27 de abril de 2018

Presa y jauría

Foto de El Español


Un cervatillo era ignorante de la manada de cazadores que estaban al acecho. Cuando la agredieron, entre los cinco, tapándole la boca para que no gritara, la sentencia estaba escrita.

Cinco machotes y la cierva, ellos disfrutando con penetraciones variadas, podían ser confundidos con integrantes de una bacanal. Ella se había dejado hacer, presa de estupor, consciente de que entre los cinco, podía salir malparada.

La lectura de este cuento es doble. Por un lado, que los cazadores tienen derecho de caza, por ser hombres, y ya que el coto no tiene veda ni fronteras. Por otro lado la conclusión es que las cervatillas no deben salir de casa a ciertas horas, porque hay manadas de depredadores sexuales sueltas. Ambas lecturas mí me dan asco


Sé que es un tema de la actualidad, y siempre que puedo intento usar metáforas para alejar mis textos de la realidad literal. En este caso me ha sido difícil, por lo que la imagen usada, y el propio texto, se aleja poco de la pesadilla que vivió esa y otras mujeres


22 comentarios:

  1. Me remito a la entrada que acabo de subir.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya vi tu post. Somos borregos, pero sólo hasta ciertos limites. Tremendo.

      Besos

      Eliminar
  2. Ante este tipo de barbarie no hay metáfora que valga. Es una atrocidad abominable. Se ha llegado a un punto en el que parece haber un manual de actos y situaciones para justificar una violación. Es a la víctima a la que se juzga, en la que recae el peso de la demostración de inocencia, recriminando incluso, sus actos posteriores a dicha barbarie. Me parece asqueroso que, ante el temor de las consecuencias de esos… (iba a decir animales, pero los animales merecen un respeto, estos son de otra estirpe) y el estado en el que se encontraba, aún tengan los santos cojones de decir que no opuso resistencia.

    Rabia e impotencia. Me aúno a tu grito, querida amiga.

    Bsoss enormes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pensé en mi hermana, quien tiene dos hijas, una de 21 y otra de 18. Pensé que a una hija le pasaste eso, ser cazada por cinco lobos, y que se cuestionara a mi hija. Infame actuación de la justicia, o mejor, de unos jueces que viven fuera de la realidad.

      Un beso grande. Feliz viernes

      Eliminar
  3. ¿Qué se puede decir? Gracias por el texto: nos hace falta a todas, creo, procesar esto, hablar de esto, crear con esto, porque si no, el veneno corroe; al menos es lo que yo siento en mi caso.
    Coincidimos en el asco. Siento también vergüenza de no haber sido capaces, como cultura, de terminar con este "derecho de caza". Ginebra Blonde dice que se une a tu grito y yo pienso que sí, es justo eso en lo que estamos tantas en este momento: en un grito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un clamor. Ayer por la tarde parece que se ha propuesto modificar la ley que diferencia el abuso de la violación. El clamor en la calle no cambia sentencias pero puede variar las leyes en las que se apoyan. La sociedad sigue siendo machista, en eso se ha de trabajar mucho todavía.

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Es un tema que produce algo más que indignación y asco.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Implica reflexión además, porque no parece normal que la mujer siga teniendo que tener cuidado cuando sale de noche, por ejemplo, cuando la mitad de la población es mujer.

      Poco a poco, imagino que iremos cambiando, para bien, en la consideración de ser humano por encima del género. Ojalá. Un beso

      Eliminar
  5. Impotencia ante tamaña aberración de los jueces, en el lateral de mi blog he puesto una viñeta que responde a la justicia. Un abrazo y mucha rabia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora lo miro. La impotencia y la rabia es lo que era un clamor en las calles. Las jóvenes están muy motivadas en sus movilizaciones por tener el papel que hemos de tener. A ver si sirve para algo

      Un abrazo y feliz sábado

      Eliminar
  6. Varias cosas.
    Primera, hubo violación.
    Segunda, espero que en instancias superiores los condenen por violación.
    Tercera, hay que limpiar la justicia, y no sólo por este caso, tenemos una justicia que da miedo.
    Cuarta, las asociaciones de jueces mejor estarían calladitas... para cuando un control psicológico de los jueces?, y de carácter anual, no podemos dejar la justicia en manos de gente que no está a la altura.
    Quinta, uno de los procesados es militar, otro guardia civil.... esto me huele muy mal.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay dos cosas que me dejaron los pelos de punta. Los wasaps previos ( Llegamos burundanga, tengo Rohipnoles muy baratos. Para las violaciones) que no deja duda de la intención. Y la otra cuestión es que los jueces vivieron muy mal que se les cuestionara. Qué creen. que sus sentencias son dogmas de fe, que están por encima del resto de los mortales o qué.

      Eso de dos acusados con sus oficios suena mal, realmente, un asco. Un beso

      Eliminar
  7. Si algún día el padre o el hermano de esa criatura se encuentra a uno de esos animales por la calle con la sentencia cumplida y se lo lleva por delante, se pasará el resto de su vida en la cárcel. ¿Llegará algún día en que los ciudadanos se sientan representados con sus políticos y amparados por sus jueces? ¡Qué asco!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los ciudadanos ya no creemos en la justicia, y eso es muy grave. Siempre habrá delitos, pero impresiona que no confiemos en los jueces. Hay un abismo entre ellos y el pueblo, y eso es muy preocuppante

      Un abrazo

      Eliminar
  8. Estoy muy de acuerdo con tu entrada, también con los comentarios que he leído. No hace falta añadir ni una coma.
    Gracias por esta muestra de ética y solidaridad, es lo que precisa la actual sociedad nuestra.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos estamos procesando el tema. Primero que la mujer haya de demostrar la violación, y luego que la ley proteja al agresor y no a la víctima. Es tremendo.

      Gracias por tu lectura. Un abrazo

      Eliminar
  9. Es indignante, a veces me da la impresión de que no existe la justicia, y siento impotencia ante ello, me faltan palabras para definir.

    Más besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la justicia se ha alejado de la ciudadanía. Pienso en un yerno ilustre, por ejemplo, o en un violador confeso que sale de la cárcel para volver a violar. En mi opinión, los jueces deberían escuchar a la calle, por supuesto con las leyes en la mano, y dejar de creerse estrellas de rock

      Un beso grande, dulce María

      Eliminar
  10. Si a la hija de alguno de esos jueces le hubiese pasado exactamente lo mismo... ¿Pensaría igual, que no hubo violación?
    Te dejo un abrazo, Albada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Les falta empatía, no saben ponerse en el lugar de la víctima, en este caso de los padres de la chica. Justo dieciocho años tenía y estará marcada de por vida, así que sólo con ponerse en el lugar de los padres por un minuto, verían que la joven fue violada.

      Es un tema que nos afecta a todos, no sólo a las mujeres. Una pena. Un abrazo Julio David

      Eliminar
  11. Estoy de acuerdo con tu texto. Además esta manada iban a la caza y esa es su misión a cualquier fiesta que asistían iban con la idea de violar o ultrajar a una mujer. En cuanto a esos militares que hacen en una manada así. ¿Ellos no están para mantener el orden y la injusticia? Sobre la justicia e avergüenzo de que no se reciclen y no escuchen al pueblo. Mientras tengamos a jueces como este que vió abuso donde hay violación no estamos protegidas las mujeres. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no tienen en cuenta los wasaps previos, de cacería, donde hablan de violaciones, y si una mujer es drogada antes, para disfrute de una manada, pues vamos mal

      La opción ante cinco parece que ha de ser heroica defensa. Es lamentable. Un abrazo

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.