lunes, 30 de abril de 2018

Amanecer junto a tu boca



Siembro el amanecer, 
a la sombra del lunar 
que engalana nuestras noches. 

Midiendo la distancia 
entre mi sed y tu boca,
entre bromas, y dos risas

Cosecho tu canto 
en desbandada, 
y tus manos como alondras. 

El suave alunizaje de tus dedos
despertando el horizonte .
de mi cintura en carne viva

Muelo las espigas de tu cereal
de miel y albahaca cuando me besas, 
en ese echar el vuelo de gaviota. 

El ave de las olas
se acicala de luces
revoltosas y huidizas

Amaso luego la harina de tu trigo,
con mis manos, como remos de otras olas, 
caprichosas, alocadas, 
sorprendidas, imprecisas y dichosas.   

16 comentarios:

  1. Que preciosura como diria una amiga, "a la sombra de un lunar" ya promete belleza de versos y lo son. Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una figura, como lees, y hay un lugar, de Luna y miel, donde encuentro el oasis de besos con mar y risas. A veces es bueno explicitar lo evidente y no darlo por hecho.

      Gracias. Un abrazo

      Eliminar
  2. Poesía pura. Bellas imágenes que trascienden de lo lírico y conforman un bello cuadro de amor y pasión, tamizado por la belleza de sensibles metáforas.
    Conocía la verdad sin tapujos de tu prosa, pero este poema, nos dice que tu poesía no ha nacido en vano.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caray, me dejas sorprendida. Las alegorías en demasía me cansan, la verdad, por eso echo mano de la figura del pan, tan prosaico como necesario para navegar.

      Muchas gracias. Besos

      Eliminar
  3. Que belleza la coincidencia de tu sed con su boca.
    Muy lindos versos!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincidir es la clave, así se acopla la mano con la piel, la boca con la risa, la noche con la luna.

      Gracias. Un beso

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Muy ligero. Cómo salió, claro.

      Gracias Alfred. Un beso

      Eliminar
  5. Bonito poema, y la imagen espectacular.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La imagen es de un amanecer compartido, por supuesto, ante un mar que es el mío, y ahora el suyo

      Un saludo

      Eliminar
  6. Vayaaaaaaaaaaa poemazoooooooooooooooooo

    Bravo!!!
    Es muy, muy, muy bueno!!!
    Te felicito.

    Aplauso y beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me sonrojas amigo Toro. Salió una mañana, después de risas y besos, y lo dejé salir tal cual iba poniendo las palabras, así que calidad no sé, pero espontaneidad un rato largo :-)

      Un beso

      Eliminar
  7. ¡Olé tu menda! Precioso poema.
    Gracias, Aldaba.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Todo es posible cuando quien está al lado es un verdadero compañero.

      Un abrazo

      Eliminar
  8. La imagen es preciosa, no sé si será de tu autoría, y la verdad es que te ha inspirado unos bellísimos versos que degustar, leer y volver a leer, porque has sembrado con ellos el brillo y la luz en nuestras pupilas.

    ¡Qué hermosura!

    Un placer disfrutar de tu entrada en este Sábado, aunque vaya atrasada, pero no importa, prefiero ir sin prisas, y disfrutando de cada página del libro de tu blog, como bien se merece.

    Besos enormes y feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La imagen es compartida por el autor físico y lo que me supone tenerle a mi lado. Me alegra que te guste pasear por mi blog sin prisas.

      Es la meta de entrar en los blogs, creo:-). Un beso enorme Dulce María

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.